SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.59 número203El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha: Conceptos, formas e instrumentos musicalesCreación musical chilena: Música chilena en el exterior índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Revista musical chilena

versión impresa ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. v.59 n.203 Santiago jun. 2005

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27902005020300018 

  Revista Musical Chilena, Año LIX, Enero-Junio, 2005, N° 203, pp. 107-114

CRÓNICA

 

Creación musical chilena

 

Según las informaciones llegadas a la RMCh desde el 1 de octubre de 2004 al 31 de marzo de 2005, se han interpretado en el país las obras de compositores chilenos que se mencionan a continuación.

Compositores chilenos en el país

En Santiago

Biblioteca Nacional

En la Sala América de la Biblioteca Nacional, el 26 de octubre de 2004, se presentó la pianista Patricia Castro. En el recital que ofreció incluyó los Estudios N° 4 y N° 6 de Pedro Humberto Allende. Por otra parte, el 29 de noviembre, en esta misma sala se realizó un concierto en homenaje a Pablo Neruda, bajo el título de "Invoco un nombre: Pablo". Actuó en esa ocasión, en la primera parte, la soprano Gabriela Lehman, el guitarrista Juan Mouras y el guitarronista Américo Huerta. El programa que abordaron fue el siguiente: Vuelvo como vuelve el río (canto a lo poeta), en guitarra y guitarrón; Refalosa del volantín para guitarra y guitarrón, de Juan Mouras; No te quiero sino porque te quiero (voz, guitarra y guitarrón), con texto de Pablo Neruda, de Juan Mouras; Canción mapuche (recopilación de Carlos Isamitt), con voz, birimbao y guitarra golpeada; Volver a los diecisiete, con guitarra y guitarrón, de Violeta Parra, y Cueca de la libertad, con texto de Américo Huerta y música de Juan Mouras, para voz, guitarra y guitarrón. En la segunda parte del programa el grupo de cámara Proarte de la Universidad de los Lagos estrenó, en Santiago, con música de Juan Mouras y textos de Enrique Valdés, Invocó un nombre: Pablo, para soprano, Gabriela Lehman; recitador, Rubén Molina; flauta, Ana María García; clarinete, Gustavo Pérez; violoncello, Enrique Valdés, y piano, María Luisa Araya.

Centro Cultural de España

Del 13 al 18 de octubre se llevó a cabo el IV Festival de Música Electrónica de Santiago "Ai-maako 2004", organizado por la Comunidad Electroacústica de Chile (CECH) y el Centro de Música y Tecnología de la Escuela de Música de la Sociedad Chilena del Derecho de Autor (SCD).

El festival se realizó con el apoyo del Centro Cultural de España y del Fondo Nacional de la Cultura y las Artes. Así, se pudo invitar a Elsa Justel (Argentina/Francia) y a Federico Schumacher (Chile/Francia). Ambos maestros prepararon conciertos y realizaron conferencias y talleres, las que fueron respaldadas por una gran asistencia de público. Durante los 12 conciertos programados, se mostró un total de 82 obras de las más diversas partes del globo. Las composiciones se escucharon a través de un sistema de difusión de 22 parlantes, inédito en Chile, el que se operó en vivo durante los conciertos. Este sistema permitió la espacialización o efecto fonocinético del sonido a través de los parlantes que rodearon a la audiencia. De esta manera, el público asistente pudo percibir claramente el movimiento espacial de ondas sonoras a través de la sala. Hubo seis conciertos de selección internacional, conformados por 42 obras seleccionadas de un total de 149 llegadas a Chile. Además de estos conciertos, se realizaron otros seis con programaciones especiales, entre los que destacaron el concierto dedicado al Instituto de Música Electroacústica de Bourges (IMEB), el concierto con las obras ganadoras de la Tribuna Internacional de Música Electroacústica TIME-ROMA 2004, y el concierto de compositores chilenos CECH, este último dedicado al Premio Nacional de Arte mención Música 2004, maestro Cirilo Vila.

Las obras chilenas presentadas en el festival fueron: Estrellas compactas, de Federico Schumacher; Zapping Zappa, de Felipe Orondo; TTK, 81 micropiezas para saxofón (Miguel Villafruela), y electroacústica, basada en el Tao Te King de Lao Tse, (selección de 10 micropiezas), de José Miguel Candela; Entorno II, para saxofón (M. Villafruela) y electroacústica, de Carlos Silva; Objetos encontrados, de Felipe Orondo; Exzumo, audiovisual, de Félix Lazo; ePiano, de Rodrigo Cádiz; Medusa II, para percusión (Gerardo Salazar) y electroacústica, de Paola Lazo; Corpus, de Matías Troncoso; Minga, para 8 canales, de Federico Schumacher; Hoy es 16, de Marcelo Espíndola; Delta, de José Miguel Candela, y Hors Chant, audiovisual, de Adolfo Kaplán.

José Miguel Candela

Del 29 de noviembre al 5 de diciembre se desarrolló el IV Festival de Guitarra Iberoamericana. Se interpretaron las siguientes obras de autores chilenos. El 29 de noviembre Wladimir Carrasco presentó Heráclito el oscuro (sonata), de Alberto Cumplido. El 30 de noviembre se interpretó Fantasía, op. 25, para guitarra (Luis Orlandini), de Carlos Botto; Jetzt, para guitarra (Cristián Alvear) y flauta (Nicolás Faunes), de Pablo Aranda; Budi, para flauta (Nicolás Faunes), guitarra (Cristián Alvear) y cello (Isidoro Edwards), de Gustavo Barrientos, y Moradas de hastío, de Alberto Cumplido, que interpretó el mismo conjunto. El 30 de noviembre Jorge Díaz presentó sus piezas Nervioso, Club de Toby, La encañada, Melódica, Chorizo y Cocodrilo, que interpretaron Jorge Díaz (guitarra), Hugo Díaz (violín), Hugo Rojas (bajo) y Carlos Cortez (batería). El 1 de diciembre José Antonio Escobar tocó Chacarera, La yuxtapuesta (cueca), Chiloética y Chacarera de Ramírez, de Juan Antonio Sánchez, y el estreno en Chile de Sonata (2004), de Javier Farías. Y el 3 de diciembre se presentó Alberto Cumplido con sus obras Mercado, Poética, Espíritu y memoria, Danzak y El sueño del minotauro (sobre una obra de Smith Brindle), siendo acompañado por un quinteto de cuerdas dirigido por Luis José Recart y el percusionista Ricardo Vivanco.

Escuela Moderna de Música

La Escuela Moderna presentó mensualmente a su Orquesta Moderna de Chile, un día en el Centro Cultural Matucana 100 y, al siguiente, en el Teatro Escuela Moderna.

En el concierto de los días 27 y 28 de octubre se incluyeron en el programa el estreno de Invocación segunda para orquesta de cuerda, de Sebastián Vergara, el estreno de Concierto, para flauta traversa (Marcela Bianchi), flauta dulce (Carmen Troncoso) y orquesta de cuerdas, de Carlos Zamora, el estreno de Musicharán, para charango (Horacio Durán) y orquesta de cuerdas, de Celso Garrido-Lecca, y el estreno Mamanchi, de Rodrigo Cuturrufo, para trompeta (Cristián Cuturrufo), guitarra eléctrica (Daniel Lencina), flautones chinos, antaras, trutrucas, sonajeros andinos y orquesta de cuerdas. El director del concierto fue Luis José Recart. Los días 29 y 30 de octubre, en el programa ofrecido por la Orquesta Moderna de Chile, que dirige Luis José Recart, se estrenó Aranko, de Pedro Suau. Finalmente, en el programa de la mencionada orquesta realizado los días 22 y 23 de diciembre, se interpretaron las obras Dromo, de Alejandro Guarello, y Rezagos, de Javier Farías.

Instituto Chileno Norteamericano de Cultura

En el III Ciclo de Cantantes Jóvenes 2004 (15 al 29 de junio) se interpretaron en el Auditorio del Instituto Chileno Norteamericano las siguientes obras de compositores nacionales: el 15 de junio, El alba del alhelí (Madrigal del peine perdido, La guitarra), para soprano (Mariana González Cox) y piano (Maribel Adasme), de Juan Orrego-Salas; el 17 de junio, El alba del alhelí (Prólogo, La flor del candil, La gitana), para soprano (Alicia Alarcón) y piano (Alfredo Saavedra), de Orrego-Salas; el 24 de junio, Il canto de la luna, para soprano (Carla Andrade) y piano (Mario Lobos), de Enrique Soro, y Madrigal para tenor (Francisco Mañalich) y piano (Mario Lobos), de Alfonso Letelier, y el 29 de junio Te recuerdo Amanda (transcripción de Cirilo Vila), para barítono ( Juan Pablo Dupré) y piano (Alfredo Saavedra), de Víctor Jara, y Nel bosco e In souvenir, para soprano (María Carolina Muñoz) y piano (Alfredo Saavedra), de Enrique Soro.

Entre el 31 de agosto y el 9 de septiembre se efectuó en el Auditorio del Instituto Chileno Norteamericano de Cultura, el IX Ciclo de Jóvenes Intérpretes 2004. Se presentaron las siguientes composiciones de autores nacionales: Canciones de asombro, para mezzosoprano (Elena Pérez), violín (Leonardo Godoy), cello (Paulina Mühle-Viehoff ) y piano (Silvia Sandoval), de Pablo Délano, en el recital del 31 de agosto; Trinca, para dos guitarras (Mauricio Gómez Gálvez y Patricio Araya), de Felipe Pinto D'Aguiar, y Negrito, para dúo de guitarras (los mismos intérpretes), de Andrés González, obras interpretadas el 2 de septiembre.

Universidad Católica. Centro de Extensión

Del 4 al 8 de octubre de 2004 se realizó el II Festival Presencias de las Músicas Actuales en el Centro de Extensión de la Pontificia Universidad Católica (PUC). Este festival, así como el III Coloquio Internacional sobre Estética y I Seminario Latinoamericano de Ciencia-Arte (6 a 8 de octubre) efectuados en el Instituto Profesional Autónomo Escuela Moderna de Música, contaron con el apoyo en Chile de la Escuela Moderna de Música, la PUC, la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, la Universidad de Chile, la Universidad Internacional SEK y la Universidad Técnica Federico Santa María y la colaboración de una veintena de instituciones oficiales y privadas del extranjero. En el Festival se presentaron obras de compositores de Argentina, Chile, Cuba, Brasil, Ecuador, Estados Unidos de Norteamérica, Perú y Puerto Rico.

En la programación de conciertos se incluyó una serie de obras de compositores nacionales. En el concierto del 4 de octubre se escucharon las siguientes: Ceremonial II, para piccolo y bajón cromático, de Leonardo García; Duelo de Rhin y Merlot, para clarinete y 2 bajones cromáticos, de Boris Alvarado; Resonantes, para 4 flautas y 6 flautas bajas pregrabadas, de Aliocha Solovera, y Relief 2b, para 2 tarkas, flauta en sol, flauta baja y electroacústica, estreno en Chile, de Boris Alvarado. Todas estas obras fueron interpretadas por el Ensamble Antara de la PUC, que dirige Alejandro Lavanderos. Además, la Orquesta de Instrumentos Autóctonos y Nuevas Tecnologías de la Universidad Nacional de Tres de Febrero, de Argentina, dirigida por Alejandro Iglesia Rossi, presentó Lonquén, estreno en Chile, de Sergio Ortega. En el recital del 5 de octubre se interpretó Quattro liriche brevi, op. 61, de Juan Orrego-Salas, obra presentada por Miguel Villafruela (saxofón) y Leonora Letelier (piano). Por su parte, el Ensamble Contemporáneo de la Universidad de Chile, dirigido por Aliocha Solovera, interpretó Espejismos, de Cristián Vásquez, y Grissalla sobre papel, estreno de Juan Pablo Abalo. En el concierto del día siguiente el Ensamble Trok-Kyo de percusiones de la Univerdad de Chile, dirigido por Eduardo Cáceres, incluyó en su programa Estudio para percusión N°4 de, Carlos Zamora. El 7 de octubre el Trío de Cámara Eléctrico de la Escuela Moderna de Música estrenó Trío, El mate, La abuela y El abuelo, de Mauricio Cornejo; el Sexteto de cuerdas de la Escuela Moderna de Música estrenó Te en Batuco y Sex-Teto, también de Mauricio Cornejo; además el Cuarteto de Guitarras Eléctricas Quadros de la Escuela Moderna de Música presentó Nada es perfecto, de Emilio Miranda, Luchín (arreglo de Gastón Apablaza) y El aparecido (arreglo de Sebastián Vergara), de Víctor Jara, A lo lejos y Charrasqueado, de Mauricio Yazigi. En el último concierto, el 8 de octubre, el Ensamble de Guitarras Eléctricas de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso estrenó Kotó, de Boris Alvarado.

En el Salón Cardenal Fresno del Centro de Extensión de la PUC, el 8 de noviembre, se realizó un Homenaje a Neruda, a cargo del Ensamble Oriente de la PUC. El programa estuvo configurado por las siguientes obras: CDTI para ensamble y sonidos electroacústicos, de Rodrigo Sigal; La noche en la isla, op. 125-A, y El viento en la isla, op. 125-B, para barítono (Leonardo Aguilar) y conjunto instrumental, con textos de Pablo Neruda, de Hernán Ramírez; Nerudiana, acotación épica para dos actores (Sidharta Corvalán y Pamela Díaz-Lobos) y 11 instrumentos, sobre textos de Pelleas y Melisanda de Pablo Neruda, y Palabras de poeta, para narrador (Luis Vera) y conjunto instrumental, con textos de Pablo Neruda, de Fernando García. La dirección musical de las obras estuvo a cargo de Boris Alvarado.

Del 22 al 28 de noviembre se desarrolló, en el salón Cardenal Fresno del Centro de Extensión el XIV Festival de Música Contemporánea Chilena. El día 22 de noviembre se escucharon las siguientes obras de autor nacional: Lamentos de Puelche, para flauta (Paola Muñoz) y electrónica, de Juan Pablo Abalo; Asir, para conjunto instrumental, de Santiago Astaburuaga; Espejismos, para conjunto instrumental, de Cristián Vásquez; Corpus V2, para flauta (Pablo Ramírez) y electrónica, de Matías Troncoso, e In-verso, para conjunto instrumental, de Aliocha Solovera. La agrupación instrumental que participó en el concierto fue el Ensamble Contemporáneo dirigido por Aliocha Solovera. En el concierto del 23 de noviembre se incluyeron las siguientes composiciones: Arutceler, para violín (Paula Poveda) y piano (Dante Sasmay), de Felipe Hidalgo; Dúo tres, para percusiones (Gerardo Salazar) y saxofón (Miguel Villafruela), de Gabriel Matthey; Saxophon Quartet, op. 8, (Cuarteto Villafruela), de Ramón Gorigoitía; Koni, para clarinete bajo (Dante Burotto) y percusiones (Ricardo Vivanco y Gerardo Salazar), de Paola Lazo; Antisonatachilótica A2, para percusión (Gerardo Salazar) y piano (Miguel Ángel Jiménez), de Eduardo Cáceres; Horizontal-vertical-oblicuo, de Jorge Springinsfeld, y La Santa Cruz de Aroma habló a Huasquiña (obra por encargo SCD 2003), de Rafael Díaz, ambas interpretadas por el Ensamble Antara de la PUC. En el tercer concierto se presentó Jugar, de Federico Schumacher, dentro de la actuación del Pierrot Lunaire Ensemble de Viena. El recital del 25 de noviembre incluyó Da, para dos flautas, (Karina Fischer y Guillermo Lavado), de Pablo Aranda; Flexflo, para dos flautas (los mismos intérpretes), de Alejandro Guarello, y Nodo, para dos flautas solistas (Fischer y Lavados) y conjunto instrumental (Taller de Música Contemporánea UC) bajo la dirección de Pablo Aranda, de Cristián Morales. El concierto del 27 de noviembre estuvo a cargo del Taller de Música Contemporánea UC, dirigido por Pablo Aranda y presentaron las siguientes obras: Muerto, de Rodrigo Arriagada; Nada, de Álvaro Núñez; Budi, de Gustavo Barrientos; Cantos de Catulo, de Tomás Koljatic; Foliv, de Andrés Núñez, y Iayux-aus, de Daniel Osorio. En el último recital se presentaron las siguientes creaciones: Il senvio II, para dos violines (Cecilia Carrère e Isidro Rodríguez), de Miguelángel Clerc; Balos, para dos violines (los mismos intérpretes), de Gabriel Gálvez; Keana (Padre Nuestro), para soprano (Paulette L'Huissier), guitarra (Sebastián Wallerstein), percusiones (Mauricio Ruiz y Cristián Villagrán) y piano (Rodrigo Rubilar), de Manuel Contreras, quien también actuó como director; Juegos de artificio, para clarinete (Luis Rossi), de Fernando Rosas; Cafralange, para dos violines (C. Carrère e I. Rodríguez), de Sebastián Jatz, y Baff, para flauta (Karina Fischer), violín (Sebastián Acevedo), piano (Clara Sandoval), oboe y corno inglés (Francisco Naranjo), percusión (Cristián Hirth), dirigidos por Jorge Cornejo, de Anselmo Ugarte.

Universidad de Chile, Auditorio Facultad de Arquitectura y Urbanismo

En los días 25, 27 y 29 de octubre se llevó a efecto el Encuentro de Jóvenes Compositores de Chile. El 25 se interpretaron las siguientes obras: El imaginario de Arkel (electrónica), de Nicolás Lascar; Aromos para tenor (Daniel Farías) y piano (Pilar Peña), de Héctor Garcés sobre textos de Nicanor Parra; Amena (sintetizador), de Iván Aedo; Zentralgefängniss (electrónica), de Pedro Álvarez; Para hablar desde la muerte, para tenor (Daniel Farías), guitarra (Matías Insunza), cello (Miguel Arredondo) y piano (Miguel Sepúlveda), de Christian Pérez; Recitativos, para tenor (Daniel Farías) y piano (Miguel Sepúlveda), de Fernando García, y Optikalis 01 (audio visual), de Andrés Ferrari. El 27 de octubre se escucharon las siguientes obras: Preludus yn Pajarystykus II y III, para piano (Víctor Ortiz), de Víctor Ortiz; Tríptico N°1, para flauta (Vicente Vaccani) y piano (Víctor Ortiz) de Álvaro Jiménez Palomino; Jugesis I (electrónica), de Sebastián Ramírez; Canción de cuna para un hipopótamo, para cello (Javiera Abalo) y piano (Kenya Godoy), de Guillermo Eisner; La mujer perfecta, para piano (Carolina Holzapfel) y voz en off, de Carolina Holzapfel; Tonada N° 5, de Pedro Humberto Allende, La curicana (tonada) y Preludio, de Ramón Hurtado; estas tres últimas obras fueron interpretadas por el Conjunto de Percusiones Rythmus, que dirige Elena Corvalán. En el último programa del encuentro se tocaron las siguientes composiciones: No hay mal que del capital no venga, para piano (Oscar Leal), violín (Gustavo Vergara) y dos bailarines (Francisca Espinoza y Paulina Rebolledo), de David Retamal, y El escondite del Trauco, para piano (Luciano Claude), de Cristián Retamal; Repercusión, para piano (Luciano Claude), de Luciano Claude.

Universidad de Chile, Teatro de la Universidad de Chile

Los días 22 y 23 de octubre de 2004 se presentó la Orquesta Sinfónica de Chile, bajo la dirección de David del Pino Klinge, en un concierto en el que se despidió del público capitalino antes de viajar a Alemania. El programa se inició con Aires chilenos, de Enrique Soro.

En enero de 2005 la Orquesta Sinfónica de Chile ofreció una temporada de concierto de verano. El primero de ellos se efectuó el 7 del mes y allí se incluyó Suite latinoamericana, de Luis Advis. La orquesta estuvo dirigida por David del Pino Klinge. En el segundo concierto, siempre bajo la dirección de su titular, la Orquesta Sinfónica rindió el anual "Homenaje a una vida profesional", que en está ocasión sirvió para recordar la labor realizada por el oboísta Enrique Peña y el cellista Jorge Román, quienes interpretaron Pieza de concierto, de Rietz, y Concierto N° 1, de Haydn, respectivamente.

Universidad de Chile, Teatro Oriente

Los días 21, 22, 23 y 24 de octubre, el grupo Los Jaivas puso en escena Alturas de Macchu Picchu; y los días 27 y 28 de diciembre, en el mismo teatro, se presentó la cantata popular de Luis Advis, con textos de Violeta Parra, Canto para una semilla. La interpretación de la obra estuvo a cargo de Isabel Parra, el grupo Inti-Illimani (Horacio Durán, Horacio Salinas, José Seves, Jorge Ball, Camilo Salinas, Fernando Julio, Danilo Donoso) y la actriz Ximena Rivas, quien actuó como relatora.

Universidad de Chile. Sala Isidora Zegers

Entre el 6 de octubre y el 4 de noviembre de 2004 se realizó un ciclo de conciertos dedicado a cinco compositores chilenos. En el primer concierto, en homenaje a Alfonso Leng, se interpretaron sus siguientes obras: Cuatro doloras (Danilo Pérez, pianista), Preludios N° 1 y N° 2 (Daniel Saavedra, pianista), Otoñal N°1 (Patricio Valenzuela, pianista) y las canciones Du Fragst, Vigilien, Cima y Schlusstuck (Carmen Luisa Letelier, contralto; Elvira Savi, pianista). El segundo recital se efectuó el 13 de octubre y estuvo dedicado a Enrique Soro. En el programa figuraron las siguientes obras: Noveleta y Andante appassionato, para piano (Patricio Valenzuela), y las canciones In souvenir, Nel bosco, Storia d'una bimba y Canto de la luna, para soprano (Carolina Muñoz) y piano (Alfredo Saavedra). El 20 de octubre se realizó el tercer recital, con música de Alfonso Letelier. Se incluyeron las composiciones siguientes: antífonas Vi el agua…, Los cuerpos de los santos..., He aquí el tabernáculo…, Había un ángel… y Mi casa será llamada casa de oración…, para solistas (Carmen Luisa Letelier y Carolina Muñoz), coro (Cantoría Artes, dirigida por Silvia Sandoval) y órgano (Miguel Letelier). El 27 de octubre se llevó a efecto un recital dedicado a René Amengual. En la ocasión se interpretó una selección de Álbum infantil, op. 3 (Había una vez una princesa, Hojas muertas, Paisaje y Arroyuelo), para piano (Pablo Cepeda); Burlesca, para piano (Gabriela Acevedo), y las canciones Chanson d'automne, Me gustas cuando callas… y El vaso, para contralto (Carmen Luisa Letelier) y piano (Alfredo Saavedra). El último concierto del ciclo se presentó el 4 de noviembre y fue un homenaje póstumo al compositor Carlos Botto. De su catálogo se incluyeron Fantasía, op. 25, para guitarra (Luis Orlandini), Cuatro canciones quechuas (La flor de kantú, La lagartija, Dulce sauce y Hoy es el día de mi partida), para contralto (Carmen Luisa Letelier) y piano (Alfredo Saavedra), Scherzo N° 2, op. 40, para piano (Dafna Barenboim) y Sonata N° 2, op. 49, para piano (María Iris Radrigán).

El 7 de octubre se presentó el disco Concertante. Música de cámara para saxofón, de Miguel Villafruela, con obras de Juan Orrego-Salas. Presentaron el CD el decano de la Facultad de Artes de la Pontificia Universidad Católica de Chile, profesor Jaime Donoso, y el director del Departamento de Música y Sonología de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, profesor Mario Silva Solís. Además, el saxofonista Miguel Villafruela, acompañado por la pianista Leonora Letelier, interpretaron Quattro liriche brevi, op. 61, para saxofón alto y piano, de Orrego-Salas. El 15 de octubre se efectuó un Encuentro de Música Contemporánea en la que se interpretaron obras de los siguientes autores: Víctor Ortiz (Preludus yn Pajarystykus, para piano), Emilio Ovalle (Estados alterados, para piano), Cristián Retamal (El escondite del Trauco, para piano), Héctor Garcés (Aromos, para tenor y piano), Alejandro Fuentes (Guitarra I, para guitarra), Javier Muñoz (Elevación entre el bien y el mal, para didgeridoo (nombre que recibe el yidaki, aerófono originario de Australia) y piano, Álvaro Jiménez (Tríptico, N°1 para flauta y piano), David Retamal (No hay mal que del capital no venga, para violín y piano), Cirilo Vila (Hojas de otoño, con dos bailarines), Eugenio Grandi (Truenos, música electrónica) y Oscar Leal (G.E.A., para órgano). La pianista Patricia Castro ofreció un recital el 21 de octubre y en su programa contempló Estudios N° 4 y N° 6, de Pedro Humberto Allende, y Rapsodia chilensis. Una primavera para el profeta (Franz Liszt), de Cirilo Vila.

El 2 de noviembre el Cuarteto de Flautas "Vientos de América" (Andrés Arévalo, Rodrigo Hormazábal, Jeremías Núñez, Jaime Kächele, director) interpretó Gauchada, de Claudio Acevedo, Chacarera de Ramírez, de Juan A. Sánchez, y Caipira, de Elizabeth Morris. El 3 de noviembre, en un recital de piano, se escuchó Juegos (Francisco Villarroel), de Ida Vivado, y Tonada N°5 (Jaime Carter), de Pedro H. Allende. El 4 de noviembre el Ensamble Moderno (Wilson Padilla, flauta; Jorge Espinoza, fagot, y Patricia Castro, piano) ofreció un recital en el que se incluyó Rapsodia chilensis. Una primavera para el profeta (Franz Liszt), para piano, de Cirilo Vila, Estudios N° 4 y N° 6 para piano, de Pedro H. Allende. El 10 de noviembre, el guitarrista Gonzalo Cáceres dio un recital en el que tocó Siete preludios, de Miguel Letelier. El 15 de noviembre se presentó "Neruda sus versos y la música". En este espectáculo participó el actor Mario Lorca, quien recitó algunos poemas de Pablo Neruda, intercalados con algunas canciones con textos del poeta. En la primera parte, "Al amor", se escucharon, de Carmela Mackenna de Cuevas, Poema de amor, para soprano (Marisol González) y piano (Constanza Rosas); de Sergio Ortega, Pequeña Rosa, No sólo el fuego, La reina y El viento es un caballo, para soprano (Clara Molina) y piano (Cristina Lizama), y El viento en la isla, para tenor (Leopoldo Pohl) y piano (Constanza Rosas), de Eduardo Cáceres. En la segunda parte, "Odas", se interpretaron Recuerdo el mar, para tenor (Leopoldo Pohl) y piano (Constanza Rosas), de Cirilo Vila, y, de Juan Orrego-Salas, se presentaron Oda al aire, Oda a la cebolla y Oda al pan, interpretadas por Marisol González (soprano) y Alejandro Peralta (guitarra). La tercera parte del espectáculo, "Las contingencias", contempló música de Eduardo Cáceres, de quien se interpretó Las máscaras, para tenor ( Jaime Caicompai), tambor (Ricardo Herrera) y piano (Constanza Rosas); de Juan Pablo González, del que se escuchó Tiranía, para tenor (Daniel Farías) y piano (Cristián Lizama); otra obra de Cirilo Vila, El fugitivo, para tenor (Jaime Caicompai) y piano (Constanza Rozas); de Gustavo Becerra, No me lo pidas, para tenor (Daniel Farías) y piano (Cristián Lizama), y de Vicente Bianchi, de quien se cantó Tonada de Manuel Rodríguez, que fue interpretada por Fernando Carrasco, acompañándose de guitarra. El 22 de noviembre, la soprano Valentina Villonta acompañada por Edwin Godoy, interpretaron Romancillo, de Juan Orrego-Salas. El 26 de noviembre el guitarrista Felipe Vera presentó Estudio N° 2, de Pablo Délano; Alejandra Urra, el Estudio N° 1, también de Délano, y Julio Armijo presentó A un bosque de ñires, de Iván Barrientos. En el concierto del 28 de noviembre, dedicado al "Día de la música nacional", entre las muchas obras que se interpretaron figuró el Andante appassionato (Daniel Saavedra, pianista), de Enrique Soro, y Estudio (Ensamble de percusiones "Trok _ Kyo", director, Eduardo Cáceres), de Carlos Zamora. El 30 de noviembre, en el Concierto del curso de Cámara de percusión, dirigido por Elena Corvalán, se tocó Tonada N° 5, de Pedro Humberto Allende, y Preludio, de Ramón Hurtado.

El 7 de diciembre de 2004 actuó el Conjunto de Cámara de Percusión, dirigido por el profesor Patricio Hernández. En el programa se incluyó Chilenita III, de Gabriel Matthey. El 10 de diciembre ofreció un recital la saxofonista Virginia Covarrubias. En el programa estrenó Quipu N° 1. Se avanza con el viento en las manos, para saxofón alto y electrónica, de Christian Pérez.

El 5 de enero de 2005 se presentó el violinista Elías Allendes acompañado por Dante Sasmay. En el recital que ofrecieron incluyeron la Sonata para violín y piano, en La mayor, op. 13, de Juan Orrego-Salas. Entre el 17 y el 21 de enero se realizó el Festival Internacional de Música Contemporánea 2005. El día 17 se presentaron las siguientes obras de compositores chilenos: Fantasía, op. 25, para guitarra (Luis Orlandini), de Carlos Botto; se estrenó Capricho, para violín (Juan Sebastián Leiva) y computadora de, Mario Mora; Partita 1999, para guitarra (Sebastián Wallerstein), de Gabriel Matthey, y Octavianas, para soprano ( Claudia Godoy), flauta (Hernán Jara) , viola (Luis José Recart) y guitarra (Luis Orlandini), de Celso Garrido-Lecca. El 18 de noviembre se incluyeron obras de los siguientes compositores chilenos: Pulso, para percusionistas (Ensamble de Percusión "Xilos"), de Félix Carbone y Kong-Kong, para mezzosoprano (Catherine Cartes), xilófono (José Díaz) y dos guitarras (Francisco Pinto y Pablo Palacios), de Fernando Julio, estreno dirigido por Boris Alvarado; Negato, para dos guitarras (Mauricio Gómez y Patricio Araya), de Andrés González; ReCUERDAS I, para cuarteto de guitarras (Daniel Díaz, Francisco Pino, Marcos Muñoz y Pablo Palacios), de Cristián Galarce; Saltarín se llamaba el profeta, estreno para piano (Priscilla Vergara), de Sebastián Ramírez; Encandomblé I (estreno en Chile), para percusiones (Ensamble de Percusión "Xilos"), de Rafael Díaz; Piro. Cuatro piezas para tres amigos, para clarinete (Isabel Césped), marimba (María José Opazo) y contrabajo (Gonzalo Venegas), estreno de Felipe Rubio; Zona ámbula, para guitarra (Esteban Espinoza), de Bryan Holmes, y Altrove. 9 piezas para 9 instrumentistas, para dos cantantes (Loreto Pizarro y Catherine Cartes), flauta (Alejandro Lavanderos), violín (Johanna Bello), percusiones (José Díaz y Nicolás Moreno), piano (Samuel Quezada), de Valeria Valle; la obra fue dirigida por Boris Alvarado. El 19 de noviembre, las siguientes obras de compositores chilenos figuraron en el programa: Recuerdo el mar (texto: Pablo Neruda), para tenor (Daniel Farías) y piano (Cirilo Vila), de Cirilo Vila; Cantos ceremoniales para aprendiz de machi, para coro femenino a cappella (Coro Femenino de Cámara de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, PUCV, director: Boris Alvarado), de Eduardo Cáceres, y el estreno de Ballo. Baile para 7 percusionistas (Ensamble de Percusión "Trok _Kyo", director: Eduardo Cácares), de Boris Alvarado. El día 20 del mismo mes se presentaron las siguientes obras: Nebula VII, para violín amplificado (Davor Miric), de Óscar Carmona; Para hablar desde la muerte, para tenor (Daniel Farías), guitarra (Enrique Díaz), cello (Miguel Arredondo) y piano (Miguel Sepúlveda), de Christian Pérez; Azares, para dos guitarras (Luis Orlandini y Cristián Alvear), de Carlos Zamora; Tres líricas (estreno), para voz (Gladys Briceño) y piano (Eleonora Coloma), de Jorge Martínez; Noumenos, para guitarra eléctrica preparada y fretless (Ramiro Molina), batería, accesorios y sampler (Andrés Baeza) y saxofón alto y barítono (Alejandro Rivas), de Ramiro Molina, y Memoria de los Andes, para coro masculino (Silvia Sandoval, directora), de Edgardo Cantón.

En el último concierto, el 21 de noviembre, se interpretaron las obras de autor chileno que se consignan a continuación: Preludios N°4, N°2, N°5, N°10, N°13 y N°12, para piano (Mariana Grisar), de Luis Advis; No me lo pidan ( texto de Pablo Neruda), para tenor (Daniel Farías) y piano (Cirilo Vila) de Gustavo Becerra; Cuatro adivinanzas, para coro mixto (Coro Magnificat, directora: Marcela Canales), de Roberto Falabella; La llave de vidrio, para cuarteto de flautas (Christian Vásquez, Christian González, Claudia Riquelme y Favio Villaroel) y electrónica, de Francisco Concha; Canciones de asombro, para voz (Elena Pérez) y cuarteto instrumental (David Barrientos, clarinete, Nadia Salinas, violín, Paulina Mühe Viehoff, cello y Silvia Sandoval, piano y dirección), de Pablo Délano; y Cinco danzas breves, para cuarteto de saxofones (Cuarteto de saxofones Villafruela), de Luis Advis, compositor al que estuvo dedicado este último concierto, ocasión en que se dirigió al público el musicólogo Juan Pablo González. El concierto inaugural fue un homenaje póstumo al compositor Carlos Botto, oportunidad en que hizo uso de la palabra la musicóloga Julia Grandela; en el tercer concierto se le rindió un homenaje al Premio Nacional de Arte, Mención Música, 2004, compositor Cirilo Vila. Intervino el compositor y musicólogo uruguayo Coriún Aharonián.

Otras salas y recintos

El 27 de octubre, en la Sala Claudio Arrau del Teatro Municipal, se presentaron los ganadores del certamen Flora Guerra, los jóvenes pianistas Patricio Valenzuela y Danor Quinteros, quienes contemplaron en sus programas obras de Enrique Soro y Alfonso Leng.

El 9 de noviembre de 2004 la Camerata Universidad Andrés Bello, dirigida por Santiago Meza, en el Campus Casona de Las Condes, ofreció un concierto en el que se interpretó, entre otras obras, Andante, para cuerdas, de Alfonso Leng.

El 10 del mismo mes, en la Parroquia María Madre de Misericordia, el pianista norteamericano Byron Scheukman dio un concierto en el que contempló tres Preludios, de Luis Advis.

El 20 de noviembre, en el Centro Cultural Maturana 100, el Consorcio de Universidades Estatales rindió un homenaje al poeta Pablo Neruda y al músico Vicente Bianchi, mediante un concierto que se tituló Neruda y Bianchi en canciones. La Orquesta Clásica de la Universidad de Santiago de Chile, acompañada por un coro masivo de universitarios, bajo la dirección de Vicente Bianchi, interpretaron una selección de obras del compositor con textos de Neruda.

La Orquesta de Cámara de Chile, dirigida por Fernando Rosas, se presentó el 9 de diciembre en la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario. En el programa figuró el estreno de Fátima, de Rafael Díaz. Al día siguiente el mismo programa se repitió en el Teatro Municipal de Ñuñoa.

El 13 de diciembre, en el Teatro ARCIS, el Coro de la Universidad ARCIS presentó la Cantata de los Derechos Humanos, de Alejandro Guarello.

El 20 de diciembre, la Orquesta Nocedad de la Pintana, que dirige Felipe Hidalgo, realizó un concierto en la Plaza de la Vera Cruz del barrio Lastarria. En esta ocasión la orquesta interpretó entre otras obras, composiciones de Violeta Parra y Camahueto, de Jaime Barría.

En las Regiones

Gira del Felici Piano Trío por las III, IV, V y IX Regiones

La agrupación Felici Piano Trío, formado por la violista alemana Rebeca Hang, el cellista estadounidense Brian Schuldt y la pianista chilena Paulina Zamora, establecida en la Universidad de Indiana, efectuó una gira por nuestro país, realizando clases magistrales y conciertos en distintos lugares. La agrupación actuó el 26 de noviembre en la Cruz del Milenio de Coquimbo (IV Región); los días 27, 28 y 29 del mismo mes se presentó en Copiapó (III Región); el 3 de diciembre en la Universidad Católica de Temuco (IX Región), y el 5 de diciembre en la Universidad Católica de Valparaíso (V Región). En sus presentaciones el conjunto visitante contempló Trío mágico, de Gabriel Matthey.

IV Región

En noviembre se desarrolló en La Serena una serie de conciertos en el marco del Festival de Música Contemporánea de la Pontificia Universidad Católica de Chile. El 5 de noviembre se presentaron las siguientes obras en el Salón Pentágono de la Universidad de La Serena: Espejos, obra audiovisual de Mario Arenas; Preludios 1, 3, 6, 8 y 12, para piano (Valeria Prado), de Luis Advis; Leve, para tenor (Álvaro Zambrano) y piano (Felipe Verdugo), de Esteban Correa; Concierto, para cuatro pianos sampleados, Pensando en Nancarrow, música electrónica de Gustavo Becerra; además, Nortap, de Jerónimo Castro, Dominios innecesarios, de Sebastián Errázuriz, y Nuevas visiones, de Fernando García, tres obras para percusiones, que fueron interpretadas por el Ensamble de Percusión de la Universidad de La Serena (Camila Sánchez, Valentina Nobizelli, Natalia Tapia, Simone Caiafa y Raimundo Garrido, director). El 16 de noviembre el programa presentado incluyó: Pour Klavier, de Alejandro Guarello; Muerto, de Rodrigo Arriagada, y Lubally, de Boris Alvarado, obras interpretadas por el pianista Horacio Tardito. El día 20, el Taller de Música Contemporánea UC, que dirige Pablo Aranda, interpretó Nada, para dos flautas y dos guitarras, de Álvaro Núñez; … y una flor para esta y otras primaveras, para flauta, de Cirilo Vila, y Budi para flauta, guitarra, cello y percusión de Gustavo Barrientos. El 26 de noviembre se presentó el Pierrot Lunaire Ensamble de Viena, que incluyó en su programa Jugar, de Federico Schumacher.

V Región

El 2 de septiembre de 2004, en el Casino de Viña del Mar, se presentó el guitarrista Juan Mouras. Entre las obras interpretadas figuraron, de su autoría, Tonada del mar y Bolero, y en un recital poético musical, con la participación de Ester Rojas y Roberto Hoffmann, se escuchó la musicalización de los poemas de Pablo Neruda Las palabras, Oda al caldillo de congrio y Poema XV, realizada por Juan Mouras.

Entre el 6 y el 13 de noviembre, en el Teatro Municipal de Viña del Mar, se efectuó el XXXI Concurso Internacional de Ejecución Musical "Dr. Luis Sigall", dedicado este año a la guitarra. En esta ocasión las obras obligatorias que debieron ejecutar los concursantes fueron Preludio uno y Preludio dos, de Gabriel Matthey.

Gira de conciertos por la VIII y IX Regiones

Entre el 25 de octubre y el 8 de noviembre, el trío formado por Juan Mouras y Guillermo Ibarra (guitarristas) y Pedro Yurac (clavecinista), con el apoyo de FONDART, realizaron una gira de 30 conciertos didácticos por las localidades de Yumbel, Chillán, Coihueco, Quirihue, Quilleco (VIII Región), además de Temuco, Pitrufquén, Freire, Curacautín, Victoria, Collipulli y Nueva Imperial (IX Región). En el repertorio presentado figuraron Tres diálogos, para dos guitarras, de Fernando García, e Imágenes del sur, para dos guitarras y clavecín, de Juan Mouras.

X Región

Entre el 20 y el 23 de octubre el guitarrista Juan Mouras realizó una gira a Chiloé. Actuó junto a la Orquesta Víctor Domingo Silva, de Coyhaique, en las iglesias declaradas Patrimonio de la Humanidad de Castro, Dalcahue, Tenaún y Quemchi. Allí interpretó, de Geografía musical chilena, del propio Juan Mouras, Desiertos (1. Huara de las estrellas, 2. Flores del desierto, 3. Cachimbo y trote) y sus obras para guitarra sola, Zamba para una estrella y Tonada del mar. Posteriormente, el 11 de noviembre, Mouras ofreció, en el Salón del Diario Austral de Valdivia, un recital de guitarra en que incluyó sus obras Zamba para una estrella y Tonada del mar, junto a Tres preludios, de Darwin Vargas. Al día siguiente, en la Sala Monseñor Valdés, Juan Mouras estrenó su obra Invoco un nombre: Pablo, con textos de Enrique Valdés. Participaron en el estreno el Cuarteto Proarte, de la Universidad de Los Lagos de Osorno, y el Coro de la Universidad de Los Lagos.

Entre el 27 de enero y el 5 de febrero de 2005 se efectuó la versión número 37 de Las Semanas Musicales de Frutillar. El 28 de enero ofreció un recital el pianista alemán Michael Korstick, en el que inauguró el nuevo piano Steinway de la Corporación Cultural Semanas Musicales de Frutillar. En su recital, Korstick incluyó la Tonada N° 5, de Pedro Humberto Allende.

XI Región

El 26 de noviembre se celebró con un concierto en la Catedral de Coyhaique el Día de la Música. En éste actuó el Ensamble de Orquestas de Coyhaique, formado por la Orquesta de la Escuela de Música de la ciudad y la Orquesta Víctor Domingo Silva. Se interpretó, de Geografía musical chilena, de Juan Mouras, Desiertos (1. Huara de las estrellas, 2. Flores del desierto, 3. Cachimbo y trote) y arreglos sinfónico corales de piezas de Haendel realizados por Mouras.