SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.36CRISTIÁN GAZMURI, El Chile del centenario, los ensayistas de la crisis índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Historia (Santiago)

versión On-line ISSN 0717-7194

Historia (Santiago) v.36  Santiago ago. 2003

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-71942003003600029 

JULIO RETAMAL FAVEREAU, CARLOS CELIS ATRIA, JOSÉ MIGUEL DE LA CERDA MERINO, CARLOS RUIZ RODRÍGUEZ Y JOSÉ URZÚA PRIETO. Familias Fundadoras de Chile, 1656-1700. El conjunto final. Ediciones de la Universidad Católica de Chile, Santiago, 2003, 897 páginas.

Este tercer y último volumen sobre las Familias Fundadoras analiza las asentadas en Chile, con filiación continuada hasta nuestros días, en la segunda mitad del siglo XVII, que son cincuenta y un linajes, y además comprende el estudio de ocho llegadas antes de 1600 y de diesiséis entre 1600 y 1650, por lo tanto, este volumen comprende el análisis de setenta y cinco "nuevas familias", dentro de un espectro de doscientas quince tratadas en los tres volúmenes que comprende esta obra iniciada hace quince años por casi todos los autores del trabajo en comento.

Este tomo se encuentra dividido en varias secciones. Primeramente, Julio Retamal Favereau escribe un prólogo y una introducción que prestan gran utilidad para adentrarse en la época y conocer mejor el devenir de las familias estudiadas, como asimismo el entorno político, social y económico de Chile en los umbrales del siglo XVIII. Las secciones que siguen tratan en profundidad las familias señaladas más arriba, y la inclusión de importantes anexos estadísticos debidos al acucioso trabajo de Carlos Celis Atria nos permite conocer varias e importantes facetas y realidades de ellas. Es así como el lugar de origen, la antigüedad, la condición social, el tamaño de la familia, la legitimidad, nupcialidad, religiosidad y otros aspectos nos dan importantes luces comparativas.

Incluye este volumen un utilísimo "resumen general" de los tres tomos publicados que compila los aspectos ya señalados, debido igualmente a Carlos Celis Atria. Finalmente, otro de los autores, José Miguel de la Cerda, en la sección "la Gran familia chilena", nos demuestra, como en los anteriores volúmenes, que todos o muchos somos, al fin y al cabo, parientes.

Termina este libro con un útil y completo índice general de los tres tomos, comprendiendo uno cronológico, uno alfabético y uno onomástico, que facilitan enormemente la consulta de esta obra que desborda los límites puramente genealógicos, adentrándose con toda propiedad en un señero estudio de historia social chilena. No podemos dejar de señalar que este estudio tiene sus antecedentes y continuidad en dos importantes libros editados con anterioridad.

El primero, cuyos autores fueron Julio Retamal Favereau, Carlos Celis Atria y Juan Guillermo Muñoz Correa, que trata de las Familias Fundadoras llegadas entre 1540-1600 (editado en 1992), que fue planteado inicialmente como único, el que comprende un esclarecedor prólogo de los ya conocidos Retamal y Celis como asimismo una introducción escrita por el primero. En esta oportunidad, los autores estudian a setenta y una familias y el texto se acompaña de útiles anexos y un índice onomástico. Unos años más tarde, en el 2000, los mismos autores del tercer tomo sacan a la luz pública el segundo volumen que lleva como subtítulo "El segundo contingente" y que trata de aquellas familias llegadas a Chile entre los años 1601 y 1655, que fueron un total de sesenta y nueve, comprendiendo a catorce "rezagadas" del tomo anterior. Como en los otros volúmenes reseñados, incluye un prólogo e introducción de Julio Retamal Favereau como asimismo los ya conocidos "anexos" de Carlos Celis Atria y José Miguel de la Cerda. Igualmente, como en los anteriores libros, un índice onomástico acompaña al texto.

Creo que nos encontramos con una "obra mayor" que se entronca con las obras de reputados historiadores como los hermanos Thayer Ojeda, Medina, Roa, Espejo, Cuadra, De Ramón y otros, destacando, en ella, el apego estricto al valor de la filiación continua y comprobada basada en documentación de archivos y otros repositorios, sin mediar consideraciones, pareciendo muchas veces que alguna de las familias estudiadas fueran tratadas, aparentemente, en forma secundaria por la escasez de documentación cierta y valedera.

Muchos problemas han debido sortear los autores en esta monumental tarea. Antes y después de la edición de los respectivos tomos: las dudas, errores, omisiones y desconocimiento de algunas fuentes llevaron a los autores del primer tomo a publicar unas sencillas y por supuesto incompletas "Adiciones y correcciones. Familias fundadoras de Chile 1540-1600", en la Revista de Estudios Históricos No 37, Santiago, 1993, 314-327. Tarea ímproba e innecesaria que será subsanada en las futuras ediciones, Dios mediante.

Quisiera, finalmente, destacar la inclusión en el tercer tomo de una familia de origen presumiblemente diaguita, Tamblay, afincada en Huasco Alto hacia 1650 con filiación continuada hasta nuestros días (págs. 247 y ss).

Felicitamos a los autores por habernos brindado un trabajo tan serio, acucioso, profundo y leal con la verdad histórica, permitiéndonos conocer y en otros casos recordar importantes aspectos de la historia social chilena de los siglos XvI y XVII.

HORACIO ARÁNGUIZ DONOSO