SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.20 número2CARACTERÍSTICAS ANATÓMICAS DE LA TERCERA CABEZA DEL MÚSCULO BÍCEPS BRAQUIAL EN UNA POBLACIÓN COLOMBIANAANÁLISIS MORFOMÉTRICO DE LOS ELEMENTOS DE LA CADENA ESTILOHIOÍDEA índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista chilena de anatomía

versión impresa ISSN 0716-9868

Rev. chil. anat. v.20 n.2 Temuco  2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-98682002000200015 

Rev. Chil. Anat., 20(2):201-204, 2002.

ORIGEN AXILAR DE LA ARTERIA PROFUNDA DEL BRAZO

AXILAR ORIGIN OF THE DEEP BRACHIAL ARTERY

Mariano del Sol & Enrique Olave

DEL SOL, M. & OLAVE, E. Origen axilar de la arteria profunda del brazo. Rev. Chil. Anat., 20(2):201-204, 2002.

RESUMEN: Lesiones de la arteria axilar se debe principalmente a traumatismos penetrantes, aunque puede ocurrir también como consecuencia de traumatismos crónicos debido el uso inadecuado de muletas o por caídas sobre el miembro superior estirado, entre otras causas. La presencia de variaciones arteriales a nivel axilar adquiere importancia ya que hematomas axilares podrían comprimir al plexo braquial y, por ende, producir un déficit neurológico, incluso permanente aún con la descompresión quirúrgica inmediata.

Describimos el origen axilar de la arteria profunda del brazo encontrada en un cadáver formolizado, de sexo masculino, adulto disecado en la Disciplina de Anatomía Humana de la Facultad de Medicina, Universidad de La Frontera, Chile.

La arteria axilar del miembro superior izquierdo dio origen, distal al nacimiento de la arteria circunfleja humeral posterior, a la arteria profunda del brazo, la cual seguía en dirección al brazo, por delante del tendón del músculo gran dorsal para, posteriormente, emitir la arteria colateral ulnar superior, penetrando en el brazo y siguiendo un trayecto normal junto al nervio radial.

KEY WORDS: 1. Anatomía Humana; 2. Arteria axilar; 3. Arteria profunda del brazo; 4. Variación anatómica.

INTRODUCCIÓN

La arteria profunda del brazo es una grande rama que se origina de la cara posteromedial de la arteria braquial, distal al músculo redondo mayor, sigue el nervio radial íntimamente desde su inico para atrás, entre las cabezas larga y medial del músculo tríceps del brazo, después del surco del nervio radial, cubierta por la cabeza lateral del músculo tríceps dividiéndose aquí en sus ramas terminales (Williams et al., 1995).

El traumatismo contuso del hombro ocasiona, en algunas ocasiones, lesiones de la arteria axilar, como las originadas por un golpe directo en el cinturón escapular. Por otro lado, con exepción de la arteria poplítea, la arteria axilar es la más frecuentemente lacerada (Williams et al.) Debido a lo anterior, adquieren importancia clínica y quirúrgica las variaciones anatómicas, especialmente vasculares, que se producen a nivel del contenido axilar.

DESCRIPCIÓN

La variación anatómica de origen, trayecto y terminación de la arteria profunda del brazo, corresponde a un caso encontrado en un cadáver formolizado de un individuo adulto, de sexo masculino, cuya disección fue efectuada en la Unidad de Anatomía Humana de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Frontera, Chile. El individuo estudiado no presentaba variaciones anatómicas de importancia en otras regiones del cuerpo.

Esta variación muscular se originó desde la parte posteromedial de la arteria axilar a 4 mm proximal al margen superior del tendón del músculo gran dorsal y a 7 mm distal al tronco de origen de las arterias circunflejas humera-les. Esta arteria con un diámetro un poco menor que la arteria braquial, se dirige hacia distal y después de cruzar el margen inferior del músculo gran dorsal, emite a la arteria colateral ulnar superior.

Durante su trayecto la arteria profunda del brazo da una rama por su cara posterior, adyacente al margen inferior del músculo gran dorsal, la cual se dirige posteriormente para irrigar la musculatura adyacente y parte posterior del brazo.

La arteria profunda del brazo, después de recorrer 42 mm, dio origen a la arteria colateral ulnar superior y arteria profunda del brazo, continuando su trayecto normal, colocándose, en el surco radial, junto al nervio radial, penetrando entre las cabezas larga y medial del músculo tríceps para terminar dividiéndose en una rama menor, la arteria colateral media y en otra mayor la arteria colateral radial que siguió junto al nervio radial. A nivel del margen inferior del tendón del músculo gran dorsal la arteria profunda del brazo dio origen a una rama deltoidea.

Desde su origen hasta el punto que emitió a la arteria colateral ulnar superior, la arteria profunda del brazo se encontraba acompañada de dos venas, las cuales antes de alcanzar el margen superior del tendón del músculo gran dorsal drenaban separadamente en la vena axilar.

El nervio radial situado posterior y medial a la arteria profunda del brazo, cruzaba el tendón del músculo gran dorsal y luego se relacionaba con la cara posterior de la arteria profunda del brazo.

La arteria colateral ulnar superior se dirigó distal, posterior y medialmente, junto a dos venas, hasta colocarse junto al nervio ulnar, atravezó el septo intermuscular medial y terminó formando parte del circuito arterial del codo.

Figs. 1 y 2. Origen axilar de la arteria profunda del brazo. 1. Arteria axilar; 2. Arteria braquial; 3. Arteria profunda del brazo; 4. Arteria colateral ulnar superior; 5. Nervio radial; 6. Músculo coracobraquial; 7. Tendón del músculo gran dorsal.

DISCUSIÓN

Generalmente, la arteria profunda del brazo se origina de la parte alta de la arteria braquial, desde su cara postero-medial, distal al margen inferior músculo redondo mayor. Es la rama colateral más grande de la arteria braquial y se encuentra acompañada, desde su inicio por el nervio radial, pasando posterior al húmero en forma de espiral, entre las cabezas larga y medial del músculo tríceps braquial, junto a sus venas concomitantes y termina dividéndose en las arteria coleteral media y colateral radial (la que sigue acompañando al nervio radial), las cuales se anastomosan con las arterias recurrente interósea y recurrente radial, respectivamente.

Según Testut & Latarjet (1968) de la arteria axilar se desprende a veces una de las ramas destinadas al antebrazo, la radial muy a menudo, más rara vez la ulnar y excepcionalmente una arteria interósea, una arteria del nervio mediano o un vas aberrans. Estos mismos autores han señalado que, anormalmente, se han visto nacer de la arteria axilar ramas que emanan de ordinario de los troncos vecinos; tales como las arterias torácica interna, escapular superior y profunda del brazo, disposición semejante a lo descrito en nuestro caso, en que esta última se originaba de la tercera parte de la arteria axilar.

En descripción semejante, Cavdar et al., 2000, relataron que la tercera parte de la arteria axilar se divide unilateralmente en dos sistemas arteriales, nombrados de acuerdo a su localización como arteria profunda del brazo y arteria braquial superficial (arteria braquial). La arteria profunda del brazo da la arterias circunflejas humerales, subescapular y profunda del brazo. Ella continúa su curso en el brazo lateral al nervio mediano y termina dando una pequeña rama, la arteria radial. La arteria braquial superficial es grande en calibre comparada con la arteria profunda del brazo y no da ramas en el brazo. En la fosa cubital se divide en las arterias radial y ulnar.

La división alta de la arteria axilar, ha sido descrita, entre otros, por Del Sol & Vieira, 1988 describieron la cual después de un trayecto de 16 mm posterior al músculo pectoral menor, se bifurcaba en dos arterias que se denominaron de acuerdo al territorio de irrigación en toracoaxilobraquial (TAB) y braquial. Las colaterales de la TAB eran: ramas para el músculo pectoral menor y coracobraquial, arterias subescapular y circunflejas humerales. A nivel de la parte media del tendón del músculo gran dorsal, la arteria TAB se dividía en las arterias profunda del brazo y colateral ulnar superior. Las colaterales de la arteria braquial eran: una rama pectoral y la arteria torácica lateral. Terminaba dividiéndose a nivel de la fosa cubital en las arterias ulnar y radial. La diferencia con el presente hallazgo radica principalmente en que la arteria braquial profunda, que puede ser homologada a la TAB descrita por del Sol & Vieira, no da colaterales durante su trayecto pero su terminación es similar.

Una situación semejante en cuanto a origen alto de la arteria profunda del brazo fue señalada por Melling et al. (2000), quienes estudiaron 418 miembros superiores y observaron la bifurcación de la arteria braquial en arterias braquial superficial, que cruzaba superficialmente la aponeurosis bicipital en la región cubital asumiendo el curso, posición y área de irrigación de la arteria radial, y, la arteria braquial profunda. Otros autores ya habían señalado casos relativamente similares de origen poco frecuente de la arteria profunda del brazo, desde la arteria axilar ya sea por la división precoz de esta última o por su manera de terminación o la variabilidad de sus ramos (Pellegrini, 1906; De Garis & Swartley, 1928; Charles et al., 1931 y Maraspin, 1971).

La arteria colateral ulnar superior, que normalmente es una rama de la arteria braquial, se origina a nivel medio del brazo (Williams et al.). Al originarse directamente de la arteria profunda del brazo, a la altura del tendón del músculo gran dorsal, presenta un trayecto anormalmente largo por el brazo hasta alcanzar el nervio ulnar, perfora el septo intermuscular medial y desciende entre el epicóndilo medial y el olécranon y se anastomosa con la arteria recurrente ulnar para formar parte del circuito arterial del codo.

En 1986, Jurjus et al., relataron variaciones de la arteria braquial, después de dar origen a la arteria profunda del brazo. Esta arteria braquial se dividía en su tercio superior en dos arterias braquiales: a) La arteria braquial #1 es la arteria radial, que no daba colaterales en el brazo y se dividía a nivel de la fosa cubital en las arterias radial y ulnar; b) La arteria braquial #2 correspondería al tronco interóseo común. El curso de esta última arteria se asemeja al curso de la arteria braquial axial del embrión. Así, ella irriga el compartimiento anterior de los músculos braquiales y continua como arteria interósea común. Emite, entre otras, las arterias colaterales ulnar superior e inferior.

Las ramas colaterales de la arteria axilar se anastomosan ampliamente entre sí y con ramas de las arterias subclavia y de la profunda del brazo. Así, en caso de lesión o heridas de este vaso, el cirujano debe tener presente que el medio más seguro de detener una hemorragia es ir en busca del vaso lesionado para practicar la ligadura o la unión de los extremos seccionados, evitándose la confusión posible entre la herida de una colateral importante y la herida del tronco arterial mismo (Testut & Jacob, 1977). En consecuencia, el conocimiento de esta variación anatómica es importante del punto de vista anatómico pero, sobretodo, para los imagenólogos y cirujanos vasculares, en el diagnóstico y tratamiento de las lesiones de la arteria axilar.

SUMMARY: Injuries of the axillar artery are mainly due to penetrating traumatisms, although they may also occur as a consequence of chronic traumatisms because of inadequate use of crutches or falls on the stretched upper limb, among other causes. The presence of artery variations at the axillar level becomes important since axillar ha ematomas might compress the brachial plexus, thus producing a neurological deficit, even permanent with the immediate surgical decompression.

We described the axillar origin of the deep brachial artery found in a formolized adult cadaver of male sex, dissected in the Human Anatomy Discipline of the Faculty of Medicine, Universidad de la Frontera, Chile.

The axillar artery of the left upper left limb gave off (distal to the origin of the posterior circumflex humeral artery) to the deep brachial artery. The course of this artery was anterior to the tendon of the Latissimus dorsi muscle where it emitted the later superior collateral ulnar artery, penetrating in the arm and following a normal course together with to the radial nerve.

KEY WORDS: 1. Human Anatomy; 2. Axillar artery; 3. Deep brachial artery; 4. Anatomical variation.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Cavdar, S.; Zeybek, A.& Bayramiçli, M. Rare variation of the axillary artery. Clin. Anat., 13(1):66-8, 2000.         [ Links ]

Charles, C. M.; Penn, L.; Holden, H. F.; Miller, R. A. & Alvis E. B. The origin of the deep brachial artery in american white and in american negro males. Anat. Rec., 50:299-302, 1931.         [ Links ]

De Garis, C. F. & Swartley, W. B. The axillary artery in white and negro stocks. Am. J. Anat., 41:353-97, 1928.         [ Links ]

Del Sol, M. & Vieira, M. C. Bifurcação anta da artéria axilar. Variação anatômica. Rev. bras. cir., 78(3):175-7, 1988.         [ Links ]

Jurjus, A.; Sfeir, R. & Bezirdjian, R. Unusual variation of the arterial pattern of the human upper limb. Anat. Rec., 215(1):82-3, 1986.         [ Links ]

Maraspin, L. E. A reported of an anomalous bifurcation of the right axillary artery in man. Vasc. Surg., 5:133-36, 1971.         [ Links ]

Melling, M.; Wilde,J .; Schnallinger, M.; Karimian-Techerani, D.; Behnam,M. & Firbas, W. Rare variant of the brachial artery: superficial lateral inferior type VII EAB. Clin. Anat., 13(3):216-22, 2000.         [ Links ]

Pellegrini, A. Le arteriae subclavia e axillaris nell'uomo studiate col metodo statistico. Arch. ital. Anat. Embriol., 5:466-505, 1906.         [ Links ]

Testut, L. & Jacob, O. Tratado de Anatomía Topográfica. 8. ed. Barcelona, Salvat, 1979. V. 2.         [ Links ]

Testut, L. & Latarjet, A. Tratado de Anatomía Humana. 9. ed.barcelona, Salvat, 1968. V. 2.         [ Links ]

Williams, P. L.; Warwick, R.; Dyson, M. & Bannister, L. H. 37a. ed. Rio de Janeiro, Guanabara & Koogan, 1995. V. 1.         [ Links ]

Dirección para correspondencia:
Prof. Dr. Mariano del Sol C.
Facultad de Medicina
Universidad de La Frontera
Casilla 54-D
Temuco - CHILE

Email: mdelsol@ufro.cl

Recibido : 23-05-2002
Aceptado: 28-06-2002 


Facultad de Medicina, Universidad de La Frontera, Chile.

Financiado por DIDUFRO 2130.132