SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número81FIGUEROA, FEHR, DIASÁBALOS + SENTKIEWICZ índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

ARQ (Santiago)

versão On-line ISSN 0717-6996

ARQ (Santiago)  no.81 Santiago ago. 2012

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-69962012000200006 

ARQ, n. 81 Espacios para la cultura, Santiago, agosto 2012, p. 36-43.

OBRAS

 

HLPS ARQUITECTOS

  

Jonathan Holmes *(1), Martín Labbé * **(2), Carolina Portugueis*(3), Osvaldo Spichiger*(4)

* Socio, HLPS arquitectos, Santiago, Chile.

** Profesor, Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile.


Resumen

Emplazados fuera de la capital nacional, dos proyectos de infraestructura cultural surgidos a través de concursos públicos dan pistas sobre posibles cambios en las dinámicas centralizadoras en Chile y vinculan con éxito programas interiores con áreas a cielo abierto.

Palabras clave: Arquitectura - Chile, teatro, centro cultural, concursos públicos, renovación urbana.


Abstract

Resulting from architectural competitions, two proposals on cultural infrastructure for Valparaiso and La Serena seem to indicate changes within Chilean centralized schemes. Also, both tackle successfully the link between interior space and open-air programs.

Keywords: Architecture - Chile, theater, cultural center, public competitions, urban renewal.


PARQUE CULTURAL VALPARAÍSO VALPARAÍSO, 2012

Este proyecto, resultado de un concurso público convocado por el Ministerio de Obras públicas del Gobierno de Chile en 2009 para convertir las instalaciones de la antigua cárcel del puerto en un centro cultural de uso intensivo, obliga a un replanteamiento fundamental frente a la estructura espacial de la ex cárcel, caracterizada por la reclusión hermética e inviolable de su interior. El problema arquitectónico que el proyecto se propone resolver reside en esta singularidad y se puede traducir en la pregunta básica de cómo hacer del encierro un espacio integrador.

El reconocimiento de cuatro situaciones significativas vinculadas a la topografía del lugar -un amplio aterrazamiento enclavado en medio del cerro Cárcel, vecino al sistema de paseos Yugoeslavo, Gervasoni y Atkinson que se asoman al plano central de la ciudad-, orientó la implementación de las operaciones de proyecto, cada una asociada a una cota de nivel relevante.

NIVEL +-0.00. CÓMO TRANSFORMAR LA CÁRCEL DENSA EN UN PLANO ABIERTO, EN UN PARQUE

El terreno de la ex cárcel aparece como un fuerte amurallado entre las plataformas, contenciones y cementerios circundantes. Destacando y aprovechando la condición de su terreno, que es la superficie horizontal de mayor extensión sobre los cerros de Valparaíso, se propone la demolición de todas las construcciones existentes acumuladas a lo largo del tiempo y la conservación de solo tres construcciones: la galería de reos, el antiguo edificio de acceso y el viejo polvorín español, que son puestos en valor sobre esta nueva cancha.

Esta área despejada se siembra con diversos elementos vegetales: jacarandás según una trama de 3 x 3 m, que construirá un velo para filtrar la luz sobre el sitio; una serie de islas perennes de ceibos y magnolios marcarán puntos relevantes dentro de la trama; una explanada extensa de pasto acogerá actividades masivas de recreación; un conjunto de palmares destacará sus accesos principales; finalmente, una serie de jardineras sembradas reutiliza el trazado y basamentos de las construcciones removidas, como registro y ordenador general del parque.

El parque queda confinado por el muro perimetral existente, acompanado por un circuito que lo abraza. El terreno aparece como un macetero en los cerros de Valparaíso.

NIVEL +3.00. CÓMO TRANSFORMAR EL ENCIERRO PENITENCIARIO EN ENCIERRO CLAUSTRAL

Se propone la ejecución de un corte horizontal en el muro perimetral del sitio, a partir de un nivel preexistente y significativo. Desde la altura mayor del tramo principal del muro perimetral se traza un nuevo horizonte que, en su abstracción, suprime todo referente y símbolo carcelario y transforma el encierro penitenciario en un encierro claustral. Se eliminan los vestigios de pasillos, garitas de vigilancia, escaleras y barandas, lo que transforma el muro de cierro en una construcción abstracta, netamente material.

Este nuevo horizonte, en su relación con los niveles interiores del terreno, genera diversas situaciones que se mueven entre el encierro claustral y la apertura visual y espacial hacia los cerros y el mar.

NIVEL +4.00. CÓMO CONSTRUIR UNA RELACIÓN ENTRE EL INTERIOR AMURALLADO Y SUS ALREDEDORES ABIERTOS A LOS CERROS

En los encuentros de este renovado horizonte para el muro y las pendientes del cerro Cárcel aparece la posibilidad de un paso natural que une las quebradas vecinas. Se traza entre esos puntos una línea nueva, un recorrido que atraviesa balconeado sobre el parque interior y que se incorpora a la red de paseos existentes en las cornisas de los cerros Concepción y Alegre. Se abre así una novedosa relación con los cerros vecinos y con la zona de conservación histórica de esta parte de la ciudad.

Este nuevo recorrido establece una segunda línea fundacional que, en su relación con el edificio de la ex galería de reos -de similares dimensiones- reordena el espacio y reubica el polvorín en su nuevo centro.

NIVEL +12.00. CÓMO CONSTRUIR UN CENTRO CULTURAL DE 8.500 M² SOBRE EL PARQUE SIN RESTAR SUELO PÚBLICO

Con el fin de liberar la mayor superficie de terreno para uso público y mantener la dimensión del parque lo más cercana a la totalidad del sitio, los programas cerrados se levantan del suelo.

Para que estas nuevas estructuras en lo alto -herméticas y pesadas- lleguen al suelo de manera leve y eficiente, se propone una serie de planos estructurales apaisados y troquelados donde amplias superficies derivan hacia apoyos puntuales, como caballetes. De esta manera, albergan los programas culturales en sus niveles superiores y ordenan el espacio público en su caída.

La cota superior del terreno se amplía en una terraza sobre estos caballetes, montada entre quebradas y abierta al barrio. Ella establece una nueva relación de asomo hacia el parque interior, la bahía de Valparaíso y el mar; bajo ella, se ubican los recintos interiores del programa cultural y se despliega una única fachada hacia el parque.

Se trata de cuatro operaciones asociadas a niveles específicos del proyecto, que articulan la topografía de los cerros de Valparaíso y los espacios públicos que en ella se originan.

Parque Cultural Valparaíso - Arquitectura.

Arquitectos: Jonathan Holmes, Martín Labbé, Carolina Portugueis, Osvaldo Spichiger - HLPS arquitectos. | Arquitectos colaboradores: Nicolás Frienkel, Jorge Siviero, Carolina Moore. | Proyecto de arquitectura Casa Pólvora: Octavio Pérez y Asociados. | Ubicación: Cumming s/n, cerro Cárcel, Valparaíso. | Cliente: Ministerio de Obras Públicas, Gobierno de Chile. | Cálculo estructural: Luis Soler y Asociados. | Construcción: Constructora Bravo Izquierdo Ltda. | Asesoría acústica: Carla Badani. | Proyecto de iluminación: Limarí Lighting Design Ltda. | Inspección Fiscal: David Green, Andrea Palma. | Inspección Técnica: D.R.S. | Materialidad: Hormigón visto, estructura de acero, pavimento exteriores en adoquín, pavimentos interiores en hormigón pulido, revestimientos interiores en madera pino clear. | Presupuesto: sin datos. | Superficie de terreno: 2,1 ha. | Superficie construida: edificio de Formación y edificio de Administración, 2.547 m²; edificio de Difusión, 6.164 m². | Año de proyecto: 2009-2010. | Año de construcción: 2010-2011. | Fotografía: Cristóbal Palma, archivo HLPS arquitectos.

 

TEATRO MUNICIPAL DE LA SERENA LA SERENA, 2012 (CONCURSO)

I. CONSTRICCIONES

El terreno presenta tres situaciones espaciales que, a nuestro juicio, condicionan la manera de pensar el nuevo teatro: cornisa, talud, vega. Para el proyecto, cada una de ellas ha sido planteada como una constricción, que establecerá un aspecto fundamental en el diseno del nuevo teatro; todas apuntan a la construcción del espacio público y su máxima continuidad espacial.

Cornisa: El casco antiguo, asomado por sobre las áreas bajas de La Serena, constituye dos situaciones espaciales particulares. Desde arriba, la ciudad colonial se encuentra de golpe con su contexto geográfico, abriéndose en una línea al horizonte y su atmósfera marina; desde abajo, aparece un punto de vista poco común de una ciudad, una visión lejana y de perspectivas amplias sobre una fachada continua montada sobre los parques. El proyecto intenta construir un borde que ponga en valor tanto la fachada histórica de la ciudad, como su relación con el contexto y sus aperturas visuales.

Talud: La fachada antes mencionada se alinea sobre un talud que contiene la plataforma del casco antiguo por sobre la placa inferior, relacionada al mar. El terreno se ubica contra este talud, siendo parte de ambas plataformas y ofreciendo la posibilidad de vincularlas. El proyecto intenta construir una manera de bajar y vincular las dos plataformas.

Vega: La formación geográfica del talud presenta napas de poca profundidad. Esto ha trasformado el borde inferior en una vega, una serie de jardines que construyen un lugar más tranquilo, lejos de la exposición del nivel superior. El terreno se ubica en medio; el proyecto intenta construir la continuidad de la vega como hito geográfico de La Serena.

II. EL TEATRO

Dentro de este contexto, el teatro construye un recorrido que reconoce y va cosiendo las situaciones descritas anteriormente; un relato que nos lleva desde la ciudad y sus calles hacia el ámbito abstracto de la sala a través de una secuencia de experiencias.

En la salida del casco antiguo hacia la cornisa, una explanada amplia nos aleja de la fachada de la ciudad, entregándonos nuevas perspectivas de ella. Al mismo tiempo, en su avance nos deja asomados e insertos en el parque y define un horizonte neto sobre el cual se ubica el programa administrativo -envolviendo los programas técnicos superiores de la sala- en un edificio de 15 m de alto. Este programa aparece como un telón de fondo que transforma la explanada en el primer y más público escenario, abierto a horizontes lejanos, cerros y mar para dar lugar a proyecciones de imágenes, películas y eventos masivos al aire libre.

Desde el nivel del casco antiguo, una serie de escaleras tendidas se sumergen larga y tranquilamente en el nivel del parque y en su atmósfera protegida. Se trata de recorridos largos que rodean el patio y bajan en un tiempo pausado, en un paseo acompanado de vistas lejanas; ellos forman una red de bajadas que conectan los niveles del proyecto y la ciudad.

Envuelto por el sistema de bajadas y entre los dos foyeres enfrentados, se construye un lugar interior dentro del parque general. Un patio fresco que deja sumergido al teatro en un ambiente silvestre y tranquilo. El nivel de terreno se libera lo más posible, apoyándose en él solamente los programas que necesariamente -por sus alturas- deben llegar a posarse: la sala principal y la sala menor. Se propone de esa manera un lugar permeable y fluido, de paso y de estancia: un edificio en el parque.

El ambiente del nivel inferior está fuertemente caracterizado por la presencia de las napas y su ambiente de vega. Se plantea reconocer y trabajar con las condiciones hidráulicas del lugar; una laguna aparece como un jardín acuático que enfría y humidifica, a modo de retiro de la ciudad. La humedad existente carga el lugar con la atmósfera singular que ofrecen el agua, su vegetación y fauna asociadas.

El foyer contiene una última secuencia de situaciones en el paso desde el espacio de la ciudad, ajetreado y ruidoso, a la sala, lugar de abstracción y ficciones. Desde el patio se ingresa a una nave interior alta y luminosa que alinea los espacios públicos en todo el ancho del edificio. El foyer se construye como un gran frente de 60 m de largo, abierto al patio.

Una serie de programas opacos definen una segunda interioridad más baja y privada, acotada entre los programas de apoyo: boleterías, guardarropía, baños públicos, café, tienda.

La sala, pese a su capacidad de albergar un teatro tradicional, con todos los espacios de apoyo y tamaños que hacen posibles las manifestaciones artísticas asociadas a esa disposición, se plantea como un espacio flexible. Este tipo de salas hoy en día entregan la posibilidad de montar teatro a la italiana y alternativamente expandir sus posibilidades a otros formatos teatrales, circo, estadio, estudio de televisión, salón de baile o catedral. Se ha planteado un lugar para contemplar; en palabras de Bertold Brecht, un escenario "que se abre a las verdades estéticas, sociales e históricas".

Teatro Municipal de La Serena.

Arquitectos: Jonathan Holmes, Martín Labbé, Carolina Portugueis, Osvaldo Spichiger - HLPS arquitectos. | Arquitecto colaborador: Nicolás Frienkel. | Ubicación: Avda. Pedro Pablo Munoz s/n, sector Espejo de Agua, La Serena. | Cliente: Dirección Regional de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas y Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Gobierno de Chile. | Cálculo estructural: Luis Soler y Asociados. | Asesoría acústica: Carla Badani. | Proyecto escénico: TEMAV - Alvaro Sevilla, Francisco Revilla. | Proyecto eléctrico y de corrientes débiles: PROINGEL - Mauricio Camus. | Proyecto sanitario: INSTACO - Patricio Moya. | Proyecto de paisajismo: HLPS arquitectos, Pamela Jarpa. | Proyecto de climatización: 20o, Manuel Gutiérrez. | Proyecto de iluminación: Paz Hughes, María Paz David. | Materialidad: estructura de hormigón visto y elementos de hormigón prefabricado. | Presupuesto estimado: US$ 2.085/ m²; UF 45/m². | Superficie de terreno: 1,4 ha. | Superficie construida: 8.442 m². | Año de proyecto: 2012. | Año estimado de construcción: 2013-2014. Visualizaciones: HLPS arquitectos.

Referentes

HOLMES, Jonathan; LABBÉ, Martín; PORTUGUEIS, Carolina y Osvaldo SPICHIGER. "Parque Cultural Valparaíso". ARQ No 73, Valparaíso. Ediciones ARQ, Santiago, diciembre de 2009.         [ Links ]

HOLMES, Jonathan. "Remodelación tienda UNICEF Chile". ARQ No 49, Diseño en Chile. Ediciones ARQ, Santiago, diciembre de 2001.         [ Links ]

CARRENO, Mario; HOLMES, Jonathan y Osvaldo SPICHIGER. "Tour Marginal". ARQ No 61, La profesión. Ediciones ARQ, Santiago, diciembre de 2005.         [ Links ]

http://www.hlps.cl        [ Links ]

http://www.pcdv.cl        [ Links ]

1. Jonathan Holmes. Arquitecto, Pontificia Universidad Católica de Chile, 2001 y estudios de pregrado en Arquitectura, Glasgow School of Arts, 1998. Obtuvo el primer premio del concurso Casa Alto Laguna en la XIV Bienal de Arquitectura de Chile en 2004. Ha ejercido la docencia en la Universidad Andrés Bello en Santiago.

2. Martín Labbé. Arquitecto, Pontificia Universidad Católica de Chile, 2000. En 2002 obtuvo el primer premio del concurso Arquitectura Joven de la XIII Bienal de Arquitectura de Chile, asociado a Carolina Portugueis y Osvaldo Spichiger; junto a Teodoro Fernández y Sebastián Hernández obtuvo un primer lugar en el concurso ELEMENTAL Chile en 2004. Ha ejercido la docencia en la Universidad Andrés Bello en Santiago; actualmente es profesor de la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

3. Carolina Portugueis. Arquitecta, Pontificia Universidad Católica de Chile, 2000 y estudios de postítulo en Arquitectura del Paisaje, Pontificia Universidad Católica de Chile. En 2001 obtuvo el primer premio en el concurso para el Montaje de la XIII Bienal de Arquitectura de Chile, asociada a Philippe Blanc; en 2002 obtuvo el primer premio del concurso Arquitectura Joven de la XIII Bienal de Arquitectura de Chile, asociada a Osvaldo Spichiger y Martín Labbé. Ejerció la docencia en la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

4. Osvaldo Spichiger. Arquitecto, Pontificia Universidad Católica de Chile, 2000. En 2002 obtuvo el primer premio del concurso Arquitectura Joven de la XIII Bienal de Arquitectura de Chile, asociado a Carolina Portugueis y Martín Labbé.