SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 issue80Informe 2.2.6 author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

ARQ (Santiago)

On-line version ISSN 0717-6996

ARQ (Santiago)  no.80 Santiago Apr. 2012

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-69962012000100001 

ARQ, n. 80 Representaciones, Santiago, abril 2012, p. 10.

EDITORIAL

Representaciones

Patricio Mardones H. *

* Director, Ediciones ARQ, Facultad de Arquitectura, Diseño y Estudios Urbanos, Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile.


En el intento por compilar, asociar y publicar una selección de puntos de vista sobre un aspecto central de la disciplina arquitectónica –la representación–, esta edición 80 de revista ARQ se acercó lateralmente a otro asunto central para la arquitectura: la relación entre tiempo y espacio. La práctica arquitectónica está en permanente tensión por la necesidad de ir adelante, proyectar y anticipar: anticipar usos y hábitos a los que habrá que dar lugar, anticipar relaciones entre las preexistencias y los edificios por construir, anticipar el buen envejecimiento de las estructuras o anticipar la visualización de una construcción que aún no existe. La más evidente de las operaciones, como la producción de instrucciones a través de dibujos y textos para la construcción de nuevos edificios involucra, también, la capacidad de adelantarse a los hechos.

Desplazándose hacia el otro extremo del espectro temporal, las representaciones también aparecen vinculadas a una dimensión retrospectiva, que opera con frecuencia en frentes asociados a una mirada más calma y pausada: la revisión y reflexión sobre el propio ejercicio profesional, la construcción de un registro razonado de la producción arquitectónica existente, el estudio y la investigación sobre planos, dibujos, modelos y fotografías que otros han dejado como huella o la producción y selección de imágenes capaces de comunicar la agenda que informa la obra construida.

Dentro de este campo tenso entre el futuro y el pasado, la tentación por esquematizar podría indicar que los arquitectos profesionales tienden a agruparse en torno al proyecto y a la anticipación, mientras la academia tiende a concentrarse cerca de los bordes que construyen la reflexión y la curatoría sobre lo que ya existe. Sin embargo, el proyecto editorial de ARQ quiere afirmar que, justamente, la arquitectura tiene el potencial de reunir anticipación y retrospección; es más, solo puede existir en el traslapo de esas dos fuerzas.

Hechas para un cliente, para el constructor, para la opinión pública, para un lector estudioso, para un lector desprevenido, más o menos pictóricas, puramente técnicas, bidimensionales, tridimensionales, incluso incorporando las más recientes animaciones y videos, las representaciones ocupan un espacio central en los procesos de intercambio y transferencias que la arquitectura promueve. Esta edición va dedicada a las representaciones y a los impulsos que las generan, desde ambos extremos de la línea del tiempo.

La manera de representar da cuenta, sin rodeos, del lugar cultural desde donde los arquitectos pensamos el proyecto. Y el resultado de esa relación, más allá de sus componentes visuales, no tiene nada de inocente.