SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.40 issue3Triumph, guilt and death revisited: Interpreting a dream in Ingmar Bergman's "Wild strawberries"Early Diagnosis of Parkinson's Disease: NeuroSPECT of the Dopamine Transporter author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Revista chilena de neuro-psiquiatría

On-line version ISSN 0717-9227

Rev. chil. neuro-psiquiatr. vol.40 no.3 Santiago July 2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-92272002000300005 

Rev Chil Neuro-Psiquiat 2002; 40: 238-42

ARTÍCULO ORIGINAL

Los aspectos actitudinales en el diagnóstico de la personalidad
II. Verificación empírica del poder discriminativo del D.S.

The Attitudinal Aspects on Personality Diagnosis
II. Empirical verification of the S.D. discriminative power

Alicia Omar

Objective. To predict the typological characteristics of personality from affective reactions evoked by certain concepts such as "me", "work" and "life". Method. A short version of the Semantic Differential (S.D.) technique (integrated by 3 concepts and 10 bipolar scales), and the Eysenck Personality Questionnaire (EPQ), were applied to a new sample of 110 young adults. Results. The most favourable estimates were shown by subjects belonging to controlled typological subgroups, and the most unfavourable ones by neurotics subjects. Those scales representing potentia and activity of the semantic space evoked the most favourable reactions on the controlled-extroverts (EC) and the most unfavourable ones in the controlled-introvert (IC). The concept "me" has proved to have the most discriminative typologically-based sensibility. Conclussions. The special connotative-affective estimates evoked by the concepts "me", "work" and "life" would support the integration of attitudinal aspects to personality typological diagnosis.

Key words: attitudinal responses, personality structure, typological diagnosis

Introduccion

L as reacciones emocionales frente a determinados estímulos parecieran asentarse firmemente sobre una base psicobiológica de la personalidad; especialmente cuando se trata de conceptos-estímulo representativos de los ámbitos vivenciales más íntimos. Es este sentido, pareciera que la evaluación connotativa-afectiva de conceptos tales como "yo" (movilizador de los afectos y creencias vinculados con la autoimagen); "vida" (reflejo de las expectativas vitales del sujeto) y "trabajo" (vehiculizador de la visión de pertenencia endogrupal, social y de responsabilidad presente y futura) serían particularmente aptos para captar tendencias tipológicamente diferenciadas.

Consecuentemente, y en base a las reacciones diferenciales observadas frente a tales estímulos por parte de las personas con particulares perfiles de personalidad, el propósito del presente estudio estuvo orientado a verificar el poder discriminativo de estos conceptos con miras a su posterior empleo con fines diagnósticos.

La puerta de ingreso para tales verificaciones la constituyeron las valoraciones de dichos estímulos presentados bajo la forma de un diferencial semántico (D.S.) (1). En esta oportunidad, e invirtiendo el enfoque metodológico descrito en la fase I, se partió de las variables dependientes (respuestas frente al D.S.) a fin de buscar su origen en las variables independientes (dimensiones de personalidad eysenckianas integradas en SGT) (2).

Método

Sujetos

Se exploró una muestra por disponibilidad integrada por 110 estudiantes universitarios, alumnos de diferentes carreras universitarias argentinas, o sea, proveniente del mismo universo que el explorado en la primera aproximación empírica. Pasaron a formar parte del grupo en estudio sólo aquellos alumnos que prestaron su formal consentimiento luego que le fueran explicados los objetivos científicos perseguidos y garantizada la confidencialidad de sus respuestas.

Instrumentos

Los instrumentos de recolección de datos fueron: a) versión reducida del D.S., integrada por los tres conceptos-estímulo que resultaron más discriminadores en la primera fase -"yo", "trabajo" y "vida"-, valorados por los mismos 10 pares de adjetivos bipolares y b) cuestionario de personalidad de Eysenck (EPQ: Eysenck Personality Questionnaire) (3, 4). Los reactivos fueron aplicados en forma colectiva, en horas de clases cedidas por las autoridades de cada institución académica para fines de investigación.

Resultados

El análisis de los datos se inició clasificando las respuestas elicitadas frente a los conceptos del D.S. en tres categorías valorativas: 1) categoría A: indicadora de desfavorabilidad (hasta cuatro puntos); 2) categoría B: indicadora de favorabilidad (5 ó 6 puntos) y 3) categoría C: indicadora de máxima favorabilidad (7 puntos).

Con el propósito de conocer la estructura de personalidad predominante entre los sujetos que optaban mayoritariamente por una de las tres categorías de respuestas, se calcularon los índices descriptivos (medias y desviaciones típicas) correspondientes a sus puntajes en las variables de personalidad "introversión-extraversión (variable E) y "neuroticismo-control" (variable N). Procedimiento utilizado sucesivamente para los tres conceptos evaluados (Tabla 1).

La tabla precedente muestra sugerentes vinculaciones entre la evaluación afectiva de los estímulos y el puntaje de los sujetos en las dimensiones de personalidad. Se observa una mayor tendencia a valoraciones favorables a medida que los sujetos obtienen mayores puntajes en el variable extraversión. Y, a la inversa, se observan mayores tendencias a valoraciones desfavorables a medida que crece el puntaje de los sujetos en la variable neuroticismo.

Tales observaciones quedaron corroboradas a través de los correspondientes análisis de las diferencias de medias (en base a la prueba "t" de Student). Indicando, de esta manera, que los sujetos extravertidos tienden a evaluaciones más favorables de los conceptos "yo", "trabajo" y "vida" que los introvertidos y que los sujetos neuróticos tienden a evaluaciones menos favorables que los controlados.

No obstante, y como la hipótesis directriz del estudio apunta a desentrañar las características tipológicas del sujeto en base a los procesos cognitivos de evaluación connotativa desplegados, se procedió a la conformación de SGT mediante la combinación de las puntuaciones en las dos dimensiones de personalidad eysenckiana.

Dado que el tamaño de la muestra (N=110) haría más sensible la incidencia del error de medida en una clasificación con un número mayor de categorías, en esta oportunidad se procedió a la conformación de 4 SGT, a saber, EN, IN, EC, IC. Esta clasificación se efectuó en base a la dicotomización de las dos variables de personalidad en función de la media grupal respectiva (XE= 11.05; XN= 12.49).

De esta manera, para cada uno de los tres conceptos en estudio, dentro de cada categoría de respuestas al D.S., se clasificaron a los sujetos en los siguientes SGT: EN, IN, EC, IC. Los porcentajes dentro de cada categoría valorativa frente a los tres conceptos-estímulos en función del SGT al que pertenece cada sujeto, figuran en la Tabla 2.

Como tendencia general, de la tabla se desprende que los IN se inclinan por las valoraciones más desfavorables, en tanto que los EC por las de máxima favorabilidad. Frente al concepto "yo", los IN fueron los que se autopercibieron menos favorablemente, en tanto que la autopercepción de los EC fue la más favorable. Dichas tendencias se repitieron frente a los conceptos "trabajo" y "vida", por lo que sería lícito concluir que, en general, los IN son los que perciben a la vida, al trabajo y a sí mismos, en forma desfavorable, ocurriendo lo contrario con los EC. Tales hallazgos estarían indicando que a mayor puntaje en la variable E habría más favorabilidad en la valoración de los estímulos seleccionados y a la inversa. Mientras que a mayor puntaje en la variable N, menor favorabilidad en la valoración de los mismos y a la inversa.

Como a través de los sucesivos análisis efectuados, se observó que el concepto "yo" fue el más discriminativo a nivel de ambas variables de personalidad, se optó por profundizar su estudio. Por consiguiente, frente a este concepto, se introdujo el análisis de las escalas valorativas. En este sentido, el análisis de la varianza mostró que las escalas valorativas correspondientes a la dimensión potencia del espacio semántico: "débil-fuerte", (F= 2.98, p > 0.05) y "poderoso-impotente" (F=4.52, p > 0.01), así como las correspondientes a la dimensión actividad: "rápido-lento" (F= 3.68, p > 0.05) y "activo-pasivo" (F=3.40, p > 0.05) fueron las más discriminativas entre los 4 SGT. Las escalas valorativas correspondientes a la dimensión evaluación, no suscitaron diferencias significativas en la estimación del "yo" entre los distintos SGT. De la comparación múltiple de medias de Tuckey (T studentizada) se advirtió que las escalas "débil-fuerte"; "poderoso-impotente"; "rápido-lento" y "activo-pasivo" evocaron respuestas favorables entre los sujetos EC y respuestas desfavorables entre los sujetos IN.

En síntesis, los resultados de esta segunda aproximación metodológica confirmaron que los conceptos "yo", "trabajo" y "vida" resultan ser idóneos para discriminaciones tipológicas preferentemente evaluados a través de escalas representativas de las dimensiones de "potencia" y "actividad", las que demuestraron la mayor sensibilidad discriminativa diferencial.

Conclusiones

La verificación empírica precedente, permite dimensionar las potencialidades de la técnica del D.S. como un instrumento de utilidad clínica cuando se enriquece el diagnóstico de la personalidad con la incorporación de los aspectos actitudinales.

Los conceptos "yo", "trabajo" y "vida" permitieron captar empíricamente las distintas tonalidades afectivas predominantes en los diferentes grupos tipológicos. En este sentido, y en términos generales, los hallazgos indican que entre los sujetos extravertidos y emotivamente estables, existen tendencias a evaluar en forma más favorable tales estímulos, en tanto que entre los sujetos introvertidos y con baja estabilidad emotiva, la tendencia predominante consiste en valoraciones menos favorables. Tal polarización se acentúa aún más en la valoración de la autoimagen, dado que ha sido el concepto "yo" el que, indiscutiblemente, ha resultado ser el más discriminativo a nivel estadístico, en particular explorado a través de las escalas correspondientes a las dimensiones de "potencia" y "actividad". Llama la atención que las escalas correspondientes a la dimensión "evaluación" no hayan alcanzado a suscitar respuestas marcadamente diferenciales; como así tampoco las evoca la escala "próximo-lejano", incluída a título exploratorio como representativa de una supuesta dimensión de "proximidad afectiva".

Las verificaciones empíricas efectuadas, permiten disponer de un reactivo dotado de aceptable potencial diagnóstico tipológico, como así también promover ciertas pautas heurísticas para futuras exploraciones las que se nuclearían grosso modo alrededor de dos aspectos principales: en primer lugar, y dada la experiencia adquirida con el concepto "yo", el más personal e íntimo de los estímulos posibles, convendría seguir profundizando la exploración de la autoimagen en función de los múltiples roles del sujeto, referidos a su ámbito familiar, social y otros campos de actuación (por ejemplo, "yo" como hijo, "yo" como amigo, "yo" como padre, "yo" como empleado, etc.). Esto podría ofrecer pautas acerca de la coherencia intrapsíquica del sujeto a través de la conciliación de las autoevaluaciones connotativo-afectivas de sus diferentes roles. En dichas exploraciones sería conveniente aumentar el número de escalas, ensayando con la introducción de nuevos pares adjetivales representativos de otros posibles ejes estructurales del multidimensional espacio semántico, tales como estabilidad, creatividad, agresividad, etc. Igualmente, y en segundo lugar, sería interesante ensayar con nuevos conceptos-estímulo representativos de los diferentes ámbitos en los que el sujeto actúa, vale decir, orientando la exploración hacia los aspectos sociales, institucionales, laborales, familiares, etc.; lo que permitiría indagar el potencial adaptativo frente a su nicho ecológico. Po lo tanto, convendría retener conceptos como "trabajo" y "vida", agregando otros, tales como "familia", "país", "gobierno" y similares.

Objetivos. Predecir las características tipológicas de personalidad a partir de las reacciones afectivas evocadas por determinados conceptos tales como yo, trabajo y vida. Método. Se estudió una nueva muestra de 110 adultos jóvenes a los que se le aplicó una versión reducida del Diferencial Semántico (S.D.) _integrada por 3 conceptos valorados a través de 10 escalas adjetivales_ y el Cuestionario de Personalidad de Eysenck (EPQ: Eysenck Personality Questionnaire). Resultados. Las valoraciones más favorables fueron ofrecidas por los sujetos pertenecientes al SGT de los EC y las más desfavorables por los IN. Las escalas valorativas correspondientes a las dimensiones de potencia y actividad evocaron las reacciones más favorables entre los EC y las más desfavorables entre los IC. El concepto "yo" resultó ser el más sensible discriminador a nivel tipológico. Conclusiones. las particulares evaluaciones connotativo-afectivas que suscitan los conceptos yo, trabajo y vida avalarían la incorporación de los aspectos actitudinales al diagnóstico tipológico de la personalidad.

Referencias

1. Osgood Ch, Succi GJ, Tenembaunn HH. The measurement of meaning. Urbana, University of Illinois Press, 1957         [ Links ]

2. Eysenck HJ. A model for personality. Heidelberger, Springer, 1981         [ Links ]

3. Eysenck HJ, Eysenck SBG. Manual of the Eysenck Personality Questionnaire. London, Hodder and Stoughton, 1975         [ Links ]

4. Omar A. Estandarización argentina de los cuestionarios de personalidad de Eysenck. Rev Chil Neuro-Psiquiat 1988; 42:83-95         [ Links ]

_______________

Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) - Argentina.

Recibido: enero de 2002
Aceptado: junio de 2002

Dirección postal:
Alicia Omar, CONICET
Italia 1365, 1º A
2000 - Rosario- Argentina
E-mail: agomar@arnet.com.ar