SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.12 número1EDITORIALPROTOCOLO PARA INYECCION DE MEDIO DE CONTRASTE EN ANGIOGRAFIA AORTICA ABDOMINAL CON TOMOGRAFO MULTICORTES índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista chilena de radiología

versión On-line ISSN 0717-9308

Rev. chil. radiol. v.12 n.1 Santiago  2006

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-93082006000100002 

Revista Chilena de Radiología. Vol. 12 Nº 1, año 2006; 4, 41-42.

CASO RADIOLOGICO

HALLAZGO INCIDENTAL EN TC DE CRANEO

 

Drs. Holvis Dellien Z, Gonzalo Miranda G, David Herquiñigo R.

Centro de Imagenología. Hospital Clínico de la Universidad de Chile.

Correspondencia a:


 

Historia Clínica

Mujer de 59 años de edad sin antecedentes mórbidos previos. Consulta por un cuadro de tinitus de seis meses de evolución, refractario al tratamiento y sin un diagnóstico preciso. Se efectúa tomografía computada (Figura 1) y resonancia magnética (Figura 2).

¿Cuál es su diagnóstico?

Diagnóstico:

Meningocele del ápex petroso.

Hallazgos radiológicos

La tomografía computada (TC) demuestra una erosión del ápex petroso antero superior de forma ovoidea de 1 x 0,6 cm con densidad similar al líquido céfalo-raquídeo. En la resonancia magnética (RM) la lesión aparece hipointensa en secuencia potenciada en T1 (Figura 2a), hiperintensa en T2 (Figura 2b), aumenta levemente su intensidad de señal en sus bordes tras la administración de gadolinio endovenoso (Figura 2c) y en la secuencia de difusión fue negativa.

Esta lesión esta comunicada con el cavum de Meckel ipsilateral y sus características imageno-lógicas son compatibles con un meningocele del ápex petroso.

Se complementan las ilustraciones con cortes coronales de RM en T2 (Figura 3).


Discusión

El apex petroso es una pequeña área de la base del cráneo, donde existen un gran número de condiciones anatómicas y diversos procesos patológicos pueden observarse en los estudios de imagen.

Existen lesiones no patológicas como médula ósea asimétrica o líquido atrapado. Otras son neoplásicas o complicaciones inflamatorias. La mayoría de las lesiones patológicas no neoplásicas corresponden a complicaciones inflamatorias del oído medio o enfermedades de las celdillas como el granuloma de colesterol, el colesteatoma o el mucocele.

El meningocele del apex petroso es una lesión rara. Anatomopatológicamente corresponde a una herniación del espacio subaracnoideo desde la porción posterolateral del cavum de Meckel hasta el apex petroso. Existen pocos reportes en la literatura radiológica respecto a ella, frecuentemente es asintomática y generalmente constituye un hallazgo incidental en estudios por otras causas. A diferencia de otras lesiones del apex petroso, no tiene tratamiento quirúrgico.

Existen características clásicas que diferencian el meningocele del apex petroso de las lesiones inflamatorias. En general es uni o bilateral con intensidad de señal de líquido, con excavación suave y no invasiva del hueso, y se origina del cavum de Meckel ipsilateral. Ninguna de las otras lesiones del apex petroso tales como el colesteatoma, granuloma de colesterol, mucocele, petrositis apical o efusión del apex petroso, se originan del cavum de Meckel.

Los márgenes óseos de la lesión son característicamente bien definidos con un centro de baja atenuación en TC. La incisura trigeminal puede estar erosionada y la lesión quística se puede extender a distancias variables dentro del apex petroso.

Después de su ingreso al apex se dirige posterior e inferiormente y ocasionalmente llega hasta la porción petrosa del canal carotídeo. No existen reportes de compromiso del ángulo ponto cerebeloso o estructuras de oído medio o interno.

En RM en secuencias potenciadas en T1 la lesión muestra una delgada pared con una intensidad de señal intermedia que rodea la lesión quística con moderado refuerzo en anillo. En las secuencias T2 es homogéneamente hiperintensa con características de líquido. En todos los casos la lesión con características de quiste es contigua con el cavum de Meckel.

Dentro de los diagnósticos diferenciales de lesiones quísticas del apex petroso se considera tradicionalmente a las lesiones obstructivas de las celdillas aéreas (granuloma de colesterol, mucocele), colesteatoma congénito o adquirido y petrositis apical.

La apariencia radiológica distintiva de esta lesión quística del apex petroso permite que el radiólogo plantee un diagnóstico con alto grado de certeza y dado que su tratamiento es no quirúrgico es fundamental que éste se haga en forma correcta.

 

Bibliografía

1. Cheung SW, Broberg TG, Jackler RK. Petrous apex arachnoid cyst: Radiographic confusion with primary cholesteatoma. Am J Otol 1995; 16: 690-694.         [ Links ]

2. Curtin H, Som P. The petrous apex. Otolarygol Clin North Am 1995; 28: 473-496.         [ Links ]

3. Moore KR, Harnsberger HR, Shelton C, Davidson HC. `Leave me alone' lesions of the petrous apex. AJNR Am J Neuroradiol. 1998; 19: 733-738.         [ Links ]

4. Moore KR, Fischbein NJ, Harnsberger HR, et al. Petrous apex cephaloceles. AJNR Am J Neuroradiol 2001; 22: 1867-1871.         [ Links ]

5. Larson T. Petrous apex and cavernous sinus: anatomy and pathology. Semin Ultrasound CT MR 1993; 14: 232-246.         [ Links ]

6. Moore K, Davidson H, Harnsberger H, Shelton C. A practical imaging approach to petrous apex lesions. IJNR Int J Neuroradiol 1999; 5: 166-184.         [ Links ]

7. Mulcahy MM, McMenomey SO, Talbot JM, Delashaw JB Jr. Congenital encephalocele of the medial skull base. Laryngoscope 1997; 107: 910-914.         [ Links ]

8. Roland P, Meyerhoff W, Judge L, Mickey B. Asymmetric pneumatization of the petrous apex. Arch Otolaryngol Head Neck Surg 1990; 103: 80-88.         [ Links ]


Correspondencia:Dr. Holvis Dellien Z., holvisrx@yahoo.es