SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.27 número6Estrategia diagnóstica en endocarditis infecciosa con cultivos negativosDiagnóstico rápido mediante Luminex™ de virus respiratorios versus RPC en tiempo real índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Revista chilena de infectología

versión impresa ISSN 0716-1018

Rev. chil. infectol. v.27 n.6 Santiago dic. 2010

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-10182010000700017 

Rev Chil Infect 2010; 27 (6): 573-574

Revista de Revistas

Descontaminación ambiental con radiación UV.

Room decontamination with UV radiation. Rutala W, Gergen M, Weber D. Infect Control Hosp Epidemiol 2010; 31 (10):1025-9.


 

Introducción: En los hospitales, la desinfección de superficies y artículos no críticos habitualmente se realiza mediante la aplicación directa de desinfectantes líquidos con paños de limpieza o mopas. Recientemente se han identificado importantes oportunidades para mejorar la limpieza de superficies y artículos de mayor contacto con los pacientes ya que por ejemplo de 20.646 superficies en un hospital, sólo 9.910 (48%) fueron limpiadas durante aseos terminales. Estudios epidemiológicos han demostrado que pacientes hospitalizados en habitaciones previamente ocupadas por pacientes infectados o colonizados con Staphylococcus aureus meticilina resistente (SAMR), Enterococo resistente a vancomicina (ERV) o Clostridium difficile presentan un riesgo significativo de adquirir estos microorganismos desde las superficies contaminadas de la habitación. Esta información ha llevado a desarrollar equipos de descontaminación ambiental que eviten problemas relacionados con la desinfección manual. Entre estos se han propuesto equipos que utilizan radiación ultravioleta (longitud de onda, 254 nm). Este equipo usa y selecciona sensores ultravioletas que determinan y alcanzan áreas especificas para liberar dosis definidas de energía ultravioleta que destruye microorganismos. Es automático y no requiere modificar la ventilación de la habitación durante su uso. Calcula la radiación reflejada en las paredes, cielos, pisos u otros artículos de la habitación y determina el tiempo de exposición requerido para destruir microorganismos. Este estudio tuvo como objetivo evaluar la capacidad de este equipo para descontaminar habitaciones que en forma experimental o natural se encontraban contaminadas con microorganismos epidemiológicamente importantes, tales como SAMR, ERV, Acinetobacter baumannii y esporas de C. difficile.

Metodología: El estudio se realizo en el hospital de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, entre enero y septiembre de 2009 y dividió en dos etapas. Etapa 1: el equipo utilizado fue el Tru-D (Lumalier Corporation), utilizando dosis de 36.000 nm para C. difficile y 12.000 nm para bacterias vegetativas. La prueba se realizó en una habitación de 10,9 mts2 de superficie y 1,2 mts2 en el baño de la misma. Se utilizaron superficies laminadas de 8x8 cm en los que se instaló una placa de ROD AC. Las bacterias vegetativas se sembraron en agar sangre de cordero y la dilución en caldo tripticasa de soya e inocularon separadamente con aproximadamente 104-105 de 4 tipos de microorganismos por cada placa. Estos fueron esporas de C. difficile (cepa BI), SAMR (cepa USA300), ERV (cepa ATCC 51299) y una muestra clínica de A. baumannii multiresistente. Luego de la siembra, se dejaron secar a temperatura ambiente por 10 minutos. Posteriormente las superficies laminadas fueron instaladas en 10 lugares distintos dentro de la habitación. Posteriormente se activó el Tru-D por 15 minutos para testear bacterias vegetativas y por 50 minutos para esporas. Luego de la desinfección se utilizaron placas de Rodac y Neutralizing Agar (BD) para cultivar las superficies laminadas. Se incubaron y finalmente realizó el conteo de unidades formadoras de colonias (ufe) en cada placa. Etapa 2: En ésta se realizaron cultivos en 10 sitios definidos de habitaciones de pacientes con precaución de contacto por ERV o SAMR. Las habitaciones evaluadas tenían una superficie promedio de 18,2 mts2 incluidos los baños y el promedio de exposición a radiación UV fue de 17 minutos. Para cada sitio se tomaron 5 muestras de cultivo. Las primeras muestras se tomaron al alta del paciente utilizando placas de RODACD, el segundo grupo de muestras luego de la desinfección con radiación UV y previo a la realización de la desinfección estándar de la habitación por personal de aseo. Las placas fueron incubadas a 37°C por 48 horas luego de lo cual se realizó el recuento de ufe. Adicionalmente, en cada placa se buscó específicamente ERV y SAMR. Se utilizó í-test para comparar los resultados. Las superficies evaluadas se diferenciaron en dos grupos: las que recibieron radiación UV en forma directa versus indirecta considerando si el láser fue visible o no en esa área.

Resultados: La efectividad de la desinfección con radiación UV-C en la reducción del recuento de colonias en superficies fue mayor a 99,9% con aproximadamente 15 minutos para bacterias vegetativas. Para esporas de C difficile fue de 99,8% con 50 minutos. La reducción logarítmica total de ufe luego de exposición a la radiación UV fue más efectiva cuando la exposición fue directa (SAMR p = 06; ERV p = ,003; A. baumannii p = ,07; C. difficile p < ,001), la reducción promedio fue de 3,3-3,9 log](| y se produjo cuando la superficie contaminada no fue expuesta directamente a radiación UV-C (ej: parte trasera del computador). La dosis de radiación UV-C fue de 472mJ/cm2para SAMR, 661 mJ/cm2para ERV, 627mJ/ cm2 para A. baumannii y 2,123mJ/cm2para C. difficile. Luego de la desinfección, hubo reducción significativa de ufe por placa (promedio 384ufc vs 19ufc; p < ,001), en el número de muestras positivas para SAMR (81 (20,3%) de 400 placas versus 2 (0,5%) de 400 placas; p < ,001) con un conteo de 37ufc versus 2ufc; p < ,001. La misma correlación se encontró para ERV. Discusión: Las radiaciones UV se han utilizado con diferentes objetivos como para el control de la legionelosis, desinfección de aire, superficies e instrumental. A cierta longitud de onda la radiación UV rompería las cadenas de ADN destruyendo de esta forma los microorganismos. UV-C tiene capacidad germicida a longitud de onda de 200-270 nm. Esta eficacia se debe a diferentes factores tales como intensidad, tiempo y lugar de exposición, flujos de aire. Algunos estudios han demostrado que esta tecnología, como desinfectante de superficies en ambientes hospitalarios, es un método aceptable y amigable para el medio ambiente. El presente estudio evaluó la potencialidad de este sistema de desinfección en la destrucción de microorganismos de importancia epidemiológica en superficies hospitalarias y evidenció en forma cuantitativa una reducción significativa de estos microorganismos presentes en niveles de contaminación por sobre lo normalmente encontrado en ambientes hospitalarios. En este estudio no hubo limpieza previa de las superficies; sin embargo, la presencia de suciedad visible podría disminuir la efectividad de este sistema de desinfección por lo que las superficies debieran ser limpiadas previamente al uso de la desinfección con UV-C. Durante la segunda etapa del protocolo se estudiaron superficies que presentaban niveles normalmente encontrados en ambientes hospitalarios. En estas situaciones la radiación UV-C fue capaz de inactivar completamente las bacterias vegetativas en aproximadamente 15 minutos. Las tecnologías de desinfección y esterilización presentan ventajas y desventajas que debieran ser consideradas antes de decidir el producto o proceso que se utilizará. Las ventajas de este sistema incluyen: amplio espectro, rápida acción, permitir la ventilación, aire acondicionado o calefacción que no deben ser modificadas durante el proceso de desinfección, no quedan residuos en las superficies y es seguro para el personal de salud. Las desventajas incluyen el desconocer si con este método de desinfección existe real disminución en la incidencia de infecciones asociadas a la atención de salud, sólo incluye desinfección terminal (al alta del paciente) y no desinfección diaria, la habitación debe ser desalojada, no remueve suciedad visible, el equipo es de alto costo y se utiliza con parámetros muy sensibles. En suma, esta nueva tecnología ofrece una opción para desinfección de superficies en ambientes hospitalarios, pero debido a que la transmisión de infecciones se produce además por otros mecanismos, como por ejemplo a través de las manos contaminadas del personal, esta tecnología debiera ser considerada para casos en que se requiera un refuerzo de la desinfección, debido a la posibilidad de deficiencia en la desinfección manual, cuando el ambiente juegue un rol importante en la transmisión de microorganismos de importancia epidemiológica.

Referencias

1.- Rastogi VK, Wallace L, Smith LS. Disinfection of Acinetobacter baumannii-contammated surfaces relevant to medical treatment facilities with ultraviolet C light. Mil Mcd 2007; 172: 1166-9.        [ Links ]

2.- Blatchlcy ER III, Peel MM. Disinfection of ultraviolet irradiation. In: Block SS, cd. Disinfection, Sterilization and Preservation. Philadelphia, Pennsylvania: Lippincott Williams y Wilkins, 2001: 823-51.        [ Links ]

Alejandra Zambrano G.
ECIHospital Clínico Universidad Católica de Chile
Comité Consultivo IIH, Sochinf.