SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número73Evolución del frente marítimoLoft de la Aduana: Barrio Puerto índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

ARQ (Santiago)

versión On-line ISSN 0717-6996

ARQ (Santiago)  n.73 Santiago dic. 2009

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-69962009000300014 

ARQ, n. 73 Valparaíso, Santiago, diciembre 2009, p. 74-79.

OBRAS Y PROYECTOS

Mercado Puerto(1)
Barrio Puerto

Rodrigo Pérez de Arce *
Francisco Díaz *
OWAR Arquitectos
SEREX UC

* Profesor, Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile


Resumen

Dentro de la rehabilitación del Barrio Puerto es clave la recuperación de este edificio de tipología de mercado en altura. La superposición de plantas conectadas a través de una escalera helicoidal y ascensores conducen los espacios públicos desde el exterior, del mismo modo como sucede en Valparaíso desde el plan hacia los cerros.

Palabras clave: Valparaíso, Arquitectura-Chile, restauración, patrimonio, edificios públicos.


Abstract

Within the rehabilitation of the Port Neighborhood, the recovery of this market high-rise typology buildingis crucial. The superimposition of floor plans connected by means of spiral stairways and elevators, lead the public spaces from the exterior, in the same way that occurs in Valparaiso from the flat sector towards the hills.

Key words: Valparaiso, Architecture-Chile, restoration, heritage, public buildings.


 

Construido en 1924, el edificio Mercado Puerto debió representar entonces una innovación radical en la concepción del programa de mercado en altura(2). Organizado por plantas, articulaba un recorrido vertical mediante sus escaleras en helicoide y ascensores de reja, recreando de algún modo en su interior los andares habituales de Valparaíso. Su recuperación es clave en el programa de revitalización del Barrio Puerto, del cual este es el edificio más macizo y, probablemente, el más significativo.
Circunscrito por las calles Blanco, Valdivia, Cochrane y San Martín este edificio-manzana articula exitosamente las relaciones entre su perímetro trapezoidal de aproximadamente 42 m de lado —las caras son irregulares— y una trama interior cuadrada de 5,3 m de lado, apenas menor que la altura de sus naves. En su estructura la clave es su escalera, cuya planta octogonal negocia los desfases entre los ejes laterales de acceso manteniendo, al mismo tiempo, la continuidad del eje principal que, trazado sobre una antigua calle, enfila desde calle Blanco hacia la Iglesia de la Matriz.
Realzando el crucero de ejes desplazados, la escalera conduce a la amplia terraza(3). En sus inicios y hacia la década de 1960 hubo puestos de mercado sobre sus gradas.
Pareciera que el tiempo pasa rápido sobre este edificio. Con poco más de ochenta años a cuestas, pareciera ser mucho más antiguo, considerando que de la obra original queda poco más que una estructura desnuda en estado precario(4). Más que una aproximación patrimonial a partir del estilo, hace sentido en este caso el urgente rescate estructural y una sensibilidad espacial que incluso recupere dimensiones no visualizadas por sus autores originales. Hoy se nos presenta con su planta despejada, ofreciendo generosas magnitudes interiores libres, cualificadas por el ritmo de pilares, la estructura superior de vigas acarteladas, el paso de las diagonales de la escalera y los ritmos de sus fenestraciones. Los amplios interiores son aireados casi como plazas superpuestas, de tal modo que el conjunto parece más convincente así, depurado de las subdivisiones por tabiques que poseyó dispuestos en una trama indiferente al perímetro(5).
El diseño se ciñe a las siguientes consideraciones:
I Restringir las obras nuevas al mínimo necesario para la puesta en escena del nuevo mercado. Ofrecer flexibilidad, reducir los nuevos elementos portantes al mínimo y concentrar áreas duras.
II Respetar y poner en valor los rasgos maestros de la obra: su espacialidad, sus trazados, la calidad de la repetición y su sobriedad, disponiendo los nuevos recintos acorde con los ordenamientos originales y utilizando membranas neutras y ritmadas para separarlos de los ambientes principales, neutralidad que garantiza el enfrentamiento a escenarios cambiantes.
III Articular las plantas mediante asociaciones temáticas: mercado y cocinerias —primer y segundo piso— conectados en un mismo ambiente acústico y térmico, salones de uso múltiple y terraza —tercer y cuarto piso— dotados de mayor autonomía, estanqueidad acústica en el tercer nivel y opciones de funcionamiento diferido.
IV Liberar las fachadas interiores manteniendo perspectivas visuales amplias en un rango de 40 m, mediante la concentración de recintos y servicios en barras.
V Articular los espacios de terraza mediante ambientes de esquina, de borde y de planta profunda, ofreciendo siempre protección frente al viento.
VI Reforzar el concepto urbano original del edificio en tanto paseo vertical coronado por un mirador urbano, por medio del despeje de la escalera original y la concepción del ascensor de público como torre libre.
El lenguaje de la intervención es simple, decreciendo la densidad de objetos desde la planta baja hacia la planta alta. Los artículos del mercado, la presencia del público, la agitación de su vida interior son los temas que interesa resaltar, a la vez que la presencia urbana manifestada en su perímetro, en el eje de la Matriz y en las panorámicas de la terraza. Salvo en la estructura, donde se reconstruyen pilares y vigas según el patrón original, no se contempla imitar elementos sino recrearlos de acuerdo a leyes consistentes con el carácter de la obra, por lo que todas las fenestraciones recibirán perfilerías de acero, respetándose las celosías del tercer piso según el diseño original. Iluminados desde su interior, los pabellones superiores se distinguirán del cuerpo principal, recortándose contra el cielo los cerros y los patios de containers de la poza portuaria.


Ficha Técnica
Mercado Puerto

Arquitecto jefe de proyecto Rodrigo Pérez de Arce
Arquitectos Francisco Díaz, owar, serex uc
Colaboradores Edmundo Browne, Pablo Alfaro, Rodrigo Camadros, Victoria Cross, Valeria Toro
Ubicación manzana comprendida por calles Blanco, Valdivia, Cochrane y San Martín, Barrio Puerto, Valparaíso
Cliente Programa de Recuperación y Desarrollo Urbano de Valparaíso, subdere, Ministerio del Interior
Cálculo estructural Vladimir Mardones, Otton Boerner / Leiva y Asociados
Iluminación Pascal Chautard, Francisca Nociletti / Limarí Lighting Design
Proyecto eléctrico Jorge Villarroel / prf & Asociados
Proyectos de gas, alcantarillado, AAPP, gestión de residuos Patricia Vukásovic / Ruz & Vukásovic
Climatización Gustavo Concha / a&p Ingeniería
Seguridad as&p
Equipos de cocina Jaime Sotomayor / soval Ltda.
Ascensores Patricio Moya / Hidalgo Ascensores
Señalética Patricio Cortés / Publicidad Universitaria
Cubicaciones Andrés Cuesta / decon uc
Maqueta y modelo 3D Juan José Hurtado
Materialidad estructura de hormigón armado y losas colaborantes tipo steeldeck, muros cortina con perfiles de cristal autoportante, tabiques de perfiles metálicos de fierro galvanizado y volcanita, pavimentos de baldosas de cemento microvibrada y vinílicos, puertas y ventanas exteriores en perfiles de acero.
Presupuesto sin datos
Superficie terreno 2.236 m2
Superficie construida 10.088 m2
Año proyecto 2007 - 2009

 

Notas
1. El estudio de prefactibilidad que condujo a este proyecto fue encomendado a serex uc y dirigido por María Elena Ducci, en dicho estudio se incluyó el diagnóstico de arquitectura desarrollado por Rodrigo Pérez de Arce y Edmundo Browne.
2. El diseño de la firma de arquitectos Bezanilla y Vergara se inició aparentemente en 1920, la obra gruesa fue terminada en 1922 y el edificio se inauguró en 1924. Hasta la fecha no hay datos fidedignos de la obra terminada, sólo un juego de planos que se corresponde aproximadamente con ella.
3. Joris Ivens, cineasta holandés, intuye su dimensión urbana en el documental A Valparaíso, realizado en 1963.
4. Periódicas inundaciones, provocadas por el propio alcantarillado del edificio, han causado la oxidación de enfierraduras y el desprendimiento de los pilares del subsuelo desde su fundación, de tal modo que ha sido la caja perimetral la que ha retenido a esta estructura. Sobre el tercer piso la degradación de la impermeabilización original ha causado la oxidación completa de enfierraduras en la losa por lo cual ésta debería ser demolida.
5. Al punto que contemplaba pequeños baños, con alturas de más de 5 m, adosados a las fachadas.

Referentes
López, Ramón; Palmer, Montserrat; Fernández, Teodoro y Rodrigo Pérez de Arce. "Centro Cultural Estación Mapocho". ARQ N° 27. Ediciones ARQ, Santiago, septiembre de 1994.         [ Links ]
Pérez de Arce, Rodrigo. "Valparaíso, un viaducto entre damero y laberinto". ARQ N° 12. Ediciones ARQ, Santiago, mayo de 1987.         [ Links ]
Pérez de Arce, Rodrigo; Mardones, Patricio y Sebastián Bianchi. "Obras en la Catedral". ARQ N° 68, Intervenciones. Ediciones ARQ, Santiago, abril de 2008.         [ Links ]