SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.20 número3PROPIEDADES MORFOMÉTRICAS DEL METACARPIANO III DE POTRILLOS MESTIZOSSISTEMATIZACIÓN DE LA VENA CAVA CRANEAL EN BÚFALOS (Bubalus bubalis bubalis - SIMPSON, 1945) índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Revista chilena de anatomía

versão impressa ISSN 0716-9868

Rev. chil. anat. v.20 n.3 Temuco  2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-98682002000300010 

Rev. Chil. Anat., 20(3):291-294, 2002.

 

RELACIONES ANATÓMICAS ENTRE LA ARTERIA CEREBELAR ANTERIOR
INFERIOR Y EL NERVIO TRIGÉMINO

ANATOMICAL RELATIONSHIPS BETWEEN THE ANTERIOR INFERIOR CEREBELLAR ARTERY
AND THE TRIGEMINAL NERVE

*Mandiola, E.; **Olave, E. & *Alarcón, E.

MANDIOLA, E.; OLAVE, E. & ALARCÓN, E. Relaciones anatómicas entre la arteria cerebelar anterior inferior y el nervio trigémino. Rev. Chil. Anat., 20(3):291-294, 2002.

RESUMEN: La relación anatómica entre la arteria cerebelar anterior inferior con el nervio trigémino, tiene importancia en algunas enfermedades provocadas por compresión neurovascular, aneurismas y procesos expansivos.  Con el propósito de aportar detalles sobre estas relaciones, estudiamos 70 cerebelos obtenidos de cadáveres de ambos sexos, con registros bioantropológicos considerando el lado, sexo e índice cefálico de los individuos.  El sistema arterial fue inyectado con látex neopreno, fijados en solución de formalina y disecados, usando microscopio estereoscópico.  De acuerdo al índice cefálico, a los individuos los clasificamos en grupos dólico-mesocéfalos y braquicéfalos.

En el lado derecho, la  arteria cerebelar anterior inferior  contactó con el nervio trigémino en el 19% de los casos en el sexo masculino y en el 7 % en el sexo femenino; en el 16% del grupo dólico-mesocéfalo y  en el 13% del grupo braquicéfalo. En el lado izquierdo, la  arteria cerebelar anterior inferior  contactó con el nervio trigémino en el 17% de los casos en el sexo masculino y en el 7 % en el sexo femenino; en el 13% del grupo dólico-mesocéfalo y  en el 13% del grupo braquicéfalo. Creemos que la variabilidad observada es importante considerarla durante los procedimientos quirúrgicos, evidenciando la heterogeneidad de nuestras poblaciones indoamericanas.

PALABRAS CLAVE: 1. Arteria cerebelar anterior inferior;  2. Nervio trigémino;  3. Indice cefálico.

INTRODUCCIÓN

Entre los complejos neurales importantes, desde el punto de vista anátomo-quirúrgico de la fosa craneal posterior, se encuentra el complejo motor y sensitivo trigeminal (Icardo et al., 1982). Estas estructuras pueden estar involucradas  en las neuralgias craneales idiopáticas, procesos expansivos en el ángulo cerebelo-pontino teniendo una íntima relación quirúrgica a una arteria cerebelar (Hamlyn, 1997).  Así, el V par craneal se encuentra  relacionado con mayor frecuencia con la arteria cerebelar superior, pero la arteria cerebelar anterior inferior puede, en ocasiones, estar involucrada en neuralgias trigeminales provocadas por compresión neurovascular.

Desde hace algunas décadas, se postula que la compresión del nervio trigémino (neuralgia trigeminal) en la fosa posterior del cráneo puede ser producida por una arteria tortuosa y alargada ( Watt & Mc Killop, 1935; Janetta, 1967Penman, 1968Hardy & Rhoton, 1978; Shrontz et al., 1986; Reisser & Schuknecht, 1991).

Estos postulados nos han motivado  a analizar  el comportamiento de la  arteria cerebelar anterior inferior   en relación al nervio trigémino, considerando  los escasos trabajos encontrados en la Literatura Latinoamericana.

Por otra parte, basados en reportes previos (Mandiola et al., 1994a,b, 1995a,b,c, 1996a,b, 1997, 1998, 1999 ) incluimos en el estudio, otros parámetros, como el índice cefálico  horizontal, pensando en la evidente heterogeneidad de nuestras poblaciones indoamericanas y como una manera de ir introduciendo datos biométricos en estudios anatómicos.  En  nuestro estudio, analizamos, específicamente, la relación de contacto de la arteria cerebelar anterior inferior  con el  nervio trigémino.

MATERIAL Y MÉTODO

El material estudiado consistió en 70 encéfalos de cadáveres de individuos adultos, de los cuales 42 correspondían al sexo masculino y 28 al femenino, con edades entre 18 y 80 años, sin evidencias de enfermedad vascular del sistema nervioso ni de procesos expansivos, coleccionados  en los Laboratorios de Anatomía de la Universidad Federal de São Paulo, Brasil (de acuerdo a la metodología descrita por Kaplan, 1956) y que disponen de datos antropológicos registrados.

Las arterias fueron previamente inyectadas con látex neopreno coloreado de rojo y luego disecadas bajo microscopio binocular.

Las mediciones arteriales se realizaron con caliper digital (Mitutoyo).  Las muestras más representativas fueron fotografiadas  y esquematizadas,  enfatizando en  la relación neurovascular  de la arteria cerebelar anterior inferior con el nervio trigémino.

Las mediciones cefálicas y el cálculo del  índice cefálico horizontal, se llevaron a cabo según  las técnicas de Martin & Saller (1957). De acuerdo a sus características, la muestra se dividió en dos grupos: dólico-mesocéfalos (DM) hasta 80.9  y braquicéfalos (BH) desde 81.0 hasta más de 85.5.

Para el análisis estadístico se aplicaron los tests de Anova y Kruskal-Wallis.

RESULTADOS

La arteria cerebelar anterior inferior se originó en el tercio medio del tronco basilar, deslizándose hacia abajo y lateralmente para formar una asa alrededor del flóculo, para luego extenderse lateralmente donde podía contactarse con el nervio trigémino y seguir hacia la fisura horizontal del cerebelo (Fig. 1).

En individuos de sexo masculino, en el lado derecho del cerebelo, se observó en el 19% de los casos, que en su curso (segmento cerebelo-pontino) la arteria contactaba con la superficie inferior y medial del nervio trigémino y en esta misma disposición, en el 7% de los individuos de sexo femenino; en el 13% del grupo braquicéfalo y en el 16 % del grupo dólico-mesocéfalo (Fig. 2). En el lado izquierdo, la  arteria cerebelar anterior inferior  contactó con el nervio trigémino en el 17% de los casos en el sexo masculino y en el 7 % en el femenino; en el 13% del grupo dólico-mesocéfalo y  en el 13% del grupo braquicéfalo.

Observamos que, en el caso de arterias duplicadas, el tronco superior es el que contacta con el nervio trigémino.  Se visualizó una rama constante, originándose de la arteria basilar, cursando transversalmente el puente y llegando a la superficie ventral del nervio trigémino.

Fig. 1. Fotografía de la superficie ventral del tronco encefálico a través de la disección con microscopio binocular (10x). Preparación de encéfalo de un individuo de sexo masculino, braquicéfalo. 1. Arteria basilar; 2. Arteria vertebral; 3. Arteria cerebelar anterior inferior; 4. Arteria cerebelar superior; 5. Puente; 6. Nervio trigémino, 7. Nervio abducente.

Fig. 2. Diagrama que muestra la relación de la arteria cerebelar anterior inferior con el nervio trigémino.

DISCUSIÓN

Debido a la íntima relación anatómica existente entre el complejo trigeminal y las arterias cerebelares, el nervio trigémino puede ser comprimido por una de ellas, principalmente por la arteria superior, pudiendo, sin embargo, estar involucrada la arteria inferior. La Fig. 2  muestra los contactos de la arteria cerebelar anterior inferior con el nervio trigémino y cuyos valores son  inferiores a la relación de la arteria cerebelar superior. Para establecer y clarificar  las diferencias con la arteria cerebelar superior,  Mandiola et al., mostraron  que ésta contacta con el nervio trigémino  por su superficie superior o medial en el lado derecho, en el 57.2 % de los casos en el sexo masculino y en el 64.3 %  en el femenino. Hamlyn  ha descrito este hallazgo en  13 casos de 42  observaciones, por lo que la relación de contacto siempre es mayor con la arteria cerebelar superior. 

Nuestros hallazgos muestran que la arteria cerebelar anterior inferior, cuando es larga y sinuosa, presenta una rama ascendente que se ubica en la superficie ventral del nervio trigémino, como se ha diseñado en la Fig. 2. Las  arterias cerebelares presentan variaciones  tanto en la superficie de contacto, como también en el trayecto lo que adquiere un rol importante durante los procedimientos quirúrgicos en esta área  (Dandy (1934); Reisser  & Schuknecht ;  Watt & McKillop; Janetta, Shrontz et al.).

La distribución de la arteria cerebelar anterior inferior es también variable, conocimiento que se ha complementado con el lado, sexo e índice cefálico. Si bien los tests estadísticos aplicados no muestran diferencias significativas (p > 0.5), la arteria observada presenta variaciones en los parámetros estudiados, cuando se analiza cada caso individualmente y se compara en la serie.

Como ya se ha comentado, en artículos previos por Mandiola et al., existe una gran variabilidad en las arterias cerebelares, cuando se considera lado y, además, el índice cefálico. Creemos en la importancia de disponer de un  universo  muestral mayor, por la necesidad de dividir el material analizado en dos grupos poblacionales amplios, braquicéfalos y dólico-mesocéfalos.

Estos resultados contribuirán a un mejor conocimiento de las características  neurovasculares  de la fosa posterior del cráneo. Por otra parte, teniendo presente  el  alto grado de mezcla de las poblaciones, las mediciones bioantropológicas  cefálicas  son importantes  a considerar en futuros estudios.

AGRADECIMIENTOS

Los autores agreceden al Sr. P. Sanhueza por la ayuda en la parte estadística del trabajo.

SUMMARY: The relationships between the anterior inferior cerebellar artery  and the trigeminal nerve has clinical importance, for example, some diseases promoted by neurovascular compression, aneurism and expansive process.  Based on data  in existing literature, we studied this neurovascular  relation  considering side, sex and the cephalic index  of the specimens.

We studied 70 human cerebellum obtained from cadavers of both sexes with anthropological  registrations.  Its vascular system was injected with neoprene, fixed in formaldehyde solution and dissected using a surgical microscopy.  Acording to cephalic index we classified them in dolicho-mesocephalics and brachycephalics groups.

The anterior inferior cerebellar artery  contacts with trigeminal nerve on the right side in 19 %  in masculine sex and in 7 % in feminine sex; in 16 % in the DM, in 13 % in the brachycephalics. The authors think that the variability observed is important towards the evidente heterogeneity of our indoamerican populations.

KEY WORDS: 1. Anterior inferior cerebellar artery; 2. Trigeminal nerve; 3. Cephalic index. 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Dandy, W. E. Concerning the cause of trigeminal neuralgia. Am. J. Surg.,  24 :447- 55, 1934.         [ Links ]

Hamlyn, P. J. Neurovascular relationships in the posterior cranial fossa, with special reference to trigeminal neuralgia. Clin Anat., 10(6):371-9, 1997.          [ Links ]

Hardy, D. & Rhoton, A. A microsurgical relationship of the superior cerebellar artery and the trigeminal nerve. J. Neurosurg., 49:669-78, 1978.          [ Links ]

Icardo, J. M.; Ojeda, J. L.; García-Porrero, J. A.; Hurle, J. M. The cerebellar arteries: Cortical patterns and vascularization of the Cerebellar nuclei. Acta Anat., 113:108- 116, 1982.          [ Links ]

Janetta, P. J. Arterial compression of the trigeminal nerve at the pons in patients with trigeminal neuralgia. J. Neurosurg., 26 :159-62, 1967.          [ Links ]

Kaplan, H. Arteries of the brain. Acta Radiol., 46:364-70, 1956          [ Links ]

Mandiola, E.;  & Prates, J.C. Características anatómicas de la arteria cerebelar superior en el hombre. Rev. Chil. Anat., 12 (1):25- 32, 1994a.          [ Links ]

Mandiola, E.; del Sol, E.; Olave, E. & Prates, J.C. Relaciones anatómicas de la arteria cerebelar superior con el nervio trigémino. Rev. Chil. Anat.,12 (2):141-6, 1994b.          [ Links ]

Mandiola, E.; del Sol, M.; & Prates, J.C. Relación anatómica de la arteria cerebelar superior con los nervios oculomotor y troclear considerando el grupo étnico e índice cefálico. Rev. Chil. Cs. Méd.Biol., 5(1):5-10, 1995a.          [ Links ]

Mandiola, E.; del Sol, M.; Henríquez, J. & Prates, J. C. Observaciones anatómicas de la parte ambiens de la arteria cerebelar superior.  Rev. Chil. Anat., 13 (1):61- 6, 1995b.          [ Links ]

Mandiola, E.; del Sol, M.; Olave, E.; Gabrielli, C. & Prates, J.C.  Consideraciones Anatómicas de la Arteria Basilar. Rev. Chil. Anat., 13 (2):189-94, 1995c.          [ Links ]

Mandiola, E.; del Sol, M.; Sanz, M. E.; Olave,E.; Gabrielli, C. & Prates, J.C. Características anatómicas de las ramas hemisféricas de la arteria cerebelar superior. Rev. Chil. Cs. Méd. Biol., 6(2):75- 80, 1996a.          [ Links ]

Mandiola, E.; del Sol, M.; Sanz, M.E.; Olave, E.; Gabrielli, C. & Prates, J.C. Distribución horizontal en la fisura horizontal del cerebelo. Rev. Chil. Anat., 14(2):177-81, 1996b.          [ Links ]

Mandiola, E.; del Sol, M.; Sanz, M.E.; Olave, E.; Gabrielli,C. & Prates, J.C. Variabilidad anatómica de las ramas medial y lateral de la arteria cerebelar superior. Rev.Chil.Anat., 15(1):85-91, 1997.          [ Links ]

Mandiola, E.; del Sol, M ; Gabrielli, C.; Mizusaki, C.; Prates, J.C. Bifurcation of the Basilar Artery and its Relationship  with the Superior Cerebellar Artery at the proximal portion  of the Anterior Pontine Segment. Braz. J. Morphol. Sci., 15 (1):29-33, 1998.          [ Links ]

Mandiola, E.; del Sol, M.; Sanz, E.; Reumay, P.; Olave, E.; Gabrielli, C. & Prates, J.C.  Biometría de la arteria cerebelar anterior-inferior en el segmento pontino-anterior lateral.  Rev. Chil. Anat., 17(2):161-7, 1999.          [ Links ]

Martin, R. & Saller, K. Lehrbuch der Anthropologie. Sttugart, Gustav Fischer Verlag, 1957. Abt.1.          [ Links ]

Penman, J. Trigeminal neuralgia. Handbook of Clinical Neurology, New York, John Wiley, 1968.          [ Links ]

Reisser, C.  & Schuknetcht, H.F.The Anterior Inferior Cerebellar Artery in the Internal Auditory Canal. Laryngoscope, 101:761-6, 1991.          [ Links ]

Shrontz, C.; Dujovny, M.; Ausman, J.; Díaz, F.; Jeffrey, P.; Berman, K.; Hirch, E. & Mirchardani, H. Surgical anatomy of the arteries of posterior fossa. J. Neurosurg., 65:540-4, 1986.          [ Links ]

Watt, J.C. & McKillop, A. N. A. Relation of arteries to roots  of nerves in posterior cranial fossa in man. Arch. Surg., 3:336- 45, 1935.         [ Links ]

Dirección para correspondencia :
Prof. Dr. Eduardo Mandiola
Facultad de Ciencias de la Salud
Universidad Andrés Bello
Sazié  2325
Santiago - CHILE

e-mail: emandiola@abello.unab.cl

Recibido : 09-10-2002
Aceptado: 22-11-2002


*    Universidad Andrés Bello, Santiago, Chile.

**   Universidad de La Frontera, Temuco, Chile.
Parcialmente financiado por DI-UNAB-73-00,  Universidad Andrés Bello.