SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.61 número1-2Effects of Acute Chagas'Disease on Mice Central Nervous SystemDeterminación del estadio ninfal y la edad reproductiva de la hembra de Rhodnius prolixus, Stal 1859 (Heteroptera, Triatominae) por medio de Resonancia Magnética Nuclear índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Parasitología latinoamericana

versión On-line ISSN 0717-7712

Parasitol. latinoam. v.61 n.1-2 Santiago jun. 2006

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-77122006000100002 

 

Parasitol Latinoam 61: 12 - 16, 2006 FLAP

 

ARTÍCULO ORIGINAL

 

Heterogeneidad en la metaciclogénesis in vitro de clones derivados de una cepa costarricense de Trypanosoma cruzi (Kinetoplastida: Trypanosomatidae)

HETEROGENITY IN THE IN VITRO METACYCLOGENESIS OF CLONES DERIVED FROM A COSTA RICAN STRAIN OF Trypanosoma cruzi (KINETOPLASTIDA: TRYPANOSOMATIDAE)

 

ADRIÁN AVENDAÑO*, OLGER CALDERÓN-ARGUEDAS*, IDALIA VALERIO** y MISAEL CHINCHILLA**

* Centro de Investigación en Enfermedades Tropicales (CIET), Departamento de Parasitología, Facultad de Microbiología, Universidad de Costa Rica, San José, Costa Rica.
** Laboratorio de Investigación. Universidad de Ciencias Médicas "Dr. Andrés Vesalio Guzmán". San José, Costa Rica.


The in vitro metacyclogenesis was evaluated in three clones derived from the Costa Rican TC-4 strain of Trypanosoma cruzi as a criterion of biological heterogenity between clones and their parental strain. The clones were obtained from colonies that resulted from culturing the T. cruzi strain in 40% blood agar. These clones were named TC-4 α, TC-4 β, and TC-4 π and were maintained in diphasic 40% blood agar with 3,7% brain hearth infusion as the liquid phase. The metacyclogenesis was induced by incubating epimastigotes in triatomine artificial urine suplemented with proline (TAU + P) at a constant temperature (27ºC). The progress in the metacyclogenesis was monitored daily and the ratio of metacyclic trypomastigotes/epimastigotes, the percent of trypomastigotes, and the concentration of metacyclic trypomastigotes (MT/mL) were determined. Variability was evaluated using ANOVA tests for repeated measures (a: 0,05). The indicators of metacylogenesis showed the highest values between 72 and 96 hours after the beginning of the experiment. In this interval there were significant statistical differences between some of the cellular systems (p < 0,05). These observations could suggest that the clonal composition of each strain of T. cruzi can determine the infectivity for the vertebrate host.

Key words: Trypanosoma cruzi , trypomastigote, epimastigotemetacyclogenesis, infectivity.

RESUMEN

La metaciclogénesis in vitro fue evaluada en la cepa costarricense de Trypanosoma cruzi denominada TC-4 y en tres clones derivados de la misma como un criterio de heterogeneidad biológica entre clones y cepa parental. Los clones fueron obtenidos de colonias, resultado del cultivo de los parásitos en agar sangre al 40%. Estos clones fueron denominados TC-4 α; TC-4 β; y TC-4 π y fueron mantenidos en agar sangre difásico 40% con infusión cerebro-corazón al 3,7% como fase líquida. La metaciclogénesis fue inducida por incubación de los parásitos en orina artificial de triatomino suplementada con L-prolina (OAT+P) a temperatura constante (27ºC). El progreso en la metaciclogénesis fue diariamente monitoreado determinando el radio tripomastigotos/epimastigotos, el porcentaje de tripomastigotos metacíclicos y la concentración de tripomastigotos metacíclicos (TM/mL). La variabilidad fue evaluada mediante pruebas de ANDEVA para mediciones repetidas (a: 0,05).

Los indicadores de metaciclogénesis mostraron sus valores máximos entre las 72 y 96 horas después del inicio del experimento, intervalo donde se observaron diferencias estadísticamente significativas entre algunos de los sistemas celulares (p < 0,05). Estas observaciones pueden sugerir que la composición clonal de cada cepa de T. cruzi puede determinar la infectividad del parásito para el hospedador vertebrado.

 


INTRODUCCIÓN

El Trypanosoma cruzi, parásito diheteroxeno de reduvídeos y mamíferos, ha sido reconocido por su diversidad en relación con sus características de patogenicidad, histotropismo y ambientes epidemiológicos donde es prevalente, los cuales incluyen relaciones estrechas entre vectores y reservorios para estos entornos1.

Con base en lo anterior se ha tratado de sistematizar esta heterogeneidad basándose en perfiles isoenzimáticos y proteicos (zymodemes2 y peptidemes3 respectivamente), análisis de restricción del ADN mitocondrial (schysodemes4), características inmunológicas5 y tipificaciones biológicas (biodemes6).

Con base en métodos genético-moleculares que incluyen RAPDs, comparación de secuencias de genes de mini exón y espaciadores ribosomales intergéneicos, entre otros, las cepas de T. cruzi son categorizadas actualmente en dos linajes denominados Linaje I, que incluye cepas que tienen la tendencia a describir ciclos selváticos y Linaje II, las cuales se asocian con ciclos domiciliares1.

A pesar de la diversidad a nivel de cepas, algunos investigadores proponen que dada la estructura clonal de las poblaciones de T. cruzi, el comportamiento de los clones constitutivos de las cepas podrían mostrar propiedades biológicas particulares para cada uno de estos clones7.

La metaciclogénesis, entendida como el proceso de diferenciación de las formas de epimastigoto a tripomastigoto metacíclico infectante constituye uno de los eventos más importantes en el ciclo biológico de T. cruzi ya que permite su propagación en hospedadores vertebrados a partir de los vectores8. Por esta razón se decidió analizar la ocurrencia de este proceso en clones derivados de una cepa costarricense de T. cruzi, así como en su cepa parental mediante un sistema in vitro con el fin de advertir posibles patrones de heterogeneidad en estos sistemas celulares.

MATERIAL Y MÉTODOS

CEPA DE T. cruzi Y CLONES: Se trabajó con la cepa costarricense de T. cruzi, denominada TC-4, la cual fue aislada de un triatomino de la especie Triatoma dimidiata (Hemiptera: Reduviidae), y se mantiene por pasajes mensuales en medio difásico de Rugai y ratones C3H en el Departamento de Parasitología de la Facultad de Microbiología de la Universidad de Costa Rica.

Se trabajaron tres clones parasitarios, los cuales fueron obtenidos a partir de un sistema de cultivo en medio semisólido de agar con sangre humana al 40%9. Los clones fueron denominados arbitrariamente TC-4 α, TC-4 β y TC-4 π.

INDUCCIÓN DE LA METACICLOGÉNESIS: La inducción de la metaciclogénesis fue llevada a cabo siguiendo una metodología descrita previamente10. Para tal efecto se inocularon 106 epimastigotos de T. cruzi los cuales procedían de la fase de crecimiento logarítmico en un sistema de cultivo en medio esencial mínimo (MEM) con suero fetal bovino (SFB) al 10% en 1,0 mL de orina artificial de triatomino (OAT) (NaCl 190 mM, KCl 17 mM, CaCl2 2 mM, MgCl2 2 mM, solución amortiguadora de fosfatos 8 mM y pH 6.0) por un período de 2 horas.

Finalizada la incubación se realizó una concentración de los parásitos por medio de un proceso de centrifugación a 10 000 rpm a 4ºC para luego ser resuspendidos en OAT suplementado con bicarbonato de sodio 2,5% (V/V) y L-prolina 10 mM (OAT+P). La concentración final fue de 5,0 x 105 parásitos/mL. Dichas suspensiones parasitarias fueron colocadas en una incubadora a temperatura controlada (27ºC).

La metaciclogénesis fue evaluada de forma diaria utilizando métodos hemocitométricos convencionales y tinciones con colorante de Giemsa de acuerdo a una metodología propuesta por otros investigadores11. El progreso en la metaciclogénesis fue expresado mediante el cálculo de los siguientes indicadores: radio tripomastigotos/epimastigotos, porcentaje de tripomastigotos metacíclicos y concentración de tripomastigotos metacíclicos (TM/mL).

Todas las observaciones fueron realizadas por triplicado.

ANÁLISIS ESTADÍSTICO: La variabilidad de los indicadores relativos al progreso de la metaciclogénesis fue evaluada mediante análisis de variancia (ANDEVA) para mediciones repetidas12, utilizando un coeficiente de confiabilidad del 95%. Posteriormente, se realizó una prueba de Tukey para poder estimar las diferencias verdaderamente significativas12. El coeficiente de confiabilidad para esta prueba fue también del 95%. Para la realización de estas pruebas se utilizó el paquete estadístico Statistica® 6.0.

RESULTADOS

La inducción del proceso de metaciclogénesis fue efectiva tanto en los clones como en la cepa parental (Figura 1). La observación de formas metacíclicas fue francamente manifiesta a las 24 horas a partir del inicio del proceso de incubación de los parásitos en OAT+P, sin embargo, desde este momento la cepa parental mostró un mayor potencial de diferenciación respecto a los clones derivados de la misma (Figura 1). Este potencial de diferenciación se manifestó en los tres índices utilizados para estimar el progreso en la metaciclogénesis. La mayor diferenciación tuvo lugar entre las 72 y las® 96 horas post incubación. En este intervalo, los ANOVA para mediciones repetidas y la subsiguiente prueba de Tukey mostraron diferencias estadísticamente signi-ficativas en lo referente a la razón tripomas-tiogotos/epimastigotos (F3,8 = 5,76, p < 0,05) y en el porcentaje de tripomastigotos metacíclicos en varios de los sistemas celulares (F3,8 = 8,09, p < 0,05) (Tabla 1, Figuras 1a, b).

  Figura 1. Indicadores de progreso en la metaciclogénesis. a: radio tripomastigotos/epimastigotos, b: porcentaje de tripomastigotos metacíclicos, c: tripomastigotos/mL.

Aunque la misma tendencia se observó en la concentración de tripomastigotos metacíclicos (TM/mL), la variabilidades intrínsecas de los sistemas concernientes a cada clon y cepa parental no permitiron demostrar diferencias estadísti-camente significativas en las mediciones relativas a este indicador (Figura 1c).


Ocho días luego del inicio del período inducción de la metaciclogénesis (168 horas), la concentración de tripomastigotos metacíclicos fue mínima, tanto en los clones como en la cepa parental.

DISCUSIÓN

La metaciclogénesis, evento que tiene lugar en la ampolla rectal de los insectos vectores, constituye un paso crucial en el ciclo de vida del parásito ya que garantiza su propagación del hospedador invertebrado al hospedador vertebrado. La metaciclogénesis se ha asociado con condiciones de estrés nutricional que promueven la expresión de ciertos genes, entre los cuales figuran el MET I y el MET II, los cuales codifican por proteínas propias de las formas metacíclicas de T. cruzi13.

Diversos estudios han probado metodologías para inducir el proceso de metaciclogénesis en condiciones artificiales10,14-17. Algunos de estos métodos utilizan sistemas de cultivo químicamente definidos10, en tanto que otros han fundamentado su efecto en el suplemento de medios base con extractos orgánicos como homogenizados intestinales de triatominos17. No obstante, otro estudio se basó en la incubación de epimastigotos de T. cruzi en orina artificial de triatomino (OAT), probaron que la L-prolina es uno de los metabolitos responsables en la inducción efectiva del proceso10.

Utilizando este medio como inductor de la metaciclogénesis se pudo verificar que todos los sistemas celulares estudiados pudieron experimentar el fenómeno de diferenciación donde la cepa parental mostró el mayor potencial de diferenciación (Figura 1). Contreras y colaboradores10 observaron, con la metodología empleada, que ocho cepas de T. cruzi de diferentes orígenes experimentaron el pico de diferenciación entre el tercero y sexto día después de iniciado el proceso de inducción. En el presente modelo los indicadores para verificar el progreso de la metaciclogénesis tuvieron sus valores más elevados entre las 72 y 96 horas que equivalen al tercero y cuarto día. Lo anterior demuestra reproducibilidad en la eficiencia del procedimiento aún cuando las cepas de T. cruzi utilizadas sean diferentes. En este mismo intervalo de tiempo tuvo lugar la ocurrencia de diferencias estadísticamente significativas entre varios sistemas celulares (Tabla 1), lo que podría indicar que las metaciclogénesis es una de las propiedades biológicas que pueden mostrar variabilidad entre los clones constitutivos de las cepas de T. cruzi.

La heterogeneidad en la constitución clonal de las cepas de T. cruzi ha sido demostrada desde principios de los años ochenta7,18 y desde entonces se han realizado ensayos que han podido demostrar la implicación biológica de esta heterogeneidad. En este sentido se ha podido visualizar diferencias en características como virulencia y patogenicidad en 2 y 4 clones derivados de los aislamientos hSLU239 y mSLU 142 respectivamente, los cuales fueron aislados de casos clínicos de cardiopatía chagásica y megaesófago19. Por otro lado, los investigadores de este último estudio pudieron observar un comportamiento diferenciado en lo referente a metaciclogénesis espontánea que mostraban estos clones en un sistema de cultivo in vitro20. De forma conexa en otro ensayo se estudio la cinética multiplicativa de los clones de una cepa salvadoreña de T. cruzi en cultivos de macrófagos y se demostró la ocurrencia de heterogeneidad en los sistemas celulares analizados21. Por otro lado, Penin y col22 realizaron un estudio donde investigaron características biológicas como parasitemia, morfología, virulencia e histopatología en una cepa boliviana de T. cruzi y en tres clones derivados de la misma. Aunque encontraron algunas diferencias en las características, concluyen que las propiedades biológicas más relevantes son compartidas tanto por los clones como por la cepa parental.

Como se pudo observar en el presente estudio, el hecho de que se dé un comportamiento particular en los indicadores de metaciclogénesis relativo a los sistemas celulares estudiados podría explicar las diferencias de infectividad que tienen lugar entre las diferentes cepas de T. cruzi, considerando que el comportamiento de una determinada cepa podría estar condicionado por la dominancia de ciertos clones constitutivos, los cuales pueden ser naturalmente seleccionados en su trayecto por el intestino del vector donde se ha demostrado la ocurrencia de presiones selectivas como factores hemolíticos y lectinas8.

 

REFERENCIAS

1.- MILES M A, FELICIANGELI M D, ROJAS DE ARIAS A. American trypanosomiasis (Chagas's disease) and the role of molecular epidemiology in guiding control strategies. BMJ 2003; 326: 1444-8.         [ Links ]

2.- MILES M A. The epidemiology of South American trypanosomiasis-biochemical and immunological approaches and their relevance to control. Trans Roy Soc Trop Med Hyg 1983; 77: 5-23.         [ Links ]

3.- TAYLOR A, EDWARDS Y, SMITH V, et al. The polypeptide profiles of strains of T. cruzi sub genera Schyzotrypanum and Trypanosoon, peptideme characterization. Trans Roy Soc Trop Med Hyg 1983; 77: 354-62.         [ Links ]

4.- MOREL C, CHIARI E, PLESSMAN-CAMARGO E, et al. Strains and clones of T. cruzi can be characterized by pattern of restriction endonuclease products of kinetoplast DNA minicircles. Proc Natl Aca Sci 1980; 77: 6810-4.         [ Links ]

5.- BONGERTZ V, DVORAK J A. T. cruzi: antigenic analysis of cloned stocks. Am J Trop Med Hyg 1983; 32: 716-22.         [ Links ]

6.- ANDRADE S, MAGALHAES J B. Biodemes and zymodemes of T. cruzi strains: correlations with clinical data and experimental pathology. Rev Soc Bras Med Trop 1997; 30: 27-35.         [ Links ]

7.- ENGEL J C, DVORAK J A, SEGURA E L, CRANE M S J. T.cruzi: Biological characterization of 19 clones derived from two chronic chagasic patients. I. Growth kinetics in liquid médium. J Protozool 1982; 29: 555-60.         [ Links ]

8.- GARCÍA E, AZAMBUJA P. Development and interactions of T. cruzi within insect vector. Parasitol Today 1991; 7: 240-4.         [ Links ]

9.- TANURI J, DE ANDRADE P P, DE ALMEIDA D F. T. cruzi: isolation of cloned strains and characterization of their infectivity. J Parasitol 1985; 71: 397-402.         [ Links ]

10.- CONTRERAS V T, SALLES J M, THOMAS N, et al. In vitro differentiation of T. cruzi under chemically defined conditions. Mol Biochem Parasitol 1985; 16: 315-27.         [ Links ]

11.- PERLOWAGORA-SZUMLEWICZ A, CARVALHO-MOREIRA C J. In vivo differentiation of T. cruzi. 1. Experimental evidence of the influence of vector species on metacyclogenesis. Mem Inst Osw Cruz 1994; 89: 603-18.         [ Links ]

12.- DANIEL W W. Análisis de la variancia. En: Bioestadística. Base para el análisis de las ciencias de la salud. 4º Edic. Limusa Wiley. México. 2004. 755 pp.         [ Links ]

13.- RODRÍGUEZ-AVILA A, DALLAGIOVANNA B, YAMADA-OGATTA S F, et al. Stage-specific expression during T. cruzi metacyclogenesis. Genetic Mol Res 2003; 2: 159-68.         [ Links ]

14.- DUSANIC D G. In vitro production of metacyclic trypomastigotes of T. cruzi. J Parasitol 1980; 66: 1046-9.         [ Links ]

15.- SULLIVAN J J. Metacyclogenesis of T. cruzi in vitro: A simplified procedure. Trans Roy Soc Trop Med Hyg 1982; 76: 300-3.         [ Links ]

16.- CASTELLANI O, RIBEIRO L V, FERNÁNDEZ J F. Differentiation of T. cruzi in culture. J Protozool 1968; 14: 447-51.         [ Links ]

17.- ISOLA E L D, LAMMEL E M, KATZIN V J, GONZÁLEZ-CAPPA S M. Influence of organ extracts of T. infestans on differentiation of T. cruzi. J Parasitol 1981; 67: 53-8.         [ Links ]

18.- TIBAYRENC M, AYALA F J. T. cruzi populations: more clonal than sexual. Parasitol Today 1987; 7: 228-92.         [ Links ]

19.- LAURIA-PIRES L, TEIXEIRA A R L. Virulence and pathogenicity associated with diversity of T. cruzi stocks and clones derived from Chagas's disease patients. Am J Trop Med Hyg 1996; 55: 304-10.         [ Links ]

20.- LAURIA-PIRES L, SANTANA J M, TAVARES E S, TEIXEIRA A R L. Diversity of T. cruzi stocks and clones derived from Chagas' disease patients I- Behavioral characterization in vitro. Rev Soc Bras Med Trop 1997; 30: 187-92.         [ Links ]

21.- CALDERÓN-ARGUEDAS O, TROYO A, VALERIO I, CHINCHILLA M. Heterogeneidad clonal en epimastigotos de una cepa centroamericana de T. cruzi (Kinetoplastida: Trypanosomatidae). Parasitol Latinoam 2002; 57: 40-5.         [ Links ]

22.- PENIN P, GAMALLO C, DE DIEGO JA. Biological comparison between three clones of T. cruzi and the strain of origin (Bolivia) with reference to clonal evolution studies. Mem Inst Osw Cruz 1996; 91: 285-91.         [ Links ]

Agradecimientos: Agradecemos a la Dra. Adriana Troyo-Rodríguez del Departamento de Epidemiología y Salud Pública, Universidad de Miami, FL, USA, por sus críticas y sugerencias a este manuscrito y a la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad de Costa Rica por su apoyo financiero al proyecto VI 803-A4-017.