SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.25 número4Guías clínicas de la enfermedad de Chagas: Comentario Editorial Enfermedad de Chagas: Renovados esfuerzos por traerla a escenaGuías clínicas de la enfermedad de Chagas: Parte IV. Enfermedad de Chagas en pacientes inmunocomprometidos índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista chilena de infectología

versión impresa ISSN 0716-1018

Rev. chil. infectol. v.25 n.4 Santiago ago. 2008

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-10182008000400007 

Rev Chil Infect 2008; 25 (4): 285-288

Parasitología

 

Guías clínicas de la enfermedad de Chagas: Parte III. Enfermedad de Chagas en donantes de banco de sangre

Part III. Chagas disease in donors to blood banks

 

*En orden alfabético Werner Apt B., Ingrid Heitmann G., M. Isabel Jercic L, Leonor Jotré M., Patricia Muñoz C. del V., Isabel Noemí H., Ana M. San Martin V., Jorge Sapunar P., Marisa Torres H. e Inés Zulantay A

Comité de Parasitología, Departamento de Enfermedades Emergentes y Re-emergentes, Ministerio de Salud de Chile*


In this chapter it is emphasized the importance to guarantee safety and high quality blood transfusions. Besides, the following topics are analyzed: the importance of Trypcmosoma cruzi infection acquired by blood transfusions, the obligatory screening implemented in Chilean blood banks and serological diagnostic techniques used that for, the seroprevalence observed, the importance to confirm results and methods recommended in this purpose and, to notify the donor once the infection is confirmed. In addition a facsímil of a letter used to notify the positive donor is included as guidelines to make advice after, attaching a pro-forma of clinical-epidemiological registration to refer the donor to medical evaluation and treatment.

Key words: Chagas disease, american Trypanosomiasis, blood banks, transfusion, prevention.

Resumen

En este capítulo se establece la importancia de otorgar seguridad desde el punto de vista biológico y garantizar transfusiones de calidad y sin agentes infectantes detectables. Se analiza la importancia de la infección por Trypanosoma cruzi a través de transfusión sanguínea, el tamizaje obligatorio que se efectúa en Chile y las técnicas serológicas empleadas, la seroprevalencia encontrada en los bancos de sangre, la importancia de la confirmación y las técnicas empleadas y, la notificación al donante una vez confirmada la infección. Se acompaña de una carta tipo de notificación al donante positivo y una interesante guía para efectuar la consejería que debe seguir a la notificación, adjuntándose un formato de una ficha clínico-epidemiológica para su derivación a médico para estudio y tratamiento.

Palabras clave: Enfermedad de Chagas, Trypanosomiasis americana, banco de sangre, transfusión, prevención.


La donación de sangre es una estrategia médica irremplazable, generalmente voluntaria y anónima, que responde a solicitudes explícitas de equipos médicos o instituciones de salud a través de familiares de pacientes. Los bancos de sangre tienen por objetivo intentar otorgar seguridad desde el punto de vista biológico, es decir, garantizar transfusiones sin agentes infectantes detectables y de calidad. A nivel mundial se intenta promover la donación de este fluido corporal en forma altruista y voluntaria, lo que permitiría asegurar una mejor calidad biológica de la sangre, vale decir, con menor riesgo de transmisión de infecciones.

La infección por Trypcmosoma cruzi es potencial-mente transmisible por transfusión sanguínea, por lo cual debe ser estudiada en zonas donde existan potenciales donantes infectados. Actualmente, la transfusión sanguínea es la segunda forma de adquirir la infección por T. cruzi después de la transmisión vectorial en diversas regiones de América.

Hoy en Chile, el tamizaje para T. cruzi es la mayor fuente de identificación de infectados por T. cruzi. Estos donantes pueden estar cursando la etapa aguda, latente o crónica de la infección y no presentan o no reconocen signos o síntomas secundarios a ella, por lo que no son identificados en las encuestas de auto-exclusión realizadas por norma en los bancos de sangre. Este donante chagásico, en general es por reposición y desconoce su situación de infectado con T. cruzi. También debe tomarse en consideración que pueden donar sangre poblaciones infectadas inmigrantes desde zonas chagásicas dentro del país y de países americanos con endemia chagásica.

En Chile, el tamizaje en bancos de sangre es obligatorio entre la Región de Arica-Parinacota (Ia) y la Región Del Libertador Bernardo O'Higgins (VIa), lo que no asegura que en el resto del país no existan donantes chagásicos, dada la migración rural urbana y de norte a sur dentro del país. La prevalencia de donantes confirmados por el Laboratorio de Referencia del Instituto de Salud Pública entre los años 2000 y 2005 osciló entre 0,5 y 1,6%.

La confirmación por técnicas de biología molecular (RPC para ADN de T. cruzi) de la parasitemia casi constante en los infectados chagásicos fundamenta la necesidad de que los bancos de sangre informen a sus donantes sobre su condición, para que tomen las medidas de control y terapia pertinentes, y para que no donen sangre de nuevo. Esta conducta beneficiaría al Sistema de Salud, tanto al donante chagásico como al receptor de órganos o tejidos. El donante podría tratarse oportunamente evitando futuras complicaciones y disminuiría el gasto de recursos en bancos, que deben eliminar bolsas de sangre positivas al tamizaje y, por último, permitiría disminuir el riesgo de transmisión en zonas en que no se efectúa este procedimiento.

El tamizaje de bancos de sangre en Chile se realiza determinando la presencia de anticuerpos IgG contra el parásito T. cruzi. Esto se realiza con kits comerciales con técnica de ELISA para IgG T. cruzi, y responde a un proceso que requiere confirmación con la técnica de referencia, que es la inmunofluorescencia indirecta para IgG T. cruzi (IFI T. cruzi). Si el resultado del tamizaje es positivo, se debe eliminar la bolsa de sangre de este donante, y enviar la muestra a confirmar al Instituto de Salud Pública (ISP) o a un centro autorizado por éste.

El donante positivo confirmado, debe ser notificado a través de una carta del jefe de banco de sangre o una persona delegada por él y derivado a una consultaría experta en el tema. Esta consultoría debe ser realizada por un profesional capacitado en el tema, con el objeto de cumplir los siguientes objetivos y actividades:

Confirmar la infección en el paciente:
  - Realizar una contra-muestra con la técnica de referencia.
  - Notificar la infección (Enfermedad de Notificación Obligatoria).
Empoderar al paciente:
  - Informarle sobre el significado e importancia de su infección.
  -

Solicitarle que no done sangre de nuevo.

Ser derivado a médico especialista (parasitólogo, infectólogo, internista) para estudio de órganos blancos (especialmente corazón, esófago y colon).

Terapia.
Estudio de tamizaje familiar (cohorte de hermanos, e hijos en el caso de la mujer chagásica, ya que tiene riesgo de transmitir la infección a su descendencia durante todos sus embarazos).
Mantener el control, dada su característica, como infección crónica.



 

Referencias

1. - Atías A. Trypanosoma cruzi y transfusión sanguínea. En Taller sobre erradicación o control de la enfermedad de Chagas en Chile. Sociedad Chilena de Parasitología, Colegio Médico de Chile AG., 26-30 agosto 1991.         [ Links ]

2.- Bonamatti A Castelo F, Ramos L. Infeccao por T cruzi em candidatos a doador de sangue. Rev Saúde Pública 1998; 32: 566-71.         [ Links ]

3.- Contreras M, de la Rivera J, Sandoval L, Cabrera L, Soto J M, Reyes J, et al. Enfermedad de Chagas en Chile Sectores urbanos X Frecuencias de infección chagásica en donantes de sangre y en madres y recién nacidos de las ciudades de La Serena, Ovalle e Illapel. IV Región, 1983-1985. Bol Chil Parasitol 1985; 40: 72-6.         [ Links ]

4.- Gobierno de Chile. Ministerio de Salud. Unidad de Medicina Transfusional. Norma para la selección de donantes de sangre, marzo del 2000.         [ Links ]

5.- Lorca M, Lorca E, Atías A, Plubins L. Chagas's disease in patients in chronic hemodialysis. Prevalence and risk of transmission by blood transfusion. Rev Med Chile 1989; 116:509-13.         [ Links ]

6.- Lorca M, Atías A, Astorga B, Muñoz P, Carrere I. Trypanosoma cruzi in blood banks of Chilean hospitals. PAHO Bulletin 1983; 17: 97-100.         [ Links ]

7.- Mezzano D. Desafíos actuales de la terapia transfusional, en Medicina Transfusional. Boletín de la Escuela de Medicina 1993; 22: 169.         [ Links ]

8.- MINSAL. Encuestas de situación de Bancos de Sangre y Medicina Transfusional, año 2003.         [ Links ]

9.- República de Chile, Ministerio de Salud. División Programas de Salud. Depto. de Epidemiología. Norma sobre exámenes microbiológicos obligatorios a realizar a toda la sangre donada para transfusiones y otros aspectos relacionados con la seguridad microbiológica de la sangre. 19 diciembre 1995.         [ Links ]

10.- Ribeiro dos Santos G, Nishiya AS, Sabino EC, Chamone DF, Saez-Alquézar A. An improved PCR-based strategy for the detection of Trypanosoma cruzi in human blood samples. Ann Trop Med Parasitol 1999; 93: 689-94.         [ Links ]

11.- Torres M. Un mirada desde la salud pública al donante de sangre infectado con T. cruzi. Tesis de Magister en Salud Pública mención Epidemiología. Escuela de Salud Pública Universidad de Chile, 2006.         [ Links ]

12.- Vásquez M, Vidal S, Espinoza C, Palomo I. Torres, Alvarado C, et al. Utilidad de una encuesta para identificar donantes de sangre de zonas no endémicas, potencialmente infectados con Trypanosoma cruzi. Parasitol al Día 1999; 23: 125-9.         [ Links ]