SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.57 número3-4Sintomatología y factores epidemiologicos asociados al parasitismo por Blastocystis hominisPerfil das enteroparasitoses diagnosticadas em pacientes com infecção pelo vírus HIV na era da terapia antiretroviral potente em um centro de referência em São Paulo, Brasil índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Parasitología latinoamericana

versión On-line ISSN 0717-7712

Parasitol. latinoam. v.57 n.3-4 Santiago jul. 2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-77122002000300004 

Parasitol Latinoam 57: 103 - 110, 2002

ARTÍCULO ORIGINAL

Epidemiología de las parasitosis en Bahía Blanca
(Provincia de Buenos Aires) Argentina-1994/1999

SIXTO RAÚL COSTAMAGNA *, SUSANA GARCÍA *, ELENA VISCIARELLI * y NILDA CASAS **

EPIDEMIOLOGY OF THE PARASITOSIS IN BAHÍA BLANCA
(PROVINCE OF BUENOS AIRES) ARGENTINA, 1994 - 1999

The purpose of this research is to carry out an epidemiological characterization of the different types of parasitosis detected in the city of Bahía Blanca (Argentina) (1994 to 1999). To this end, the prevalence of: enteroparasitosis, trichomonosis, toxoplasmosis, Chagas disease, malaria, hydatidosis, toxocarosis, cysticercosis, and trichinellosis in human beings is reported in this study. Furthermore, the frequency and spectrum of the parasites found in the dogs´ excrements collected from the public thoroughfare as well as parasitism rates in the vegetables from the truck farms of the city are also included in the present study. The high rates of enteroparasitosis in human beings ranging from 28% to 87.9% depending on the areas of study, those in dogs´ excrements reaching a percentage of 33.1%, and the presence of vegetables from fully contaminated truck farms are indicative of a serious intestinal parasite-transmission problem in the city of Bahía Blanca urging for preventive measures in order to minimize this situation.

Key words: Epidemiology, Human parasitosis, Dogs parasitosis, Bahia Blanca Argentina,

INTRODUCCIÓN

La ciudad de Bahía Blanca, está ubicada al sur de la provincia de Buenos Aires, sobre la costa del Océano Atlántico, a 38º 44"de latitud sur y 62º 16"de longitud oeste, a 730 Km al sur de la Capital Federal. Se destaca por su rol de "metrópoli regional", favorecida por su cercanía de sólo 8 Km, a los puertos de Ingeniero White y Galván. La temperatura media anual es de 15,1ºC con variaciones entre 42ºC y -11,8ºC y una precipitación media anual de 613,6 mm, medidos durante la última década1, y el promedio de velocidad de vientos anual es de 24 Km/hora2.

La población, estimada es de 296.586 habitantes, lo que representa el 2,4% del total de la población de la Provincia de Buenos Aires, donde se concentra un tercio de la población de Argentina, con un 2,9% de pasivos transitorios, un 58,8% de activos y un 13,3% de pasivos definitivos3. El 48,1% son varones y un 51,9% mujeres y la estructura poblacional, según edad se presenta en Tabla 1.


La tasa de analfabetismo de adultos es del 1,3%, la tasa de escolarización de 6 a 12 años es de 98,8% y de 13 a 17 años del 76,5%. La tasa de mortalidad infantil para 1996 fue del 1,7% de nacidos vivos, existiendo un 26,4% de la población sin cobertura en salud y la tasa de natalidad para el mismo año, del 1,53%3.

La ciudad se presenta como cabecera del sudoeste de la Provincia de Buenos Aires, con una producción base agrícola-ganadera, consolidándose como centro urbano proveedor de bienes y servicios para la zona circundante. Fue elegida para el asentamiento de importantes empresas agroindustriales y del sector petroquímico, dando lugar a un proceso de industrialización, que en estos últimos años se ha convertido en el motor dinamizador de la economía de la ciudad 4.

A pesar de los avances tecnológicos, la industrialización, la urbanización y la tendencia a mejorar la calidad de vida de la ciudad, las enfermedades parasitarias continúan afectando la salud humana. Por ello es que se decidió realizar el presente estudio, con el objeto de que se pueda disponer de una descripción epidemiológica de los años 1994 -1999 sobre las parasitosis humanas en esta ciudad , con datos propios y de bibliografía local5,6. Esta descripción se completa con investigaciones de parásitos presentes en heces de perros de la vía pública7 y hallazgo de parásitos, quistes o huevos en verduras de quintas de la ciudad de Bahía Blanca.

MATERIAL Y MÉTODOS

1. Enteroparásitos humanos Se estudiaron muestras de heces en 5 de la ciudad:

a) Zona periférica: Definimos así al área urbana externa de la ciudad, donde el agua potable no llega a todas las viviendas y la mayoría de ellas carece de sanitarios adecuados por falta de cloacas en el sector, no existe buen drenaje del agua de lluvia, las calles son de tierra y el nivel socioeconómico de la población corresponde a los más bajos de la ciudad. Se incluyó, en este estudio, a los barrios Fortaleza Argentina y Villa Nocito. En estos sectores se estudiaron 300 niños de escolaridad primaria, con edades comprendidas entre 5 y 12 años.

b) Hogar de niños: comunidad semi cerrada: En este hogar se estudiaron 80 niños con edades entre 5 y 12 años, que viven durante la semana en el lugar, retirándose la mayoría a sus hogares los fines de semana.

c) Guarderías: En este grupo se estudiaron 100 niños entre 2 y 4 años de edad, que concurrían a cuatro guarderías maternales, de la zona céntrica, hijos de padres de clase media.

d) Hospital Militar Bahía Blanca: Se analizaron 105 muestras correspondientes a menores de 12 años que concurrieron al Laboratorio de Análisis Clínicos del Hospital, a realizarse enteroparasitogramas por solicitud médica. Este hospital está abierto a la comunidad y las muestras seleccionadas correspondieron a residentes en el entorno hospitalario, oriundos de Bahía Blanca.

d) Hospital Público: Se estudiaron 2.447 pacientes menores de 15 años, que concurrieron al Laboratorio de Parasitología del Hospital Interzonal "Dr José Penna", a realizarse estudios enteroparasitológicos, por indicación médica.

En los cinco centros, las muestras de materia fecal fueron recolectadas durante 7 días en frascos con formol al 5%. En el laboratorio fueron analizadas microscópicamente (una gota entre porta y cubreobjetos) y se efectuaron concentraciones por los métodos de Ritchie8 y MIF9. La investigación de Enterobius vermi-cularis se realizó mediante el "Test de las Gasitas": limpieza de la zona perianal a la mañana y antes de levantarse, con un trozo de gasa doblado, durante siete días (un trozo de gasa por día). A estas gasas se les agregó 35 ml de formol al 5% y luego de mezclar bien para desprender los huevos de los parásitos, se centrifugó el líquido a 2.000 rpm durante 5 minutos, procediéndose luego a la observación en microscopio óptico del sedimento, entre porta y cubreobjeto.

No se investigó Cryptosporidium sp. Para una mejor tipificación de Entamoeba spp. se efectuó coloración Tricrómica de Gomori10.

La selección de los pacientes en la zona periférica, en la comunidad semi-cerrada y en las guarderías, se efectuó al azar, utilizando tabla de números aleatorios.

2. Trichomonosis: Se estudiaron 600 mujeres con edades comprendidas entre los 22 y 55 años que concurrieron a los consultorios de ginecología de los diferentes hospitales de la ciudad. La investigación de Trichomonas vaginalis se efectuó, en todos los casos, en flujo vaginal obtenido de fondo de saco con hisopo estéril, el cual fue colocado en tubo estéril que contenía 5 cc de solución salina fisiológica. Además se efectuaron, en el lugar, dos extendidos del flujo en portaobjetos, los que fueron secados al aire y remitidos inmediatamente al laboratorio. A cada muestra se le realizó inmediatamente de extraídas, un examen en fresco de flujo vaginal, entre porta y cubreobjetos ("wet mount"), la coloración de May Grunwald-Giemsa. y la coloración fluorescente con naranja de acridina11.

Fue considerada positiva la muestra que se demostraba la presencia del parásito por alguno de los tres métodos.

3. Toxoplasmosis: Se realizaron reacciones de Hemoaglutinación Indirecta (HAI) (Wiener Lab. S. A. I. C.®) a 400 mujeres embarazadas que concurrieron al Hospital Militar Bahía Blanca. Para los Hospitales Penna, Municipal y Privado del Sur se revisó la bibliografía existente.

4. Enfermedad de Chagas: Se obtuvieron los resultados de 5.792 estudios serológicos efectuados en bancos de sangre, de los cuales 2.909 corresponden al Hospital Interzonal Dr. José Pena y 2.883 al Hospital Militar Bahía Blanca. Las reacciones utilizadas en ambos centros fueron Hemoaglutinación Indirecta y test de látex (Wiener Lab. S. A. I. C.®).

5. Paludismo e Hidatidosis: Para Paludismo se efectuó un relevamiento de casos presentados en los principales centros asistenciales de la ciudad y para hidatidosis se incluyeron los datos registrados en la la bibliografía existente.

6. Toxocarosis, Cysticercosis y Trichinellosis: Para toxocarosis y cysticercosis se revisó la bibliografía existente, mientras que para trichinellosis se efectuaron las correspondientes consultas en el Area Epidemiología de la Región Sanitaria I, dependiente del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires.

INVESTIGACIÓN DE PARÁSITO EN HECES DE PERROS

Se recolectaron 150 muestras de materia fecal de perros, halladas en la vía pública, a una distancia entre cada una de ellas no menor a doscientos metros en un radio de 10 cuadras alrededor de la Universidad Nacional del Sur. Se recolectaron en formol al 5%, durante los meses de julio a diciembre de 1994 y 1995 y fueron procesadas por el método de Ritchie 8.

PARÁSITOS EN VERDURAS DE HUERTAS

Se seleccionaron tres huertas de la zona periférica de la ciudad: Huertas regadas por molino (agua de pozo), huertas regadas por el arroyo Sauce Grande.y huertas regadas por el arroyo Napostá.

Se muestreó una quinta de cada sector por mes, durante un año. En cada quinta las muestras (verduras que se consumen crudas) fueron recolectadas en diferentes sectores elegidos al azar. Fueron analizadas 153 muestras en total. Cada muestra fue colocada en recipientes individuales conteniendo 5 litros de agua destilada y se dejaron durante 24 horas. Luego el líquido se centrifugó a volumen cero. El sedimento obtenido se analizó por microscopía directa y por tres métodos 8,9,12.

RESULTADOS

1. Enteroparasitos humanos: Las prevalencias halladas para parásitos de materia fecal y mucus anal se muestran en la Tabla 2 y el espectro parasitario, correspondiente a cada centro, en la Tabla 3.


2. Trichomonosis: La prevalencia de tricho-monosis hallada sobre las 600 muestras estudiadas fue del 26,35%.


3. Toxoplasmosis: Los resultados de exámenes serológicos obtenidos para toxoplasmosis se muestran en la Tabla 4.


4. Ernfermedad de Chagas: Los resultados correspondientes a la serología para Chagas en dadores de sangre se muestran en la Tabla 5.


5. Paludismo e Hidatidosis: Paludismo: 2 a 3 casos por año, registrados en los diferentes centros asistenciales de la ciudad. y los datos obtenidos en búsqueda bibliográfica para hidatidosis se muestran en la Tabla 6.


6. Toxocarosis, Cysticercosis y Trichinellosis: Toxocarosis: positividad global: 33% (Adultos; 26,4% y en población pediátrica 44,2%)17. Neurocysticercosis: 2 (dos) casos reportados18 y trichinellosis: Año 1995: 27 casos Año, 1996: 106 casos Año 1997: 440 casos (Notificados solamente 27919, Años 1998 y 1999: sin notificaciones en el Ministerio de Salud Provincial.

PARÁSITOS DE HECES DE PERROS EN LA VÍA PÚBLICA

De 150 muestras analizadas, 33,1% fueron positivas, demostrándose en ellas la presencia de huevos o quistes de parásito, muchos de ellos de importancia zoonótica, tal como se muestra en la Tabla 7. En 18 de las muestras positivas se encontró más de una especie parasitaria.


ELEMENTOS PARASITARIOS HALLADOS EN VERDURAS DE HUERTAS

La frecuencia de hallazgos de elementos parasitarios en las diferentes huertas, según el tipo de riego, se pueden visualizar en la Tabla 8. El espectro parasitario hallado en verduras obtenidas de las huertas de la ciudad se muestra en la Tabla 9.


Si comparamos las prevalencias de ele-mentos parasitarios hallados en Huertas regadas con agua de Molino (40%) con las regadas con aguas del Arroyo Napostá (57%), para un límite de confianza del 95%, obtenemos un riesgo relativo de 1,43 (0,95-2,15), con un x2: 3,11 p: 0,07, para el riego con aguas del Arroyo Napostá.


DISCUSIÓN

Las prevalencias de parásitos encontrados en heces y mucus anal en niños menores de 12 años de la ciudad de Bahía Blanca y que mostramos en las Tablas 2 y 3 es preocupante y pareciera no esperarse para estas latitudes, con un clima muy frío y ventoso. Sin embargo, nuestros hallazgos son muy similares a otros encontrados en diferentes zonas cálidas y húmedas de Argentina y América del Sur20-23 como así también en áreas más frías y ventosas de nuestro país24, 25. Como puede notarse en la Tabla 3, G. lamblia junto a E. vermicularis y E. coli, se destacan por su rol de «parásitos de guarderías infantiles». En el mismo cuadro se visualiza la alta prevalencia registrada para H. nana, quien junto a los tres parásitos anterior-mente citados son los más frecuentes.

Con relación a los parasitosis no intestinales, nuestros resultados muestran que para trichomonosis la prevalencia, sobre muestras obtenidas de mujeres que concurren a consultorio ginecológico de hospitales es del 26,35%, lo que coincide con otros resultados obtenidos en otros lugares de Argentina26. El conocimiento de la verdadera y real prevalencia de trichomonosis en la población mundial es difícil de precisar, ya que no existen estudios epidemiológicos transversales que hayan permitido obtener la información necesaria, y además éstos difieren de acuerdo con la sensibilidad del o de los métodos utilizados para el diagnóstico de laboratorio. En virtud de que no es posible obtener muestras estadísticamente significativas, no se disponen de datos sobre la verdadera prevalencia de esta parasitosis en la población en general.

Con referencia a toxoplasmosis, las sero-prevalencia mostrada en la Tabla 4 oscila entre un 41,7% y un 65% según sea el grupo estudiado, con resultados similares a los obtenidos en otras ciudades de Argentina27. En el caso de enfermedad de Chagas, las diferencias de prevalencias mostradas en la Tabla 5, se debería a que los donantes que concurren a cada centro son diferentes: En el caso del Hospital Interzonal Dr. José Penna, los donantes muchas veces son oriundos de áreas endémicas de Argentina y Chile.

Respecto de paludismo, al ser Bahía Blanca una región que prácticamente está unida al Puerto «Ingeniero White», los pocos casos que se detectan anualmente corresponden a la tripulación de buques extranjeros presentes en el puerto. No existe, por razones climáticas, paludismo autóctono en la ciudad ya que no está presente el vector.

La hidatidosis es una enfermedad endémica en el sur de la Provincia de Buenos Aires y la Patagonia Argentina, por lo que anualmente en Bahía Blanca, como centro regional de alta complejidad médica, se registran numerosos casos quirúrgica, tal como queda documentado en la Tabla 6.

La seroprevalencia para toxocarosis, en-contrada por Gentili y col.17, muestra resultados similares a los obtenidos en las ciudades de La Plata y Buenos Aires en Argentina28, 29, aunque superiores a los hallados en Chile 30.

Con relación a neurocysticercosis, si bien se han comunicado sólo dos casos, nos estaría indicando que la prevalencia de teniosis a Taenia solium puede estar subestimada.

Por ser Bahía Blanca y su zona una región ganadera, con faenas caseras de embutidos, la trichinellosis es una patología prevalente desde hace mucho tiempo; tuvo en los años 1996 y 1997 un pico que llegó a los 440 casos, lo que significó el 70% del total provincial31. Las medidas adoptadas por el municipio, en la actualidad han hecho descender estas cifras.

En la ciudad de Bahía Blanca, con una población de casi 300.000 habitantes, existen 18.000 perros vagabundos y 50.000 perros con dueño. El municipio gasta 30.000 dólares anuales para esterilizar perras, pero la irres-ponsabilidad de quienes adoptan mascotas y luego las abandonan, hace que esta labor sea insuficiente32. Si cada perro excreta 200 g de heces/día, los 18.000 perros vagabundos de Bahía Blanca excretarán diariamente 3,6 toneladas de heces, las que quedan esparcidas por la vía pública en toda la ciudad; si tenemos en cuenta que el 33,1% de esas heces están contaminadas por elementos parasitarios, algunos de ellos con importancia zoonótica (Tabla 7) creemos que la peligrosidad de estas heces queda demostrada.

Con referencia a los elementos parasitarios hallados en las verduras estudiadas, los resultados mostraron que en el 100% de las huertas se hallaron elementos parasitarios en algún momento del estudio. El menor por-centaje corresponde a las huertas regadas con agua de molino, mientras que los mayores a las regadas con agua del arroyo Napostá, tal como puede observarse en la Tabla 8, con un Riesgo Relativo significativo para las verduras provenientes de las huertas regadas con aguas del Arroyo Napostá. Si analizamos el espectro parasitario mostrado en la Tabla 9, podemos notar lo peligroso que puede ser el consumo de estas verduras crudas.

Los elevados índices de parasitismo en-contrados en humanos de esta ciudad son comparables a los hallados en zonas más cálidas de América33,34.

Es fundamental la difusión de estos hallazgos con el fin de que se implementen medidas de control y prevención adecuadas para minimizar los riesgos que significan las fuentes de contaminación parasitaria en nuestra ciudad, ya que el espectro parasitario hallado, tanto en humanos, en perros y en verduras, reveló presencia de elementos parasitarios de importancia zoonótica en valores significativos. Además, es conveniente un mayor conocimiento de la enfermedad parasitaria, a fin de que el profesional bioquímico y médico puedan efectuar mayor cantidad de diagnósticos y adecuados tratamientos, como así también colaborar para una mayor difusión de estos resultados e implementar mejores campañas de prevención de las enfermedades parasitarias para lograr una mejor calidad de vida de la población.

RESUMEN

El objetivo de este trabajo fue realizar una descripción epidemiológica de las diferentes parasitosis que se detectaron en la ciudad de Bahía Blanca (Argentina) en el período 1994/1999. Se presentan las prevalencias de: ente-roparásitos, trichomonosis, toxoplasmosis, enfermedad de Chagas, paludismo, hidatidosis, toxocarosis, Cysticercosis y trichinellosis en humanos. También se muestra la frecuencia y el espectro de parásitos encontrados en heces de perros recolectadas de la vía pública y las tasas de parasitismo en verduras de huertas de la ciudad. Las altas tasas de enteroparasitismo detectadas en humanos, que oscilaron entre el 28% y el 87,9% según el sector estudiado; heces de perros parasitadas en un 33,1% y verduras donde se encontraron todas las huertas conta-minadas, señalan que en la ciudad de Bahía Blanca existe un importante problema de transmisión de parásitos intestinales que necesita adecuadas acciones preventivas a fin de minimizar esta situación.

REFERENCIAS

1.- SERVICIO METEOROLÓGICO NACIONAL ARGENTINO. Estadísticas climatológicas 1981-1990. Serie B. Nro 37. Primera Edición. Bs. Aires, Argentina. 1992. pp. 15-9.         [ Links ]

2.- CAPELLI A, CAMPO A. La transición climática en el Sudoeste bonaerense. SIGEO, Universidad Nacional del Sur, Bahía Blanca (Argentina), 1994. Monografía Nro. 5.         [ Links ]

3.- BAYLAC J P. Eje de Desarrollo, 2da parte, "Cruz del Sur " ICPS-INDEB. Capital Federal, Argentina; 1999.         [ Links ]

4.- MUNICIPALIDAD DE BAHÍA BLANCA (Argentina): Diagnóstico y escenarios territoriales, Análisis FODA; 1998.         [ Links ]

5.- COSTAMAGNA S R, LÓPEZ J, TORNO CAFASSO O et al. Investigación de enteroparasitosis en área periférica de Bahía Blanca (República Argentina). Parte I. Rev AMBB 1988; 7: 13-6.         [ Links ]

6.- COSTAMAGNA S R, GARCÍA S, GUTIÉRREZ M et al. Investigación de entero y ectoparasitosis en el área periférica de Bahía Blanca (Argentina). Rev AMBB 1991; 2: 21-7.         [ Links ]

7.- TORNO CAFASSO O, GARCÍA S, PRAT M, SANTAMARÍA B. Enteroparásitos del perro en un sector de Bahía Blanca, Argentina. Parasitol al Día 1996; 20: 144-6.         [ Links ]

8.- RITCHIE R S. An ether sedimentation technique for routine stool examination. Bull U S Army Med Dept 1948; 8: 326-7.         [ Links ]

9.- SAPPERO J J, LAWLESS D K. The «MIF» stain-preservation technique for the identification of intestinal protozoa. Am J Trop Med Hyg 1953; 2: 613-9.         [ Links ]

10.- GOMORI G. A rapid one-step trichrome stain. Amer J Clin Path 1950; 20: 661-3.         [ Links ]

11.- FRIPP P J, MASON P R, SUPER H. A method for the diagnosis of Trichomonas vaginalis using acridine orange. J Parasitol 1975; 61: 966-7.         [ Links ]

12.- WILLIS H. A simple levitation method for the detection of hookworm ova. Med J Australia 1921; 1: 375-6.         [ Links ]

13.- BONANNO A, FITTIPALDI T, SEVERINI C, BLANCO G. Control inmunoserológico en embarazadas. Rev AMBB 2000; 10: 57-8.         [ Links ]

14.- MAURIZI D, BARBERIO P, FERRER L et al. Seroprevalencia de anticuerpos anti-Toxoplasma gondii y Rubéola en una población de Bahía Blanca. Rev AMBB 2000; 10: 59-60.         [ Links ]

15.- YAZYI J, ARENAS H, COSTAMAGNA S R. Tratamiento de la Hidatidosis hepatopulmonar. Medicina 1997; 55 (supl III): 60-1.         [ Links ]

16.- CARIGNANO F, GÁSPARI C, BYKALUK J, FIORINI D. Hidatidosis hepática: informe sobre 56 pacientes operados. Rev AMBB 2000; 10 (supl 1): 25.         [ Links ]

17.- GENTILI A, LEJTMAN N, GABBARINI J, GONZALEZ M. Toxocariosis. Estudio epidemiológico clínico en humanos. Acta Bioquím Clín Latinoamericana 1994; 28: 2: 257-62.         [ Links ]

18.- VECCHI C, GERTISER A, ALVAREZ S et al. Presentación de dos casos clínicos pediátricos de Neurocisticercosis en Bahía Blanca. Actas XVII Congreso Argentino de Neurología Infantil. Córdoba, Argentina. 5-6 de octubre de 1997, pág. 50.         [ Links ]

19.-GIMÉNEZ R, CAMINOA R, LEDESMA M, et al. Aspectos epidemiológicos de la presentación de casos de Trichinellosis humana de origen comercial en la ciudad de Bahía Blanca (mayo-junio de 1997). 2do Congreso Argentino de Zoonosis, Buenos Aires, Argentina; 1998. Libro de Resúmenes, pp. 188-9.         [ Links ]

20.- BORDA E, REA M, ROSA J, MAIDANA C. Parasitismo intestinal en San Cayetano, Corrientes, Argentina. Bol Oficina Sanit Panam 1996; 120: 110-6.         [ Links ]

21.- GARAGUSO P, OLIVIERI F, MÉNDEZ O. Investigaciones entero-parasitológicas sobre niños. Rev Arg Parasitol 1979; I: 61-9.         [ Links ]

22.- SCHENONE H, ROJAS A, GALDANES M et al. Panorama de las Helmintiasis intestinales humanas transmitidas por el suelo en Chile (1970-1980). Bol Chileno Parasitol 1981; 36: 9-13.         [ Links ]

23.- VALPERGA S, OVEJERO G, SORIA E et al. Estudio comparativo de dos encuestas coproparasitológicas efectuadas con 19 años de diferencia en una escuela suburbana de San Miguel de Tucumán (Argentina). Rev Fac Med Tucumán 1987; XIX : 17-27.         [ Links ]

24.- ACEÑA C. Parasitología: Ascaris lumbricoides. Rev San Mil Arg 1994; Vol. XCIV (2): 190-206.         [ Links ]

25.- COSTAMAGNA S R, TORNO O, GARCÍA S et al. Enteroparásitos en niños residentes en zona rural del Partido de Carmen de Patagones, Provincia de Buenos Aires, Argentina. Parasitol al Día 1999; 23: 48-52.         [ Links ]

26.- TONELLI R, SALOMON C. Frecuencia de Trichomonas vaginalis y flora bacteriana asociada en flujo vaginal. Medicina 1997; 55 (Supl III): 58-9.         [ Links ]

27.- SALOMÓN C, TONELLI R, BORREMANS G, MANA C. Detección de anticuerpos contra Trypanosoma cruzi, Toxoplasma gondii y Toxocara canis en una población de pobladores rurales. Medicina 2000; 60 (Supl lll): 61-2.         [ Links ]

28.- PEZZANI B. Toxocariosis humana. Rev Arg Infect 1993; 6: 45-8.         [ Links ]

29.- ARCHELLI S, RADMAN N, GUARDIS M, FONROUGE R. Toxocariasis: Síndrome de Larva Migrans. Rev Univ LP 1997; 1: 2-5.         [ Links ]

30.- HESKOVIC P. ASTORGA B. Toxocariasis humana en Chile. Rev Méd Chile 1985; 113: 18-21.         [ Links ]

31.- BOLPE J, CAMINOA R. Triquinosis humana, incremento de la casuística registrada en el período 1975-1997 en la Provincia de Buenos Aires, Argentina. 2do Congreso Argentino de Zoonosis, Buenos Aires, Argentina; 1998. Libro de Resúmenes, pp. 184-5.         [ Links ]

32.- LUCIANI A. La otra cara de las mascotas. La Nueva Provincia, 12 de julio de 1998: 12-3.         [ Links ]

33.- MARZOCHI M C. Estudo dos fatores envolvidos na disseminacao dos enteroparasitas II- Estudo da contaminacao de verduras e solo de hortas na cidade de ribeirao preto. Sao Paulo. Brasil. Rev Inst Med Trop Sao Paulo 1977; 19: 148-55.         [ Links ]

34.- TAKEYANAGUI O, FEBRONIO L, BERGAMINI A et al. Fiscalizacao de hortas productoras de verduras do municipio de Riberao Preto, SP. Rev Soc Br Med Trop 2000; 33: 169-74.         [ Links ]

* Cátedra de Parasitología Clínica, Departamento de Biología, Bioquímica y Farmacia, Universidad Nacional del Sur. San Juan 670 (8000) BAHIA BLANCA (Argentina).
E-mail: rcostama@criba.edu.ar

** Hospital Interzonal Dr. José Penna. BAHIA BLANCA (Argentina).