SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.23 número4Centenario del natalicio del Dr. Albert B. SabinEtiología de diarrea aguda en niños: a prospective cohort study índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Revista chilena de infectología

versión impresa ISSN 0716-1018

Rev. chil. infectol. v.23 n.4 Santiago dic. 2006

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-10182006000400014 

 

Rev Chil Infect 2006; 23 (4): 370-370

Revista de Revistas

 

Candidemia adquirida en la comunidad

Epidemiology of community-onset candidemia in Connecticut and Maryland.

Sofair AN, Lyon GM, Huie-White S, Reiss E, Harrison LH, Sanza LT, et al. Clin Infect Dis 2006; 43: 32-9.


Las candidemias son causa importante de morbimortalidad en pacientes hospitalizados, con una incidencia de 2 a 8/10.000 egresos y una mortalidad atribuible de 20 a 50%, generalmente asociada a enfermedad diseminada. Los factores de riesgo para candidemia están bien definidos (colonización previa, uso de CVC, antimicrobianos de amplio espectro, disrupción de superficies mucosas, neutropenia), y dado los avances terapéuticos actuales, no están ya restringidos sólo a pacientes de UCI. Un estudio poblacional norteamericano detectó que 28% de los pacientes con candidemia debutó con el cuadro clínico fuera del hospital o el día de ingreso a éste, definiéndolas como "candidemias adquirida en la comunidad".

El objetivo del presente estudio es determinar si los factores de riesgo conocidos para candidemia hospitalaria son los mismos en candidemia adquirida en la comunidad. Para esto, el CDC y el Programa de Prevención de Enfermedades Infecciosas Emergentes en Connecticut y Maryland, llevaron a cabo un estudio epidemiológico entre octubre de 1998 y septiembre de 2000, consignando información demográfica y clínica de cada caso detectado, en un registro protocolizado. Como objetivo secundario, se planteó establecer si existía una cepa común de Candida parapsilosis entre los pacientes que presentaron candidemia por este agente (dado que se observó que se presentaba con mayor frecuencia en pacientes sin hospitalización previa y/o con hospitalización previa lejana al episodio candidémico-mayor a 3 meses.) para lo cual se hizo tipificación molecular de ADN por Southern blot a las cepas de C. parapsilosis tanto de candidemias de la comunidad como de pacientes hospitalizados. Resultados: durante los dos años de vigilancia hubo 356 casos de candidemia de la comunidad, lo que representó 31% de las candidemias detectadas. Noventa y un por ciento fueron detectadas el día de admisión al hospital, el 9% restante durante el segundo día de hospitalización. La duración de la hospitalización tuvo una mediana de 9 días (1-108), y el lapso entre toma de hemocultivo e inicio de terapia antifúngica una mediana de 2,7 días. La mortalidad a 30 días fue de 26%, variando según la especie de candida (C.albicans 31%, C.glabrata 27%, C.tropicalis 28%, C.parapsilosis 14% y C.krusei 0%). De los factores de riesgo analizados, se encontró: cirugía en los tres meses previos (29%), tratamiento inmunosupresor (28%), enfermedades neoplásicas (21%), neutropenia (10%), seropositividad para VIH (8%), CVC en uso (55%). El 72% de los pacientes había recibido antimicrobianos previo a la hospitalización, 24% recibió NPT y 32% provenía de casas de reposo. Al comparar con pacientes que presentaron candidemia hospitalaria (después de 2 días de hospitalización), en pacientes hospitalarios había significativamente más CVC (83%), cirugía previa (57%) y tratamiento inmunosupresor (48%). La mortalidad en ambos grupos también fue significativamente diferente (26% en candidemia adquirida en la comunidad versus 40% en candidemia hospitalaria (p < 0,01). El estudio molecular de cepas de C. parapsilosis, tanto de la comunidad como hospitalarias, mostró gran heterogenicidad de patrones, aunque hubo dos pares de cepas altamente relacionadas.

Los autores comentan que ésta sería la primera descripción epidemiológica de candidemias de la comunidad en E.U.A. Si bien se trata de candidemias que aparecen fuera del hospital, los pacientes que la presentan, tienen factores de riesgo conocidos para candidemia, y la mayoría tienen hospitalización documentada en los tres meses previos al inicio del cuadro. Al comparar aquellos pacientes con hospitalización previa reciente versus lejana, no se encontró diferencias en los factores de riesgo asociados, aunque sí mayor frecuencia de infección por C. parapsilosis en el segundo grupo. Una vez descartado un brote de la comunidad por este agente mediante tipificación molecular, y dada la menor frecuencia de inmunosupresión y cirugía previa en el grupo de infección adquirida en la comunidad, cabe plantear la hipótesis, según los autores, de que la patogenia de la candidemia de la comunidad estaría relacionada con colonización cutánea más que del tracto gastrointestinal, ya que C. parapsilosis ha sido identificada como colonizador cutáneo con mayor frecuencia, tanto entre pacientes como en trabajadores de la salud. Mayores estudios en este sentido permitirían focalizar los esfuerzos preventivos en pacientes ambulatorios hacia una mejor higiene cutánea y cuidados del catéter, más que a una erradicación intestinal.

Beatrice Hervé E.