SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.24 número1Uso del puntaje PORT en urgenciasAcinetobacter lwoffii y anitratus índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Revista chilena de infectología

versión impresa ISSN 0716-1018

Rev. chil. infectol. v.24 n.1 Santiago feb. 2007

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-10182007000100015 

 

Rev Chil Infect 2007; 24 (1): 74-74

Revista de Revistas

Erradicación de Staphylococcus aureus resistente a meticilina. Randomized controlled trial of clorhexidine gluconate for washing, intranasal mupirocin, and rifampin and doxycycline versus no treatment for the eradication of methicillin-resistant Staphylococcus aureus colonization.
Simor A.E., Phillips E., McGeer A., Konvalinka A., Loeb M., Devlin H.R., Kiss A. Clin Infect Dis 2007; 44:178-85.


 

Estudio controlado, randomizado (pero no doble ciego), que evalúa la eficacia de una estrategia combinada (utilización de antimicrobianos tópicos y sistémicos) para eliminar la portación de Staphylococcus aureus meticilina resistente (SAMR) en pacientes internados. Los autores argumentan que generalmente una infección por SAMR es precedida de una colonización por este microorganismo, y a la vez, esta colonización es determinante en la diseminación nosocomial. Por otra parte, la de-colonización como intervención eficaz en control de infecciones resulta controversial, debido a que no hay estudios que hayan podido demostrar erradicación a largo plazo de SAMR en pacientes hospitalizados.

Pacientes y Métodos. Población en estudio: pacientes mayores de 18 años internados en uno de los 8 hospitales de Ontario entre el 1º de julio de 2000 y 30 de junio de 2003, colonizados con SAMR. Definición de colonización por SAMR: presencia de SAMR en más de un cultivo de sitios diferentes, obtenidos en dos momentos diferentes dentro de un periodo de dos semanas, sin evidencia de infección activa. Los pacientes que consintieron en ingresar al estudio fueron sometidos a cultivos basales de fosas nasales, región perianal, heridas y salida de cateter. Se randomizó a los pacientes para recibir o no, tratamiento consistente en baños diarios con clorhexidina gluconato al 2% durante 7 días, más ungüento de mupirocina al 2% tópico en ambas fosas nasales, cada 8 hs, rifampicina 300 mg cada 12 hs y doxiciclina 100 mg cada 12 hs. Se realizó cultivos semanales de seguimiento de los mismos sitios definidos como basales, por 4 semanas, y luego, mensuales durante 7 meses.

Resultados. Reclutados 146 pacientes, 111 recibieron tratamiento y 35 no, según el programa de randomización. Treinta y cuatro pacientes no fueron evaluables a los 3 meses, por lo que el análisis se realizó con 112 pacientes (87 con y 25 sin tratamiento). Las características clínicas y demográficas de ambos grupos fueron similares. A los 7 días, 92% de los pacientes tratados estaban libres de SAMR. A los 3 meses, 74 % de pacientes con tratamiento y 32% de pacientes sin tratamiento presentaban cultivos negativos para SAMR (p = 0,0003). Ocho meses después de haber recibido tratamiento, 54% de los pacientes persistían negativos para SAMR. Ninguno de los pacientes desarrolló una infección por SAMR durante el estudio. El tratamiento en general fue bien tolerado y no hubo efectos adversos significativos.

Discusión. La erradicación de la portación de SAMR puede reducir el riesgo de infección por SAMR en los individuos portadores, así como su transmisión nosocomial, ya que se elimina el reservorio. Hasta ahora, ha habido escaso éxito en erradicar SAMR en los pacientes hospitalizados. Este artículo muestra que el uso combinado de antimicrobianos sistémicos y tópicos puede lograr una de-colonización por periodos prolongados de tiempo. El fracaso en la erradicación evidenciado por diversos estudios puede deberse a que la colonización se produce en más de un sitio anatómico, no solamente en las narices, por lo que el enfoque combinado oral y tópico puede abarcar más áreas colonizadas. Finalmente, los autores comentan que dado que se demuestra que la de-colonización por SAMR es factible de lograr en una proporción significativa de pacientes hospitalizados, esta estrategia debiera ser considerada y evaluada dentro de las medidas de control de infecciones. Argumentan que incluso una de-colonización parcial como la obtenida por ellos, puede ser significativa en reducir la carga de enfermedad asociada a SAMR.

Beatrice Hervé E.