SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número32A.A. V.V., Manuel Rodríguez de Berlanga Liber Amicorum (1825-1909)Anuario de Estudios Americanos, 65 (2008) 2, 383 págs. índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Revista de estudios histórico-jurídicos

versión impresa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  n.32 Valparaíso  2010

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552010000100024 

Revista de Estudios Histórico-Jurídicos
XXXII (Valparaíso, Chile, 2010)
[pp. 533 - 536]

BIBLIOGRAFÍA

Abadal i de Vinyals, Ramon, Efemèrides mil.lenàries 949-1949. El monestir de Sant Pere de Burgal (Barcelona, ????o? Editors, Artes Gráficas Torres, 2009), 47 págs. + 1 mapa.

 


 

Ramon d'Abadal i de Vinyals (1888-1970) estudió la carrera de Derecho en la Universidad de Barcelona y se doctoró en Madrid con un trabajo sobre el título XVIII de la Segunda Partida y la aplicación del mismo en Cataluña en el siglo XIV. Pasó luego a formarse como historiador del Derecho en la Facultad de Derecho de París (cuando solamente había una) y en la École des chartes. Hubo de abandonar la investigación histórico-jurídica para dedicarse a la administración de su cuantioso patrimonio familiar y, cuando su hijo pudo hacerse cargo de las fincas y de las granjas de animales, retornó con increíble maestría no sólo a los trabajos iushistóricos sino también, careciendo de estudios de Filosofía y Letras, a la Historia política y religiosa altomedieval. El alcance y la originalidad de sus artículos y libros le llevaron a ser Presidente de la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona y miembro de número de la Real Academia de la Historia sin residencia en Madrid, pues vivía en Barcelona, Vic y la finca conocida como El Pradel de Gurb. Además fue investido doctor honoris causa en Derecho y en Filosofía y Letras por la Universidad de Toulouse. Francesc Vilanova i Vila d'Abadal escribió una impresionante biografía de Abadal, donde recogía los frutos de su tesis doctoral defendida en la Universidad Autónoma de Barcelona.

La presente publicación aparecida en diciembre de 2009 reproduce la contribución que vio por primera vez la luz al cumplirse los mil años de la fundación del monasterio de San Pedro de Burgal. La investigación está redactada con una llamativa elegancia que pone de relieve, una vez más, el que Abadal fuera uno de los medievalistas españoles con más clase y de modales más aristocráticos, aunque profesaba ideas liberales, democráticas y era partidario de don Juan de Borbón, de cuyo Consejo privado formó parte.

Discrepa Abadal de la idea sostenida por algunos historiadores como Francisco Codera Zaidín (1836-1917) a la cabeza, de que el Pallars y la Ribagorza no estuvieron sujetos a la dominación musulmana[1]. Tuvo oportunidad de desarrollar sus teorías al respecto en sus investigaciones posteriores sobre los orígenes de los condados del Pallars y la Ribagorza en las que introdujo no pocas observaciones tanto a Codera como a su amigo y compañero de estudios Ferran Valls i Taberner (1888-1942). El extenso trabajo de este último habría quedado, al certero juicio de Abadal, claramente desfasado[2]. Esa valoración crítica impidió, entre otras razones, que no se reeditara el extenso artículo de Valls, ni tampoco saliera el conjunto de la obra que se tituló como en prensa Cataluña antes del año 1100 y que debería haber visto la luz en 1992 y en cuyo anuncio de edición se precisaba que tendría 976 págs[3]. Las pruebas de imprenta ya corregidas se conservan todavía y agrupaban un conjunto notable de trabajos de Valls sobre la Alta Edad media catalana.

La teoría de Abadal es que Pallars y Ribagorza sí estuvieron sometidos a "un dominio" y "una subjección" sarracena "determinados fundamentalmente por la exigencia de un lealtad política y por una contribución monetaria" (pág. 12), a lo que cabe añadir la pérdida de estabilidad política como consecuencia del expansionismo de Carlomagno, acompañado de la violencia de sus campañas militares y la respuesta sarracena.

Fue a iniciativa de los condes de Toulouse como se produjo la liberación del domino musulmán tanto del Pallars como de la Ribagorza. Siguió, a esta política, la de fundación de establecimientos eclesiásticos, y en este caso concreto el de San Pedro de Burgal. El documento fundacional de este último como dependiente del monasterio de Gerri es del 24 de agosto del año 949. Valls i Taberner lo consideraba una falsificación, ya que en el mismo aparece el obispo Nantigisius de Seo d'Urgell, que puso fin a su mandato en el episcopado urgelitano en el año 914. Abadal a sensu contrario afirma que el documento es auténtico y que no se trata de una falsificación de los siglos XI y XII. Lo deduce indirectamente de la bula de Juan XIII del año 966 que reconoce a Gerri sus derechos y jurisdicción sobre San Pedro de Burgal. Hubo un monje falsario que, como consecuencia del contencioso suscitado en el siglo XI entre los monasterios de Santa María de Gerri, abadía benedictina fundada en el año 807, y la también fundación benedictina del año 800, el monasterio de la Grassa en Carcassès, redactó algunos documentos nuevos utilizando en algún caso los antiguos auténticos pero enmendando su texto, por vía de añadidos. Las tres interpolaciones al original, auténtico, hechas por el monje falsificador serían, según Abadal: 1ª) "Sancte Maria et"; 2ª) "Nantigisus Dei gratia episcopus SSS" y 3ª) "et more solito signum SSS. Impressi. Reddiccio hec et donatio facio ego predicta abbatissa in manu domni Attoni abbatis Gerrensis et monachorum ejus". Es decir, el monje falsificador trabajó teniendo a la vista un documento verdadero que copió y en el que introdujo algo nuevo. El original desapareció. Quien redactó el original fue un presbítero llamado Wistrimiro.

La abadesa Ermengarda, hija del conde del Pallars, compró el 12 de octubre del año 948 el lugar de Burgal al abad del Monasterio de la Grassa por 400 sueldos y tan solo unos meses más tarde es cuando dona al monasterio de Gerri la iglesia de San Pedro y San Miguel de Burgal. Incomprensiblemente el conde Ramón II de Pallars hizo donación de Burgal al Monasterio de la Grassa. Su hermano Suñer, que le sucedió en el condado, confirmaba el 7 de noviembre de 1006 la donación y enumeraba los diferentes títulos de propiedad de dicho monasterio, pero no se hace eco de otra supuesta donación, la del lugar de Burgal hecho por Ermengarda el 24 de octubre del año 950 al Monasterio de la Grassa, que entra en profunda contradicción con el anterior del 24 de agosto del 949. Según Abadal, otro monje falsificador, éste del monasterio de la Grassa, elaboró dicho documento. Con tanta falsificación altomedieval es lógico que se llegara a la concordia del año 1330 en que el monasterio de Gerri se reservaba "el derecho de conferir el priorato" (pág. 30) y el de la Grassa se quedaba con las rentas de San Pedro y San Miguel de Burgal.

Ha sido un acierto de Francesc Vilanova la reedición de este texto de Abadal que pone en evidencia la inteligencia notable de quien sugirió no pocas interpretaciones novedosas sobre las instituciones altomedievales catalanas y quien también había aventurado teorías llamativas sobre los Concilios de Toledo. Abadal examinaba los textos y los documentos con una lectura inteligente y crítica que no era frecuente entre los historiadores generalistas españoles. Suponemos que Abadal era deudor, en sus lecturas críticas, de haber tenido como maestros en París a Paul Viollet y a Adhémar Esmein, dos de los más grandes historiadores del Derecho de todos los tiempos. El propio Abadal en su correspondencia con Valls i Taberner, con Jordi Rubió i Balaguer, con Lluís Nicolau d'Olwer o con Pere Bosch i Gimpera se vanagloriaba de identificarse con el método de trabajo de Esmein, quien fue jurista oficial de la Tercera República francesa.

NOTAS

[1]No lo indica Abadal, pero los lugares donde Codera defendió sus teorías al respecto fueron en su discurso de recepción en la Real Academia de la Historia el 20 de abril de 1879, titulado Dominación arábiga en la Frontera Superior, más o menos, en la Cuenca del Ebro y Galicia meridional desde el año 711 al 815, Madrid, 1879 y en Límites probables de la conquista árabe en la Cordillera Pirenaica, Madrid, 1906.

[2]Valls i Taberner, Ferran, Els orígens dels comtats de Pallars i Ribagorça, en Estudis Universitaris Catalans, IX (1915-1916), págs. 1-101.         [ Links ] No obstante, en el libro que recensionamos, al comentar las relaciones de los condes de Toulouse con el Pallars, advierte que ese asunto "lo clarificó brillantemente nuestro Valls-Taberner" (pág. 14).

[3]Ver "Publicaciones principales de Ferran Valls i Taberner", en Homenaje a Ferran Valls i Taberner como jurista e historiador del derecho (Delegación de la Generalitat de Catalunya en Madrid e Ilustre Colegio de Notarios de Madrid, Madrid, 1991, pág. 48).         [ Links ]

 

Manuel J. Peláez
Universidad de Málaga, España.