SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.21 número2EFECTOS PROGRESIVOS DE LA DIABETES MELLITUS EN LA PIEL DE RATADAÑO TESTICULAR EN EL RATÓN OCASIONADO POR MALATHION índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


International Journal of Morphology

versión On-line ISSN 0717-9502

Int. J. Morphol. v.21 n.2 Temuco  2003

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95022003000200009 

Int. J. Morphol., 21(2):149-153, 2003.

ANÁLISIS DE LA ESTABILIDAD ORTOSTÁTICA CRÁNEOCERVICAL
EN ADULTOS JÓVENES MAPUCHES

ANALYSIS OF THE CRANEOFACIAL ORTHOSTATICAL STABILITY IN MAPUCHE YOUNG ADULTS

Jorge Henríquez; Ramón Fuentes; Paulo Sandoval & Alejandra Muñoz 

RESUMEN: En la función del sistema cráneomandibular se reconoce como un factor importante la postura de la cabeza sobre la columna cervical. La estabilidad ortostática del cráneo sobre la columna cervical permite un correcto funcionamiento de este sistema.

En un estudio anatomorradiológico de casos, se evaluó la estabilidad ortostática cráneocervical de 45 adultos jóvenes de sexo masculino del grupo étnico mapuche. El análisis se realizó a través de telerradiografías, utilizando el cefalograma de Rocabado para evaluar la posición del triángulo hioídeo, el ángulo posteroinferior y el espacio C0-C1. La curvatura cervical se evaluó con la técnica de Penning.

En el análisis del ángulo posteroinferior, la media fue de 91.2 ± 7.4 mm, encontrándose bajo el rango normal, en la distancia C0-C1 la media fue de 9.5 ± 3.4 mm, levemente superior al rango normal. En el triángulo hioídeo, en 27casos (60,0%) se observó este parámetro normal. La medición de la curvatura de la columna cervical arrojó un porcentaje de alteración de 80,0% y sólo el 20% restante fue normal. Se encontró que el ángulo pósteroinferior no es necesariamente una medida complementaria con el espacio CO-C1 para determinar la posición del cráneo sobre la columna cervical.

Existen diferencias morfológicas importantes en los valores promedios de las variables estudiadas, comparado con los parámetros normales del cefalograma descrito por Rocabado y con los valores promedios de individuos no mapuche. Nuestros resultados son complementarios con estudios realizados por otros investigadores que han señalado diferencias morfológicas de la etnia mapuche.

PALABRAS CLAVE: 1. Alteraciones cráneocervicales. 2. Columna cervical. 3.Mapuche. 


INTRODUCCIÓN

En la función del sistema cráneomandibular (SCM) se reconoce como un factor importante la postura de la cabeza sobre la columna cervical. Esta estabilidad ortostática del cráneo sobre la columna cervical permite un correcto funcionamiento del SCM. Alteraciones de la columna, influyen en la biomecánica del SCM. Esto reafirma la importancia de manejar ampliamente elementos de juicio y exámenes objetivos que permitan una correcta evaluación de la postura de la cabeza, especialmente aplicables en el análisis de pacientes con disfunciones craneomandibulares (DCM), pues las alteraciones de la estabilidad ortostática del cráneo sobre la columna cervical son factores asociados que con frecuencia se encuentran en pacientes que presentan esta patología. Huggare & Raustia (1992) señalan la influencia recíproca entre las estructuras del sistema estomatognático (SE) y la postura de cabeza y cuello. Makofsky (1992) y Huggare & Raustia plantearon que existe una relación entre DCM y la postura de cabeza y cuello. Rocabado (1984) señaló la poca atención que se le da a la evaluación de la estabilidad ortostática del cráneo sobre la columna cervical en los pacientes adultos y niños disfuncionados.

Este planteamiento tiene su base en que estas alteraciones posturales del cuarto superior afectan al SCM en su componente oclusal (estabilidad oclusal, espacio de inoclusión fisiológica), componente muscular (posiciones mandibulares, trayectoria de cierre muscular) y en la articulación temporomandibular (centricidad y dinámica), produciendo desplazamientos biomecánicos. Cuando la cabeza adopta una posición de rotación posterior con anteproyección, la mandíbula es desplazada posterior a su posición normal. Cuando la cabeza adopta una posición de rotación anterior, la mandíbula se desplaza anteriormente. En ambas situaciones, los contactos dentarios entre maxila y mandíbula se ven afectados seriamente (inestabilidad oclusal, bruxismo) produciéndose sendas alteraciones en los patrones musculares y en las posiciones de las ATM.

La evaluación de la postura puede ser realizada clínicamente o por métodos radiográficos. La técnica descrita por Rocabado, evalúa la estabilidad del cráneo sobre la columna cervical a través del análisis de cuatro parámetros: la medición del ángulo pósteroinferior (formado por el plano de McGregor y el plano odontoídeo), el espacio C0-C1 y el triángulo hioídeo. La curvatura cervical se evaluó a través de la técnica descrita por Penning (1968). Las ventajas de este método son: la técnica radiográfica es sencilla y los puntos cefalométricos que utiliza el cefalograma de esta telerradiografía lateral de cabeza y cuello son identificados claramente.

Fuentes et al. (1996) realizaron un estudio radiológico craneocervical en 60 estudiantes de la Universidad de La Frontera encontrando alteración de la curvatura cervical en 70,0% de los sujetos (cifótica 35,0%, rectificada 33.3%, lordótica 1.7%), 68,0% presentaban alteración en el triángulo hioídeo (en el plano 31.7%, invertido en 37,0%), la distancia C0-C1 estaba alterada en 48,0% (15% menor de 4 mm y sobre 9 mm en 33,0% de los casos) También observaron alteraciones del ángulo posteroinferior en el 40,0% (menor de 96 en 30,0% y sobre 106 en 10% de los casos). Concluyeron que existe un alto porcentaje de alteración en la estabilidad ortostática de la región cráneocervical.

Diversos trabajos han sido realizados en individuos de la etnia mapuche, por autores como Molina (1776), Guevara (1898,1927) Muñoz Ribbeck (1938) Barrientos (1942) Henckel (1948, 1958); del Sol & Henríquez (1987), evidenciando variaciones morfológicas significativas con otros grupos étnicos.

Debido a lo ya señalado, hemos considerado importante realizar un estudio del análisis de la estabilidad ortostática craneocervical, para verificar si existen diferencias en los jóvenes mapuches en relación a otros grupos estudiados.

MATERIAL Y MÉTODO

El estudio anatomorradiológico se realizó en 45 adultos jóvenes, con edades entre 18 y 24 años, de sexo masculino del grupo étnico mapuche, seleccionados de una institución estatal. Se definió como individuo mapuche quien tenía: sus padres con dos apellidos mapuches y se identificaban como pertenecientes al grupo étnico mapuche.

Todos los jóvenes participaron de manera voluntaria en el estudio, ninguno de ellos presentaba disfunción cráneomandibular ni cráneocervical. A cada uno de ellos se les tomó una telerradiografía lateral de cabeza y cuello según la técnica de Rocabado. Posteriormente, se realizó el estudio cefalométrico (Rx) para evaluar la posición del triángulo hioídeo, el ángulo posteroinferior y el espacio C0-C1. La curvatura cervical se evaluó a través de la técnica de Penning.

Puntos y Definiciones.

OA : Distancia entre la base del hueso occipital y el arco posterior del atlas.
AA : Punto más anterior del arco anterior del atlas.
C3 : Angulos anterior e inferior del cuerpo de la tercera vértebra cervical.
H : (Hyoidale). El punto más anterior y superior del cuerpo del hueso hioides.
ENP : (Espina nasal posterior):Punto más posterior del paladar duro.
RGn :(Retrognation). Punto más posterior e inferior de la sínfisis mandibular, determinado por la bisectriz al margen posterior e inferior de la sínfisis o el punto más cercano desde el hueso hioides al margen posterior de la sínfisis mentoniana.
MGP : (Plano de McGregor): Trazo que va desde ENP a la base del occipital.
OP :(Plano odontoídeo). Línea que une el margen anteroinferior del cuerpo del axis, al ápice del proceso odontoides.
PH :(Plano hioídeo). Plano formado desde H y la tangente a los cuernos posteriores del hueso hioides.

El análisis cefalométrico tuvo por finalidad estudiar el triángulo hioídeo, el ángulo póstero-inferior y la distancia entre el occipital y el arco posterior del atlas. (C0-C1). (Fig 1).


Fig. 1. Análisis cefalométrico del cráneo y región hiodea, según técnica de Rocabado (1984)

Triángulo hioídeo. El trazado hioídeo emplea planos entre la columna cervical y la sínfisis mentoniana. Se forma un triángulo al unir los puntos cefalométricos de retrognation (RGn), hyoidale (H) y la tercera vértebra cervical (C3). El análisis del triángulo hioídeo entrega la posición del hioides en tres direcciones, sin necesidad de utilizar referencias de planos craneales. Pequeñas variaciones de la posición craneal inducen discrepancias importantes en esos planos, que pueden provocar errores en la medición de la posición del hioides; esto es obviado al utilizar el método del triángulo hioídeo.

Ángulo pósteroinferior. (API) Posiciones cráneo-vertebrales son evaluadas utilizando el ángulo pósteroinferior producido por la intersección del plano de McGregor (MGP) y plano odontoídeo (OP). Este ángulo tiene un promedio de 101 y puede variar tanto en rotación posterior (extensión) de cráneo o rotación anterior (flexión).

Distancia C0-C1. Es la distancia entre el occipital y el arco posterior del atlas, siendo el promedio de 4 a 9 mm.Fig. 1.

Medición de la profundidad de la columna cervical. Se traza una línea tangente entre el margen pósterosuperior del ápice del proceso odontoides de la segunda vértebra cervical y el punto pósteroinferior del cuerpo de la séptima vértebra cervical. En el punto medio de la cuarta vértebra cervical se trazó una línea perpendicular a la tangente antes descrita y se midió la extensión de esta línea recta. La profundidad normal esperada es de 10 ± 2 mm, considerándose rectificada al medir menos de 8 mm, cifótica cuando los valores son expresados en cifras negativas (<1) y lordótica cuando los valores son mayores a 12 mm. Fig. 2.


Fig. 2. Medición de la profundidad de la columna cervical, según técnica de Penning (1968).

Análisis Estadístico. El análisis estadístico de las variables fue realizado con el Software Stata 6.0. Se realizó un análisis descriptivo exploratorio de los datos. Para las variables cualitativas se usaron las pruebas de significación y Fisher y según correspondiera para las variables cuantitativas se usó el test para varianzas iguales y distintas. El nivel de significación utilizado en todas las pruebas estadísticas fue de 5.0%.

RESULTADOS

El API normal tiene un rango que fluctúa entre los 96 y 106 siendo el promedio en el grupo estudiado de 91,2 ± 7,4. Fue posible observar un API menor de 96, en 32 casos (71,1%), entre 96 - 106 en 12 casos (26,7%) y mayor de 106 en sólo un caso (2,2%).

En la evaluación del espacio C0-C1, cuyos valores normales varían entre 4 y 9 mm, observamos una media de 9,5 ± 3,4mm en el grupo mapuche; en 23 casos (51,1%) fue mayor de 9 mm; en 20 casos (44,4%) valores eran entre 4 y 9 mm; y sólo dos casos (8,6%), hubo valores menores de 4 mm.

En la evaluación del triángulo hioídeo se observó normalidad en 27 casos (60,0%) y alteración en 18 casos (40,0 %). De estos 13 casos (28,8%) en el plano y en 5 casos (11,2%) era invertido.

En la evaluación de la columna cervical observamos en 26 casos (57,8%) una columna cervical rectificada, 9 casos (20,0%) éste era normal; 7 casos (15,5%) correspondieron a una columna cifótica y sólo 3 casos (6,7%) la columna cervical era lordótica.

Al relacionar las variables de ángulo pósteroinferior y distancia C0-C1, encontramos en 16 (35,6 %) individuos con ángulo < 96 y distancia C0-C1 > 9 mm; en 15 (33,3 %), individuos con ángulo < 96 y distancia C0-C1 entre 4 - 9 mm; en 7 (15,6%), individuos con ángulo entre 96-106 y distancia C0-C1 > 9 mm; en 4 individuos (8,8%) se observó ángulo normal, 96-106; y distancia normal, 4 - 9 mm; 2 (4,4%), individuos presentaron ángulo < 96 y distancia C0-C1 < 4 mm y en 1 (2,2 %) individuo el ángulo fue > 106 y la distancia > 9 mm.

Al relacionar las variables de triángulo hioídeo y curvatura cervical encontramos en 15 (33,3 %) individuos con triángulo normal y columna cervical rectificada; 9 (20,0%) individuos con triángulo en el plano y columna rectificada; 7 (15,5%) individuos con triángulo hioídeo normal y columna cervical normal; 4 (8,8%) individuos con triángulo hioídeo normal y columna cervical cifótica; 2 (4,4%) individuos con triángulo hioídeo en el plano y columna cervical cifótica; 2 (4,4%) individuos con triángulo hioídeo en el plano y columna cervical normal; 2 (4,4%) individuos con triángulo hioídeo invertido y columna cervical rectificada; 2 (4,4%) individuos con triángulo hioídeo invertido y columna cervical lordótica; 1 (2,2%) individuo con triángulo hioídeo normal y columna cervical lordótica; y 1 (2,2%) individuo con triángulo hioídeo invertido y columna cervical cifótica.

DISCUSIÓN

El análisis del API no indica una rotación posterior del cráneo respecto a la columna cervical, en la mayoría de los sujetos estudiados. Estos resultados difieren con un estudio efectuado por Fuentes et al., quienes determinaron que el 60,0% de individuos no mapuches presentan rangos normales, 30,0% están bajo 96° y 10,0% sobre lo normal. Esto podría interpretarse como una diferencia postural entre ambos grupos.

Con relación a la distancia C0-C1, la media era levemente superior al rango normal. Esto indicaría una leve rotación anterior del cráneo sobre la columna cervical en la mayoría de los sujetos estudiados. En individuos no mapuches se encontró que la mayoría estaba dentro de rangos normales 51,8% (Fuentes et al.) por lo que nuevamente este parámetro indicaría una diferencia postural étnica.

Al relacionar ambas mediciones llama la atención que, según lo descrito por Rocabado éstas (API / C0-C1) deberían ser complementarias. Sin embargo, encontramos que mientras los valores de API en la mayoría de los sujetos, indicaban una rotación posterior del cráneo, la distancia C0-C1 en la mayoría de los sujetos, indica una rotación anterior del cráneo. Fuentes et al., señalaron la contradicción en la interpretación de los resultados, los cuales mostraron que no necesariamente estas mediciones son complementarias.

El triángulo hioídeo, presentó mayor cercanía a lo normal (60,0%); siendo muy superior a lo encontrado por Fuentes et al., en el grupo no mapuche. Se observó una elevada alteración de la columna vertebral cervical, alcanzando un 80,0% de los casos. Por haberse utilizado métodos diferentes de medición, no fue posible efectuar la comparación con los resultados obtenidos en otros estudios.

Al relacionar los resultados entre el API y la distancia C0­C1, sólo en el 8,8 % de los casos se observó normalidad en ambos parámetros. En la relación del triángulo hioídeo y curvatura cervical (15,5 %) ambos parámetros fueron normales. De igual manera, se encontró que la mayoría de los triángulos hioídeos normales (33,3 %) se presentan en columnas rectificadas. Así se desprende que el API no es necesariamente una medida complementaria con el espacio C0 ­ C1, para determinar la posición del cráneo sobre la columna cervical.

Existen diferencias morfológicas importantes en los valores promedios de las variables revisadas en los individuos mapuches, al comparar con los parámetros normales del cefalograma descrito por Rocabado y con el estudio realizado por Fuentes et al., en individuos no mapuches.

Ls resultados indicarían que, probablemente, los distintos valores de los patrones posturales se debe a diferencias morfológicas en la etnia mapuche, lo que es complementario con otros estudios efectuados en individuos de este grupo étnico, Molina; Guevara; Muñoz Ribbeck; Barrientos; Henckel; del Sol & Henríquez, quienes señalaron diversas variaciones morfológicas. 


SUMMARY: An anatomo-radiological study was performed to evaluate the orthostatical craniocervical stability on 45 male, young adults of the Mapuche ethnic group.

The analiys was done on teleradiographies employing the Rocabado cephalograms to evaluate in this manner the hyoid triangle, the posteroinferior angle and the C0-C1 space. The cervical curvature was evaluated through the Penning technique. It gave an average value of 91.2 ± 7.4 under the posteroinferior angle analisys, being this data under the normal range, on C0-C1 distance, the average value was of 9.5 ± 3.4 mm, which is slightly over the normal range and on the hyoid distance, 27 (60,0%) subject were observed under the normal average. In other hand, cervical curvature measurements gave an 80,0% of higher average value alteration and only 20,0% were normal. The posteroinferior angle measurement is not only a complementary value to the C0-C1 space, employed to determinate cranial position with respect to cervical spine.

Finally, it is concluded that important morphological differences are shown between the studied average values, under comparison with the normal cephalogram parameters as are presented by Rocabado and some others studies on not mapuche individuals.We estimate that our work is complementary to others, performed by different investigators, which point out morphological differences on the mapuche ethnic group.

KEY WORDS: 1. Craniocervical alteration. 2. Cervical spine. 3. Mapuches. 


AGRADECIMIENTOS

Agradecemos al Prof. Luis Bustos de la Facultad de Medicina, de la Universidad de La Frontera, por su colaboración en la parte estadística del trabajo.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Barrientos. J. Antropología constitucional de 116 araucanos de Temuco y sus alrededores. Rev. Mus. Hist. Nac., 3:270-418, 1942.         [ Links ]

Del Sol, M & Henriquez, J. Evaluación de algunos índices antropométricos de un grupo de población mapuche. Bol. Mus. Araucano, 2:79-89, 1987.         [ Links ]

Fuentes, R.; Henriquez, J.; Sandoval, P. & Matamala, F.- Estudio anátomo-radiológico de la región craneocervical en 60 estudiantes de la Universidad de La Frontera. Rev. Med. Chile, 124:1483-8, 1996.         [ Links ]

Guevara. T. Historia de la civilización de la Araucanía. Santiago, 1898.         [ Links ]

Guevara. T. Historia de Chile, Chile Prehispánico. Santiago, 1927.         [ Links ]

Henckel, C. Estudios somatológicos en indios mapuches de la provincia de Cautín. (Chile). Acta Am., 6:60-77, 1948.         [ Links ]

Henckel, C. Antropología física de los mapuches. Rev. Universitaria, 43(22):13-22, 1958.         [ Links ]

Huggare, J. & Raustia, A. Head posture and cervicovertebral and craniofacial morphology in patients with craniomandibular dysfunction. J. Craniomandib. Prac., 10(3):173-7, 1992.         [ Links ]

Makofsky, H. Head posture and cervicovertebral and craniofacial morphology in patients with craniomandibular dysfunction. J. Craniomandib. Prac., 10(3):178-9, 1992.         [ Links ]

Molina, J. Compendio de la historia geográfica natural y civil del reino de Chile, Bologna, 1776.         [ Links ]

Muñoz Ribbeck, R. Observaciones de algunos caracteres morfológicos en la dentadura de los indios mapuche. Arch. Chil. Morphol., 2(3): 269-300, 1938.         [ Links ]

Penning, L. Functional Pathology of the Cervical Spine. Netherlands. Royal van Gorcum,1968.         [ Links ]

Rocabado, M. Análisis biomecánico craneocervical a través de una telerradiografía lateral. Rev. Chil. Ortod., 1: 42-52, 1984.         [ Links ]

Dirección para correspondencia:
Prof. Dr. Jorge Henríquez
Facultad de Meedicina
Universidad de La Frontera
Casilla 54-D
Temuco
CHILE

Email:jhenri@ufro.cl

Recibido : 12-05-2002
Aceptado : 17-04-2003 


Facultad de Medicina, Universidad de La Frontera, Temuco, Chile.
Proyecto N EP-2114. Dirección de Investigación y Desarrollo, Universidad de La Frontera, Chile.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons