SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número96Teatro Shakespeariano de GdanskLa tipología como instrumento: del gran hotel al motel en Antumalal índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


ARQ (Santiago)

versão On-line ISSN 0717-6996

ARQ (Santiago)  no.96 Santiago ago. 2017

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-69962017000200086 

Obras y proyectos

160 East 22 nd Street

s9 architecture

Resumen:

En función del bien común, los instrumentos normativos - rasantes, alturas, etc. - definen el volumen máximo a construir en un terreno urbano. Con la venta de derechos de aire, sin embargo, el incentivo a transar las partes ociosas de un volumen construible termina siendo una forma de subvertir la normativa sin afectar el espacio público. Este caso muestra cómo la combinación entre el instrumento normativo y la negociación entre privados puede definir por completo la forma del volumen del edificio.

Palabras clave: edificio; derechos de aire; rasante; normativa; Nueva York

Fuente: © S9 Architecture / Miguel de Guzmán

Figura 1. 

Fuente: © S9 Architecture / Miguel de Guzmán

Figura 2. 

Fuente: © S9 Architecture / Miguel de Guzmán

Figura 3. 

Ubicado en el barrio Gramercy Park de Manhattan, el 160 East 22nd Street es un edificio de departamentos de 21 pisos y 84 unidades. Junto a viviendas de lujo, la estructura incluye un espacio comercial en planta baja.

El proyecto se funda en una reinterpretación moderna de los edificios de departamentos clásicos de preguerra presentes en el barrio. El cuerpo del edificio revestido de piedra caliza fue modelado incorporando un voladizo de 7,3 metros y perforado con un patrón de aberturas rehundidas alternadas. El voladizo fue pensado para poder integrar satisfactoriamente futuros desarrollos producto de la adquisición de derechos de aire por parte de la propiedad, mientras que los retranqueos requeridos fueron incorporados a la composición permitiendo a las unidades del nivel superior disfrutar de terrazas.

Fuente: © S9 Architecture / Miguel de Guzmán

Figura 4. 

Al igual que el diseño exterior, el interior combina proporciones clásicas con un carácter contemporáneo. La diversidad equilibrada de materiales nobles y detalles a lo largo del edificio logra un estilo elegante con un toque de lujo vintage, todo ejecutado por artesanos locales. Los detalles del revestimiento de madera en el vestíbulo y las unidades acentúan este toque sofisticado y tradicional, mientras que los elementos naturales neutros y espacios blancos construyen el telón de fondo perfecto para los eclécticos estilos de los propietarios.

Fuente: © S9 Architecture

Figura 5 Planta primer piso. Escala publicada 1: 250 

Fuente: © S9 Architecture

Figura 6 Planta 2° a 5° piso. Escala publicada 1: 250 

Fuente: © S9 Architecture

Figura 7 Plantas 6° a 7° piso. Escala publicada 1: 250 

Fuente: © S9 Architecture

Figura 8 Plantas 8° a 14° piso. Escala publicada 1: 250 

Fuente: © S9 Architecture

Figura 9 Plantas 15° y 20° piso. Escala publicada 1: 250 

Fuente: © S9 Architecture

Figura 10 Plantas 16° a 19° piso. Escala publicada 1: 250 

En términos generales, el diseño del 160 East 22nd Street busca combinar líneas contemporáneas clásicas con influencias contextuales históricas, resolviendo las complejas normativas propias de la ciudad de Nueva York mientras cumple con las exigencias estéticas y pragmáticas de sus usuarios finales.

Fuente: © S9 Architecture

Figura 11 Elevaciones oriente y sur. Escala publicada 1: 500. 

Source: © S9 Architecture

Figura 12 Elevaciones poniente y norte. Escala publicada 1: 500. 

Fuente: © S9 Architecture / Justin Huang

Figura 13. 

Fuente: © S9 Architecture / Justin Huang

Figura 14. 

Fuente: © S9 Architecture / Justin Huang

Figura 15. 

160 East 22 nd Street

Arquitectos: S9 Architecture

Ubicación: 160 East 22nd Street, New York

Cliente: Toll Brothers City Living

Materiales: Ladrillo monolítico portante

Terminaciones: Losas de hormigón visto, pisos de hormigón llaneado, carpinterías de aluminio anodizado negro

Superficie construida: 10,776 m2

Año de proyecto: 2011

Año de construcción: 2014

Fuente: © S9 Architecture

Figura 16 Corte. Escala publicada 1: 500 

Fuente: © S9 Architecture / Miguel de Guzman

Figura 17. 

Voladizo calculado

Marcelo López-Dinardi. Adjunct Assistant Professor, Barnard+Columbia Architecture, New York, usa

A principios de los 2000 el Porter House, un edificio en Meatpacking District, aprovechaba la normativa de edificación de la ciudad de Nueva York para construir una ampliación que sobrevolaba un edificio histórico existente. La operación del voladizo fue argumentada como eficiencia material, pero también como una estrategia de preservación patrimonial: anularía cualquier posibilidad de construir sobre la estructura histórica. Dicho edificio no sólo fue una conjunción inteligente entre arquitectura y desarrollo inmobiliario, sino también una intervención que ayudó a moldear la transformación del mercado neoyorkino de residencias de lujo.

Moderno, elegante, atemporal, clásico, de lujo, vintage, local, sofisticado, tradicional, noble, contemporáneo, pulcro, histórico y contextual, son las palabras utilizadas para describir el 160 East 22nd Street, un nuevo edificio residencial - no de vivienda - en Manhattan. La construc ción, aprendiendo de la operación realizada por SHoP en Meatpacking District, aprovechó la adquisición de dere chos de aire prevista por la normativa para construir más superficie, más unidades de departamentos y multiplicar su planta. El voladizo de quince pisos no es una proeza arquitectónica heroica - como aquella de los primeros modernos - ni pretende serlo: es sólo arquitectura como producto de los instrumentos normativos en favor de los metros cuadrados y no de la innovación arquitectónica.

La profundidad de la envolvente crea una homogeneización rígida de su superficie exterior, una característica desarrollada por primera vez en los rascacielos corporativos y financieros de Nueva York, extendida ahora a cualquier tipo de edificio. Por un lado, admite ventanas en todo su perímetro permitiendo mayor ingreso de luz a cada unidad; pero por otro la planta - un lugar para la oportunidad arquitectónica - pierde su claridad al someterse a un núcleo intrincado resultante de la aglomeración de espacios alrededor de las circulaciones.

El edificio, sin embargo, cumplirá con las expectati vas de sus usuarios, escritas, representadas y empaqueta das en la promoción del edificio tal como se lee en Street Easy (el primer resultado que arroja una búsqueda web), y formalizadas en una dirección compuesta, repartida entre 82 unidades en 21 pisos. Su vida cotidiana será de hecho contextual, pero sólo respecto al desarrollo histó rico de la vivienda en Nueva York, donde se la entiende como un lujo y no como un derecho.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons