SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.25 número3-4On the ultrastructure of Trichomonas vaginalis: cytoskeleton, endocytosis and hydrogenosomesDinámica de los niveles de infección por estrongilidos digestivos en bovinos a pastoreo índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Parasitología al día

versión impresa ISSN 0716-0720

Parasitol. día v.25 n.3-4 Santiago jul. 2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-07202001000300007 

Estudio epidemiológico de Toxocara canis en parques
recreacionales del distrito de San Juan de Lurigancho,
Lima- Perú

YESENIA CASTILLO, HENRY BAZAN, DÉBORA ALVARADO, y GLORIA SAEZ

Lab. Serv. Microbiología, Parasitología y Ambientales; Fac, Cs, Naturales y Matemáticas; Univ. Nac. Federico Villarreal. Av. San Marcos 351, Pueblo Libre, Lima 21- Perú. E-mail: gloriasaez@usa.net

EPIDEMIOLOGICAL SURVEY OF Toxocara canis IN RECREATIONAL PARKS OF SAN
JUAN DE LURIGANCHO DISTRICT, LIMA-PERU

In this survey was carried out an epidemiological study of Toxocara canis in populous areas of the city of Lima - Peru. Soil samples were collected in five points of each one of 17 recreational parks belonged to eigth communities from San Juan of Lurigancho district, between April to June of 1998 and also January of 1999. The parks were clustered in humid and fairly dry according to their percentage of humidity presented. The technique employed for this parasitological research was the method of Willis, modified in the laboratory. The obtained results point out the presence of eggs of T. canis in 70,6% of the studied parks, including infective forms. There were not differences statistically significant between fairly dry and humid parks in relation to the presence of the parasite. The high frequency of contamination found in the analysed parks obligate the promotion of sanitary education in this community to avoid the risks of contamination with infective forms of T. canis in children and young those employ these parks.

Key words: Public Health, Toxocara canis, Epidemiology, Zoonosis, Perú.

INTRODUCCIÓN

Toxocara canis es un nematodo que se ubica en el intestino delgado de perros, reportándose con mayor frecuencia en zonas urbano-marginales1,2. Es el más grande de los ascarideos encontrado en caninos, siendo considerado como el principal agente causal de la toxocarosis humana3-5. Esta zoonosis se produce en el hombre por la ingesta accidental de huevos de T. canis diseminados en la tierra. La asociación cerrada del hombre con el perro ha conducido a la producción de una fuerte contaminación con huevos de este nematodo en parques, campos de juego, jardines y casas.3,5-7

Los perros infectados eliminan en sus deposiciones huevos de T. canis, los cuales en el medio ambiente y bajo condiciones apropiadas de temperatura y humedad, requieren aproximadamente de 9-14 días de evolución para disponer de larvas infectantes en su interior.8,9

Estos huevos si son ingeridos por perros menores de 2 meses, liberan en sus intestinos las larvas las que luego de realizar una migración traqueobronquial, regresan y maduran en sus intestinos delgados. Sin embargo, si los perros son mayores de esa edad las larvas permanecen en forma latente en diferentes órganos para posteriormente en el caso de las hembras preñadas activarse e infectar a sus cachorros por vía transplacentaria.1,6,10.

Aunque T. canis es un parásito específico de los caninos, cuando el hombre ingiere sus huevos, sus larvas liberadas se localizan en sus tejidos, órganos y vísceras produciéndole un cuadro clínico que en algunas oportunidades puede ser grave y que se denomina síndrome de Larva Migrante Visceral.7 Este síndrome es más frecuente en niños de 1 a 4 años ya que ellos tienen generalmente malos hábitos higiénicos y permanecen más en contacto con los perros y con el ambiente en que estos se desenvuelven. Los huevos ingeridos eclosionan liberando las larvas en el intestino, que llegan por vía sanguínea a las vísceras, principalmente el hígado, donde se producen granulomas eosinofilicos. Durante la infección se puede observar hepatomegalia, esplenomegalia, fiebre, anorexia, diarrea y síntomas pulmonares.4,11-13

Algunas de las larvas pueden alcanzar el sistema nervioso y provocar cuadros de encefalitis o meningitis; y en otras oportunidades puede ir a localizarse a los ojos provocar una falla visual. Este cuadro se conoce con el nombre de toxocarosis ocular y se observa en niños mayores de 4 años, adolescentes y adultos5,14,15.

En un estudio realizado en Chile, donde se examinaron las heces de 1.505 perros en zonas urbanas de Santiago, el 23,18% estaban parasitados con T. canis10. En Francia se encontró un 30% de infección en los perros 5 y en una revisión de estudios realizados en países latinoamericanos (México, Brasil, Chile, Perú) se encontraron prevalencias variables entre el 7-53%.16

Estudios epidemiológicos realizados en países desarrollados y en vías de desarrollo, tanto en zonas rurales como urbanas, indican la presencia de los huevos del parásito en el 2 al 56% de las muestras de suelos obtenidas en campos de juegos y parques, por lo que se debe considerar al suelo como la principal fuente de infección para humanos y en especial niños, ya sea por sus hábitos de juego o por las malas costumbres higiénicas6,10,16-19.

En un estudio epidemiológico de toxocarosis realizado en la Argentina se reporta que la relación perro-persona fue en algunas zonas de 3:1 (en el Perú hay localidades donde esta relación es de 8:1) y que el 11% de perros que concurren a la consulta veterinaria estaban parasitados. En este mismo estudio se hallaron huevos de T. canis en el 23% de perros vagabundos20.

Debido a que esta zoonosis es una problemática de salud en el Perú, se realizó el presente trabajo con la finalidad de determinar la prevalencia de infección de huevos de T. canis en tierras de parques recreacionales en el populoso distrito de San Juan de Lurigancho de Lima y con ello determinar el riesgo de infección para la población.

MATERIAL Y MÉTODO

Se tomaron muestras de suelo provenientes de los parques recreacionales del Distrito de San Juan de Lurigancho. Este distrito es considerado el más populoso del Perú y alberga aproximadamente un millón de habitantes.

Se evaluaron un total de 17 parques, los cuales fueron seleccionados al azar tanto de la zona Este como de la zona Oeste del distrito, durante el periodo comprendido entre los meses de abril y junio de 1998 y enero de 1999.

Los parques examinados fueron agrupados según sus características en: Parques húmedos y Parques medianamente secos. Se consideraban parques húmedos, aquellos que eran regados constantemente por los pobladores de los alrededores y mostraban vegetación de tallo corto y árboles. Los parques medianamente secos, denominados así por no presentar humedad aparente en la superficie y poca o ninguna vegetación. En general estos parques eran usados para recreación y actividades deportivas, presentaban poco saneamiento ambiental y estaban rodeados por casas en proceso de construcción y pistas de tierra. En la Tabla 1 se describe la ubicación de los puntos de muestreo y las características de los parques.

Tabla 1. Ubicación de los parques examinados para la presencia de Toxocara canis en el
Distrito de San Juan de Lurigancho. Lima-Perú. 1998-1999.


Nro
Muestra
Fecha de
Muestreo

Nombre del Parque

Comunidad
Carac-
rísticas
Huevos de
T. canis

1 1/04/98 Grupo 6 AA.HH. Huascar 2 P
2 1/04/98 Jesús Oropesa Chonta AA.HH. Huascar 2 A
3 1/04/98 El Amauta AA.HH. Huascar 1 P
4 28/04/98 Asociación Ayacucho A.P.V. Ayacucho 2 A
5 28/04/98 María Parado de Bellido A.P.V. Ayacucho 2 P
6 13/05/98 Los Ángeles Coop. Los Ángeles 2 A
7 16/06/98 Cooperativa Mantaro Coop. Mantaro 2 P
8 16/06/98 Grandes Asambleas Urb. San Ignacio 2 P
9 7/01/99 Número 8 A.P.V. Jorge Basadre 1 P
10 7/01/99 San Carlos Urb. San Carlos 2 A
11 12/01/99 Número 10 A.P.V. Jorge Basadre 1 0P*
12 12/01/99 San Hilarión Primera Etapa A.P.V. San Hilarión 2 P
13 19/01/99 Miguel Grau Coop. Huayrona 2 P
14 19/01/99 Virgen del Carmen Coop. Huayrona 1 P
15 26/01/99 Principal Tercera Etapa Coop. Huayrona 2 P
16 26/01/99 De la Segunda Etapa Coop. Huayrona 1 A
17 26/01/99 Número 21 A.P.V. Inca Manco Capac 1 P

1 Parque húmedo, 2 Parque medianamente seco; P Presencia de huevos, A Ausencia de huevos, P* Presencia de huevos larvados.
A.P.V., Asociación pro vivienda; Coop., Cooperativa; AA.HH., Asentamiento humano; Urb., Urbanización.

En cada parque se tomaron muestras en 5 puntos (4 estaban localizados en cada extremo del parque y uno situado en el centro en relación con los otros). Las muestras seleccionadas fueron introducidas en bolsas de plástico, las que fueron rotuladas y llevadas al laboratorio para su respectiva evaluación.

Las muestras se pesaron, tomándose 250 g de tierra de cada punto de muestreo y se tamizaron con un colador para eliminar partículas grandes. Las muestras cernidas se colocaron en envases de plástico. Las muestras fueron analizadas por el método de Willis, modificado. A cada muestra se le añadió Na Cl al 37,7%, el envase se cubrió con un porta objeto confeccionado con un vidrio delgado de 7x7 cm y 0,2 cm de espesor, esperándose 10 minutos para la flotación de los huevos. Pasado este tiempo se retiró el porta objeto agregándosele lugol para luego ser cubierto con una película de polietileno. Las láminas fueron observadas al microscopio para la búsqueda de huevos de T. canis, a un aumento de 10 y 40 x.

RESULTADOS

Se encontraron huevos de T. canis en 12 (70,6%) de los 17 parques analizados, se determinó la presencia de un huevo larvado en una de las muestras obtenidas en el parque 10 en la A.P.V. Jorge Basadre (Tablas 1 y 2 y Figura 1).

Tabla 2. Contaminación con huevos de Toxocara
canis
en parques de 10 comunidades
del Distrito de San Juan de Lurigancho.
Lima-Perú. 1998-1999


Comunidad Parques
analizados
Parques Conta-
minados
  Nro Nro %

AA.HH. Huascar 3 2 66,7
A.P.V. Ayacucho 2 1 50,0
Coop. Los Ángeles 1 0 00,0
Coop. Mantaro 1 1 100,0
Urb. San Ignacio 1 1 100,0
A.P.V. Jorge Basadre 2 2 100,0
Urb. San Carlos 1 0 000,0
A.P.V. San Hilarión 1 1 100,0
Coop. Huayrona 4 3 075,0
A.P.V. Inca Manco Capac 1 1 100,0
Total 170 120 070,6

A.P.V., Asociación pro vivienda; Coop., Cooperativa;
AA.HH., Asentamiento humano; Urb., Urbanización.


Figura 1. Distribución de los parques recreacionales estudiados de acuerdo a la presencia de huevos de Toxocara canis en el distrito de San Juan de Lurigancho - Lima, Perú.

En la Figura 2, se muestra que el mayor número de parques contaminados pertenece a Parques húmedos con un total de 5 (83%) en comparación con los 7 (63%) que pertenecen a los Parques medianamente secos. Sin embargo, las pruebas estadísticas señalan, con un 95% de confianza, la existencia de correlación entre los resultados obtenidos para los dos tipos de parques.


Figura 2. Distribución de los resultados de acuerdo al tipo de parque estudiado y a la presencia de huevos de Toxocara canis en el distrito de San Juan de Lurigancho - Lima, Perú.

DISCUSIÓN

Los resultados indican, contaminación del suelo de las áreas recreacionales con heces de perros infestados con T. canis, corroborando de esta manera estudios epidemiológicos previos los cuales señalan al suelo como fuente de infección de toxocarosis en humanos, en especial niños por sus hábitos de juego y por sus inadecuadas costumbres higiénicas1,6,17,18.

La presencia del huevo larvado en una de las áreas evaluadas nos advierte el grave riesgo que corren los pobladores de adquirir esta parasitosis, siendo necesario promover la educación de los habitantes en relación con los riesgos de las enfermedades zoonóticas.

Se encontró el 70,6% de los parques estudiados contaminados con huevos de T. canis (Tabla 2). Esta alta prevalencia nos muestra el elevado riesgo de infección que tienen los niños al exponerse a la tierra con huevos infectivos debido a las características urbanas del Distrito y a las costumbres de los habitantes en relación con los perros6. Los porcentajes obtenidos son bastante más altos que los reportados en otros países americanos y europeos12,13,17,21-23, donde las frecuencias halladas varían desde un 0,3% para parques de New Jersey-USA23 hasta un 33,3% en las plazas públicas de Uberlandia - Minas Gerais-Brasil12.

Los resultados de la presente investigación indican que casi la totalidad de las comunidades de S.J. Lurigancho poseen parques contaminados con huevos de Toxocara (Tabla 2), permitiendo relacionar el escaso saneamiento ambiental de estas poblaciones y la frecuencia de contaminación de sus parques con huevos de Toxocara. Agudelo en 1990, establece la relación entre el nivel social, tiempo, polución, malas prácticas higiénicas y una población significativa de perros infectados como patrones que determinan la naturaleza endémica de esta enfermedad1.

Del total de parques analizados, existió una mayor contaminación en el área húmeda (83%) que en la medianamente seca (63%). Esto se debe a que estas áreas son regadas esporadi-camente por los pobladores facilitando de esta manera que se mantengan húmedas, siendo ésta una de las condiciones para la preservación y desarrollo del huevo9, que al hacerse infectivo aumenta el riesgo de transmisión de la enfermedad a través del uso de áreas recreacionales. La correlación estadística entre los resultados obtenidos, para ambos tipos de parques, resalta el riesgo de infección con Toxocara de la población que los utiliza como lugar de esparcimiento.

La alta frecuencia de contaminación encontrada en los parques permite sugerir la necesidad de promover la educación sanitaria de la comunidad, la que estaría dirigida a dar a conocer los riesgos que conlleva la contaminación con formas infectivas de Toxocara. Para ello se debería indicar la necesidad de desparasitar a los perros, reducir la población de perros (especialmente los sin dueños o mal cuidados), evitar que los niños estén en contacto con el suelo y promover la adecuada higiene personal.

RESUMEN

En el presente trabajo se realizó un estudio epidemiológico de T. canis en zonas populosas de la ciudad de Lima - Perú. Se colectaron muestras de tierra en cinco puntos de cada uno de 17 parques recreacionales de ocho comunidades del distrito de San Juan de Lurigancho, de abril a junio de 1998 y enero de 1999. La técnica empleada para el estudio parasitológico fue el método de Willis, con modificaciones. Los resultados obtenidos señalan la presencia de huevos de T. canis en el 70,6% de los parques estudiados, encontrándose inclusive formas infectivas. No se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre los parques medianamente secos y los húmedos con relación a la presencia del parásito.

REFERENCIAS

1.- AGUDELO C, VILLARREAL E. Human and dogs Toxocara canis infectión on ar poor Neighborthood in Bogota. Mem Instituto Oswaldo Cruz 1990; 85: 75-8.         [ Links ]

2.- JORDAN H E, MULLINS S T, STEBBINS M E. Endoparasitism in dogs: 21,583 cases (1981-1990). JAMA 1994; 203: 547-9.         [ Links ]

3.- ATIAS A. Parasitología Clínica. Publicaciones Técnicas Mediterraneas Ltda. Santiago de Chile. Tercera Edic 1991; 618 pp.         [ Links ]

4.- BOTERO D. Parasitosis Humanas. Editorial Corporación para Investigaciones Biológicas(CIB). Medellin-Colombia. Segunda Edic 1992; 418 pp.         [ Links ]

5.- HUMBER P, BARDE T. Toxocariasis. A cosmopolitans parasitic zoonosis. Allerg Inmunol (Paris) 1995; 8: 284-91.         [ Links ]

6.- BIIWEL D. The prevalence of Toxocara eggs in the sand in childrens play grounds in Frankfurt. Ann Trop Med Parasitol 1984; 78: 633-6.         [ Links ]

7.- WOODRUFF A W. Soil for eggs of Toxocara species. Ann Trop Med Parasitol 1982; 76: 574-80.         [ Links ]

8.- OLSEN W. Parasitología Animal. Tomo II. Edit. Aedos. Barcelona, España. Tercera Ed. 1977; 718 pp.         [ Links ]

9.- SOULSBY E J L. Werl associatión for the advancement of veterinary parasitology. Academic press, New York - USA. 1976.         [ Links ]

10.-ALCAINO H, TAGLE I. Estudio sobre enteroparasitosis del perro en Santiago. Bol. Chile Parasitol. 1970; 25 : 5-8        [ Links ]

11.- CONDE G L, MURO A A, SIMON M F. Epidemiological studies on Toxocariasis and Visceral Larva Migrans in a Zone of western spain. Ann Trop Med Parasitol 1989; 83: 615-20.         [ Links ]

12.- COSTA C J, NUNES S R. Presenca de ovos de Toxocara spp. En praças públicas da cidade de Uberlandia, Minas Gerais-Brasil. Rev Inst Med Trop Sao Paulo 1994; 36: 39-42.         [ Links ]

13.- CHAMORRO M, STEI M, ALONSO J. Contaminación de plazas públicas de Resistencia (Argentina) con huevos de Toxocara spp XII Congr Latinoam Parasitol Santiago-Chile 1995.         [ Links ]

14.- ELLIOT A, CACERES I. Introducción a la parasitología médica del Perú. Edit Marte Graf. Lima-Perú. Segunda Edic 1990; 212 pp.         [ Links ]

15.- GOLDSMITH J L. Tropical medicine and parasitology. Edit Prsehlice Hall. New Yersey USA. 1989.         [ Links ]

16.- SCHANTZ P M. GLICKMAN L T. Ascáridos de perros y gatos: Un problema de salud pública y de medicina veterinaria. Bol Of Sanit Panam 1983; 94: 571-85.         [ Links ]

17.- JANSEN J, VAN KNAPEN F, SCHREURS M, VAN WIJNGAARDEN T. 1993. Toxocara ova in parks and sand-boxes in the city of Utrecht. Tijdschr Diergenesskd 1995; 19: 611-4.         [ Links ]

18.- ATUCORDA T M, LINEROLLE P. Soil trasmitted helminthic infection and the effect on nutritional status of adolescent school girls of low socioeconomic status in Srilanka. J Trop Pediatr 1999; 45: 16-22.         [ Links ]

19.- ORLOCAIN P. Prevalence of Toxocara canis ova in public play grounds in the Dublin area of Irland. J Helminthol 1994; 68: 237-41.         [ Links ]

20.- SAREDI N. Epidemiología de la Toxocariasis en la Ciudad de Buenos Aires. XII Congreso Latinoamericano de Parasitología, Santiago-Chile. Parasitol al Día 1995; 19: 146.         [ Links ]

21.- GILLESPIE S H, PEREIRA M, RAMSAY A. The prevalence of Toxocara canis ova in soil samples from parks and gardens in the London area. Public Health 1991; 105: 335-9.         [ Links ]

22.- HOLLAND C, OCONNOR P, TAYLOR M R et al. Families, parks, gardens and toxocariasis. Scand J Infect Dis 1991; 23: 225-31.         [ Links ]

23.- SURGAN M H, COLGAN K B, KENNETT S I, PAFFMANN J V. A survey of canine Toxocariasis and Toxocaral soil contamination in Essex country, New Jersey. Am J Public Health 1980; 70: 1207-8.         [ Links ]