SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.19 número2Mecanismos de contaminación de las fórmulas para nutrición enteralManejo de la faringoamigdalitis estreptocóccica en pacientes adultos o adolescentes índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista chilena de infectología

versión impresa ISSN 0716-1018

Rev. chil. infectol. v.19 n.2 Santiago  2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-10182002000200002 

EXPERIENCIA CLÍNICA

Infecciones por Pasteurella spp: reporte de 20 casos en
un periodo de quince años

Stephanie Braun J.¹, Ricardo Morales I.², Eduardo Méndez p.³, Miguel Orriols w.4,
T.M. Sofía Ramos J.¹ y Vjera Triantafilo V.¹

Pasteurella spp Infections: Report of 20 Cases

Pasteurella spp is a common cause of infection following animal bites. We report 20 cases of infections in which Pasteurella spp was isolated during a 15-year period at the Hospital Militar in Santiago. Sixteen patients had soft tissue and bone infections, two respiratory tract infections, one bacteremia without known localized site and one postoperative wound infection. The demographic and clinical characteristics are described.

Key words: Pasteurella spp, Infection in bite wounds, Soft-skin tissue infections.

INTRODUCCIÓN

Pasteurella multocida, un cocobacilo Gram negativo, es parte de la flora normal de muchos animales, incluidos los perros y gatos1,2. Es un patógeno importante en infecciones por mordeduras de animales y puede causar diferentes cuadros clínicos destacando celulitis, abscesos, osteomielitis y artritis séptica3,4. Hay reportes de meningitis, bacteremias, neumonía, peritonitis y endocarditis5,6,7,8. En una publicación nacional (L. Jiménez, Hospital de Enfermedades Infecciosas Dr. Lucio Córdova), se describe una serie con 12 pacientes hospitalizados por mordedura de perro, predominando las cocáceas Gram positivas (Staphylococcus spp y Streptococcus spp) en los cultivos, con sólo un aislamiento de Pasteurella multocida.9

Un trabajo prospectivo, de un grupo que estudió las mordeduras de animales en pacientes que consultaron en unidades de emergencia en E.U.A., incluyó 107 pacientes con mordedura de perro o gato, y Pasteurella spp fue aislada en el 50% de las mordeduras por perro (especie canis) y en el 75% de las ocasionadas por gatos (especie multocida subespecie multocida y séptica).10

PACIENTES Y MÉTODOS

Se revisaron en forma retrospectiva las fichas de 20 pacientes en cuyas muestras clínicas se había aislado Pasteurella spp, en el laboratorio del Hospital Militar de Santiago en un período de 15 años, desde 1987 hasta el 2001. Se analizaron los datos demográficos, la patología concomitante, el antecedente de contacto o mordedura de animal, el tipo de infección, el tratamiento previo al ingreso, la evolución y el tipo de muestra. Las cepas aisladas de las distintas muestras correspondieron a cocobacilos Gram negativos, que no crecieron en agar Mc Conkey, con prueba de la oxidasa positiva y fermentadores de glucosa. Se utilizaron métodos comerciales para pruebas bioquímicas (API o Microscan en algunos casos) y/o se enviaron al ISP para su confirmación.

RESULTADOS

Se estudiaron 20 pacientes, 11 mujeres y 9 hombres con una mediana de edad de 59 años y un rango de 1 a 92 años. Las muestras clínicas en las cuales se aisló esta bacteria correspondieron a: 16 secreciones de heridas, 3 hemocultivos, 1 expectoración y 1 absceso de herida operatoria.

Describiremos primero cuatro casos clínicos con características distintas a los cuadros típicos descritos en infecciones por Pasteurella.

Caso 1: Mujer de 76 años, con antecedentes de TBC pulmonar y bronquiectasias, con terapia corticoesteroidal crónica. El 22 de noviembre de 1991 se hospitalizó por aumento de tos y expectoración purulenta, pesquisándose condensación pulmonar extensa, compromiso hemodinámico y respiratorio. Requirió conexión a ventilador mecánico y uso de fármacos vasoactivos, falleciendo al segundo día de ingreso. El tratamiento antimicrobiano recibido fue penicilina G, cloxacilina y ceftazidima. Se aisló Pasteurella multocida en tres hemocultivos. No se consignó el antecedente de contacto con animales.

Caso 2: Hombre de 30 años, se hospitalizó el 30 de octubre de 1993 por peritonitis de origen apendicular que evolucionó con ictericia postoperatoria de patrón colestásico cuya TAC de abdomen no mostró alteraciones en el hígado, ni en la vesícula, ni en la vía biliar. Fue dado de alta a su casa y luego reingresó. Al día 19 posterior a la cirugía apareció fiebre y leucocitosis observándose en una nueva TAC una colección de pus en la herida operatoria que al drenarse dio salida a líquido purulento donde se aisló P. multocida. Recibió tratamiento antimicrobiano con penicilina G, gentamicina y cloranfenicol evolucionando satisfactoriamente. El paciente tenía antecedentes de contacto con un perro en su hogar.

Caso 3: Mujer de 70 años, con antecedentes de diabetes mellitus tipo II, accidente vascular encefálico antiguo y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Ingresó al hospital el 4 de abril de 1997 con una historia de síndrome diarreico crónico, demostrándose adenocarcinoma rectosigmoídeo con compromiso ganglionar, peritoneal y hepático. En los hemocultivos se aisló P. multocida sin foco aparente. Recibió tratamiento antibimicrobiano con ciprofloxacina, con buena respuesta clínica. La paciente tenía contacto con un perro en su hogar.

Caso 4: Hombre de 82 años, con antecedentes de EPOC, insuficiencia respiratoria parcial y cardiopatía hipertensiva. Ingresó el 15 de marzo de 1999 por un cuadro clínico compatible con exacerbación aguda de una bronquitis crónica, cuya radiografía de tórax no demostró neumonía. En la muestra de expectoración se aisló P. multocida. Recibió tratamiento antimicrobiano con penicilina G y luego amoxicilina, con buena respuesta clínica. No se consignó el antecedente de contacto con animales.

En la Tabla 1 se observan 16 casos de pacientes con infecciones de piel, óseas y/o de tejidos blandos que consultaron en nuestro hospital. Quince de ellos tenían antecedentes de contacto con animales y 14 de ellos relataban mordedura (8 por gato y 6 por perro). Las localizaciones de estas infecciones fueron: 7 en la extremidad inferior y 9 en la superior. Un 62% de ellos, (10/16), requirió algún procedimiento quirúrgico (aseo, drenaje, resección y/o amputación). En 2 casos se comprobó osteomielitis. Todos evolucionaron hacia la recuperación. En la Tabla 1 se indican los antimicrobianos utilizados junto con el diagnóstico microbiológico. El 75% de los pacientes requirió hospitalización.

De las 20 cepas aisladas en los cultivos, 18 correspondieron a la especie P. multocida. En un caso, por método de identificación Microscanâ, se identificó la especie P. aerogenes, sin embargo, en el ISP se identificó como P. dagmatis, especie que se ha aislado de heridas, abscesos y endocarditis en muy baja frecuencia1,7. En otro caso, no se identificó especie. En todas las muestras de secreción de piel y tejido blandos se aisló P. multocida exclusivamente, salvo en un caso en que se aisló además Staphylococcus aureus sensible a oxacilina. Todas las cepas, a las cuales se les practicó estudio de susceptibilidad, fueron sensibles a penicilina.

DISCUSIÓN

Pasteurella es un patógeno que frecuentemente se aisla en infecciones de piel y tejidos blandos, y en menor frecuencia en infecciones osteoarticulares, respiratorias y abdominales, entre otras. Nosotros describimos un caso de neumonía bacterémica, un caso de bronquitis aguda en un paciente con EPOC, un caso de bacteremia sin foco conocido, y una infección de herida operatoria. Las infecciones respiratorias por Pasteurella han sido descritas en la literatura, segundas en frecuencia después de las de piel y tejidos blandos, y aislándose como agente etiológico de bronquitis, neumonía, empiema, y sinusitis entre otras3. P multocida es capaz de colonizar o invadir el árbol bronquial de pacientes con enfermedades crónicas subyacentes, siendo las bronquiectasias y la EPOC factores asociados frecuentemente3. En nuestra serie, ambos pacientes cumplían con esta condición. De los 20 casos, 3 presentaron bacteremias, uno con infección ósea y de tejidos blandos, otro pulmonar y otro sin localización conocida. La literatura científica internacional reporta 12% de las bacteremias sin foco definido y señala una asociación entre pacientes con disfunción hepática previa y bacteremia3. En nuestra serie, no encontramos pacientes con diagnóstico de daño hepático previo.

En E.U.A hay registro de aproximadamente 300.000 consultas/año a servicios de emergencia por mordeduras de animales, requiriendo hospitalización 10.000 de ellas10. La mayoría (90%) son ocasionadas por perros y gatos. Aproximadamente 3 a 18% de las mordeduras por perro y 28 a 80% de las por gatos se infectan. Las mordeduras por gato se infectan más, probablemente porque los felinos tienen los dientes más afilados y por lo tanto producen heridas más penetrantes.

En las publicaciones nacionales se han reportado, además de la serie del Hospital Dr. Lucio Córdova, casos aislados de artritis séptica, peritonitis e infección de tejidos blandos8,11,12.

Generalmente, los cultivos de las heridas por mordedura son polimicrobianas, incluyendo bacterias aeróbicas, capnofílicas y anaerobias que están presentes en la flora oral de los animales10. Los resultados de los cultivos de herida por mordedura en nuestra serie fueron casi todos monomicrobianos, (excepto 1 con desarrollo asociado de S. aureus), consignándose que 8 de los 14 pacientes recibieron tratamiento previo con cloxacilina, flucloxacilina o cefradina.

La experiencia clínica y numerosos estudios in vitro indican que penicilina G es el fármaco de elección para infecciones por Pasteurella; sin embargo, en el tratamiento de infección en mordeduras se prefiere emplear la asociación amoxicilina/ácido clavulánico ya que hay otros patógenos involucrados. Las penicilinas antiestafilocócocas como cloxacilina y flucloxacilina no se recomiendan ya que no son activas sobre Pasteurella.

CONCLUSIONES

Pasteurella spp es un patógeno importante en infecciones por mordedura de animales causando en nuestra serie, principalmente infecciones de tejidos blandos (16/20). La especie más frecuentemente aislada fue P. multocida.

RESUMEN

Pasteurella spp es una causa frecuente de infecciones asociada a mordedura por animales. Reportamos 20 casos de infecciones en las cuales se aisló Pasteurella spp durante un período de 15 años en el Hospital Militar de Santiago. Dieciséis pacientes tenían infección de tejidos blandos y óseas, dos infecciones respiratorias, uno bacteremia sin foco y uno infección de herida operatoria. Se describen las características clínicas y demográficas de ellos.

BIBLIOGRAFÍA

1.- Zurlo J. Pasteurella Species, en Mandell, Douglas and Bennet´s Principles and Practice of Infectious Diseases. Mandell G L, Bennet J E, Dolin R, editors, Fifth edition, 2000. Philadelphia, Churchill Livingstone, pp 2402-6.         [ Links ]

2.- Rollof J, Nordin-Fredriksson G, Holst E. Pasteurella multocida occurs in a high frequency in the saliva of pet dogs. Scand J Infect Dis 1989; 21: 583-4.         [ Links ]

3.- Weber D J, Wolfson J S, Swartz M N, Hooper D C. Pasteurella multocida infections: report of 34 cases and review of the literature. Medicine 1984; 63: 133-54.         [ Links ]

4.- Francis D P, Holmes M A, Brandon G. Pasteurella multocida infections after domestic animal bites and scratches. JAMA 1975; 233: 42-5.         [ Links ]

5.- Raffi F, Barrier J, Baron D, Drugeon H, Nicolas F, Courtieu A. Pasteurella multocida bacteremia: report of thirteen cases over twelve years and review of the literature. Scan J Infect Dis 1987; 19: 385-93.         [ Links ]

6.- Kumar A, Devlin H R, Vellend H. Pasteurella multocida meningitis in an adult: case report and review. Rev Infect Dis 1990; 12: 440-7.         [ Links ]

7.- Rosenbach K A, Poblete J, Larkin J. Prosthetic valve endocarditis caused by Pasteurella dagmatis. South Med J 2001; 94: 1033-5.         [ Links ]

8.- Rodríguez J, Perret C. Peritonitis espontánea por Pasteurella multocida en un niño: reporte de un caso y revisión de la literatura. Rev Chil Infect 1998; 15: 193-7.         [ Links ]

9.- Jiménez LT. Algunas consideraciones sobre las infecciones asociadas a mordedura humana y animal. Rev Chil Infect 1989; 6: 5-6.         [ Links ]

10.- Talan D, Citron D, Abrahamian F, Moran G, Goldstein E. Bacteriologic analysis of infected dog and cat bites. N Engl J Med 1999; 340: 85-92.         [ Links ]

11.- Laval E, Aguad L, Rembalsky G. Infección por Pasteurella multocida de herida por mordedura de perro. Rev Chil Infect 1987; 4: 138-40.         [ Links ]

12.- Montes C, Acevedo C, Mora M, Salinas H, Fica A. Artritis séptica por Pasteurella multocida secundaria a mordedura de gato. Rev Chil Infect 1997; 14: 173-6.        [ Links ]

---------------

Hospital Militar del General Luis Felipe Brieba Arán:
¹ Servicio de Laboratorio Clínico
² Unidad de Infectología, Servicio de Medicina,
³ Servicio Medicina
4 Servicio Unidad de Cuidados Intensivos

Correspondencia a:
Stephanie Braun Jones
E-mail: stbraun@123mail.cl