SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.20 número3MÚSCULOS FLEXORES ACCESORIOS DEL IV Y V DEDOS DEL PIE: VARIACIÓN ANATÓMICAESTUDIO MORFOLÓGICO DE LOS TESTÍCULOS DE Physalaemus cuvieri (AMPHIBIA, ANURA) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista chilena de anatomía

versión impresa ISSN 0716-9868

Rev. chil. anat. v.20 n.3 Temuco  2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-98682002000300004 

Rev. Chil. Anat., 20(3):255-262, 2002.

 

MORFOLOGÍA Y FRACCIÓN DEL ÁREA DEL LUMEN GLANDULAR DE LA
ZONA DE TRANSICIÓN EN LA PRÓSTATA HUMANA

MORPHOLOGY AND AREAL FRACTION OF THE GLANDULAR LUMEN
OF TRANSITION ZONE IN THE HUMAN PROSTATE

*, **Babinski, M. A.;*, ***Chagas, M. A.;*Costa, W.S. & *Pereira, M. J.

BABINSKI, M. A.; CHAGAS, M. A.; COSTA, W. S. & PEREIRA, M. J. Morfología y fracción del área del lumen glandular de la zona de transición en la próstata humana.  Rev. Chil. Anat., 20(3):255-262, 2002.

RESUMEN: Aunque las enfermedades del sistema reproductor masculino no se restringen a la próstata, éste es uno de los órganos más interesantes para la práctica médica urológica. La hiperplasia prostática benigna (HPB) representa un aumento tisular de estos elementos histológicos que causan alteraciones profundas en el organización de la próstata. Este estudio pretende evaluar la densidad volumétrica (VV) del lumen glandular de la zona de transición (lóbulo mediano) en próstatas humanas normales, comparadas con hiperplásicas (HPB). Muestras de tejidos prostáticos de la zona de transición fueron obtenidas de 10 pacientes con síntomas de obstrucción infravesical y diagnóstico histopatológico del HPB, sometidos a prostatectomía transvesical. Para control fueron utilizadas 10 muestras de la región de transición prostática, obtenidas durante la necroscopía  de jóvenes adultos, víctimas de accidentes. Los bloques de parafina de muestras prostáticas fueron seccionados con 5µm de grosor y teñidos con Hematoxilina y Eosina. Para el análisis cuantitativo, fue usado el método estereológico asistido por un programa de software para verificar la VV. La densidad volumétrica del lumen glandular, mostró un incremento estadísticamente significativo de la HPB, y esto parece estar relacionado con la obstrucción infravesical y el éstasis del contenido luminal, aumentando la presión intraluminal y, por tanto, causa deformaciones de las glándulas con probables consecuencias en el epitelio, así como alteraciones secretorias.

PALABRAS CLAVE: 1. Próstata; 2. Hiperplasia prostática; 3. Estereología; 4. Lumen glandular.

INTRODUCCIÓN

Por muchos años antes y después, de los estudios de Lowsley (1912), se creyó que la próstata humana, tenía estructura anatómica lobulada formada por 6 lóbulos continuos y no separables macro o microscópicamente (Sampaio, 1992). Diferentes estudios de Mcneal (1968, 1972, 1978, 1984, 1997) modificaron el concepto clásico de división anatómica de la próstata en lóbulos, en vista de que este autor confirmó que, en condiciones normales, esta división existe apenas durante el periodo fetal (Sampaio). La contribución de los estudios de Mcneal acerca de la orientación anatómica y heterogeneidad histológica de la próstata, tiene significación clínica ya que, las patologías son de naturaleza distinta en las diferentes zonas descritas (Fig.1) (Mcneal, 1978, 1997 y Sampaio).

La división de Mcneal muestra la próstata dividida en 4 regiones o zonas: anterior, periférica, central y de transición. La zona periférica representa cerca del 70% del volumen de la próstata normal y en esta región se desarrollan cerca del 80% de las neoplasias malignas de la próstata. La zona de transición, representa del 5% al 10% del volumen de la próstata normal y envuelve la uretra (Sampaio). La hiperplasia prostática benigna (HPB) aparece justamente en esta región, en 70% de las biopsias y, aproximadamente, el 10 al 20% de las neoplasias malignas de la próstata pueden tener origen en esta misma región ( Ro et al., 1997; Saldanha et al., 2000). Cuando este proceso ocurre, la zona de transición puede ocupar casi todo el volumen de la próstata (Sampaio y Ro et al.). La zona central ocupa el 20 al 25% del volumen de próstata normal, siendo el lugar de origen, de cerca del 5% de las neoplasias malignas de la próstata (Ro et al.).

Fig. 1. A. Vista lateral de un esquema de la anatomía prostática de acuerdo con Mcneal (1978), muestra la zona anterior (za), la zona periférica (zp) y la zona central (zc).

Fig. 1. B. Mismo esquema anterior después de haber sido retirada, parte de la zona periférica y de la zona anterior; lo que permite visualizar la zona de transición (zt), localizada profundamente en la región pre-prostática, en íntima relacion con la uretra. U = uretra, de = ducto eyaculador (modificado de Sampaio, 1992).

La histología de la próstata humana se organiza en dos tejidos distintos: el tejido glandular inmerso en otro fibro-muscular (Cadeddu et al., 1995). La HPB se instala por el crecimiento tisular de esos elementos histológicos que causan profundas modificaciones en la estructura organizacional de la próstata (Price et al., 1990). Esas modificaciones resultan en el surgimiento de nódulos hiperplásicos que, en el 70% de los casos, ocurre en la zona de transición (lóbulo mediano) y acaban estirando las demás regiones peri uretrales (Mcneal et al., 1997). La proliferación localizada del estroma fibromuscular es aceptada como el primer paso en el desarrollo de la  HPB (Pradhan & Chandra, 1975); eso incluye alteraciones importantes en los fibroblastos de los capilares (Bierhoff et al., 1997), del estroma fibromuscular (Chagas et al., 2002) y de la composición de los glicosaminoglicanos (Cardoso et al., 2000).

La incidencia de las alteraciones histopatológicas en la HPB, preceden a la sintomatología clínica (Appell et al., 1980; Shapiro et al., 1992 y Lepor, 1994) y  las evidencias histológicas de HPB están presentes en, aproximadamente, 90% de las biopsias de esa glándula, haciendo de esta enfermedad, una ocurrencia común en hombres ancianos (Berry et al., 1984 y Shapiro et al., 1997).

El estudio morfométrico computarizado provee datos numéricos sobre las alteraciones histoarquitectónicas, representadas por aumento o regresión de las estructuras. Durante la observación y análisis de la imagen bidimensional, los datos pueden ser convertidos en resultados tridimensionales para análisis de la estadística probabilística de la estereología. Así, se calcula la densidad del volumen (Mandarim-de-Lacerda, 1999a,b) y muchos diagnósticos y / o pronósticos de enfermedades, ya son basados en esos criterios (Poel et al., 1992; Mandarim-de-Lacerda, 1999a,b).

No son muchos los trabajos encontrados en la literatura, en que es utilizada la estereología para analizar los diferentes elementos histológicos en la estructura de la próstata humana hiperplásica, comparando con glándulas de individuos jóvenes normales (Barstch et al., 1979; Shapiro et al., 1992 y Chagas et al., 2002). Barstch et al. y Shapiro et al., no describen la zona de transición como control en el grupo de normales, para comparar con HPB. Existe, todavía una gran divergencia sobre el principal componente histológico comprometido en el aumento de la próstata, si éste es de origen epitelial (Mcneal, 1978 y Price et al.) o proveniente de la proliferación de elementos del estroma, siendo este último el más aceptado (Barstch et al. y Deering et al., 1994), y confirmado en nuestro laboratorio (Chagas et al., 2002). Sin embargo, pocos autores han estudiado con detalle, las variaciones de la morfología del componente glandular, involucrado en la HPB.

El presente trabajo, pretende cuantificar por el método estereológico y determinar los cambios ocurridos en el lumen de las glándulas hiperplásicas y comparar con glándulas de la zona de transición de próstatas de individuos jóvenes.

MATERIAL Y MÉTODO

El material control, consistió de 10 próstatas obtenidas en necropsias de individuos jóvenes normales, con edad promedio de 25 años. Durante la necroscopia, se verificó que la "causa mortis", no implicaba un compromiso de los órganos urogenitales. El material recogido, respetó las orientaciones anatómicas propuestas en la literatura (Mcneal,1997) y el período entre la muerte del individuo del grupo control y la muestra recogida, no excedió a 6 horas, procurando reducir al máximo la posibilidad de alteraciones autolíticas en el epitelio glandular.

Muestras del tejido prostático hiperplásico (HPB) fueron recogidas de 10 pacientes con edad promedio de 70 años, sin previo tratamiento, sometidos a prostatectomía transvesical. Todos esos pacientes presentaban sintomatología clínica obstructiva y diagnóstico histopatológico de HPB, excluyendo así la presencia de cualquier foco neoplásico en la muestra estudiada. Después de la obtención de los fragmentos, las próstatas fueron cribadas "ortrip", de esta forma, se obtienen cortes aleatorios uniformemente isotrópicos (AUI) para la realización de la histomorfometría. (Gundersen et al., 1988; Mandarim-de-Lacerda, 1999b).

Todo el material fue fijado en solución de Bouin por 24 horas, deshidratado en soluciones crecientes de al coholes, aclarados en xilol e incluido en parafina. Un corte de cada una de las muestras de HPB fue examinado por un médico patólogo para la detección de focos neoplásicos. De cada próstata fueron obtenidos aleatoriamente, 5 fragmentos que originaron 5 cortes diferentes de 5 µm de espesor. Los cortes obtenidos fueron coloreados con hematoxilina-eosina. De cada corte fueron analizados y medidos todos los acinos glandulares de 5 campos diferentes, resultando un total de 25 áreas prueba, analizadas en cada próstata, totalizando 500 campos analizados para las próstatas del grupo control e hiperplásicas.

Las imágenes para análisis, fueron obtenidas con aumento de 40x en microscopio de luz Olympus, acoplado a una cámara de video Sony CCD, siendo la imagen de los campos microscópicos repasada para un monitor Sony KX14-CP1. Las imágenes fueron convertidas en señales digitales y analizadas en un software (Image-Pro -Media Cibernetics). Como parámetro morfométrico, se realizó la medida de todo el campo expuesto de la lámina y, posteriormente, la demarcación (software calibrado para µm) del límite apical del epitelio glandular con el cursor, ofreciendo medidas relativas a la morfometría del área total del lumen en relación al campo (Fig. 2). Después de la adquisición de las medidas en planos bidimensionales, éstas fueron fraccionadas (Areal Fraction) en medidas tridimensionales, procurando una equivalencia de valores para así obtener los datos de la densidad volumétrica del lumen glandular; esto es posible pues en tejidos isotrópicos, la proporción de área de superficie de una determinada estructura, es proporcional a la distribución de volumen de esta misma estructura (Weibel, 1969; Gundersen et al.; Cornacchia & Black, 1988; Cruz-Orive & Weibel, 1990 y Mandarim-de-Lacerda, 1999b).

Los datos fueron analizados estadísticamente en el software Graphpad Prism. Se utilizó la prueba Kolmogorov-Smirnov para verificar si los datos se encontraban dentro de la distribución normal y la prueba "t" de Student no pareado, para demostrar la diferencia entre los grupos de próstata normal y HPB; para determinar si esa diferencia fue significativa, se consideró el P<0,05 como significativo.

Tabla I. Resultados en porcentaje (media ± desviación estándar) de la distribución de acinos glandulares por mm2 contados por próstata y de la densidad volumétrica del lumen glandular, en la zona de transición de próstatas normales (controles) y con hiperplasia benigna (HPB).


                                       Control (%)        HPB (%)    P

Acinus glandulares /mm2

4.2 ± 1.0 4.9 ± 0.9  NS

Lumen glandular (VV)

3.09 ± 0.7 7.26 ± 3.3 S

NS = No significativo

S = Significativo (0.0012)    

RESULTADOS

Los resultados están en la Tabla I y Figs. 2, 3 y 4, donde se puede observar que las glándulas de las próstatas normales presentan, frecuentemente, un contorno luminal irregular, siendo éste revestido por epitelio pseudo estratificado cilíndrico, el cual presenta una área luminal disminuida (Fig. 2). En las  muestras hiperplá-sicas fue común encontrar la reducción de la capa epite-lial, con las células tornándose cuboides y hasta pavi-mentosas (Fig. 3). Debido a esas modificaciones, ocurrió un nítido aumento del lumen glandular en la HPB.

Para el análisis morfométrico de los 500 campos, fueron contados y medidos 2.381 acinos del grupo hiperplásico y 2.029 acinos glandulares en el grupo control, totalizando 4.410 acinos glandulares en los dos grupos. El número medio de acinos contados por próstata fue de 203 (VV media de 4.2 acinos glandular por mm2 por próstata) en el grupo control y de 238 en las próstatas hiperplásicas (VV media de 4,9 acinos por mm2 por próstata). Esta diferencia no fue estadísticamente significativa (Tabla I). Los resultados referentes a VV del lumen glandular, mostraron un aumento significativo en las próstatas hiper-plásicas, (Figs. 2 y 3). Este aumento parece estar vinculado a la pérdida de la característica irregular del lumen y explica la ausencia de las proyecciones papilifor-mes del epitelio dentro del lumen glandular.

Fig. 2. Fotomicrografía de glándula de la próstata control (normal). Representación de los parámetros morfométricos del área total del lumen glandular (azul), después de la demarcación de la superficie epitelial. Es posible observar la forma irregular de la glándula y el epitelio pseudo-estratificado papiliforme que se proyecta hacia el lumen. Hematoxilina-eosina. 40x.

Fig. 3. Fotomicrografía de glándula hiperplásica (HPB). El diámetro de un lumen se encuentra aumentado (dilatación cística) y la altura de la camada epitelial reducida, en relación a la Fig. 2. Hematoxilina-eosina. 40x.

Fig. 4. Diferencia entre la densidad volumétrica (VV) del lumen glandular, en la zona de la transición de próstata normal (control) con hiperplasia benigna (BPH). Evaluación de 10 pacientes.

DISCUSIÓN

A pesar de las enfermedades del aparato reproductor masculino no están restrictas a la próstata, éste es uno de los órganos de más interés en la práctica médica urológica. En la última década, se ha producido una evolución, tanto en la conducta terapéutica, como en la diagnóstico de la hiperplasia prostática benigna (HPB) (Saldanha et al.). Para proveer estos avances, diversos métodos fueron aplicados en la investigación HPB. Desde las investigaciones  de Mcneal (1972,1978) la biopsia y estudios morfométricos, como la Biología Molecular, Bioquímica y Microscopía Electrónica, fueron responsables de la definición de diversas entidades histopatológicas en la morfogénesis de la HPB.

El conocimiento y la definición clara de las alteraciones estructurales específicas de cada tejido prostático es de fundamental importancia para la comprensión y diferenciación de los procesos de hiperplasia e hipertrofia. Por tanto, ese diagnóstico diferencial debe expresar claridad una vez que direcciona la conducta terapéutica y, según Vela-Navarette (2000), evita problemas de la terminología en literatura urológica y patológica corriente.

La anatomía zonal y heterogeneidad en el arreglo histológico de la próstata, es otro factor que no ha sido considerado en muchos trabajos cualitativos y cuantitativos sobre HPB. Algunos autores hicieron comparaciones entre regiones prostáticas que presentaban características morfológicas distintas lo que probablemente explica la variabilidad en los datos encontrados en la literatura (Barstch et al. y Shapiro et al., 1997). Para reducir este problema, los análisis efectuados en el presente trabajo se refieren exclusivamente a la zona de transición de la próstata (Mcneal, 1997).

Fuera que relatos en la literatura, en lo que se refiere a estudios cuantitativos, han revelado datos semejantes con respecto al componente estromal mayoritario en la HPB (Shapiro et al., 1992; Marks et al., 1994; Deering et al. y Chagas et al., 2001 y 2002), algunos investigadores han dado importancia al componente glandular (Price et al.; Schuster & Schuster, 1999; Eri & Svindland, 2000; Babinski et al., 2001). Igualmente en estos casos, la mayoría  de las correlaciones hechas entre el volumen epitelial y el volumen prostático (Schuster & Schuster y Eri & Svindland) volumen epitelial y acción farmacológica (Lepor et al.; Marks et al. y Eri & Svindland).

Nuestros resultados muestran un porcentaje de aumento del 135% en el lumen de las próstatas hiperplásicas, comparado con el lumen del grupo control. El análisis de estos datos, tiende a confirmar el hecho que en la HPB ocurren modificaciones simultáneas tanto en el estroma, como en el parénquima prostático (Mcneal, 1997; Iczowsky & Bostwick, 1999 y Babinski et al.). Las modificaciones encontradas no se refieren específicamente al número de las glándulas, cuya diferencia no fue estadísticamente significativa entre los dos grupos. Las alteraciones morfológicas en el lumen glandular en la HPB, probablemente están relacionados a la obstrucción dúctil, debido al crecimiento de los nódulos hiperplásicos que estiran los conductos glandulares, produciendo congestión y éxtasis secretoria en el lumen glandular (Narayan et al., 2000), así como la tendencia de ese contenido a formar cuerpos amiloídeos (Cohen et al., 2000).

La obstrucción dúctil y la éxtasis secretoria aumentarían la presión intraluminal, empujando el epitelio contra la lámina basal. Por lo tanto, ese aumento parece estar vinculado con la pérdida de la característica irregular del lumen y explica la ausencia de las proyecciones papiliformes del epitelio hacia el interior del lumen glandular en la HPB (Fig. 3) y que puede sugerir una probable modificación en la funcionalidad de estas células. Tal hecho, parece estar ligado a un proceso de pérdida o reducción secretoria, pudiendo evolucionar a la atrofia del componente glandular (Iczowsky & Bostwick y Babinski et al.) caracterizando una adenosis esclerosante, que presenta una incidencia de 10 a 60% de especímenes de próstatas obstruidas. Estas variaciones pueden ser vistas en la HPB glandular, siendo las alteraciones císticas secundarias la obstrucción (Narayan et al.).

Los parámetros utilizados y el método estereológico tradicional con análisis semi-automático computarizado, demostraron eficiencia para la morfometría del lumen glandular, metodología ya utilizada previamente en nuestro laboratorio (Babinski et al.). Siendo así, evitamos falsos resultados del análisis estrictamente computarizado que, al estratificar las imágenes a partir del tono gris, pueden super-estimar o subestimar los componentes histológicos. Estos datos de HPB son congruentes con la edad promedio y con la sintomatología obstructiva de los pacientes estudiados. El aumento del lumen glandular en la HPB, es una modificación significativa, siendo un importante indicador de alteraciones en las propiedades morfofuncionales del epitelio secretor, en el proceso de hiperplasia. La dilatación cística glandular del lumen, puede ser consecuencia del proceso obstructivo que lleva a la congestión y éxtasis secretoria, aumentando la presión intraluminal.

AGRADECIMIENTOS

Esta investigación representa un extracto de disertación del primer autor Marcio Babinski, quien fue apoyado por la Universidad do Vale do Itajaí _ UNIVALI , Santa Catarina, Brasil.

SUMMARY: Although the male reproductive system diseases are not restricted to the prostate, this is one of the most interesting organs for the urologic medical practice. The benign prostatic hyperplasia (BPH) represents a tissual increase of these histological elements causing profound alterations in the prostate organisation. Therefore this study aims at evaluating the glandular lumen volumetric density (VV) the transition zone (median lobe) in human normal prostates compared with hyperplastic ones (BPH). Controls consisted of 10 samples of prostates transition region obtained during necropsy of young adults victims of accidents. Samples of prostatic tissue of the transition zone were obtained from 10 patients with clinical symptoms of bladder outlet obstruction and histopathological diagnoses of the BPH submitted to transvesicalprostatectomy. Samples of the 5mm were stained on paraffin sections of prostate using hematoxilin-eosin. For the quantitative analysis the stereology method assisted by a software program was used to verify the VV. The glandular lumen volumetric density showed the significant statistically BPH increase, which seems to be related to the bladder outlet obstruction and to the stasis of the luminal contents, causing intraluminal pressure in turn deformations in the glandular with probable consequences in the epithelium, well the to the secretory alterations.

KEY WORDS: 1. Prostate; 2. Prostatic hyperplasia; 3. Stereology; 4. Glandular lumen.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Appell, R. A.; England, H. R. & Russell, A. R. The Effects of Epidural Anesthesia on The Urethral Closure Pressure Profile in Patients With Prostatic Enlargement. J. Urol. 124:410-1, 1980.         [ Links ]

Babinski, M. A.; Chagas, M. A.; Luz, H. P.; Pereira, M. J. S.; Costa, W. S. & Sampaio, F. J. B. Quantitative morphological changes in the prostate epithelium of patients with benign prostatic hyperplasia. Braz. J. Urol., 27:348-52, 2001.         [ Links ]

Barstch, G.; Muller, H. R.; Oberholzer, M. & Rohr, H. P. Light microscopic stereological analysis of the normal human prostate and of benign prostatic  hyperplasia. J. Urol., 122:487-91, 1979.         [ Links ]

Berry, S. J.; Coffey, D. S.; Walsh, P. C.; Ewing, L. L. The Development of Human Benign Prostatic Hyperplasia With Age. J. Urol., 132:474-9, 1984.         [ Links ]

Bierhoff, E.; Walljasper, U.; Hofmann, D.; Vogel, J.; Wernet, N. & Pfeifer, U. Morphological analogies of fetal prostate stroma and stromal nodules in BPH. Prostate, 31:234-40, 1997.         [ Links ]

Cadeddu, J. A.; Pearson, J. D.; Lee, B. R.; Landis, P.; Partin, A. W.; Epstein, J. I. & Carter, H. B. Relationship between changes in prostate-specific antigen and the percent of prostatic epithelium in men with benign prostatic hyperplasia. Urology, 45:5, 1995.         [ Links ]

Cardoso, L. E. M.; Costa, W. S. & Sampaio, F. J. B. Stromal Modifications in Benign Prostatic Hyperplasia as Evidenced by Glicosaminoglycan Composition. Braz. J. Urol.,  26:630-4, 2000.         [ Links ]

Chagas, M. A.; Babinski, M. A.; Costa, W. S. & Sampaio, F. J. B. Stereological analysis of histologic components in transition zone of normal and hyperplastic human prostates. Braz. J. Urol., 27:26-31, 2001.         [ Links ]

Chagas, M. A.; Babinski, M. A.; Costa, W. S. & Sampaio, F. J. B. Stromal and acinar components of the transition zone in normal and hyperplastic human prostates. Brit. J. Urol., 89:699-702, 2002.         [ Links ]

Cohen, R. J.; Mcneal, J. E.; Redmond, S. I.; Meehan, K.; Thomas, R.; Wilce, M. & Dawkins, H. J. S. Luminal contents of benign and malignant prostatic glands: correspondence to altered secretory mechanisms. Hum. Pathol., 31:94-100, 2000.         [ Links ]

Cornacchia, L. & Black, V. Development of stereological analysis software for the calculation of volume, number and surface density. Comput. Biol. Med., 18:75-88, 1988.         [ Links ]

Cruz-Orive, L. M. & Weibel, E. R. Recent Stereological methods for cell biology: a brief survey. Am. J. Physiol., 258:148, 1990.         [ Links ]

Deering, R. E.; Choongkittaworn, M.; Bigler, S. A.; Aramburu, E.; King, J. & Brawer, M. K. Morphometric quantitation of stroma in human benign prostatic hyperplasia. Urology, 44:64-70, 1994.         [ Links ]

Eri, L. M. & Svindland, A. Can prostate epithelial content predict response to hormonal treatment of patients with benign prostatic hyperplasia?. Urology, 56:261-6, 2000.         [ Links ]

Gundersen, H. J. G.; Bendtsen, T. F.; Korbo, L.; Marcussen, N.; Moller, A.; Nielsen, K.; Nyengaard, J. R.; Pakkenberg, B.; Sorensen, F. B.; Vesterby, A. & West, M. J.Some new, simple and efficient stereological methods and their use in pathological research and diagnosis. APMIS, 96:379-94, 1988.         [ Links ]

Iczowsky, K. A. & Bostwick, D. G. Prostate biopsy interpretation, Current  Concepts, in Bostwick DG (Ed): Urol. Clin. North. Am. Saunders, 26:435-65, 1999.         [ Links ]

Lepor, H.; Wang, B. & Shapiro, E. Relationship between prostatic epithelial volume and serum prostate specific antigen levels. Urology, 44:199-205, 1994.         [ Links ]

Lowsley, O. S. The development of human prostate gland with reference of the development of other structures and the neck of the urinary bladder. Am. J. Anat., 13:299-349, 1912.         [ Links ]

Mandarim-de-Lacerda, C. A. Estereologia e urologia: volume nuclear médio ponderado na classificação e prognóstico de tumores.  J. Bras. Urol., 25:286 -90, 1999a.         [ Links ]

Mandarim-de-Lacerda, C. A. What is the interest of normal and pathological morphological research to be quantitative? The example of the stereology. Braz. J. Morphol. Sci., 16:131-9, 1999b.         [ Links ]

Marks, L. S.; Treiger, B.;  Dorey, F. J. et al. Morphometry of the prostate: I. distribuition of tissue components in hyperplastic glands. Urology, 44:486-92, 1994.         [ Links ]

Mcneal, J. E. Regional morphology and pathology of the prostate. Am. J. Clin. Pathol., 49:347,1968.         [ Links ]

Mcneal, J. E. The prostate and prostatic urethra: A morphology synthesis. J. Urol., 107:1008, 1972.         [ Links ]

Mcneal, J. E. Origin and evolution of benign prostatic elargement. Invest. Urol., 15:340-5, 1978.         [ Links ]

Mcneal, J. E. Anatomy of the prostate and morphogenesis of BPH. Prog. Clin. Biol. Res., 145:27,1984.         [ Links ]

Mcneal, J. E. Prostate. In: SS Sterenberg (Ed), Histology for Pathologists. 2nd, Chap 42, Philadelphia, Lippincott-Raven Publishers, 1997. pp 997-1017.         [ Links ]

Narayan, P.; Pateli, M.; Rice, L. et al. Histopathology of Benign Prostatic Hyperplasia in Narayan P. (Ed) Benign Prostatic Hyperplasia. London, Livingstone, 2000.         [ Links ]

Poel, H. G.; Schaafsma, H. E.; Vooijs, G. P.; Debruyne, F. M. J. & Schalken, J. A. Quantitative light microscopy in urological oncology. J. Urol., 148:1-13, 1992.         [ Links ]

Pradhan, B. K. & Chandra, K. Morphogenesis of Nodular Hyperplasia-Prostate. J. Urol., 113:210-3, 1975.         [ Links ]

Price, H.; Mcneal, J. E. &  Stamey, T. A.  Evolving patterns of tissue composition in benign prostate hyperplasia as a function of specimen size. Hum. Pathol., 21:578-85, 1990.         [ Links ]

Ro, J. Y.; Grignon, D. J. & Amin, M. B. Atlas of Surgical Pathology of  the Male Reproductive Tract. Philadelphia, Saunders, 1997.         [ Links ]

Saldanha, L. B.; Cavalcanti, F. D. B. C. & Arap, S. Atlas de patologia da próstata. São Paulo, Sarvier, 2000.         [ Links ]

Sampaio, F. J. B. Neoplasia prostática: conceitos anatômicos fundamentais para a compreensão da patologia benigna e maligna. J. Bras. Urol., 18:121-5, 1992.         [ Links ]

Shapiro, E.; Becich, M. J.; Hartanto, V. & Lepor, H. The relative proportion  of  stromal  and  epithelial  hyper-plasia  is  related  to  the  development  of  symptomatic benign prostate hyperplasia. J. Urol. 147:1293-7, 1992.         [ Links ]

Shapiro, E.; Hartanto, V.; Perlman, E. J.; Tang, R.; Wang, B. & Lepor, H.  Morphometric analysis of pediatric and nonhyperplastic prostate glands:  evidence that bph is not a unique stromal process. Prostate, 33:177-2, 1997.         [ Links ]

Schuster, G. A. & Schuster, T. G. The relative amount of epithelium, muscle, connective tissue and lumen in prostatic hyperplasia as a function of the mass of tissue resected. J. Urol., 161:1168-73, 1999.         [ Links ]

Vela-Navarette, R. B. P. H. Problems with terminology. Eur Urol., 37:742-3, 2000.         [ Links ]

Weibel, E. R. Stereological principles for morphometry in eletron microscopic cytology. Int. Rev. Cytol., 26:235, 1969.         [ Links ]

Dirección para correspondencia:
Prof. Márcio Antônio Babinski
Unidade de Pesquisa Urogenital
Departamento de Anatomia - IB - UERJ
Av. 28 de Setembro, 87, fundos, FCM, térreo
20551-030, Vila Isabel
Rio de Janeiro, (RJ) _ BRASIL

Fone: (55) (21) 2587-6499
Fax:  (55) (21) 2587-6121

E-mail: babinski3@bol.com.br

Recibido : 18-08-2002
Aceptado: 17-09-2002


* Unidade de Pesquisa Urogenital - Departamento de Anatomia - Universidade do Estado do Rio  de Janeiro (UERJ), RJ, Brasil.

** Departamento de Anatomia -CCS - Universidade do Vale do Itajaí (UNIVALI), SC, Brasil.

*** Departamento de Morfologia - IB - Universidade Federal Fluminense (UFF), RJ, Brasil.
Apoyo: CNPq y FAPERJ (Brasil)