SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.50 número2Espiritualidad y ascetismo en la anorexia nerviosaFE DE ERRATAS índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Artigo

Indicadores

  • Não possue artigos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Revista chilena de neuro-psiquiatría

versão On-line ISSN 0717-9227

Rev. chil. neuro-psiquiatr. vol.50 no.2 Santiago jun. 2012

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-92272012000200007 

REV CHIL NEURO-PSIQUIAT 2012; 50 (2): 130-132

TRABAJO HISTÓRICO

 

Profesor Hugo Lea Plaza Jencque (1891-1963)

Professor Hugo Lea Plaza Jencque (1891-1963) Biography the first Professor of Neurology

 

Enrique Escobar M.1

1 Consulta particular.

Dirección para correspondencia


Dr. Hugo Lea Plaza was born in 1891, he was the best student of his generation in the University of Chile, he was graduated in 1913, became educated in the Neuropsychiatric Chair of the Professor Joaquín Luco Arriagada, in which after several assistantship assignments he reached of the professor position in Neurology, when the Neurology lecture had been separated from Psychiatry, after Prof. Luco's retirement in 1925. Then Dr. Lea Plaza obtained scholarships to study with Pierre Marie, in France, and Karl Bonhoeffer, Wagner von Jauregg, in Germany. The social sensibility of Dr Lea Plaza was deeply concerned with infancy. He created the "Escuela de Servicio Social" (School of Social Service) and directed the "Dirección General de Menores" (State General Juvenile Affair Agency). For this reason he has been considered the precursor for Infant Neurology in Chile. His research interest covered several topics producing an abundant literature. In 1963 after 50 years of an extendedly activity he was nominated as Academic Member of the University of Chile, justly the year of his death,

Key words: Biography.


 

Desarrollo

El Dr. Lea Plaza nació en Tacna el 11 de julio de 1891. Hijo de Don Alfredo Lea diplomático y Doña Ema Plaza. Su educación media la realizó en el Liceo de Aplicación de Santiago1. Estudió Medicina en la Universidad de Chile titulándose en 1913, recibió el premio Clínicas como el mejor alumno de su promoción, con la Memoria "El Examen Clínico del Laberinto Posterior"2, que dedicó al profesor Joaquín Luco: "a mi distinguido profesor de clínica de enfermedades nerviosas y mentales don Joaquín Luco Arriagada con cuyo ejemplo de actividad i de talento clínico apreciados durante tres años de diaria labor, he sentido acrecentarse mi espontánea inclinación hacia el estudio de la neurología."

Su carrera académica la inició como interno y una vez graduado fue contratado como Ayudante de Clínica, pasando luego a ser Jefe de Clínica. El Dr. Lea recibió una beca para estudiar neurología en Francia y Alemania. Donde se desempeñó como discípulo de Pierre Marie en la capital gala y de Karl Bonhoeffer y Wagner von Jauregg en Alemania. En 1923 rindió las pruebas para Profesor Extraordinario en la Universidad Chile, llegando a ser Profesor Titular en 1925. Ese año el Dr. Joaquín Luco renunció a la cátedra de neuropsiquiatría, aunque siguió asistiendo, haciéndose efectivo lo aprobado por la Facultad de Medicina a propuesta del profesor Luco en cuanto a separar las especialidades de Neurología y Psiquiatría en dos cátedras, debido al gran desarrollo alcanzado por cada una de estas especialidades. El profesor Hugo Lea quedó en la cátedra de Neurología y el Dr. Oscar Fontecilla en la de Psiquiatría3,4.

El Profesor Lea siempre se destacó por su trato afable, la palabra fácil y persuasiva y una claridad expositiva que inducía a los oyentes a compartir sus opiniones. También, quienes lo conocieron, le reconocían una actitud bondadosa y desinteresada; irradiaba una autentica modestia que contagiaba; siempre fue muy comprensivo con sus alumnos, que lo admiraban5. Por estas cualidades el escritor Manuel Rojas lo llamó "El Príncipe de la Neurología".

En la clase inaugural que dictó en 1926, hizo una extensa revisión de la neurología francesa, destacando la obra de Charcot. Se refirió al desarrollo de las especialidades neuropsiquíatricas en Chile, elogiando el trabajo de Ramón Elguero, Carlos Sazié, Augusto Orrego y Joaquín Luco, finalizando su exposición con los proyectos que tenía para el desarrollo de la neurología6. Sugirió la necesidad de estimular y atraer a los estudiantes a la especialidad, así como aquellos que se interesasen en la Neurología, para llevarla al sitial que merecía dentro de la medicina, enfatizando en la necesidad de un examen clínico completo y la utilidad del apoyo de otros especialistas cuando se creyera oportuno.

Recalcó la importancia de Laboratorios, como el recién creado, para el estudio de la histología normal y patológica, que sería dirigido por el Dr. Fernando Allende Navarro, con experiencia y estudios en Suiza7. Anunció la pronta fundación de un Laboratorio de fisiología experimental con lo que se constituiría un centro de estudio de neurobiología. Además, comunicó que la sala de electroterapia sería transformada en un gabinete de fisioterapia para poner en práctica los avances de la especialidad. Señaló además la importancia que tenía en la enseñanza, poder disponer de abundante material fotográfico, de dibujos y cinematografía.

Refiriéndose a las áreas de investigación hizo hincapié en la necesidad de analizar la relación de la lúes y la parálisis general, teniendo presente que la primera tenía un tratamiento eficaz (sales de mercurio) y la segunda aparecía como definitiva. No olvidemos que la Malarioterapia estaba recién descubierta, aunque en Chile se había aplicado por primera vez en 1923 y la Penicilina apareció en los cuarenta1.

Otro asunto propuesto fue la obligación de profundizar en el estudio de la epilepsia, llamando la atención en el equilibrio ácido-básico con predominio de una alcalosis en la sangre.

Expresó su interés en el estudio del sistema autónomo neurovegetativo, ya que en su época se lo conectaba con la neurosis y la neurastenia. Al respecto, el profesor Lea afirmaba que eran perturbaciones que alteraban la armonía del sistema neurovegetativo, de complejo desarrollo y que requerían de un enfoque multidisciplinario. Por último, expresó su interés en desarrollar la neuro-cirugía teniendo como cirujanos a los Drs. Jirón y Alonzo.

Su preocupación en la investigación clínica lo llevó al estudio de la atrofia cerebral con la neumoencefalografía. Estudió un grupo de pacientes en los que se encontró atrofia generalizada con dilatación de los ventrículos, relacionadas con diversas causas: traumáticas (TEC grave), infecciosas (Lúes), parasitarias (Cisticercosis), o degenerativas. Todos ellos tenían como expresión principal un daño intelectual, asociado eventualmente a trastornos del lenguaje o paresias, entre otros8.

Su interés institucional lo llevó a explorar la relación entre el Hospital y el Enfermo, buscando destacar que junto al estudio clínico de los enfermos existe la necesidad de una definición social del paciente en manos de la Visitadora Social. De este modo habría un mejor conocimiento de la situación del paciente tanto durante su período de hospitalización como posteriormente9.

Abordó otras búsquedas clínicas como la Poliomielitis, la Encefalitis Letárgica, el desarrollo de Tumores, la Epilepsia, etc10-15.

Al profesor Lea Plaza le correspondió en 1952, abandonar el viejo Hospital San Vicente de Paul para inaugurar el nuevo Servicio de Neurología del Hospital José Joaquín Aguirre en la misma planta donde funciona hasta ahora.

Otras facetas que muestran la personalidad de Hugo Lea Plaza es que era bombero y escritor de crónicas en los principales diarios de la capital. Además, tenía una enorme preocupación por los aspectos sociales de la gente, originados en su experiencia cotidiana en la atención pública de pacientes. Esto lo llevó a impulsar la fundación de la Escuela de Servicio Social y llegó a desempeñarse como Director de la Dirección General de Menores.

El reconocimiento de sus contemporáneos lo llevó a ser dirigente de la Sociedad Médica y Sociedad de Neurología, nominado como miembro honorario de Sociedades similares en Buenos Aires, Río de Janeiro, Montevideo, Sao Paulo y Lima, y designado como miembro extranjero en la de París. Llegó a ser presidente de la Sociedad de Neurología.

Siempre estuvo interesado en los niños hospitalizados en la Quinta Bella, dependiente del Manicomio Nacional y desde este punto de vista puede ser considerado como el precursor de la neuropsiquiatría infantil. Al cumplir 50 años de profesión en 1963, fue nombrado Miembro Académico de la Universidad de Chile, falleciendo ese mismo año.

El profesor Hugo Lea Plaza fue un pionero y visionario del porvenir de la neurología y asoció a la práctica clínica el convencimiento que la investigación era parte del quehacer de la especialidad e indispensable en su desarrollo.

Referencias bibliográficas

1. Diccionario Biográfico de Chile. 5a Ed. Empresa Periodística de Chile. Editorial La Salle Santiago 1944.         [ Links ]

2. Lea Plaza H. Memoria de Prueba. El examen funcional del laberinto posterior. Agosto 1912.         [ Links ]

3. Lea Plaza H. Médicos en la Historia de Chile Colmena Golden Cross Editores Nancy Ortiz Avilés y Julio Frank Salgado 2005; 150-1.         [ Links ]

4. Donoso A. Historia del Departamento de Neurología y Neurocirugía del Hospital Clínico de la Universidad de Chile en Hospital Clínico de la Universidad de Chile: 50 años. Santiago 2002.         [ Links ]

5. Mohor E. Obituario Dr. Hugo Lea Plaza. Vida Médica 1964 Vol. XVI Marzo.         [ Links ]

6. Lea Plaza H. Lección Inaugural del Curso de Clínica Neurológica Imprenta Chile 1926.         [ Links ]

7. Escobar E. El Dr. Fernando Allende Navarro: pionero del Psicoanálisis. Rev Psiquiat y Salud Mental 2006; XXIII 3-4: 125-8.         [ Links ]

8. Lea Plaza H, Parra M. Atrofia Generalizada Hemilateral. Rev de Neurología 1956; N° 17 y 18: 14-21.         [ Links ]

9. Lea Plaza H, Agüero G, Gallinato A, Brücher E, Garafulic A. Asistencia Psiquiátrica: Dirección central de Psicopatología dependiente de la Dirección General de Protección a la infancia. Rev Psiquiatría y Disciplinas Conexas 1948 Año XIII, N° 1 y 2: 58-62.         [ Links ]

10. Lea Plaza H, Parra M, Ortega O, Zurita M. Meningitis Tuberculosa en el Adulto. Rev de Neurología 1954; N° 10, 11, 12: 61-72.         [ Links ]

11. Lea Plaza H, Parra M, Ortega O, Zurita M. Ensayo sobre correlación electroneumoencefalografía. Rev de Neurología 1954; N° 10, 11, 12: 73-83.         [ Links ]

12. Lea Plaza H. Triple parricidio estudiado desde el punto de vista psiquiátrico y médico legal. Rev de Neurología 1932.         [ Links ]

13. Lea Plaza H, Nuñes R. La atrofia cerebral desde el punto de vista clínico y radiológico. Rev Chil Neuropsiquiat 1947; Año 1 N° 1: 35.         [ Links ]

14. Lea Plaza H, Dreckmann L. Algunas consideraciones sobre la presión del LCR. Rev Med Chile 1930; Año LVIII, N° 3: 192-7.         [ Links ]

15. Lea Plaza H. Sobre tres casos de intoxicación por Oxido de Carbono. Rev Med Chile 1928, Año LVI N° 1: 19-25.         [ Links ]


Recibido: 27/04/2012 Aceptado: 31/05/2012

Correspondencia: Dr. Enrique Escobar M. Arturo Ureta 1511 Vitacura, Santiago. Fono:2289265. E-mail: doctorescobar123@hotmail.com