SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.57 número199Conmemorando a un músico chileno: El violinista Florencio A. Mora (1882-1975)Música chilena en el exterior índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Revista musical chilena

versión impresa ISSN 0716-2790

Rev. music. chil. v.57 n.199 Santiago ene. 2003

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-27902003019900009 

Revista Musical Chilena, Año LVII, Enero-Junio, 2003, N° 199, pp. 89-106

 

CRÓNICA

Creación musical chilena

Según las informaciones llegadas a la RMCh desde el 1 de octubre de 2002 al 31 de marzo de 2003, se han interpretado en el país las obras de compositores chilenos que se mencionan a continuación.

Compositores chilenos en el país

En Santiago

Academia Chilena de Bellas Artes

El 21 de octubre de 2002 se presentó, en el Instituto de Chile, un recital en que participaron el guitarrista Luis Orlandini y el Cuarteto Nuevo Mundo. En este concierto, organizado por la Academia de Bellas Artes del Instituto de Chile, se escucharon las siguientes obras de autor nacional: Losxtoleskas de Santiago Vera-Rivera, obra para guitarra y violín, en la que actuaron Luis Orlandini y el primer violín del Cuarteto Nuevo Mundo, Alberto Dourthé; además, el Cuarteto Nuevo Mundo (Alberto Dourthé, violín I; Darío Jaramillo, violín II; Claudio Cofré, viola, y Juan Goic, cello) interpretó el Cuarteto N°1 op. 46 de Juan Orrego-Salas.

Biblioteca Nacional

En la Sala América de la Biblioteca Nacional, el 11 de noviembre de 2002 actuó el pianista Sergio Massardo, quien dentro de su programa contempló las Doloras de Alfonso Leng. El 29 se presentó Pablo Olivares y en su recital incluyó Lo que me cuentan tus ojos de F. Solari.

Centre Catalá

En el Centro Catalán de Santiago se realizó la segunda Temporada Coral. El 16 de octubre participaron la Camerata Vocal de la Universidad de Chile, que dirige Guido Minoletti, y el Coro de Madrigalistas de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE) dirigido por Ruth Godoy. La primera agrupación cantó arreglos para coro de canciones de Víctor Jara y Violeta Parra, y el Coro de Madrigalistas interpretó Padre nuestro kunza de Carlos Zamora, ¿En dónde tejemos la ronda? de Erasmo Castillo y Sensemayá de Hernán Ramírez.

Centro Cultural Montecarmelo

El 11 de diciembre, en la sala La capilla, actuó el Ensemble Serenata (Hernán Jara, flauta; Guillermo Milla, oboe; Juan Mouras, guitarra; Cristián Errandonea, contrabajo, y Raúl de la Cruz, percusión) con un programa de música popular latinoamericana. Entre las obras interpretadas figuró Cueca-cuica de Guillermo Milla, Tonada para un niño triste de Guillermo Rifo y Gracias a la vida de Violeta Parra.

Instituto Goethe

El 7 de octubre se presentó en el Instituto Goethe la pianista Elmma Miranda. En su programa incluyó tres autores nacionales: Alfonso Leng (Cinco doloras), Pedro Humberto Allende (Seis tonadas) y Carlos Botto (Diez preludios). El 14 del mismo mes actuó el Ensemble Contemporáneo de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile (Cristián González, flauta; Dante Burotto, clarinete; Davor Miric, violín y viola; Mario Castillo, viola; María Carmen García, cello; Cirilo Vila y Alexandros Jusakos, piano; Nora Miranda, voz; director, Aliocha Solovera), que interpretó, entre otras obras, Música a cuatro para clarinete, violín, soprano y piano, de Tomás Lefever; Rapsodia para clarinete, violín y cello, de Miguel Aguilar, y Piano Quartet, para violín, viola, cello y piano de León Schidlowsky. El 16 de octubre ofreció un concierto el saxofonista Miguel Villafruela, acompañado por la pianista Leonora Letelier. En el programa figuró Quatro liriche brevi de Juan Orrego-Salas. El 5 de noviembre se presentó el Coro Contemporáneo Quilapi, que dirige José Quilapi. En la ocasión se estrenó Oda a Ricardo Reis (texto: Fernando Pesoa) de Diego Noguera, para coro, violín y cello, y Requiem de la mariposa muerta, para coro y seis instrumentos, de Eleonora Coloma. Además se interpretó ¿Hay alguien ahí? de Gustavo Becerra, para coro e instrumentos, junto a un himno a la paz de Joakín Bello. El 16 de diciembre cantó el Coro de Cámara del Departamento de Música de la Universidad de La Serena, dirigido por Eduardo Gajardo. En el programa figuraron Preludios maternales y Madre con música y textos de Eduardo Gajardo, así como sus arreglos corales de Arriba en la cordillera de Patricio Manns, Gracias a la vida de Violeta Parra y Te recuerdo Amanda de Víctor Jara. Finalmente, el 7 de enero el compositor Andreas Bodenhofer, con la Orquesta de Fuego, presentaron el espectáculo El ruido del tiempo.

Sala SCD (Sociedad Chilena del Derecho de Autor)

Los días 1, 2, 8 y 9 de octubre de 2002 se llevó a efecto en la Sala SCD el Segundo Ciclo Internacional de Música Electroacústica o música por computadora. Se escucharon las siguientes obras de compositores nacionales: Peces de Juan Amenábar, el 1 de octubre; Interior de Gustavo Becerra, el 2 de octubre, concierto dedicado a la memoria de Carlos Fariña, y Ris Ras de Cristián Morales, el 8 del mismo mes. Al día siguiente, 9 de octubre, se realizó un concierto de música chilena, en el que se presentaron las siguientes obras: Leitmotiv N°7 de Jorge Martínez, para electrónica y cello (Mariana Chamorro); La sombra del sonido de Adolfo Kaplán; el estreno de TTK (piezas I, LII, XXII, XLIX, XLVI) de José Miguel Candela, para electrónica y saxofón soprano (Miguel Villafruela); 100 flores de Federico Schumacher; Ñanco de Cecilia García, para electrónica y cello (Mariana Chamorro), y los audiovisuales, en estreno, Totto y Ok de Paola Lazo, con animaciones realizadas por el artista visual Félix Lazo.

Teatro Municipal

El concierto final del XVI Ciclo de Pianistas Jóvenes que anualmente prepara el Instituto Chileno Norteamericano de Cultura se realizó en la Sala Claudio Arrau del Teatro Municipal, el 27 de noviembre. En esa ocasión actuó el pianista Nicolás Andonaegui, quien interpretó, entre otras obras, Que viene la golondrina de Fernando García. El 1 de diciembre de 2002 se presentó en el Teatro Municipal de Santiago el compositor y violinista Joakín Bello, quien contó con la colaboración de José Quilapi (tenor), Soledad Guerrero (voz), Adriana Salcedo (bailarina y coreógrafa) y Jorge Carreño (bailarín). El recital estuvo conformado por las siguientes obras de Joakín Bello: Variaciones antiguas, Poema N° 20 (dúo de ballet), Vivo sin vivir en mí, El credo de Clara Lair, Hijo del planeta, Yo quiero que mi niña... (solo femenino de ballet), Reminiscencias, Me gustas cuando callas (dúo de ballet), Expansiones, Amor, una pregunta te ha destrozado (dúo de ballet), Rosas en el mar, Te propongo, ¿Qué hacemos lejos del amor? (dúo de ballet) y La rosa blanca. En el programa inicial de la temporada 2003 de la Orquesta Filarmónica de Santiago, presentado los días 17 y 18 de marzo en el Teatro Municipal, bajo la dirección de Maximiliano Valdés, se incluyó la Obertura festiva op. 21 de Juan Orrego-Salas.

Universidad Católica, Centro de Extensión

Del 18 al 23 de noviembre de 2002, en el Salón Fresno del Centro de Extensión, de la Pontificia Universidad Católica (PUC), se realizó el XII Festival de Música Contemporánea Chilena. En las fechas que se indican se presentaron las siguientes obras de autores nacionales: El 18 de noviembre: Silence...please para flauta (Cristián González), arpa (Manuel Jiménez), guitarra (Romilio Orellana), violín (Davor Miric) y piano (Alexandros Jusakos) de Aliocha Solovera, y Dionisyos (Lent et serein _Moderato) para cuarteto de cuerdas (Cuarteto Iniesta) de Acario Cotapos. El 19 del mismo mes: Aleira para violín (Felipe Hidalgo) de Manuel Contreras; Trío gualoso para clarinete (Francisco Gouet), fagot (Jorge Espinoza) y Carlos Vera (percusiones) de Guillermo Rifo, estreno; Tres piezas para violín (Elías Allendes) y piano (Virna Osses) de Antonio Carvallo, estreno; Utópika 2 para oboe (Víctor Astorga), saxo (Edén Carrasco), trompeta (Roberto Veloso), percusión (Alvaro Ortega) y contrabajo (Felipe Contreras) de Raúl Díaz, también estreno, y La bella datoki para clarinete, guitarras, violín, piano y electrónica (Black Jackets Company) de Alejandro Guarello, estreno en Chile. El día 20 de octubre: Re-fa-la para cuarteto de flautas (Vientos de América, director: Jaime Kächele) de Fernando Carrasco, estreno; Cuarteto N°2 para cuerdas (Cuarteto Sur) de Ramón Gorigoitía, estreno; Nebula IV para flauta (Wilson Padilla) de Oscar Carmona; Introspectiva para clarinete bajo (Black Jackets Company) de Santiago Astaburuaga. El día 21: Nísima para flauta (Guillermo Lavado), estreno de Miguelángel Clerc; Tendere l'orecchio para violín (Davor Miric), clarinete (Dante Burotto) y piano (Alexandros Jusakos), estreno de Juan Pablo Abalo; Aót para flauta (Karina Fischer) y oboe (Rodrigo Herrera) de Gabriel Gálvez, igualmente estreno; Música a cuatro para soprano, clarinete, violín y piano de Tomás Lefever; Rapsodia para clarinete, violín y violoncello de Miguel Aguilar, y Piano quartet para violín, viola, violoncello y piano de León Schidlowsky. Las últimas tres obras fueron interpretadas por el Ensamble Contemporáneo del Departamento de Música y Sonología de la Universidad de Chile, que dirige Aliocha Solovera. El 22 de noviembre se interpretaron Had-os para dos vibráfonos (Sergio Menares, José Díaz) de Daniel Osorio, estreno; Asterion para oboe (Víctor Astorga) de Sebastián Jatz; Concierto para flauta (Karina Fischer) y orquesta (Orquesta de Cámara de Valparaíso, director: Pablo Alvarado) de Gustavo Becerra; Sereno para soprano, violín y piano de Andrés Alcalde; Desvanecer para violín, viola y violoncello de Nicolás Carrasco, y Ale para piano de Pablo Aranda. Las últimas obras fueron interpretadas por el Taller de Música Contemporánea de la PUC. El 23 de noviembre se clausuró el Festival y en el concierto de clausura se interpretaron Objetos alternados para flautas (Ensamble Antaras, director: Alejandro Lavanderos) de Jorge Springinsfeld, estreno, y Rogativa para cuarteto de cuerdas (Felipe Hidalgo, Marcela Becerra, violines; Natalia Hidalgo, viola; Ángela Acuña, violoncello), estreno de Rafael Díaz.

Universidad de Chile, Casa Central

En julio de 2002, en el acto oficial en que asumió por un segundo período el Rector de la Universidad de Chile, profesor Luis Riveros Cornejo, el cuarteto de flautas Vientos de América (Jaime Kächele, director; Favio Villarroel; Jeremías Núñez; Cristián Vásquez) interpretó Cuatro vientos de Elizabeth Morris, Por la flauta de Sergio Sauvalle y Cuatro danzas del sur del mundo de Claudio Acevedo. Este mismo programa y en el mismo lugar lo había ofrecido el conjunto Vientos de América en el acto de proclamación de la candidatura del profesor Luis Riveros, durante el mes de mayo. El cuarteto de flautas también actuó en septiembre en el lanzamiento de la revista de enseñanza media UCHAT. En esa ocasión tocaron las obras de Acevedo y Sauvalle.

En la Casa Central universitaria, el 5 de diciembre de 2002, la Camerata Vocal de la Universidad de Chile dirigida por Guido Minoletti ofreció un concierto en el cual el director titular interpretó con la Camerata algunas obras importantes del repertorio universal, y un grupo de estudiantes de dirección coral de la Licenciatura en Artes, mención Teoría de la Música dirigió obras de autores nacionales. Estas obras y sus directores fueron: Sé bueno de Pedro Humberto Allende, obra conducida por Claudio Cerda; A la orilla del estero de Juan Amenábar, que dirigió Ernesto Rojas; Romance de rosa fresca de Gustavo Becerra, cuya conducción estuvo a cargo de Rodrigo Díaz; Sinfonía de cuna de Gabriel Matthey, que dirigió Pablo Carrasco; De las montañas baja la nieve de Domingo Santa Cruz, que condujo Manuel Espinoza, y Tres paisajes de Aliocha Solovera. Cada una de las partes de esta última obra estuvo a cargo de un director diferente, la primera de Karin Friedli, la segunda de Paula Torres y la última de Gabriela Martínez. Además, Juan Pablo Villarroel, subdirector de la Camerata, presentó Te recuerdo Amanda de Víctor Jara, en arreglo coral de William Child.

Universidad de Chile, Sala Estudio Master, Radio Universidad de Chile

El 3 de noviembre de 2002 ofreció un recital el Ensamble Serenata. Estre las obras interpretadas figuró Gracias a la vida de Violeta Parra y Cueca cuica de Guillermo Milla. El 24 de noviembre el Ensamble de Percusiones de la Universidad de Chile, dirigido por Patricio Hernández, dio un concierto en cuyo programa figuró Repercusiones de Gabriel Matthey. El 8 de diciembre se realizó un concierto de percusión en el que se escucharon obras de Diego Aburto (Transición y R.E.M.) y Marcelo Stuardo (Aires nuevos). El día 12 de ese mismo mes se presentó un concierto de jazz del Carlos Silva Trío. El grupo interpretó, entre otras piezas, El doble standard de Carlos Silva.

Universidad de Chile, Sala Isidora Zegers

El 3 de octubre de 2002 se presentó, en la Sala Isidora Zegers, la pianista Elmma Miranda; entre las obras interpretadas figuró Suite para piano de Marcelo Morel. El 4 del mismo mes, en el lanzamiento del libro 20 pinturas y lanigrafías de Violeta Parra de María Eugenia Alarcón, se escucharon Anticueca N°3 y 5 para guitarra (Mauricio Valdebenito) de Violeta Parra; Hueso por hueso, vena por vena, pelo por pelo para piano (Edwin Godoy) de Eleonora Coloma; Seicillo sencillo para piano (Edwin Godoy) de Eduardo Cáceres, y las siguientes obras de Violeta Parra: La pericona se ha muerto, Lo que más quiero y La jardinera, interpretadas por Diana Rojas (voz y cajón peruano) y Marcelo Vergara (voz y guitarra). El 7 de octubre, en el recital ofrecido por alumnos de la profesora Clara Luz Cárdenas, el alumno Miguel Sepúlveda interpretó Toccata de Carlos Botto. El 10 de octubre el Conjunto Cámara de Percusión, dirigido por Elena Corvalán, interpretó Estudio N°39 de Ramón Hurtado. El 15 de octubre los alumnos de la profesora Ximena Matamoros ofrecieron un recital en que incluyeron Océano de Ximena Matamoros. El 16 del mismo mes, dentro del evento Guitarras de América 2002, actuó en la Sala Isidora Zegers el guitarrista Sergio Sauvalle, ocasión en que presentó sus obras Pericona N°1 y Vals urbano N°1, además de varias piezas tradicionales. El 31 de octubre el Cuarteto de Guitarras Luis López (Luis López, Ximena Matamoros, María Luz López, Héctor Sepúlveda) ofreció un recital en que presentó Nocturno de Sergio Ortega e Impresiones bonaerenses de Luis López.

El 4 de noviembre se presentó en la Sala Isidora Zegers el guitarrista Felipe Vallejos; entre otras obras, en su recital interpretó Tres canciones en estilo popular de Juan Orrego-Salas y Evocación de Pablo Délano. El 27 de noviembre el Conjunto de Cámara de Percusión, dirigido por Elena Corvalán, ofreció un recital en que incluyó Cueca Quinchamalí (estreno) y Estudio N°39 de Ramón Hurtado.

En el recital de cámara ofrecido el 10 de diciembre se programó Manos de obrero para voz (Constanza Dörr) y guitarra (Nicolás Emilfork) de Gustavo Becerra. El 19 del mismo mes, con ocasión del lanzamiento del libro Repertorio didáctico musical. Una propuesta globalizadora de Silvia Contreras, el Cuarteto Rythmus, dirigido por Elena Corvalán, interpretó Cueca Quinchamalí de Ramón Hurtado, entre otras obras.

Del 13 al 17 de enero se realizó, en la Sala Isidora Zegers, el Festival de Música Contemporánea, organizado por el Departamento de Música y Sonología de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile. Las siguientes obras de autor nacional se presentaron en dicho Festival: El 13 de enero se rindió un homenaje al compositor Fernando García por haber recibido el Premio Nacional de Artes, mención Música 2002, y de él se interpretó Signos de Altazor para piano (Mariana Grisar), además se presentó, de Acario Cotapos, Cuarteto Dionisyos (primer movimiento) para cuerdas (Rodrigo Pozo y Aldo Paredes, violines; Claudio Gutiérrez, viola; Cristián Gutiérrez, cello), de Marcelo Stuardo Aires nuevos para marimba (Rodrigo Kanamori), y de Fernando Carrasco Re-la-fa para flautas (Cuarteto Vientos de América: Jaime Kächele, director, Favio Villarroel, Cristián Vásquez, Jeremías Nuñez). En la segunda parte del concierto se incluyó: Cuarteto de cuerdas N°1 de Sebastián Errázuriz; Para seguir sin rumbo en el desierto para clarinete (Hernán Madriaza), piano (Miguel Sepúlveda), estreno de Pedro Alvarez, y Rezagos para guitarra (Luis Orlandini), flauta (Cristián González) y viola (Claudio Gutiérrez), estreno de Javier Farías. El 14 se interpretaron las siguientes obras: Pecamtro, estreno de Juan Pablo Ábalo, para trombón (Cristián Mezzano) y percusiones (Pablo Soza, Pedro Marambio y Rodrigo Araya); Nebula IX para clarinete amplificado (Dante Buroto), estreno de Oscar Carmona; Fluctuante II de Carlos Silva, estreno, y Repercusiones para percusiones (Rodrigo Araya, Pedro y Diego Marabolí, Pablo Pallero, Patricio Hernández, director) de Gabriel Matthey. El día 15 de enero se interpretaron las obras que siguen: Bocinas, estreno de Antonio Araya para dos trombones (Héctor Montalván, Jorge Ramírez); Cuatro piezas para guitarra (Esteban Marín) de Daniel Díaz; Rito, estreno de Félix Cárdenas para flauta sola (Wilson Padilla); Transición, estreno de Jaime Frez para percusiones (Ensamble de Percusiones de la Universidad Católica de Valparaíso); Notas, estreno de Silvia Herrera para flauta (Cristián Guerrero); Trombocis, estreno de Enrique Reyes para dos trombones y En teoría, estreno de Sebastián Ramírez para percusiones. El concierto del 16 de noviembre contempló las siguientes obras de autor chileno: Porfaviol-Parfevial, estreno de Juan Pablo Vergara para flauta (Favio Villarroel) y guitarra (Felipe Vallejos); Transición, estreno de Diego Alonso Aburto para saxofón alto (Miguel Villafruela) y piano (Diego A. Aburto); Diagramas de flujo para saxofón (Alejandro Rivas) de Carmen Aguilera, y Variaciones, estreno de Lautaro Mura para piano (Cirilo Vila). El 17 de enero se clausuró el Festival con un programa que incluyó: Ecos australes de Pablo Délano y Alabanzas para la guitarra de Rolando Cori, ambas obras interpretadas por el guitarrista Romilio Orellana; Chachácha para violoncello (Mircea Ticu) y percusión (María José Opazo) de Eduardo Cáceres; Interludios, estreno de Cristián Morales para guitarra (Luis Orlandini), e Indómito de Ramón Gorigoitía para voz, clarinete, violín, cello y piano (Ensemble Bartók) que dirigió Eduardo Cáceres.

El 21 de enero se presentó la soprano Carolina Grammelstore, acompañada por el pianista Alfredo Saavedra. En su programa incluyó Alabanza a la Virgen de Juan Orrego-Salas. Ese mismo día ofreció un recital la soprano Patricia Cifuentes, acompañada por la pianista Virna Osses, quienes interpretaron, entre otras obras, El pregón, La flor del candil y La gitana de Juan Orrego-Salas. El 23 de enero se presentó el guitarrista Rodrigo Moyano; en su programa contempló Siete preludios breves de Miguel Letelier.

El 20 de marzo el guitarrista Pedro Pablo Iglesias ofreció un concierto en la Sala Isidora Zegers; en su programa figuraron Tres preludios de Darwin Vargas.

Universidad de Chile. Teatro de la Universidad de Chile

En el segundo programa del Festival de Primavera 2002 de la Orquesta Sinfónica de Chile, el 25 de octubre y en su repetición del 26 de octubre, bajo la dirección de Celso Torres, se estrenó Artículo de concierto para guitarra y orquesta de Nino García; actuó como solista el guitarrista Romilio Orellana. En el quinto programa de dicho Festival y en su repetición, 15 y 16 de noviembre, la Orquesta Sinfónica de Chile, dirigida por Mika Eichenholz, de Suecia, incluyó en su presentación el Divertimento para orquesta de Gustavo Becerra. El 10 de enero se realizó el Concierto Aniversario de la Orquesta Sinfónica de Chile. En esa oportunidad el conjunto sinfónico universitario, bajo la conducción de su titular David del Pino Klinge, interpretó, entre otras obras, Metrópolis de Próspero Bisquertt.

Otras salas y recintos

El 2 de octubre de 2002 la Orquesta Clásica de la Universidad de Santiago de Chile (USACH), dirigida por Genaro Burgos, estrenó en el Salón de Honor de dicha Universidad Tríptico "Arbeit Macht Frei" para orquesta de Jorge Martínez Ulloa. La parte vocal de secciones de la obra estuvo a cargo de Daniel Mesías. El Tríptico fue comisionado a Martínez por la SCD. En este mismo concierto se estrenó la revisión que hizo el compositor Luis Advis de su Jopliniana.

En octubre se presentó la Orquesta Sinfónica Juvenil San Francisco en un concierto organizado por la Fundación Mi Casa, en conjunto con el Centro de Desarrollo Artístico y Cultural Amigos de Fundación Mi Casa "San Francisco de Asís". El programa, a cargo del director titular de la orquesta, Cristián Errandonea, incluyó Andante appassionato de Enrique Soro.

El 10 de noviembre el coro-escuela Arsis XXI, dirigido por Silvia Sandoval, ofreció el reestreno del oratorio Subida al Montecarmelo del compositor Jorge Rojas-Zegers, basado en un texto homónimo de San Juan de la Cruz. La presentación se efectuó en el Monasterio de las Carmelitas de San José. El 13 del mismo mes se repitió el concierto en la Iglesia de la Transfiguración.

El 27 de noviembre, en el Palacio de La Moneda, Patio de los Naranjos, la Orquesta Clásica de la Universidad de Santiago ofreció un concierto, en el cual se incluyeron obras de Enrique Soro y Vicente Bianchi.

La última tertulia musical del año 2002 _realizadas en el Campus Parque Arrieta de la Universidad Internacional SEK_ se efectuó el 4 de diciembre. Estuvo dedicada al romanticismo en Chile y se incluyeron las siguientes obras: Andante appassionato de Enrique Soro, Tonada N° 5 de Pedro Humberto Allende y Dolora N° 3 de Alfonso Leng, todas obras para piano (Erika Vörhinger); Alma no me digas nada de Ramón Campbell y Balada de Edgardo Cantón, ambas para voz (Claudia Godoy) y piano (Erika Vörhinger), y Rêve d'amour de Enrique Soro para violín (Alberto Dourthé) y piano (Erika Vörhinger).

El 12 de diciembre, en el Colegio Juan Piamarta de Maipú, la Orquesta Sinfónica de Chile, dirigida por David del Pino Klinge, ofreció el programa "Pequeño director 2002" en que un grupo de niños tomaron la batuta para dirigir la Sinfónica. La primera y última parte del concierto estuvo a cargo del maestro del Pino e interpretó, entre otras obras, la Danza fantástica de Enrique Soro. Este mismo programa se repitió el 13 de diciembre en la Plaza de la Constitución y el 14 en la explanada del Santuario Padre Hurtado del Hogar de Cristo.

El 21 de diciembre, en el Museo de Arte Popular Americano dependiente de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, dentro de las Jornadas Patrimoniales de Achao, actuó el cuarteto de flautas Vientos de América; en su presentación interpretó Cuatro danzas del sur del mundo de Claudio Acevedo, Por la flauta de Sergio Sauvalle y Cuatro vientos de Elizabeth Morris.

El 27 de marzo de 2003, en el Teatro Escuela Moderna de Música, la Orquesta Moderna que dirige Luis José Recart ofreció un concierto con el cual inauguró la Temporada Oficial 2003. En la ocasión se estrenó Fijaciones para orquesta de cuerdas de Rodrigo Marín; además la Orquesta interpretó Andante de Alfonso Leng.

En las Regiones

VI Encuentro de Música Latinoamericana Contemporánea de Valdivia

Entre el 14 y 16 de octubre de 2002 se realizó en Valdivia el denominado "VI Encuentro de Música Latinoamericana Contemporánea". Este encuentro fue diferente a los cinco anteriores que siempre estuvieron dedicados a la música docta, especialmente chilena con alguna excepción extranjera, en alguna de sus versiones. El último encuentro, en cambio, constó de dos etapas, la primera -el día 14- estuvo dedicada a la música nacional y la segunda, realizada el día 16, a música chilena y latinoamericana de raíz folklórica y popular, algunas de autor anónimo, otras de autores conocidos o de la autoría de algunos componentes de los dos conjuntos que actuaron en esta fase: "Vatalpai" y "Santa Mentira", ambos integrados por jóvenes estudiantes de conservatorio, talentosos y buenos instrumentistas, entusiastas de esta, también denominada, música de vanguardia.

La iniciativa de realizar en un solo evento música docta y popular de vanguardia no me parece adecuada. Pero si los organizadores, vale decir, el Conservatorio de la Universidad Austral de Chile, lo estimaron apropiado, no debieron conservar la misma cronología de los encuentros de música docta chilena contemporánea para designar a este último. Es evidente que ambos géneros no son homologables y requieren espacios separados para su realización. Entonces, dejando claramente expresada mi opinión personal, me referiré sólo al programa realizado el 14 de octubre en el Teatro Municipal de Valdivia, denominado "Concierto de Música Chilena Orquestal Contemporánea". Este contó con la colaboración de la Orquesta Juvenil del Conservatorio de Música de la Universidad Austral de Chile (UACh), cuyo director estable es Pablo Matamala.

Se inició con la obra Música de cámaras para orquesta de cuerdas op. 9 del joven y talentoso Sebastián Errázuriz. En un formato clásico: allegro-lento-allegro, se vierten ideas románticas, enunciadas con armonías modernas que no llegan al rupturismo, no fuerzan a los instrumentos ni tampoco distorsionan la relación entre éstos. Todo esto, gracias a una inteligente y sobria orquestación que consideró las posibilidades normales de las cuerdas. La expresiva obra gustó muchísimo, siendo muy aplaudida por el público.

En el centro del programa se ubicó la única partitura consagrada de este encuentro musical, el Divertimento para violín, viola, violoncello y orquesta de cuerdas del laureado compositor nacional Carlos Botto. Lamentablemente, pese a estar anunciada en el Programa con sus cinco partes, no se tocó completa.

Terminó la velada con la Suite para trompeta y orquesta de cuerdas, composición reciente de David Ayma, director de la Orquesta Filarmónica de Temuco. Este joven músico, en su calidad de director de orquesta, ha cumplido exitosas actuaciones fuera del país. En esta ocasión, su talento como compositor quedó claramente demostrado. Esta obra, como la de Errázuriz, es moderna sin ser rupturista y nada hermética. Las ideas fluyen claras, atractivas e interesantes. El solista Cristián Muñoz demostró alta capacidad en el manejo de la trompeta, aunque la potencia de su ejecución en varios pasajes opacó a la orquesta que se oyó asordinada y, ocasionalmente, casi inaudible. Por cierto, esta suite luciría más en un buen arreglo para orquesta sinfónica.

Observando estas creaciones de Errázuriz y Ayma, se podría colegir que la nueva generación chilena está regresando a la extremada abstracción de muchos de sus antecesores.

La realización de estos eventos le hacen bien a la música chilena y a los nuevos músicos.

Leonardo Mancini M.

IV Región

El 17 de noviembre pasado, en el Campus Andrés Bello de la Universidad de La Serena, dentro de las actividades del XII Festival de Música Contemporánea Chilena de la PUC, que por primera vez sale a la regiones, se presentó el Ensemble Contemporáneo de la Universidad de Chile dirigido por Aliocha Solovera. El grupo incluyó en su programa: Música para cuatro de Tomás Lefever, Rapsodia de Miguel Aguilar y Piano quartet de León Schidlowsky.

V Región

Del 11 al 15 de noviembre de 2002 se llevó a efecto el II Encuentro de Música Contemporánea de Valparaíso y Viña del Mar, bajo la dirección del compositor Jorge Martínez Ulloa. El día 11 se interpretaron las siguientes obras en la audición realizada en el Palacio Rioja: Los cinco minutos de Félix Cárdenas; Leitmotiv N°7 de Jorge Martínez; Ñanco para cello (Mariana Chamorro) de Cecilia García; Sola y eterna para violín (Fabiola Paulsen), guitarra (Esteban Espinoza) y saxo (Gino) de Cristobal Morales; Totto y Ok (multimedia) de Paula Lazo, y La sombra del sonido (música acusmática) de Adolfo Kaplán. Al día siguiente, en el mismo local, se presentaron las composiciones de autores nacionales que se mencionan: Cinco danzas breves (Cuarteto de Saxofones Villafruela) de Luis Advis; 100 flores (música acusmática) de Federico Schumacher; Micropiezas TTK para saxo (Miguel Villafruela) de José Miguel Candela; Naturalezas muertas para oboe (Nelson Niño) y arpa (Tiziana Palmiero) y Orden para guitarra (Juan Mouras) de Fernando García, y Lamento a Federico para soprano (Eunice San Martín) y arpa (Tiziana Palmiero) de Tiziana Palmiero. El día 13 de noviembre, en el Club de Viña del Mar, se presentaron las obras siguientes: Tres miradas (Orquesta de Cámara de la Universidad Católica de Valparaíso, director: Pablo Alvarado), estreno de Fernando García; Concierto para flauta traversa (Karina Fischer) y cuerdas (Orquesta UCV, director: P. Alvarado) de Gustavo Becerra, y Retratos de Roberto Falabella, para piano (Fernanda Ortega); Tumy de Leonardo García, Objetos alternados de Jorge Springinsfeld y An-ta-ra de Boris Alvarado, obras para distintos grupos de flautas (Ensamble Antara, director: Alejandro Lavanderos). El 14 del mismo mes, en el mismo local, se interpretaron las siguientes obras de autor nacional: Variaciones mesiaénicas para clarinetes (Trío de clarinetes) de Agustín Alberti; Diagramas de flujo para saxofón (Alejandro Rivas) de Carmen Aguilera; Pieza para flauta de Roberto Falabella; Partita para oboe sólo de Gustavo Becerra y Ayer y hoy para clarinete (Isabel Césped) de Jorge Martínez; Re-ciclos para objetos cotidianos (conjunto dirigido por Abraham Padilla) de Víctor Véliz; Preludio para guitarra (Daniel Díaz) de Gabriel Matthey, y Tres trozos seri(e)os para piano (Michael Landau) de Eleonora Coloma. En el último concierto, siempre en el Club de Viña del Mar, realizado el 15 de noviembre, se presentaron: Chachácha para percusiones (María José Opazo) y cello (Mircea Tico) de Eduardo Cáceres; Tonada trunca para voz (René Berger) y guitarra (Guillermo Nur) de Jorge Martínez; Música fúnebre y Bajo un ángel caído de Sebastián Errázuriz, Tríptico de los lagos -II Entre lagos de Sebastián Rehbein, King teto de Sebastián Vergara y Tres visiones de un sikuris atacameño de Carlos Zamora. Las última cuatro obras fueron interpretadas por la Orquesta Moderna de Chile, que dirige Luis José Recart.

En el marco del II Encuentro de Música Contemporánea de Valparaíso, el 15 de noviembre, se realizó, en el Aula Beethoven del Instituto de Música de la Universidad Católica de Valparaíso, una audición de música electrónica de los siguientes autores nacionales: Fernando Carrasco (Nilnovisubsole), Santiago Vera (Cirrus), Juan Carlos Vergara (Tiempo real), Juan Amenábar (Ludus vocalis), Cristián Morales (Sygmus), Rolando Cori (Fiesta), Jorge Martínez (Astillas de bambú), Mario Mora (NUD), Boris Alvarado (Shu Shu), Andrés Ferrari (Inflexiones), Gabriel Brncic (Cielo), Edgardo Cantón (Memorias de los Andes) y Eduardo Cáceres (Metalmambo).

El cuarteto de flautas Vientos de América, dirigido por Jaime Kächele e integrado además por Favio Villarroel, Jeremías Núñez y Cristián Vásquez, realizó en diciembre una gira de conciertos por la V Región. El conjunto se presentó en la Cámara de Diputados el 5 de diciembre, interpretando un programa exclusivamente de compositores chilenos. Dicho programa estuvo conformado por las siguientes obras: Cuatro danzas del sur del mundo de Claudio Acevedo, Re-la-fa (homenaje a René Largo Farías) de Fernando Carrasco, Cuatro vientos de Elizabeth Morris, Tres momentos de Juan Antonio Sánchez y Por la flauta de Sergio Sauvalle. Esta última obra, para flauta sola, fue interpretada por Jaime Kächele. El programa antes reseñado se repitió en las ciudades de La Calera, Los Andes, Quintero y Cartagena.

En marzo de 2003, en la Sala Orff del Instituto de Música de la Universidad Católica de Valparaíso, se presentó Leitmotiv N°3 de Jorge Martínez Ulloa. La obra fue interpretada por el Trío El Rubio Niño del Césped (flauta: Felipe Rubio; oboe: Nelson Niño; clarinete: Isabel Césped).

VIII Región

El Ensamble Contemporáneo de la Universidad de Chile que dirige Aliocha Solovera, en el marco del XII Festival de Música Contemporánea Chilena de la PUC, actuó en la Sala 2 del Teatro de Concepción, el 19 de noviembre de 2002. Entre las obras presentadas figuraron Música a cuatro de Tomás Lefever, Rapsodia de Miguel Aguilar y Piano quartet de León Schidlowsky.

X Región

Del 27 de enero al 5 de febrero de 2003 se realizó la edición número 35 de las Semanas Musicales de Frutillar. En esta ocasión la Orquesta Sinfónica de Chile, dirigida por su titular David del Pino, el 3 de febrero estrenó Danza de Guillermo Rifo, que fue comisionada por el Instituto Chileno Norteamericano en su calidad de ganador del último Premio Charles Ives. El día de la clausura del festival, el 5 de febrero, en la Iglesia Católica de Frutillar, actuó el cuarteto de flautas Vientos de América (Jaime Kächele, director, Favio Villarroel, Jeremías Nuñez, Cristián Vásquez), que interpretó el siguiente programa: Cuatro danzas del sur del mundo de Claudio Acevedo, Re-fa-la de Fernando Carrasco, Cuatro vientos de Elizabeth Morris, Tres momentos de José Antonio Sánchez y Por la flauta de Sergio Sauvalle. Este mismo programa fue presentado en el Hotel Centinela de Puerto Octay y en la Parroquia de la Comuna de Alerce, como parte de las actividades de extensión de Frutillar 2003.

En las Jornadas Patrimoniales de Achao, Chiloé, efectuadas en enero pasado, se presentaron el flautista Jaime Kächele y el guitarrista Sergio Sauvalle interpretando obras del segundo. Los conciertos se realizaron en la Iglesia Nuestra Señora de Loreto y en la Parroquia de la comuna Chaulinec.