SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número33Revista Chilena de Historia del Derecho, 22 (2010): Estudios en honor de Bernardino Bravo Lira, Premio Nacional de Historia (Chile)Rus, Salvador, Tanto Monta… Lecciones históricas de las decisiones de Fernando el Católico índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Artigo

Indicadores

  • Não possue artigos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Revista de estudios histórico-jurídicos

versão impressa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  no.33 Valparaíso  2011

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552011000100050 

Revista de Estudios Histórico-Jurídicos
XXXIII (Valparaíso, Chile, 2011)
[pp. 765 - 767]

BIBLIOGRAFÍA

Revista de Dret Històric Català, 9: Homenatge en record de Víctor Ferro Pomà (Barcelona, Societat Catalana d'Estudis Jurídics, Institut d'Estudis Catalans, 2011), 386 pp.

 


 

Con algo de retraso sigue apareciendo la Revista de Dret Històric Català, ya que el número 9, correspondiente en teoría a 2009, ha visto la luz en junio de 2011, y en su propio pie de imprenta y en la portada señala: Barcelona, 2011. Sin embargo, esta publicación periódica histórico-jurídica cada vez va a más y en este número ya casi alcanza las cuatrocientas páginas.

Buena parte de este ejemplar recoge el homenaje a Víctor Ferro Pomà (1936-2007), hijo de exiliados españoles en América, funcionario de la ONU y colaborador de multitud de organismos internacionales, que fue un amante de la Historia del Derecho, y sería profesor asociado de la Universidad Pompeu Fabra de las asignaturas de Historia del Derecho español y de Historia del Derecho catalán. Colaboró en la elaboración de manuales de ambas asignaturas para la Universitat Oberta de Catalunya, escribiendo páginas fundamentales sobre el Derecho procesal y penal catalán antes del Decreto de Nueva Planta. Su obra más significativa sería El Dret públic català. Les institucions a Catalunya fins al Decret de Nova Planta, con sendas ediciones de 1987 y 1993. Dejó traducida antes de morir una versión en lengua española de esta obra, que no acabó de revisar. Estamos pendientes de su aparición y sabemos que ya ha habido varias iniciativas al respecto y es importante que se publique, pues en castellano puede llegar a tener una difusión más amplia, con un alcance mayor en cuanto al número de gente. Ese libro de Ferro pasará a los anales de la Ciencia jurídica catalana. Los elogios que ha acumulado son muy abundantes, con citas, referencias, menciones, aunque incomprensiblemente se le hayan prodigado poquísimas recensiones. Cuando se edite en español pienso que será la oportunidad de desagraviar a Víctor Ferro y a su gran libro.

El 23 de octubre de 2008 tuvo lugar en Barcelona un acto de homenaje en recuerdo de Víctor Ferro, organizado por diversas instituciones. En el mismo intervinieron, entre otros, Josep Cruanyes i Tor, Presidente de la Societat Catalana d'Estudis Jurídics, y varios más cuyos nombres vamos a detallar. Josep Maria Font i Rius, catedrático jubilado de Historia del Derecho y de las instituciones de la Universidad de Barcelona y doctor honoris causa por las Universidades de Montpellier y Burdeos, resaltó, entre otras variadas cosas, su valía intelectual, su calidad humana, su sencillez, y que se integró en el “gremio” de los historiadores del Derecho, donde brilló “como siempre, la generosidad del amigo Montagut, que sabe encontrar y atrapar en sus redes [en el buen sentido de la palabra] las personas que valen y [reconocer] los valores que tienen, y lo incorporó al grupo de la Pompeu Fabra” (p. 19), donde se han formado historiadores del Derecho valiosísimos: Josep Serrano Daura, Montserrat Bajet, Alfons Aragoneses y Josep Capdeferro. Teresa Lloret Carbó (pp. 19-21) le recordó de sus tiempos de colaborador de la Gran Enciclopèdia de Catalunya, precisando que fue “enciclopédico y superdotado”. Ana Messuti señaló sus vicisitudes como políglota cultísimo en las oficinas de Naciones Unidas en Viena (pp. 23-28). Además Eva Serra Puig, que conoció a Víctor Ferro a través de iniciativas intelectuales diversas, puso de relieve que su “capolavoro” era “un trabajo científico que reunía conocimiento empírico, síntesis puesta al día, interpretación histórica renovada y voluntad de relacionar pasado histórico institucional y presente político nacional”, pero al mismo tiempo “fue capaz de ofrecernos un libro que según mi parecer ha colaborado decisivamente a cambiar la visión de decadencia y exclusivamente aristocratizante que con frecuencia en los años sesenta del siglo XX, se tenía de las instituciones” catalanas (p. 29).

Tomàs de Montagut i Estragués, catedrático de Historia del Derecho y de las instituciones de la Universidad Pompeu Fabra, representó a dicha Universidad en el acto de homenaje a Víctor Ferro, ya que el rector de la citada Universidad Josep Joan Moreso tuvo que asistir al entierro del catedrático de Derecho romano, el llorado Juan Miquel González de Audicana, cuyo último destino docente de su iter académico lo tuvo precisamente en la Pompeu Fabra, que honró su valiosa contribución a la ciencia romanística con un Liber amicorum monumental y lleno de profesores extranjeros, de lo que se dio cuenta en una recensión en esta sede de la REHJ. Resumió Tomàs de Montagut el itinerario discente y docente de Víctor Ferro, que consiguió el título de doctor en Derecho y Ciencias Sociales por la Universidad de Montevideo, que le fue convalidado en Barcelona por el de Licenciado en Derecho (p. 33). Ferro fue profesor de Historia del Derecho durante quince años en la Universidad Pompeu Fabra (p. 35). Glosa y pondera con acierto T. de Montagut lo que fue la tarea docente del homenajeado: “En el ámbito de la docencia, Víctor Ferro contribuyó a valorar el estudio del Derecho público catalán mediando una meticulosa a la vez que rigurosa exposición de los diversos temas, siempre teniendo presente el mantenimiento de un alto nivel doctrinal en la explicación de los mecanismos institucionales catalanes. La comparación con otros sistemas de Derecho público, como el francés, el inglés o los alemanes, servía para entender mejor el alcance de las instituciones catalanas, que se exponían a través de un orden dispositivo bien lógico y acertado” (p. 35). Concluye Tomàs de Montagut con una valoración del hombre y del científico: “Víctor Ferro era una persona entrañable, un buen amigo, dotado de una gran inteligencia, de una amplia cultura y de una profunda vocación académica y de servicio público que dirigía hacia la investigación de la historia, de la historia de Cataluña y de su Derecho público y preocupado por difundir sus conocimientos” (p. 36). También ha honrado a Víctor Ferro con sus comentarios Alessandro de Bernardi Castellano (pp. 37-39).

Se recoge luego, en este número de la Revista de Dret Històric Català, una conferencia de Maria Teresa Ferrer i Mallol sobre “Els dos Parlaments de Catalunya durante el període 1396-1397” (pp. 43-60). Como todo lo salido de la pluma de la recientemente jubilada profesora de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en su sede barcelonesa, se trata de un trabajo lleno de sugerentes conclusiones.

A continuación Josep Serrano Daura nos presenta una relación bibliográfica (pp. 61-68) de Víctor Ferro Poma, en la que sobresalen particularmente sus estudios de Historia del Derecho catalán.

Luego se publican diversos trabajos breves, pero coherentes al máximo, de Víctor Ferro, tales cuales “Algunes reflexions sobre el pactisme” (pp. 71-76); “Algunes reflexions historiogràfiques sobre les corts generals de la Corona d'Aragó. Objecte i metodologia” (pp. 77-81); “Notes sobre la Constitució «Poc Valria»” (pp. 83-84); “El procediment de la insaculació” (pp. 85-86); “L'Onze de Setembre avui” (pp. 87-96); “Les contrafaccions. Una visió històrica i comparatística” (pp. 97-107); “La decisió política i el seus condicionaments. Informació i assessorament, abans i ara” (pp. 109-112); “Història del seminari de l'Arquebisbat de Viena” (pp. 113-121); “El cap de l'Estat en el constitucionalisme espanyol (1808-1931)” (pp. 123-126); “Constants institucionals de Puerto Rico: una difícil identitat” (pp. 127-132); “Reflex d'algunes institucions de Catalunya en l'obra de Lope de Vega” (pp. 133-139); “Carta de Víctor Ferro Pomà al Molt Honorable Senyor President del Parlament de Catalunya” (pp. 141-144); “Entrevista a Víctor Ferro Pomà en el programa L'Orquestra, emès a Catalunya Ràdio el 5 de gener de 1988 i presentat per Jordi Vendrell” (pp. 145-153) y “Poemes (sic) pedants” (pp. 155-156).

A continuación se publican otros trabajos del homenaje a Víctor Ferro, que son los de Manuel J. Peláez, catedrático de Historia del Derecho, sobre “Dos grans juristes cultivadors del dret històric: Víctor Ferro Pomà i Juan Miquel González de Audicana” (pp. 159-171); Juan Alfredo Obarrio Moreno, catedrático de Derecho romano, que lleva por título “La recepció del testamentum per nuncupationem a Catalunya i a València” (pp. 173-252); Sixto Sánchez-Lauro Pérez, profesor titular de Historia del Derecho, en torno a “L'Estudi General de Lleida davant un moment històric d'inflexió renovadora. Peticions locals d'intervencionisme regi a Felip II (pp. 253-269), que como todo el mundo sabe dicha Universidad de Lérida es la más antigua del Principado de Cataluña; Patricia Zambrana Moral, profesora titular de Historia de Derecho, conocedora del Derecho penal y procesal medieval, se ocupa de “Les penes corporals en el dret català medieval” (pp. 271-291); Josep Serrano Daura, profesor de Historia del Derecho de la Universidad Internacional de Cataluña, cierra el capítulo de artículos con la edición de un texto curioso, en “Una «exortació a la nació catalana» des de la Cort de Felip V” (pp. 293-353).

En la parte final de la revista se recogen 4 recensiones escritas por Josep Serrano Daura, otra por Albert Estrada-Rius, otra más de Rafael Ramis Barceló y, por último, una del romanista Jesús Daza Martínez, que comenta un libro del propio Juan Alfredo Obarrio.

Hay además dos crónicas, una que escribe el citado Albert Estrada-Rius y que se inserta dentro de la Historia monetaria, y una segunda a cargo de Juliette Sibon, profesora de la Universidad de Albi, que recoge las actividades desarrolladas con ocasión del Segundo encuentro del grupo de investigación JACOV (“De Juifs à Chretiens: Origine des valeurs sur les marchés médiévaux”), que tuvo lugar en Barcelona, en la propia Universidad Internacional de Cataluña, los días 6 y 7 de febrero de 2009.

Manuel J. Peláez

Universidad de Málaga

España