SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.25 issue1-2CHAGAS DISEASE IN 40 CLINICAL FILE CASES WITH MEGACOLON, FECALOMA, INTESTINAL OBSTRUCTION OR ACHALASIA, FROM THE BARROS LUCO TRUDEAU HOSPITAL (SANTIAGO. CHILE) 1999VALIDATION TEST OF CONVENTIONAL WET MOUNT EXAMINATION, MAY GRUNWALD-GIEMSA AND GRAM STAINING, AND CULTURE MEDIUM TESTS FOR THE DIAGNOSIS OF Trichomonas vaginalis author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Parasitología al día

Print version ISSN 0716-0720

Parasitol. día vol.25 n.1-2 Santiago Jan. 2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-07202001000100010 

Teniosis: Serie clínica en 35 pacientes

MARISA TORRES*, CARLOS PEREZ**, ERCIRA GALDAMEZ**, MELVIN GABOR,***
CLAUDIO MIRANDA****, XIMENA COFRE* y PAULA TELLEZ*

TENIOSIS: A CLINICAL SERIE OF 35 HUMAN CASES

A clinical series of 35 patients with taeniosis is described. Their ages is between 4 and 71 years old. 32 of them come from the urban area. There are 6 cases with Taenia solium, 24 cases with Taenia saginata, 4 infected with Taenia spp and 1 case with Diphyllobothrium latum. The reason for seeking medical advise in 34 cases was the proglottides elimination. 22 patients had the antecedent to eat raw beef meat and 5 of them ate in addition raw pork meat. The elimination of proglottides fluctuated between 4 days and 40 years. The patients were treated with niclosamida or praziquantel, and they did not present adverse reactions to medication.

Key words: Teniosis, Taenia solium, Taenia saginata Diphyllobothrium latum.

* Facultad de Medicina. Pontificia Universidad Católica de Chile.
** Hospital Exequiel González Cortés.
*** Facultad de Medicina Universidad de Chile.
**** Hospital Trudeau Barros Luco.

INTRODUCCION

Los cestodos, Taenia saginata, Taenia solium, Diphyllobothrium latum. Diphyllobo-thrium pacificum tienen en común el vivir en su estado adulto en el intestino delgado del hombre, y por consecuencia tienen a éste, como un huésped definitivo. El hombre, también puede infectarse con los estados adultos de otros cestodos, como por ejemplo Hymenolepis nana y en forma accidental. Dipylidium caninum.

Otro parásito de este grupo que puede afectar al hombre y que tiene particular importancia en Chile es el Echinococcus granulosus cuyos estados larvales causan la hidatidosis.1

El diagnóstico de la especie del cestodo es muy importante ya que cada uno de ellos, desarrolla un ciclo biológico específicos y por lo tanto requiere de medidas preventivas diferentes. En forma particular la identificación de T. solium tiene gran importancia médica puesto que el hombre, además de presentar su estado adulto, puede ser afectado por el estado larval (cisticerco), el que puede alojarse en diversos parénquimas como por ejemplo el sistema nervioso central produciendo cuadros clínicos graves de neurocisticercosis.2, 3

A pesar de encontrarse cisticercos con relativa frecuencia en los cerdos y vacunos del país, las infecciones por tenias en el hombre se presentan muy ocasionalmente. La frecuencia de infección por cisticercosis en estas especies encontrada en animales beneficiados en los mataderos a nivel nacional (1991-1995), osciló entre 0,04-0,05%.4 Sin embargo, estas cifras derivan sólo de la inspección macroscópica realizada a cortes de la musculatura, lo que sin duda no es totalmente sensible.

En Chile, no existe un sistema que mantenga datos estadísticos sobre las infecciones humanas por tenias. Sólo existen antecedentes estimativos en algunas publicaciones científicas. Así, en el año 1987, se estimó una tasa de infección en la población general de 0,5/100.000 habitantes.5 Luego, en estudios realizados entre los años 1985 y 1994 en 70.642 muestras de deposiciones, se encontró una tasa de infección bastante mayor (86/100.000). Sin embargo, este resultado fue obtenido en muestras de heces de población con sospecha clínica de infección.6

La proporción de infecciones por T. saginata/T. solium varía según los hábitos alimenticios de la población. En Argentina se estimaba que por 1.000 T. saginata hay 1 T. solium, mientras que en Chile, si bien también es más frecuente la primera de ellas, la proporción es bastante más estrecha (7:1), lo que estaría relacionado al mayor consumo de cerdo en comparación con Argentina.5

Clínicamente en el hombre no existen signos ni síntomas patognomónicos para las teniosis, pero la eliminación de "proglótidas" para la mayoría de las especies es bastante típica.

Mediante la observación microscópica de las proglótidas maduras se puede identificar la especie de tenia presente, lo que permite establecer la fuente de infección y los potenciales riesgos.7

Las pruebas serológicas para determinar infección por estados adultos no son muy sensibles y si ellas son positivas reflejan la memoria inmunológica es decir el reconocimiento antigénico hacia la especie parasitaria y no necesariamente la presencia actual del cestodo, por lo cual tienen un aporte limitado en el manejo clínico.15 Por otra parte, en el caso de una cisticercosis por T. solium, un examen de ELISA positivo no indica ni la localización, ni el número, ni la actividad de las larvas.8

MATERIAL Y METODO

Entre 1990 y 1997 se atendieron y trataron, 35 pacientes portadores de tenias en consultas de especialidad de las Facultades de Medicina de la Universidad de Chile, y de la Pontificia Universidad Católica de Chile. La mayoría de los pacientes fueron derivados desde centros de atención primaria o por otros especialistas. A todos los pacientes se le realizó anamnesis, examen físico, se les aplicó una encuesta epidemiológica y se le solicitó exámenes coproparasitológico seriado y en algunos casos prueba de Graham.

Como tratamiento se les indicó un tenicida de primera elección administrado en dosis única: Veintidós pacientes recibieron 4 g. de niclosamida, 5 recibieron 2 g del mismo fármaco y 8 recibieron 10 mg/kg peso de praziquantel.

RESULTADOS

Los pacientes se distribuyeron en un rango de edad entre 4 a 71 años, pero la mayoría eran adultos. Treinta de ellos tenían más de 21 años (85,72%) y sólo 5 menos de 20 años (14,28%). De acuerdo al sexo, 20 (57,1%) eran mujeres y 15 (42,9%) varones. (Tabla 1) y según su procedencia 32 provenían de zonas urbanas (91,4%) y 3 de zona rural (8,6%). El motivo de consulta fue la eliminación de proglótidas en 34 pacientes (97,1%) y tan sólo en 1, fue el hallazgo de huevos de Taenia spp en los estudios seriados de deposiciones.

Tabla 1. Edad y sexo de 35 pacientes con teniosis

El tiempo de eliminación de las proglótidas antes de la consulta varió entre 4 días y 480 meses (40 años). El detalle de este aspecto se presenta en la Tabla 2.

Tabla 2. Identificación de los cestodos en 35 pacientes infectados y tiempo demorado en
asistir a consulta médica desde que se inició la eliminación de proglótidas

De los 35 pacientes, 3 no entregaron información en cuanto al consumo de carne cruda. De los 32 que respondieron, 27 (84,4%) reconocieron comer en algunas oportunidades carne cruda de vacuno y 5 de ellos reconocieron además comer carne cruda de cerdos.

En los síntomas clínicos destacan los gastrointestinales, se consignó dolor abdominal en 17 pacientes (48,8%), apetito estaba alterado en 32 (91,4%), 15 pacientes presentaban apetito normal (42,9%), 12 tenían apetito aumentado (34,3%) y 5 disminuido (14,3%).

Antes del tratamiento, la identificación del género del cestodo se realizó mediante el análisis de las proglótidas. Con el objeto de lograr la identificación de la especie y tener antecedentes de otras infecciones se complementó el estudio con examen coproparasitológico de deposiciones. El diagnóstico de especie previo a los tratamientos se obtuvo sólo en 10 casos (28,6%), (7 casos con T. saginata, 2 casos con T. solium y 1 caso con D. latum).

La identificación o confirmación de la especie se realizó mediante la observación al microscopio del escólex o de las proglótidas eliminados luego de los tratamientos. Para ello, junto con la terapia, se indicó a todos los pacientes que el día previo a la administración del fármaco realizara un régimen liviano y en caso de haber constipación se hiciese un lavado intestinal. El día de la terapia debía ingerir el fármaco en ayunas y en algunos casos se agregó purgante. Se sugirió que durante ese día no saliera de su casa y que recolectara el parásito evacuado en un recipiente limpio para su posterior envió al laboratorio.

Cada técnica usada tuvo un diferente aporte al diagnóstico de los pacientes. Así, la técnica de Teleman aportó el diagnóstico en 12/35 casos (34,28%), la prueba de Graham en 6/35 (17,14%), el análisis de la proglótida previo al tratamiento en 10 /35 (28,6%), el análisis de proglótida posterior al tratamiento en 31/35 casos (88,67%).

Dado que la morfología del escólex confirma la identificación de la especie presente, éste fue un elemento buscado después del tratamiento. Se recolectaron 11 escólices, un ejemplar por cada paciente. Se confirmó con ello el estudio previo realizado a través de las proglótidas correspondiendo a las especies T. saginata. La eliminación del escólex ocurrió en 8 pacientes tratados con niclosamida y en 3 con praziquantel. Ambos fármacos fueron muy bien tolerados y los pacientes no presentaron efectos adversos luego de sus administraciones.

DISCUSION

En esta serie de pacientes se constata, al igual que en otras series, la mayor frecuencia de teniosis en los adultos lo que coincide con su mayor consumo de carne cruda en relación a los niños. Sin embargo, los niños infectados también habían ingerido carne cruda en forma evidente.9 Los pacientes que ingerían carne cruda no tenían conocimiento del riesgo que esto conlleva.

Destaca el antecedente del tiempo de eliminación de proglótida que llevaban los pacientes antes de asistir a consulta, que en algunos casos fue de pocos días y en otros llamativamente muchos años. Entre los factores que pueden influir en este hecho está el acceso al sistema de salud, la tolerancia a la patología y en el caso de el paciente que relata estar eliminando proglótidas desde hace 40 años sin duda se debe plantear que hubo una reinfección. Otras razones entregadas fueron: considerar equivocadamente la infección como una enfermedad de transmisión venérea, por tener "vergüenza", haber consultado en varias oportunidades y haber recibido terapia inadecuada (fármacos contra nematodos) y por último no tener conciencia de lo que significaba estar infectado.

En esta serie no se encontraron localizaciones ectópicas del parásito o eliminación atípica de las proglótidas descritos en la literatura.12, 13 El principal síntoma expresado por los pacientes fue el dolor abdominal el que no orientó el diagnóstico puesto que al no existir signos patognomónicos de esta infección, éste puede sugerir la presencia de muchas otras patologías.

El diagnóstico de teniosis se puede realizar a partir del hallazgo de huevos en deposiciones, sin embargo, éste método no otorga una identificación de especie a menos que se realicen tinciones específicas o se efectúe un estudio con técnicas de biología molecular como la reacción de polimerasa en cadena lo que aumenta su costo.12 La eliminación de huevos es escasa en portadores de tenias, pues generalmente se encuentran localizados dentro de la proglótida. Con la prueba de Graham se pueden encontrar esporádicamente huevos que queden en el margen anal. En este estudio se confirma el aporte al diagnóstico que tiene el análisis de las proglótidas realizado luego de los tratamientos (31 casos 88,6%), por lo cual debe enfatizarse en que el médico solicite al paciente el envío del helminto o trozo de las eventuales "proglótidas" al laboratorio en un frasco con agua corriente para no alterar las proglótidas, incluso antes del tratamiento o posterior a él.13

Existe una responsabilidad ética de realizar diagnóstico precoz y terapia oportuna de los portadores de teniosis, ya que una persona con T. solium puede a través de sus deposiciones puede infectar a muchas personas, las que pueden presentar una grave cisticercosis.18

Los fármacos utilizados de elección en la terapia contra los cestodes son praziquantel y niclosamida. Lamentablemente no están disponibles en todas las farmacias, motivo por el cual, otros autores actualmente están incursionando en la búsqueda de alternativas.19 El criterio de curación de una tenia lo otorga la eliminación del escólex, puesto que en estos parásitos, el cuello tiene la capacidad de regenerar la estróbila.14

En zonas endémicas o en las que coexisten un reservorio animal y factores de riesgo que mantengan el ciclo biológico de estas zoonosis se deben aplicar las medidas de control y prevención adecuadas. Debe además educarse a las personas que viajan para que no consuman alimentos de procedencia desconocida.16, 17

Con el propósito de definir focos de intervención quimioterapéutica para lograr el control de la infección por Taenias/cisticercosis se ha definido como foco endémico al lugar en que exista de una o más de las siguientes situaciones: existencia de un individuo portador de Taenia, o de una unidad habitacional donde recientemente se halla encontrado un caso de neurocisticercosis o de epilepsia. Estas situaciones evidencian la existencia del ciclo biológico de transmisión en una región determinada por lo que se recomienda hacer el estudio serológicos de las personas potencialmente expuestas a un ambiente infectado con técnicas de inmunodiagnóstico como ELISA IgG, para evaluar posibles infectados con Cysticercus cellulosae y hacer exámenes de deposiciones seriado buscando potenciales portadores de T. solium.3

RESUMEN

Se presenta una serie clínica de 35 pacientes con teniosis. Los pacientes tenían un rango de edad que fluctuaba entre 4 a 71 años, 32 pacientes eran de zona urbana. En la serie se demostró la presencia de 6 casos con Taenia solium, 24 con Taenia saginata, 4 con Taenia spp, 1 caso con Diphyllobothrium latum. El motivo de consulta en 34 casos fue la eliminación de proglótidas. Entre los antecedentes de riesgo 27 pacientes tenían como antecedente consumir carne cruda de vacuno y 5 de ellos consumían además carne cruda de cerdos. El tiempo de eliminación de proglótidas varió entre 4 días a 40 años. Los pacientes fueron tratados con niclosamida o praziquantel sin presentar reacciones adversas a los medicamentos.

REFERENCIAS

1.- ATIAS A. Parasitología clínica, Editorial Mediterráneo, 1999.         [ Links ]

2.- ARRIAGADA C, NOGALES-GAETE J, APT W, Neurocisticercosis Arrignog. Ediciones, 1997.         [ Links ]

3.- ORGANIZACION MUNDIAL DE LA SALUD, ORGANIZACION PANAMERICANA DE LA SALUD Teniasis/Cisticercosis. Curitiba 1984.         [ Links ]

4.- MINSAL. MINISTERIO DE SALUD. REPUBLICA DE CHILE. División de Salud Ambiental Departamento de Programas sobre el ambiente División del Ambiente. Informes Técnicos de Prevalencia de Zoonosis en Reservorio Animal. Chile, 1991; 1995.         [ Links ]

5.- APT W. Helmintiasis intestinales en América Latina Prevalencia Actual y sus factores contribuyentes. Parasitol al Día 1987; 11: 155-66.         [ Links ]

6.- MERCADO R, ATIAS B. Infecciones por Taenia spp. y otros cestodes intestinales en pacientes de consultorios y hospitales públicos del sector norte de Santiago, Chile (1985-1994) Bol Chil Parasitol 1995; 50: 80-3.         [ Links ]

7.- ALLAN J C, AVILA G, GARCIA J et al. Inmunodiagnosis of taeniasis by coproantigen detection. Parasitology 1990; 3: 473-7.         [ Links ]

8.- JAMES B. Use and Interpretation of Laboratory test in Infectious Disease Fifth Edtition Speciality Laboratories. 1998.         [ Links ]

9.- BOTERO D, TANOWITZ H B, WEISS L M, WITTNESS M. Taeniasis and cysticercosis. Infect Dis Clin North Am 1993; 7: 683-97.         [ Links ]

10.- SCHENONE H, SCHENONE S. Oral elimination of strobila segments of Taenia saginata Bol Chil Parasitol Jan-Jun 1992; 47: 33-5.         [ Links ]

11.- BORDON M L. Intestinal obstruction due to Taenia saginata infection: a case report. J Trop Med Hyg Oct 1992; 95: 353-9923.         [ Links ]

12.- GONZALEZ L M, MONTERO E, HARRISON L J. Differential diagnosis of Taenia saginata and Taenia solium infection by PCR, J Clin Microbiol Feb 2000; 38; 737-44.         [ Links ]

13.- PARVAIZ K, WAHEED M, HAYAT M, SOFI A. Praziquantel in Niclosamide-resistant Taenia saginata infection. Scand J Infect Dis 1999; 31: 603-4.         [ Links ]

14.- NEVA FRANKLIN A, BROWN. Basic Clinical Parasitolgy, Appleton and Lange Norwalk, Conneticut. Sixth Edition, 1994.         [ Links ]

15.- SHIGUEKAWA K Y, MINEO J R, COSTA-CRUZ J M. ELISA and western blotting in the detection of IgG antisolium metacestodes in serum samples in human neurocysticercosis. Trop Med Int Health Jun 2000; 5: 443-9.         [ Links ]

16.- STEFFEN R, ERICSSON C D. Special section: travel medicine. Clin Infect Dis May 2000; 30: 809-10.         [ Links ]

17.- SKJERVE E. Possible increase of human Taenia saginata infections through import of beef to Norway from a high prevalence area. J Food Prot 1999; 62: 1314-9.         [ Links ]

18.- ACHA P N, SZYFRES B. Zoonosis y enfermedades infecciosas transmisibles comunes al hombre y a los animales. Segunda Edición Organización Panamericana de la Salud Publicación Científica Nº 503, 1986.         [ Links ]

19.- VARMA T K. Studies on comparative efficacy of mebendazole, flubendazole and niclosamide against human tapeworm infections Indian. J Public Health 1990; 34: 163-8.         [ Links ]

Dra. Marisa Torres Hidalgo
Las Azaleas 228 Las Condes Santiago Chile
Teléfono: 6863573, 093333146.
E mail: cotoday@entel chile.net