SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.25 número4Guías clínicas de la enfermedad de Chagas: Parte IV. Enfermedad de Chagas en pacientes inmunocomprometidosTreponema pallidum y la sordera de Ludwig van Beethoven índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Revista chilena de infectología

versión impresa ISSN 0716-1018

Rev. chil. infectol. v.25 n.4 Santiago ago. 2008

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-10182008000400009 

Rev Chil Infect 2008; 25 (4): 293

Retrato Microbiológico

 

Candida glabrata

 

Cecilia Tapia P.

Laboratorio de Micología Médica. Programa de Microbiología y Micología, ICBM. Facultad de Medicina de la Universidad de Chile


Generalidades. Es una levadura saprofita, que forma parte de la microbiota comensal. Inicialmente fue clasificada como Crypto-coccus glabratus (1917) y posteriormente reclasificada como Torulopsis glabrata (1938) debido a que sus blastoconidios no producen pseudohifas o hifas verdaderas. A pesar de estas características, finalmente ha sido clasificada dentro del género Candida como C. glabrata (desde 1978). Aunque históricamente este microorganismo fue considerado como no patogénico, con el uso de la terapia antifúngica de amplio espectro, la frecuencia de infecciones superficiales y profundas por este agente ha aumentado significativamente en los últimos años, por lo que se considera un patógeno emergente. Dependiendo del sitio de la infección, C. glabrata generalmente es el segundo o tercer agente productor de candi-diasis después de C. albicans.

Patogenicidad. Aunque esta levadura no filamenta, lo que conduce a pensar que es menos virulenta, sí produce proteinasas y presenta hidrofobicidad en su superficie celular, similar a C. albicans, facilitando su adherencia. Además la alta mortalidad asociada a infecciones por esta levadura y su prevalencia apoyan la idea que este microorganismo sí es patogénico.

Características biológicas. Los blastoconidios de esta levadura son considerable-

mente más pequeños, midiendo de 1 a 4 um, respecto a los de C. albicans que miden de 4 a 6 um (Figura 1). En Chromagar Candida™ habitualmente presenta color púrpura. Otra característica importante es que C. glabrata sólo asimila los azúcares glucosa y trealosa, a diferencia de la mayoría de las otras especies de Candida que asimilan más azúcares, y no filamenta en plasma a 37 °C. Cabe señalar que el genoma de C. glabrata es haploide (C albicans es diploide), lo cual facilita la rápida adquisición de resistencia secundaria a azoles.


Epidemiología. C. glabrata, se aisla tanto en infecciones intra-hospitalarias como en infecciones superficiales, fundamentalmente en candidiasis vulvovaginal. En general, dentro del hospital, afecta a pacientes inmunocomprometidos o debilitados; se asocia al uso previo de antibacterianos y anti-füngicos como fluconazol; puede ser portada en las manos del personal y asociarse a infección, en conjunto con otras especies de Candida (infección mixta). Se ha descrito un aumento en el aislamiento de este agente en infecciones del torrente sanguíneo. Candida glabrata es el segundo agente en frecuencia aislado después de C. albicans en infecciones superficiales y característicamente se aisla con mayor frecuencia en candidiasis vulvovaginal recurrente, presentando además una mayor resistencia al fármaco de elección para el tratamiento: fluconazol. Además se ha aislado de cavidad oral considerándose un patógeno oportunista en esa localización.

Susceptibilidad antifúngica. Las infecciones por C. glabrata son difíciles de tratar; por sus características genéticas presenta resistencia a fármacos azólicos, principalmente a fluconazol. Debe solicitarse antifun-gigrama cuando se aisla esta levadura.

Candida glabrata es un patógeno emergente, que se recupera generalmente en pacientes que han recibido tratamiento antifün-gico previo, que se asocia a falla terapéutica por su mayor resistencia a fluconazol, y que posee factores de virulencia, por lo que debe ser estudiada hasta precisarse su especie en el laboratorio.

 

Referencias

1.- Torres-Rodríguez J M. Candida glabrata: un patógeno emergente. Control de Calidad SEMC. http://www.seimc.org/control/reviMico/cglabra.htm. (accedido 29 de mayo de 2008).         [ Links ]

2.- Fidel P L Jr, Vázquez J A, Sobel J D. Candida glabrata: review of epidemiology, pathogenesis, and clinical disease with comparison to C albicans. Clin Microbiol Rev 1999; 12: 80-96.         [ Links ]

3.- Calderone R A. Candida and candidiasis. Editorial ASM Press, Washington DC. Emergence of non-Candida albicans Candida species as pathogens. 2002; págs 37-53.         [ Links ]

4.- Pfaller M A, Diekema D J. Epidemiology of invasive candidiasis: a persistent public health problem. Clin Microbiol Rev 2007; 20: 133-63.         [ Links ]

5. - Sobel J D. Vulvovaginal candidosis. Lancet 2007; 369: 1961-71.         [ Links ]