SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.36 suppl.espect1VARIABILIDAD INTERLOCAL EN SECUENCIAS DE REDUCCIÓN LÍTICA: CONJUNTOS CORDILLERANOS DE CHILE CENTRALLOS IMPLEMENTOS DE MOLIENDA EN UN CAMPAMENTO ESTACIONAL DEL HOLOCENO MEDIO: IMPLICANCIAS FUNCIONALES Y CONTEXTUALES índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Chungará (Arica)

versión On-line ISSN 0717-7356

Chungará (Arica) v.36  supl.espec. t1 Arica sep. 2004

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-73562004000300011 

  Volumen Especial, 2004. Páginas 89-94
Chungara, Revista de Antropología Chilena

SIMPOSIO PERSPECTIVAS TEÓRICAS Y METODOLÓGICAS EN LOS ESTUDIOS LÍTICOS

PRIMEROS CAZADORES MARÍTIMOS Y TERRESTRES DE PATAGONIA AUSTRAL Y TIERRA DEL FUEGO: TECNOLOGÍA LÍTICA E IDENTIDAD CULTURAL1

 

Valérie Schidlowsky*

* UMR 8096 Archéologie des Amériques. Maison René Ginouvès, 21 allée de l'Université, 92023 Nanterre cedex, Francia. vschidlo@infonie.fr


¿Cómo llevar a cabo un estudio comparativo entre grupos humanos que se diferencian por los tipos de recursos explotados y por sus territorios? El ejemplo de la comparación de las industrias líticas entre los cazadores marítimos del Seno Otway (Bahía Colorada, Englefield), de la Isla Riesco (Ponsonby), del Estrecho de Magallanes (Bahía Buena, Punta Santa Ana), del Canal Beagle (Lancha Packewaïa) y los cazadores terrestres de la cueva Fell, ilustra cómo la tecnología lítica representa un método privilegiado para responder a una problemática regional sobre la caracterización cultural. Los resultados serán evocados a partir de una perspectiva metodológica, que tiene como objetivo mostrar cómo el análisis se adaptó al contexto estudiado, y cómo fueron resueltos los problemas de la confrontación de los datos.

En el marco de una problemática globalizante, el autor explicará el por qué de la elección de un análisis tecnológico y tipológico, y el por qué de la necesidad de la elaboración de modelos económicos y culturales, que permiten poner en evidencia los conceptos ("maneras de ver") y los comportamientos técnicos ("maneras de hacer"), de los ocupantes de los distintos yacimientos. Al final, será discutida la interpretación y la pertinencia de los resultados en términos de significación cultural.

Palabras claves: Patagonia austral, Tierra del Fuego, cazadores marítimos y terrestres, tecnología lítica, comportamientos tecno-económicos, materias primas.

How to carry out a comparative study between human groups distinguished by the means of subsistence and their territories? The example of comparison of the lithic industries of the maritimes hunters from Seno Otway (Bahia Colorada, Englefield 1), the Riesco Island (Ponsonby), the Strait of Magellan (Bahía Buena, Punta Santa Ana), the Beagle channel (lancha Packewaïa) and the terrestrial hunters from Fell's cave show us clearly how the lithic technology is a privileged means to answer regional issue of cultural characterization. The results are given with a view to showing methodically how the study has been adjusted to the context and how many questions pertaining to the data comparison have been sorted. In view of a global approach, the author will explain the choices of a technological and typological analysis, and the importance of the economic and cultural patterns constitutions that enhance the concepts ("way of seeing") and also the technical behaviours ("way of doing") used by the inhabitants of those different sites. Finally the interpretation and the accuracy of the results in terms of cultural signification will be discussed.

Key words: Patagonia austral, Tierra del Fuego, maritime and terrestrial hunters, lithic technology, techno-economical behaviours, lithic raw material.


La dicotomía entre los cazadores marítimos y los cazadores terrestres empieza por el sexto milenio antes del presente, período que corresponde a la mayor antigüedad de los yacimientos marítimos. La diferencia temporal entre la instalación de los ocupantes de las pampas australes, alrededor de 12.000-10.000 a.p., y la de los primeros cazadores marítimos, introduce el asunto del origen de estos últimos, y de la identidad cultural de estos distintos grupos humanos.

La cultura material y el modo de vida de los cazadores marítimos parece muy estable desde las antiguas ocupaciones, y los principales rasgos ya estaban presentes cuando llegaron a los archipiélagos. La evolución de la cultura material de los cazadores terrestres es más compleja y muestra más variaciones, en particular a través de las industrias líticas.

A partir de esta percepción de una evolución paralela podemos preguntarnos si estas poblaciones marítimas, ya especializadas, llegaron del norte. Y en ese caso ¿qué relaciones tuvieron con los grupos de cazadores terrestres ya instalados antes del sexto milenio?

MATERIAL Y MÉTODO

Una de la primeras dificultades reside en la diferenciación de los recursos fáunicos y de los territorios explotados, lo que complica la comparación. La tecnología lítica se impuso como un medio privilegiado para llevar a cabo un estudio comparativo, y así atravesar las barreras económicas y geográficas. Incluyendo las industrias de los sitios que pertenecen a distintos núcleos de cazadores marítimos y el yacimiento de la cueva Fell, procuramos saber si la caracterización cultural revelaría tal diferenciación entre estos distintos grupos, y si existieron relaciones entre ellos.

Fue elegida una comparación, la más sincrónica posible, que corresponde al período crucial de los primeros cazadores marítimos. Empecemos por las comparaciones entre los yacimientos del grupo del mar de Otway y del Estrecho de Magallanes ­Englefield 1, Bahía Colorada, Bahía Buena y Punta Santa Ana­ para caracterizar más precisamente lo que llaman "la cultura de Englefield" (Tabla 1).


A partir de esta parte central, que nos permitió construir un método de análisis comparativo, orientamos luego las comparaciones en función de los parámetros geográficos y económicos.

Según el eje geográfico

Hicimos un estudio comparativo con el "período III" de la cueva Fell (Tabla 1).

La elección de este período, un poco más antiguo, nos pareció pertinente para la investigación sobre un eventual parentesco con los cazadores marítimos, en la hipótesis que estos últimos hayan sido rechazados hacia los archipiélagos, y forzados a adaptarse al medio marítimo.

Según el eje económico (de la economía de subsistencia)

Las comparaciones fueron extendidas al horizonte temprano o "Componente Antiguo" de Lancha Packewaïa (Tabla 1).

Si las contribuciones de la tecnología lítica, en términos de significación cultural, son conocidas hoy en día, nos gustaría, sin embargo, añadir algunas precisiones sobre nuestra propia investigación. Para poder comparar industrias distintas, hechas a partir de distintos tipos de materias primas, tuvimos primero que orientar el desarrollo de los análisis sobre la comprensión de los objetivos de la producción, las armas y los instrumentos, para aclarar las intenciones de los variados procedimientos de fabricación y los distintos tipos de coacciones.

Es así como fue elaborado un marco tecnotipo-lógico a partir del núcleo central de los yacimientos de la cultura de Englefield, con la ayuda de normas que pueden adaptarse con facilidad, en el momento de la comparación con las otras series.

Los datos del análisis detallado de las cadenas operativas, tomando en cuenta la totalidad de los vestigios, nos permitieron luego alcanzar elementos informativos de diferentes tipos, como por ejemplo los procedimientos operativos, la gestión de los soportes o los conceptos de instrumentos. Concretamente, utilizamos los medios de la "lectura tecnológica" de las piezas, pero también el método estadístico, para las comparaciones morfométricas (promedios, histogramos), que nos permitieron encontrar los criterios utilizados para la elección de los "soportes" (forma-bases) para la talla (el debastamiento) y el retoque, pero también las normas formales deseadas para los diferentes tipos de instrumentos.

En vez de los tipos de instrumentos (que corresponden a categorías), tratamos de encontrar cuáles eran los conceptos de instrumentos, es decir, cómo los talladores se representan su instrumental, para encontrar las "preferencias" dentro de un campo de posibilidades. Estas preferencias, sea en términos de formas o de modalidades técnicas de elección, reflejan las intenciones, las costumbres de los talladores, y corresponden a una parte de su patrimonio cultural (Pelegrin 1995).

Para que las comparaciones resulten más fáciles, tuvimos que traducir las diferentes informaciones al final del estudio de cada conjunto, en la forma de dos modelos.

Los primeros modelos, tecnoeconómicos, corresponden a la síntesis de las cadenas operativas y de los comportamientos tecnoeconómicos.

Los segundos modelos se orientan hacia una caracterización cultural, con la ayuda de las motivaciones y del valor de los actos técnicos anteriormente puestos en evidencia, tratando de encontrar cómo los comportamientos tecnoeconómicos se estructuran. Estos modelos fueron sometidos después a una última etapa de comparación y de interpretación general, a veces con la ayuda de los elementos de los otros sistemas técnicos.

La Cultura de Englefield

Primero, pudimos caracterizar el conjunto, a priori homogéneo por muchos aspectos, de la cultura de Englefield. En diferentes grados del análisis y de interpretación del estudio tecnológico, se encuentra una notable homogeneidad en el plano tecnoeconómico y cultural, que se caracteriza por tres puntos sobre los cuales se estructura el conjunto de los comportamientos tecnoeconómicos.

La explotación intensiva de la obsidiana

Ésta constituye un poderoso marcador cultural, que diferencia de manera significativa la cultura de Englefield de los otros conjuntos de la región, en particular de los yacimientos de economía terrestre. La obsidiana alcanza proporciones excepcionales en los cuatro sitios de la cultura de Englefield. La adquisición preferencial y especializada de esta materia prima representa una carga técnica y social muy investida y claramente superior a la de las materias primas locales, que han sido muy poco explotadas de manera deliberada. La adquisición en sectores precisos, lejos de los campamentos, sin duda por vía marítima, necesita conocimientos y competencias particulares, teniendo consecuencias sociales importantes.

Las variaciones morfométricas que aparecen entre los sitios de la isla Englefield y los del Estrecho de Magallanes están en relación con la distancia de fuentes las más probables de obsidiana, que se ubicarían en los alrededores del seno Otway.

La práctica estereotipada del "facetado" (retoque) bifacial y la carga investida en esta técnica. El facetado bifacial se desarrolla esencialmente sobre la obsidiana, material muy valorizado, lo que corresponde a una preferencia de orden cultural. Corresponde también a una respuesta óptima para obtener los instrumentos más investidos como los cuchillos.

Un sistema jerarquizado de elecciones de soportes y métodos de producción, que se estructura a partir de la necesidad preeminente de una buena longitud de corte. Los objetivos de la producción son variados: instrumentos sobre barras, sobre hojas y lascas de obsidiana y otras rocas, que son notablemente homogéneos en los cuatro yacimientos, eso a pesar de las variaciones cualitativas de la materia prima.

La representación esquemática de las cadenas operativas corresponde en realidad a un sistema más bien complejo, con numerosas interacciones, traduciendo una gran flexibilidad en la práctica de los procedimientos: retoque directo de las barras, talla y retoque de lascas de obsidiana y otras rocas, facetado bifacial de barras o de lascas de obsidiana.

Se nota la existencia de un método de talla (debastamiento) de soportes laminares, características de la cultura de Englefield, hechas sobre obsidiana, y, que yo sepa, ausente de los otros sitios de la región.

El segundo Núcleo de Comparación: la Cueva Fell

En un primer grado de comparación, la panoplia del instrumental de la cueva Fell es bastante comparable a la de la cultura de Englefield. En realidad, el análisis de los comportamientos tecnoeconómicos muestra que, a pesar de algunas convergencias, quedan características segundarias que revelan "maneras de hacer" y "maneras de ver" diferenciadas.

Se conoce una explotación diferenciada de las mismas materias primas que las de la cultura de Englefield. Pero las estrategias de adquisición están diferenciadas. Los talladores de la cueva Fell diversificaron más la utilización de las materias primas, privilegiando el basalto así como las calcedonias y las rocas silíceas. Sin embargo, la presencia simétrica de materias minoritarias en los dos conjuntos (obsidiana, basalto y calcedonia) deja entrever posibilidades de contacto entre los dos grupos o sus territorios.

Las armas y los instrumentos son similares a los de la cultura de Englefield, pero traducen conceptos y tradiciones diferenciados.

Ciertas convergencias tecnotipológicas, como por ejemplo la de las puntas bifaciales triangulares, son bastante espectaculares. Sin embargo, las variaciones secundarias individualizan el instrumental de los dos conjuntos; como la valorización de las raederas y los raspadores de la cueva Fell respecto a la de los cuchillos en la cultura de Englefield y también unas divergencias formales, tales como el hecho de que los instrumentos sean masivos, la casi ausencia de puntas no retocadas bifacialmente, la existencia de dos módulos de raspadores y la de raederas a retoque cubriente en la cueva Fell.

Los métodos de producción son similares, pero la gestión de los procedimientos y de los soportes es diferenciada. La característica del sistema desarrollado por los talladores de la cueva Fell reside en la autonomía de los medios de producción (talla de lascas y "facetado" bifacial), a pesar de la variabilidad de los objetivos. Esto contrasta con las interacciones de los esquemas operativos de la cultura de Englefield. Se nota, sin embargo, homologías en los métodos de talla, aunque éstas se integren de manera diferente dentro de los sistemas de producción de los dos conjuntos.

La variabilidad observada entre los dos grupos muestra cierta diferenciación, en el plano tecnoeconómico y cultural. Pero el problema lo plantean ciertas convergencias, como por ejemplo las que conciernen objetivos y métodos muy valorizados. En esta etapa del análisis, el tema es sólo una constatación.

El Último Núcleo de Comparación: Lancha Packewaïa

Al contrario de la comparación con la cueva Fell, la comparación con Lancha Packewaïa deja aparecer esta vez una diferenciación tecnoeco-nómica y cultural más clara, con algunos rasgos comunes secundarios.

Los objetivos de la producción son diferenciados. Los instrumentos sobre lascas son los únicos que se puede comparar con la cultura de Englefield, pero ellos representan una mínima parte de la producción en Lancha Packewaïa. En efecto, ésta se orienta esencialmente hacia el "facetado" de largas puntas bifaciales, que no encuentran ninguna equivalencia tecno tipológica en la cultura de Englefield.

A pesar de las convergencias tipológicas menores (entre los cuchillos y los raspadores), el instrumental sobre lascas de Lancha Packewaïa se distingue del de la cultura de Englefield por su conceptualización y por la carga investida en los distintos tipos (las raederas, en efecto, son preponderantes en Lancha Packewaïa). Los sistemas de producción son culturalmente diferenciados, entre la jerarquización de las cadenas operativas (en Lancha Packewaïa) y la jerarquización de los soportes (en la cultura de Englefield).

La mayoría de la producción de Lancha Packewaïa está orientada hacia la producción de las largas puntas bifaciales, ejecutadas con preferencia sobre vulcanita, materia prima poco representada en las series de la cultura de Englefield.

Al contrario de los otros conjuntos, el de Lancha Packewaïa se caracteriza por una economía de las materias primas relativamente sistemática: el "facetado" bifacial sobre vulcanita cuyas fuentes de adquisición están alejadas del campamento, y, en segundo lugar, una talla de lasca sobre riolita de origen local.

Los sistemas de producción de los grupos de Lancha Packewaïa y de la cultura de Englefield se estructuran diferentemente: por un lado, en función de la necesidad prioritaria de una buena longitud de corte (o filo) para la cual varias respuestas son puestas en práctica (en la cultura de Englefield); por otro lado, en función del "facetado" bifacial, objetivo y procedimiento privilegiado (en Lancha Packewaïa).

DISCUSIÓN

¿Cuáles son las relaciones entre los diferentes grupos de cazadores marítimos y los cazadores terrestres que podemos mostrar con la interpretación de los resultados de la confrontación de los modelos?

Nuestro propósito era entender la dicotomía entre los cazadores marítimos y los cazadores terrestres. Entonces contábamos con encontrar cierto parentesco entre las series marítimas. Pero, al final de los análisis se ve que esta dicotomía no está tan clara.

Una primera etapa de interpretación corresponde a la constatación sugerida por la síntesis de los resultados: el parentesco tecnoeconómico más evidente (entre los cazadores de la cultura de Englefield y los de la cueva Fell) coincide con la mayor proximidad geográfica, a pesar de un sistema de subsistencia diferenciado. Sin embargo, esta constatación plantea un problema de interpretación, en particular en lo que concierne a las convergencias distintas de las líticas entre la cultura de Englefield y Lancha Packewaïa. Además, la proximidad geográfica es un argumento que merecería ser apoyado.

Para resolver este problema, introdujimos una comparación con el nivel B de Ponsonby (con muestras de las excavaciones Emperaire y Legoupil), yacimiento geográficamente cerca de los sitios de la cultura de Englefield y de la cueva Fell. Pero el análisis muestra que este yacimiento está muy diferenciado con respecto a estos dos conjuntos del punto de vista tecnoeconómico y cultural, mientras que aparece un fuerte parentesco con Lancha Packewaïa.

Este parentesco se traduce en el plano tipológico: en efecto, las piezas bifaciales de Ponsonby son las únicas que sostienen la comparación con las de Lancha Packewaïa, tales como las raederas de retoque cubriente. Éste se traduce igualmente en el plano de la gestión de los soportes y de los procedimientos, y por fin, en el de las materias primas explotadas.

Esta comparación permitió eliminar el argumento de la proximidad geográfica y evidenciar territorios técnicos y culturales diferenciados. Las relaciones puestas en evidencia entre los distintos sistemas técnicos vuelven a dibujar las fronteras espaciales y económicas evocadas en la problemática.

En efecto, no se trata, globalmente, de un poblamiento marítimo caracterizado por relaciones norte-sur (canal Beagle, Estrecho de Magallanes-seno Otway) opuesto al de los cazadores terrestres del este.

En el curso del desarrollo de los análisis, la adquisición de las materias primas reveló corresponder, de manera cada vez más clara, a un criterio de diferenciación cultural, más que al simple reflejo de una variación del potencial del ambiente. Se trata en efecto de elecciones preferenciales, a veces costosas en tiempo y energía, dando pruebas de estrategias específicas y no de un simple asunto de coacción.

Un segundo nivel de interpretación permite poner a la luz tres esquemas diferentes de difusión y de explotación de materias primas, en las cuales se integran los distintos conjuntos estudiados.

El primero corresponde a la red norte-sur de la explotación de la obsidiana verde, exclusivamente marítima, que se extiende desde el seno Skyring, al norte, hasta la isla Navarino al sur, cuyo arquetipo es la cultura de Englefield.

Al contrario, el segundo está caracterizado por la explotación continental del basalto y de la calcedonia, que se extiende del oeste al este, del seno Skyring hasta las orillas de la pampa atlántica, a lo mismo que hasta el norte. La industria de la cueva Fell es el ejemplo de eso.

Una tercera red se extiende igualmente de norte a sur, en el mundo marítimo, pero se distingue totalmente de la cultura de Englefield. Lo ilustran las industrias a largas puntas"foliáceas" en lutita y vulcanita de Ponsonby y Lancha Packewaïa, yacimientos que evidentemente no se integran a las precedentes redes.

CONCLUSIÓN

¿Cuáles son las contribuciones de la tecnología lítica comparativa sobre la identidad cultural de los cazadores marítimos y de los cazadores terrestres?
 
Este trabajo permite reconsiderar la problemática de la oposición entre los cazadores marítimos y los cazadores terrestres. Esta dicotomía es aceptable si uno se limita al estricto plano de la economía de subsistencia, pero la contribución de la tecnología lítica muestra que esta oposición es demasiado esquemática.

Las diferenciaciones en el registro cultural revelan la existencia de dos poblaciones haliéuticas muy diferenciadas, que no parecen compartir los mismos valores técnicos y que parecen funcionar sobre modalidades económicas, culturales y territoriales muy distintas e independientes.

En vez de dos sistemas económicos y culturales, se destacan, pues, tres sistemas diferenciados. Pero las convergencias constatadas entre los dos sistemas, aparentemente los más opuestos (marítimos y terrestres), podrían corresponder a cierta permeabilidad.

En el estado actual de los conocimientos, podemos evidenciar la diversidad cultural de los ocupantes del extremo Sur, donde uno ve dibujarse, con cierto desfase cronológico, la emergencia de dos grupos culturalmente diferenciados, especializados en la adquisición de los recursos marítimos.

El más antiguo (la cultura de Englefield) presenta unos rasgos de convergencia con los cazadores terrestres que podrían testimoniar en beneficio de la existencia de cierto "baño cultural" que sólo subsistiría bajo la forma de vestigios, intercambios o préstamos. Los argumentos sacados de la tecnología líticano nos permiten, en efecto, hablar de un cambio de estrategia adaptativa de un solo grupo cultural.

Luego, los archipiélagos conocen la llegada de grupos más autónomos desde el punto de vista cultural, dependiendo de una tradición diferenciada de los primeros ocupantes, marítimos o terrestres (Ponsonby y Lancha Packewaïa).

Si las convergencias, que aparecen entre los grupos de la cultura de Englefield y los de Ponsonby y Lancha Packewaïa, no encuentran ninguna correspondencia entre los sistemas de explotación de los materiales líticos de la región del estudio, podemos esperar encontrar, más al norte, industrias testimoniando de una diferenciación progresiva, quizás lo mismo que ciertos puntos de convergencia con otros grupos de cazadores terrestres.

Para concluir, diríamos que una presión ambiental tan fuerte como la de la extremidad austral del continente, no puso trabas al desarrollo de una diversidad cultural compleja, cuyas leyes no están descubiertas todavía.

Agradecimientos: Gracias a Anne-Marie Brougère, Dominique Legoupil y María Eugenia Solari, quienes tuvieron la gentileza de leer el texto y ayudarme con la traducción; también a Michel Fontugne, quien me produjo las edades calibradas presentadas en la Tabla 1. Un reconocimiento a todas las personas y las instituciones en Francia, Chile y Argentina, que me han permitido realizar el estudio de material sobre el cual se basa el presente artículo.

 

NOTA

1 Esta comunicación está fundada en los resultados de la tesis de doctorado del autor, en la Universidad de Paris 1 Panthéon-Sorbonne.

REFERENCIAS CITADAS

Laming-Emperaire, A., Emperaire J. 1961 Les gisements des Îles Englefield et Vivian dans la mer d'Otway, Patagonie australe. Journal de la Société des Américanistes 50:7-75.         [ Links ]

Emperaire A., Laming-Emperaire J., Reichlen H. 1962 La grotte Fell et les autres sites de la Patagonie chilienne. Journal de la Société des Américanistes 52:167-254.         [ Links ]

Legoupil, D. 1997 Bahia Colorada (île d'Englefield). Les premiers chasseurs de mammifères marins de Patagonie australe. Mémoires de l'A.D.P.F., Recherches sur les Civilisations, Paris.         [ Links ]

Orquera, L. A., Piana, E. L., Sala, A. E.,Tapia, A. H. 1977 Lancha Packewaia: Arqueología de los Canales Fueguinos. Colección Temas de Arqueología. Ed. Huemul, Buenos Aires.         [ Links ]

Ortiz-Troncoso. O. 1978 Punta Santa Ana et Bahia Buena: deux gisements sur une ancienne ligne de rivage dans le Détroit de Magellan. Journal de la Société des Américanistes 56: 133-204.         [ Links ]

Pelegrin, J. 1995 Technologie lithique: le Châtelperronien de Roc de Combe (Lot) et de la Côte (Dordogne). Cahiers du Quaternaire 20, editoral CNRS.

 
        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons