SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.26 número3Caracterización molecular de Escherichia coli y Klebsiella pneumoniae productores de ß-lactamasas de espectro extendido en hospitales de la Región Caribe, ColombiaAcarosis y zoonosis relacionadas índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Revista chilena de infectología

versión impresa ISSN 0716-1018

Rev. chil. infectol. v.26 n.3 Santiago jun. 2009

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-10182009000400007 

Rev Chil Irrfect 2009; 26 (3): 247

MICROSCOPIO DEL ARTE Y LA CULTURA

 

La gripe española y los surrealistas

Spanish Flu and surrealist artists

 

Hacia 1918 el mundo se hallaba sumido en la primera guerra mundial -"La gran guerra"- que causaría más de veinte millones de muertos entre las llamadas potencias beligerantes.

Para colmo de males, en las postrimerías de ésta estalla otra calamidad, que llegaría a ser más mortífera incluso que la guerra. Posiblemente en enero o marzo de 1918 se desencadena en Bostón uno de los brotes de la primera pandemia de influenza del siglo veinte, la que entre 1918 y 1919 causaría más de cincuenta millones de muertes.

Fue llamada la gripe española, aunque de española no tenía nada, excepto el hecho anecdótico que, debido a la guerra, la prensa mundial se hallaba sometida a una férrea censura y ninguno de los bandos permitía noticias que aumentaran la alarma pública. España permaneció neutral, por lo que sus periódicos informaban día a día acerca de esta terrible epidemia, de modo que el público creyó en un comienzo que era el único país afectado. Maravillas de la censura.

Se presume que enfermó un tercio de la población mundial, extendiéndose con una rapidez y letalidad nunca antes conocida. Sólo en Estados Unidos causó 500.000 muertos, por lo que se pensó incluso en un tipo de arma de los alemanes. Éstos por su parte la denominaron la gripe de Flandes, "Blitzkatarrh".

La enfermedad llegó a Paris en abril en 1918, atacando principalmente a las tropas que iban y venían del frente.

Para entonces, el poeta Guillaume Apollinaire había acuñado el término surrealismo para referirse a un modo nuevo de expresión artística, que pretendía encontrar la verdad en la expresión directa de las emociones. Apollinaire, junto con André Bretón y Jacques Vache, influidos por las teorías de Sigmund Freud, dan origen al movimiento en 1916. Posteriormente, Bretón escribiría su manifiesto surrealista donde señala que el surrealismo es automatismo psíquico puro, por cuyo medio se intenta expresar el funcionamiento real del pensamiento. "Es un dictado del pensamiento, sin la intervención reguladora de la razón, ajeno a toda preocupación estética o moral."

Durante la guerra, Apollinaire se enroló como voluntario y fue gravemente herido; sin embargo, durante su convalecencia siguió escribiendo, produciendo su drama surrealista "Las tetas de Tiresias" en 1917.

Pero la gripe española tenía guardadas más sorpresas, y a medida que el fin de la guerra se acercaba, ésta atacó en dos oleadas fulminantes y letales, en septiembre y en diciembre de 1918.

Guillaume Apollinaire, fundador del surrealismo, falleció en París debido a la influenza el 9 de noviembre de 1918, dos días antes del fin de la primera guerra mundial. Dos años después, la influenza cobraría la vida de Sophie Freud, hija del fundador del Psicoanálisis.

Texto: Ernesto Payá G.

 

REFERENCIAS

1.- González S. La pandemia olvidada de 1918 Ars medica: Vol 14,N° 14, http://escuela.med.puc.cl/publ/Arsmedica/ArsMedica14/Pandemia.html (accedido 20 de abril 2009).        [ Links ]