SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.20 número3DETERMINACIÓN DE LA LONGUITUD Y PUNTO DE PENETRACIÓN DE LOS NERVIOS TEMPORALES PROFUNDOS EN EL MÚSCULO TEMPORALRELACIONES ANATÓMICAS ENTRE LA ARTERIA CEREBELAR ANTERIOR INFERIOR Y EL NERVIO TRIGÉMINO índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista chilena de anatomía

versión impresa ISSN 0716-9868

Rev. chil. anat. v.20 n.3 Temuco  2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-98682002000300009 

Rev. Chil. Anat., 20(3):285-290, 2002.

 

PROPIEDADES MORFOMÉTRICAS DEL METACARPIANO III
DE POTRILLOS MESTIZOS

MORPHOMETRIC PROPERTIES OF THE THIRD METACARPUS III IN YOUNG CROSS-BREED HORSES

Galán, A. M.; Rivera, M. C.; Moine, R.; Ferraris, G.; Gigena, M. S. & Natali, J.

GALÁN, A. M.; RIVERA, M. C.; MOINE, R.; FERRARIS, G.; GIGENA, M. S. & NATALI, J. Propiedades morfométricas del metacarpiano III de potrillos mestizos. Rev. Chil. Anat., 20(3):285-290, 2002.

RESUMEN: Las propiedades morfométricas del hueso son modeladas por fuerzas que causan alteraciones en la geometría del mismo, lo que determina formas y dimensiones características, relacionadas con la capacidad de resistencia de este hueso a tensiones y compresiones. El objetivo de este trabajo fue analizar las variaciones morfométricas del metacarpiano III en la parte media de la diáfisis, estableciendo comparaciones entre ambos miembros y entres sexos.

Se obtuvieron ambos huesos metacarpianos III de 30 potrillos mestizos criollos (14 hembras y 16 machos) de 19 a 24 meses. Se determinaron el peso y la longitud de cada hueso. Se seccionó transversalmente el hueso en la parte media de la diáfisis, donde se midieron: diámetro del hueso, diámetro de la cavidad medular, los espesores de las paredes en los cuadrantes medial, lateral, craneal y caudal y las áreas total, cortical y cavidad medular. Las variables fueron analizadas estadísticamente.

Los resultados muestran variaciones morfométricas, de las variables estudiadas en la parte media de la diáfisis . Se comprobó que no existen diferencias significativas entre el grosor de la pared lateral y medial, en relación a las diferencias significativas halladas en los cuadrantes craneal y caudal. De la comparación de las variables entre los miembros derecho e izquierdo, se comprobó que hubo diferencias significativas en: diámetro de la cavidad medular latero-medial (p=0,001), espesor del cuadrante medial (p=0,002), área cortical (p=0,009) y área de la cavidad medular (p=0,004). En relación al sexo no se observaron diferencias significativas en las variables estudiadas.

PALABRAS CLAVE: 1. Osteología; 2. Metacarpiano; 3. Diáfisis; 4. Morfometría; 5. Potrillos.

INTRODUCCIÓN

El aparato locomotor del caballo ha evolucionado hasta convertirse en una máquina especializada para una locomoción eficiente. El esqueleto  constituye el sistema de soporte del cuerpo, que tiene una resistencia particular a los esfuerzos. El desarrollo adecuado del esqueleto es uno de los requerimientos más importantes para un potencial de caballo de competición (Bigot et al., 1996). Por lo tanto, los huesos son componentes estructurales que proporcionan sostén al cuerpo y sirven para dar puntos de unión de los músculos para que éstos puedan operar (Banks, 1996). Los huesos de los miembros representan un material importante de estudio, especialmente en los caballos que desarrollan actividades de soporte y trabajo.

El hueso es el único tejido capaz de adaptarse mecánicamente y modificar su calidad y geometría en respuesta a cargas impuestas sobre el mismo (Currey, 1984). Las propiedades mecánicas del hueso son modeladas por fuerzas intrínsecas y extrínsecas. Las primeras pueden ser consideradas fisiológicas, mientras que las fuerzas extrínsecas no tienen límite en su magnitud y dirección. Ambos tipos de fuerzas causan alteraciones en la geometría del hueso, características microscópicas, densidad, grado de mineralización y orientación y disposición de las fibras colágenas (Smith, 1985 y Currey).

El caballo está sujeto a modificaciones del aparato locomotor, usualmente asociados con el estrés por la actividad física. La fuerza generada durante el ejercicio probablemente juega un rol importante en su desarrollo (Bartel et al., 1978). Investigaciones previas han sostenido la idea que ciertas razas de caballo muestran incidencias de fractura por fatiga en la superficie dorsal del metacarpiano III, en los primeros años de vida (Nunamaker et al., 1989, 1991). Por otra parte, El Shorafa et al. (1979) señalan que la laminitis causa grandes pérdidas, especialmente en equinos jóvenes, durante el ejercicio iniciado entre los 18 y 24 meses de edad.

El estudio de las propiedades geométricas del metacarpiano III de caballos jóvenes mestizos criollos, tales como: longitud, diámetro de la diáfisis y cavidad medular, espesor de la pared cortical y área cortical y de la cavidad medular en la parte media de la diáfisis, resultan de interés, ya que las mismas inciden en la microestructura y biomecánica del hueso. Existen pocas referencias al respecto, Hanson et al.(1994) analizaron mediciones en huesos de caballos de distintas razas y edades, observando variaciones en los diámetros del hueso y en el espesor de los cuadrantes: dorsal, palmar, medial y lateral. Moine et al.(2001) estudiaron la morfometría del metarpiano III en yeguas mestizas con criollo. Las propiedades geométricas y biomecánicas  fueron comparadas entre el miembro derecho e izquierdo por varios autores (Hanson et al., 1994, 1995; Schryver, 1978; Bigot et al. y Less et al., 1997), pero no hay estudios comparativos entre los sexos.

Las variaciones de las áreas total y cortical del metacarpiano III fueron analizadas en función a la biomecánica (El Shorafa et al.; Reilly et al., (1997) y Nunamaker et al., (1989).

El objetivo de este trabajo fue evaluar cuanti-tativamente las variaciones de las propiedades morfométricas del metacarpiano III en la parte media de la diáfisis y establecer comparaciones entre miembros y sexos.

MATERIAL Y MÉTODO

Se trabajó con huesos metacarpiano III de ambos miembros de 30 potrillos mestizos-criollos (16 machos y 14 hembras) sin problemas aparentes del aparato locomotor, cuya edades oscilaron entre 18 y 24 meses. Dicho material fue obtenido del frigorífico Aimar de la ciudad de Río Cuarto, Argentina.

Los animales se seleccionaron por medio de cronometría dentaria, se determinó el peso y luego del sacrificio se extrajeron las manos. Los huesos metacarpianos fueron liberados de las partes blandas y se conservaron en freezer a -20ºC hasta su procesamiento.

A los huesos descongelados se les determinó el peso, con una balanza de uso comercial "tara" y se midió, con regla milimetrada, la longitud total. Dicha longitud se tomó desde el extremo proximal del hueso metacarpiano en relación a la articulación con el tercer hueso carpiano, hasta la cresta sagital del extremo distal, que separa la superficie correspondiente a los cóndilos (Fig. 1).

Al hueso se le practicó una sección transversal en la parte media de la diáfisis, con sierra eléctrica "sin fin" y se midieron los diámetros dorso-palmar y el latero-medial de los metacarpianos III derecho e izquierdo (Fig. 1). Para ello se usó un calibrador micrométrico (0,02 mm).

Se midieron también los diámetros de la cavidad medular, en sentido dorso-palmar y latero-medial; el espesor de la superficie cortical, en los cuadrantes: dorsal, palmar, lateral y medial (Fig. 1). Se calcularon las áreas cortical, área de la cavidad medular y total.

Análisis estadístico: Para el análisis descriptivo de los datos se utilizaron test estadísticos de posición y dispersión para todas las variables.

Se realizaron correlaciones, para un p<0.05, entre las variables: área cortical con longitud del hueso, área total y área de la cavidad medular. Además se realizaron correlaciones entre área de la cavidad medular con la longitud del hueso y el área total. Para comprobar las diferencias entre cuadrantes se aplicaron los test de Kruskall Wallis y el de contraste de Mann-Whitney entre el espesor de los distintos cuadrantes, para un p<0,05, en muestras que no siguieron una distribución normal. Para comparar diferencias entre los metarpianos III de ambos miembros se utilizó el test de Wilcoxon para muestras pareadas no paramétricas. Las diferencias del metacarpiano III entre sexos fueron analizadas por medio del test de Mann-Whitney, para muestras independientes no paramétricas. El análisis estadístico se realizó con software SpSS versión 9.0 (1998).

RESULTADOS

Con una muestra de 30 potrillos con peso corporal promedio de 312, 17 Kg ± 21,48, se obtuvieron las siguientes medidas para el hueso metacarpiano III: el peso promedio fue de 383,20 g ± 52,45 y 382,20 g ± 52,53, la longitud promedio fue de 23,89 cm ± 1,14 y 23,86 cm ±1,14, derecho e izquierdo, respectivamente.

Los promedios, desviación standard para cada variable, medida en la parte media de la diáfisis en los metacarpianos III derecho e izquierdo y el valor de p de la comparación entre ambos metacarpianos se muestran en la Tabla I.

Se encontraron diferencias significativas en el espesor de los distintos cuadrantes, mediante el test de Kruskal Wallis con p<0,05. Dichos cuadrantes fueron contrastados entre sí mediante el test de Mann Whitney con p<0,05, cuyos resultados muestran que no hay diferencias significativas entre los cuadrantes lateral y dorsal (p 0,983). Por lo tanto, estos difieren significativamente en su espesor con los cuadrantes medial y palmar (p=0,00). Sin embargo, el cuadrante medial difiere significativamente del palmar (p=0,00).

Las correlaciones entre las variables fueron positivas, para un valor de p<0,05, cuyos coeficientes fueron: área cortical y longitud del hueso p=0,000 R=0,6; área cortical y peso del hueso p=0,000 R=0,7; área cortical y área de la cavidad medular p=0,02 R= 0,4; área cortical y área total p=0,000 R=0,9; área de la cavidad medular y longitud del hueso p=0,01 R=0,4; área de la cavidad medular y área total p=0,000 R=0,7.

Los promedios de las variables en estudio del metacarpiano III izquierdo y el valor de p en la comparación entre sexos, se muestran en la Tabla II.

Tabla I. Promedios, desviación standard y valor de p de la comparación de variables entre metacarpiano III derecho e izquierdo.


Variables
Metacarpiano III derecho
Metacarpiano III izquierdo

p

       

Diámetro de la diáfisis latero-medial

3,45 ± 0,21

3,45 ± 0,22

0,957

Diámetro de la diáfisis dorso-palmar

2,60 ± 0,13

2,60 ± 0,12

0,720

Diámetro de la cavidad medular dorso-palmar

1,13 ± 0,15

1,14 ± 0,15
0,518

Diámetro de la cavidad medular latero-medial

1,56 ± 0,21

1,70 ± 0,27
0,001

Espesor de la pared lateral

0,87 ± 0,08
0,87 ± 0,11

0,519

Espesor de la pared dorsal

0,86 ± 0,09
0,88 ± 0,10

0,079

Espesor de la pared palmar

0,61 ± 0,10
0,58 ± 0,10

0,054

Espesor de la pared medial

1,01 ± 0,09
1,08 ± 0,15

0,002

Área total

7,18 ± 0,77
7,19 ± 0,77
0,685

Área cortical

5,74 ± 0,55
5,60 ± 0,51
0,009

Área de la cavidad medular

1,42 ± 0,37
1,59 ± 0,44

0,004


Tabla II. Promedios, desviación standard y valor de p de la comparación de variables del metacarpiano III izquierdo entre sexos.


Variables
Machos

Hembras

p

Diámetro de la diáfisis latero-medial

3,45 ± 0,21
3,45 ± 0,22
0,643

Diámetro de la diáfisis dorso-palmar

2,60 ±  0,13
2,60 ± 0,12
0,397

Diámetro de la cavidad medular dorso-palmar

1,13 ± 0,15
1,14 ± 0,15

0,188

Diámetro de la cavidad medular latero-medial

1,56 ± 0,21
1,70 ± 0,27

0,416

Espesor de la pared lateral

0,86 ± 0,11
0,88 ± 0,11
0,538

Espesor de la pared dorsal

0,87 ± 0,12
0,90 ± 0,08
0,244

Espesor de la pared palmar

0,58 ± 0,08
0,58 ± 0,11
0,636

Espesor de la pared medial

1,07 ± 0,17
1,10 ± 0,13
0,579

Área total

7,29 ± 0,11
7,12 ± 0,11
0,503

Área cortical

5,59 ± 0,10
5,59 ± 0,08
0,708

Área de la cavidad medular

1,70 ± 0,29
1,52 ± 0,26
0,394

Fig. 2. Espesor de la pared de los cuadrantes, en la parte media de la diáfisis de los metacarpianos III derecho e izquierdo. N=30. Valores promedios en cm. Fig. 3. Área cortical, área de la cavidad medular y área total correspondientes a la parte media de la diáfisis de los metacarpianos III derecho e izquierdo. N=30. Valores promedios en cm.

DISCUSIÓN

Las propiedades morfométricas del metacarpiano III del caballo, están íntimamente relacionadas con las propiedades bomecánicas y estructurales del hueso. El hueso contrarresta las cargas mediante adaptaciones en su geometría, lo que involucra una actividad continua y coordinada de construcción y destrucción (Currey).

Los valores de la longitud del hueso metacarpiano III encontradas en este trabajo, coinciden con Moine et al., cuyos valores de longitud fueron 24,07cm±0,79 y 24,05 cm±0,81para los huesos derecho e izquierdo, respectivamente. Hanson et al.(1995) publicaron valores superiores, que fueron 26,8 cm ± 0,22, sin especificar el miembro. Hay que destacar que estos autores trabajaron con caballos de distintas edades y razas y con peso corporal promedio superior (450 Kg) que el de los potrillos ( 312,17 Kg).

En este trabajo el promedio del diámetro del hueso dorso-palmar fue menor que el latero-medial, lo cual manifiesta la forma característica del hueso, lacual estaría ligada a la biomecánica de éste. Las curvaturas normales y las posiciones de los huesos están diseñadas para neutralizar la tensión por efecto de la flexión resultante de la carga, con las fuerzas opuestas generadas por la masa muscular (Banks).

En coincidencia con Hanson et al.(1994) no hubo diferencias significativas entre los diámetros del hueso del miembro derecho e izquierdo. El diámetro de la cavidad medular latero-medial fue mayor que el dorso-palmar. Los valores promedios de los diámetros del hueso y de la cavidad medular registrados por Hanson et al.(1994) fueron mayores a los encontrados en este trabajo. Estas diferencias pueden ser atribuidas a la raza, la edad y las actividades desarrolladas por el animal.

No se encontraron diferencias significativas entre los miembros derechos e izquierdos en el diámetro del hueso latero-medial, dorso-palmar y de la cavidad medular dorso-palmar. Sin embargo, se encontraron diferencias altamente significativas en el diámetro de la cavidad medular en sentido latero-medial, lo cual no concuerda con lo encontrado por Hanson et al. (1994). Esta diferencia podría estar relacionada con el crecimiento del diámetro del hueso a partir del tejido esponjoso, siendo independiente para cada miembro. Este crecimiento del hueso se produce a través de las actividades osteoblástica y osteoclástica combinadas (Banks).

En coincidencia con Hanson et al. (1994), nuestros resultados muestran que el cuadrante medial, en la parte media de la diáfisis, tiene un espesor mayor que los otros cuadrantes. Esto tendría relación con las líneas de fuerza que pasan por los diferentes cuadrantes. La magnitud, dirección, duración y rapidez a las que se aplica una fuerza influye sobre la respuesta del órgano (Banks). El test estadístico mostró que existen diferencias significativas en el espesor de los cuadrantes. Sin embargo, al contrastar los cuadrantes entre sí, se comprobó que no hay diferencias significativas entre los cuadrantes medial y lateral.

Hanson et al. (1994) no encontraron diferencias significativas en el espesor de la corteza entre miembros. En este trabajo no hubo diferencias significativas entre el grosor lateral, dorsal y palmar, mientras que fueron altamente significativas para el cuadrante medial (p=0,002).

El grosor de la pared de la corteza del metacarpiano III está sujeto a las propiedades mecánicas del hueso. Less et al. y Bigot et al. observaron que los cuadrantes medial y lateral del metacarpiano III fueron más rígidos y ceden menos a la deformación que el cuadrante dorsal y palmar. Schryver considera que los cuadrantes dorsal y medial tienen mayor resistencia a la flexión que el caudal y el lateral. Hanson et al. (1995) comprobaron que no hay diferencias significativas en los valores de rigidez entre los huesos derecho e izquierdo.

Nuestros resultados muestran que el promedio del área cortical es de 5,74 cm2 ± 0,5 y 5,60 cm2 ± 0,5, derecho e izquierdo respectivamente. Estos valores son  mayores que los encontrados por El Shorafa et al., cuyo rango fue de 4,6 ± 1,2 cm2, aunque en ese caso se trataba de caballos, desde un día a 8 meses de edad. Moine et al., observaron que el promedio del área cortical de yeguas de diferentes edades fue de 6,58 cm2 ± 0,60 y 6,63 cm2 ± 0,58 para el hueso metacarpiano III derecho e izquierdo, respectivamente. Los valores del área cortical del metacarpiano III aumentan en gran medida durante el primer año de vida y entre 1 y 3 años aumenta el 18 % (El Shorafa et al.).

El área de la cavidad medular fue inferior al área cortical. Dichos valores fueron similares a los encontrados por Moine et al., quienes publicaron para el área cortical 6,58 cm2 ± 0,60 y 6,63 cm2 ± 0,58 y para el área de la cavidad medular 1,40 cm2 ± 0,32 y 1,37 cm2 ± 0,31, derecho e izquierdo, respectivamente.

El área total del hueso metacarpiano II, en la parte media de la diáfisis, presentó un valor promedio entre 7,17 cm2 ± 0,7 y 7,19 cm2 ± 0,7, para el miembro derecho e izquierdo respectivamente, coincidiendo estos valores con Nunamaker et al. (1989), cuyo rango fue entre 7 y 8,4 cm2. Moine et al., encontraron valores mayores (7,98 cm2 ± 0,77 y 8,01 cm2 ± 0,75, derecho e izquierdo, respectivamente). El aumento del área total se encuentra relacionado con el aumento del área cortical, ya que éste alcanzó valores mayores que los alcanzados por el área de la cavidad medular, durante esta etapa del desarrollo. El área total aumentó principalmente a expensas del crecimiento del área cortical. Currey relata que el aumento de la corteza se puede atribuir a la adaptación de las cargas de tensión y compresión. Por otra parte, el aumento del área cortical puede mejorar la resistencia del esqueleto en el equino atleta (Lawrence et al., 1977).

Se observaron diferencias significativas en área cortical (p=0,009) y área de la cavidad medular (p=0.003) entre miembro derecho e izquierdo. sin embargo, el área total no hay diferencias significativas en el área total entre ambos miembros coin-cidiendo con Nunamaker et al. (1989).

La longitud del hueso tuvo mayor correlación con el área cortical que con el área de la cavidad medular. A medida que aumenta la longitud del hueso, hay mayor desarrollo el área cortical que la cavidad medular.

Las variables analizadas en función del sexo, mostraron que no hay diferencias significativas. Probablemente estas condiciones están relacionadas con la edad de los animales estudiados, ya que los cambios hormonales se producen más tarde.

En síntesis, se observaron variaciones morfométricas del metacarpiano III  entre los miembros, a nivel del diámetro de la cavidad medular latero-medial,  espesor medial de la pared, área cortical y área de la cavidad medular. Sin embargo no se encontraro diferencias significativas entre las variables en relación al sexo.

Por último, coincidimos con lo que dice Schryver (1978), quienes destaca las influencias que ejercen las variaciones individuales en las propiedades mecánicas del metacarpiano III del equino, tales como el crecimiento, la raza, procedencia y ejercicio.

SUMMARY: The morfometrics properties of the bone are modeled by forces that cause alterations in its geometry, what it determine forms and characteristics dimensions, related with the capacity of resistance of the bone to tensions and compressions. The objective of this study was to analyze the morfometrics variations of the third metacarpal bone at the mid-diaphysis, and to establish comparisons between sides (right and left) and between sexes.

Thirty cross-breed animals between 19 and 24 months of age were used in this study, 14 females and 16 males. The weight and the length of each third metacarpal bone were determined. Each bone was transversally sectioned at the mid diaphysis level and the following measurements were recorded: diameter of the bone, diameter of the marrow cavity, wall thickness in the medial, lateral, cranial and caudal quadrants and the total, cortical and marrow cavity areas. Statistical analysis were performed.

The results showed morfometrics variations in the mid- diaphysis of all variables under study. There were no statistical differences between the thickness of the lateral and medial wall, in relation to the differences significant found in the cranial and caudal quadrants. There were statistical differences between right and left side in the following measurements: diameter of the marrow cavity (p= 0,001), medial quadrants wall thickness (p= 0,002), cortical area (p= 0,009) and area of the marrow cavity (p= 0,004).  No significant differences were detected between sexes in any measurement studied.

KEY WORDS: 1. Osteology; 2. Metacarpal bone;3. Diaphysis; 4. Morphometry; 5. Young cross-breed horses.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Banks, W. J. Histología Veterinaria Aplicada. 2. ed. El Manual Moderno, México, 1996.         [ Links ]

Bartel, D.; Schryver, H.; Lowe, J. & Parker, R. Locomotion in the horse: A Procedure for computing the internal forces in the digit. Am. J. Veterinary Res., 1721-7, 1978.         [ Links ]

Bigot, G.; Bouzidi, A.; Rumelhart, C. & Martin-Rosset, W. Evolution during growth of the mechanical properties of the cortical bone in equine cannon-bones. Med. Eng. Phys. 18(1):79-87, 1996.         [ Links ]

Currey, J. D. The mechanical properties of materials and the estructure of bone. In: The mechanical adaptation of bone. University Press. Princeton, 3-37, 1984.         [ Links ]

El Shorafa, W. M.; Feaster, J. P.; Ott, E. A. Horse metacarpal bone: age, ash content, cortical area  and failure stress interrelationships. J. Anim. Sci., 49:979-82, 1979.         [ Links ]

Hanson, P. D. & Markel, M. D. Radiographic geometric variation of equine long bones. Am. J. Vet. Res. 55 (9):1220-7, 1994.         [ Links ]

Hanson, P. D; Markel, M. D. & Ray Vanderby, Jr. Diaphyseal structural propierties of equine long bones. Am. J. Vet. Res. 56 (2):233-40, 1995.         [ Links ]

Lawrence, L. A.; Ott, E. A.; Miller, G.J.; Poulos, P.W.; Piotrowski, G. & Asquith, R. L. The Mechanical Properties of Equine Third Metacarpal as Affected by Age. J.  Animal  Sci. 72(10):2617-23, 1994.         [ Links ]

Less, C. M.; Stover, S. M.; Keyak, J. H.; Taylor, K.T. & Williks, N. H. The Distribution of material properties in the equine third metacarpal bone serves to enhance sagittal bending. J. Biomechanics, 30(4)355:61, 1997.         [ Links ]

Moine, R.; Rivera, M.; Vivias, A.; Ferraris, G.; Galán, A. & Natali, J. Morfometría y determinación de calcio y fósforo en la parte media de la diáfisis del metacarpiano III en yeguas mestizas con criollo. Arch. Med. Vet. XXXIII, 1:63-8, 2001.         [ Links ]

Nunamaker, D. M.; Butterwerck, D. M. & Provost, M. T. Some Geometric propierties of the third Metacarpal bone: A comparison between the thoroughbred and standardbred racehorse. J. Biomechanics 22(2):129-34, 1989.         [ Links ]

Nunamaker, D. M.; Butterwerck, D. M. & BLACK. J. In vitro comparation of Thoroughbred and Standardbred Racehorses with regard to local Fatigue failure of the third metacarpal Bone. Am J. Vet. Res. 52(1): 97-100, 1991.         [ Links ]

Reilly, G. C.; Currey, J. D. & Goodship, A. E. Exercise of yong thoroughbred horses Increases Impact Strength of the third metacarpal bone. J. Orthop. Research, 15:862-8, 1997.         [ Links ]

Schyver, H. F. Bending propetíes of cortical bone of the horse. Am. J. Vet. Res. 39(1):25-8, 1978.         [ Links ]

Smith, G. K. Biomechanics pertinent to fracture etiology, reduction, and fixation. Cap 12. En Newton, Ch. A.; D.M. Nunemaker; Textbook of small animal orthopaedics. Lippincott, Philadelphia, 1985.         [ Links ]

Prof. Ada Mónica Galán
Depto. de Anatomía,
Facultad de Agronomía y Veterinaria
Universidad Nacional de Rio Cuarto
Provincia de Córdoba
CEP 5800
ARGENTINA 

Recibido : 31-10-2002
Aceptado: 26-11-2002


Depto. de Anatomía, Fac. de Agronomía y Veterinaria, Universidad Nacional de Rio Cuarto, Córdoba, Argentina.