SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.35 issue1Capital Humano en CienciasGlucose transporters: expression, regulation and cancer author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Biological Research

Print version ISSN 0716-9760

Biol. Res. vol.35 no.1 Santiago  2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-97602002000100003 

On living beings and metaphysical options

De seres vivos y opciones metafísicas


Señor Editor:


En Biological Research 34:191-194 (Maturana-Romesín, 2001), el profesor Humberto Maturana tuvo la gentileza de comentar los planteamientos críticos a su pensamiento que yo hago en ese mismo número de la revista (Serani-Merlo, 2001). Agradezco al Dr. Maturana su disposición a dialogar con quien, no compartiendo sus planteamientos, lo estudia con respeto y admiración.

No obstante que mis observaciones críticas versaban casi exclusivamente sobre aspectos biofilosóficos y bioepistemológicos contenidos en el De máquinas y seres vivos, el profesor Matuarana ha preferido centrar la discusión en cuestiones de fondo que en mi artículo se encontraban apenas apuntadas. El Dr. Maturana afirma que él y yo "reflexionamos desde posturas metafísicas diferentes"; las reflexiones que siguen intentan precisar el sentido y el alcance de estas divergencias.

¿Apriorismo metafísico o `aposteriorismo' de la experiencia?

El profesor Maturana me atribuye "una postura metafísica fundada en verdades aceptadas a priori, esto es, en principios"; principios que, "como nociones aceptadas a priori ocultan lo que quieren revelar y dan origen a reflexiones engañadoras". Él, por el contrario, adoptaría "una postura metafísica fundada en el vivir (operar) del observador", sin partir de principios "sino que de situaciones experienciales".

Según el profesor Maturana desde mi postura metafísica "la pregunta metafísica central es la pregunta por el ser como un ente trascendente y sus instrumentos explicativos fundamentales serían la razón y el razonar". En mi postura habría además una aceptación "a priori que la existencia de los seres vivos depende de algún agente trascendente".

Finalmente, Humberto Maturana se interroga acerca de por qué [razón] se adopta una postura metafísica u otra, y afirma: "mi respuesta es, por motivos estéticos" que no buscan ni requieren argumentos trascendentes. Especula él que mi respuesta a esta pregunta, en contraste con la suya, apuntaría a motivos racionales.

Pienso que mi planteamiento no se funda en la aceptación a priori de verdades o nociones metafísicas (tal como las entiende el profesor Maturana), ni en la aceptación igualmente apriorística de algún agente trascendente. Comparto más bien con el profesor Maturana el tomar como punto de partida "situaciones experienciales". En lo que parecemos diferir, sin embargo, es en el modo de conceptualizar, concebir o reflexionar esa experiencia.

Cuando _desde Parménides y Heráclito, hasta Platón y Aristóteles- la filosofía griega realiza el descubrimiento asombrado del ser y del logos en el que el ser se contempla, no lo hizo con la pretensión de imponer a la experiencia un esquema abstracto preconcebido. Lo que estos pensadores logran, por vez primera, es dar una expresión intelectual satisfactoria de la integralidad de la experiencia cognoscitiva humana, en su doble vertiente, sensorial e intelectual.

El ser no aparece a la mirada reflexiva de estos filósofos como trascendiendo al "espacio de las coherencias operacionales de facto" en una suerte de `más allá' trascendental. El ser les aparece como inmanente a las cosas mismas, descubriéndolas o revelándolas, al desocultar su sentido más íntimo y específico. Si en el análisis fenoménico integral de la experiencia, el logos (razón) es aquello por lo cual y en lo cual el ser es aprehendido, mal podría afirmarse éste como un sobreañadido ocultante. La búsqueda del saber movida por el amor del

logos revelante pasa a ser la motivación existencial del filósofo convencido por la experiencia de que "es posible explicar el vivir desde aceptar su espontaneidad experiencial".

En la experiencia intelectual del sabio griego, como en la de los miles de pensadores que la reexperimentan a lo largo de la historia, no hay contraposición entre verdad, razón, bondad y belleza. Lejos de ser, cada una de ellas, producciones arbitrarias de la mente, no son sino otros tantos rostros del ser. La opción metafísica por lo tanto, me parece, puede ser y debe ser, a la vez, racional, ética y estética; y, para expresarlo en términos del Dr.Maturana, en el máximo grado de la "armonía existencial" en la que el hombre "gusta vivir"

Quizá si, al menos en su intención, las posturas metafísicas del profesor Maturana y las mías, no sean a fin de cuentas tan radicalmente divergentes.


A. SERANI-MERLO


Referencias:


MATURANA-ROMESÍN, H. (2001) Comments on Professor Serani's article. Biol. Res. 34: 191-194.         [ Links ]

SERANI-MERLO, A. (2001) Biophilosophical and epistemological problems in the study of living beings: Reflections on the views of Humberto Maturana. Biol. Res. 34: 179-189.        [ Links ]

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License