SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.23 número1-2Corynosoma obtuscens LINCICOME, 1943 (ACANTHOCEPHALA: POLYMORPHIDAE) EN Canis familiaris DE LA CIUDAD DE CHINCHA, PERU. índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Parasitología al día

versión impresa ISSN 0716-0720

Parasitol. día v.23 n.1-2 Santiago ene. 1999

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-07201999000100013 

COMUNICACION

DISTRIBUCION Y TENDENCIA DE LA TRICHINELLOSIS
HUMANA Y PORCINA EN CHILE (1989 - 1995).

 

MARIA ANGELICA MORALES*, JULIA VASQUEZ* y JUAN LUENGO*.

Departamento de Medicina Preventiva Animal, Facultad de  Ciencias Veterinarias y Pecuarias, Universidad de Chile. Casilla 2 Correo 15, Santiago Chile.
Con el apoyo económico de la Dirección de Investigación y Desarrollo (DID), Universidad de Chile.

DISTRIBUTION  AND TENDENCY OF HUMAN AND SWINE
THRICHINELLOSIS IN CHILE (1989-1995)

With data obtained from the Ministry of Health the prevalence of trichinellosis  in  human and porcine populations from  1989  to 1995  was calculated. The infection is present  in swine from the  V to the XII Region of the country. In both populations,  the  rates  of trichinellosis are decreasing during the studied period. There was no association  between human and swine frequency of trichinellosis according to regions or years.
Key words: trichinellosis, epidemiology, zoonosis, Chile.

INTRODUCCION

La  trichinellosis  es  una enfermedad  de  los  carnívoros silvestres y domésticos que se transmite al hombre por  ingestión de carne o productos cárneos crudos o insuficientemente cocidos. El agente es la Trichinella  spiralis, un pequeño nematodo filiforme, que  al estado adulto vive por pocas semanas en el intestino  delgado de  una gran variedad de animales. Al estado  larval  se enquista en la musculatura de sus huéspedes,en donde permanece viable por largo tiempo 1,2. La enfermedad es endémica en Chile 3, y puede presentarse en casos aislados o bien como  brotes epidémicos en diferentes localidades del país. 4-8

Tratándose de una  enfermedad asociada al consumo de productos cárneos y básicamente de cerdos,  se ha estimado conveniente analizar su presentación  en la población humana y su relación con lo  que sucede en esa especie animal.

MATERIAL Y METODOS

La  información  sobre  los casos humanos de  trichinellosis  se obtuvo a partir de los Anuarios de Enfermedades  de Denuncia Obligatoria del Ministerio de Salud y la  de  la población  porcina se recolectó  de  los datos de  decomisos  que  anualmente informan  los Servicios Regionales de Salud al  Departamento  de Higiene Ambiental del Ministerio de Salud . La información recolectada  corresponde a la existente entre los  años 1989 y 1995. Se calculó para cada  región,  la relación  existente entre  la población humana enferma y el total  de  la poblacion existente y la relación entre el número de cerdos decomisados  y el  total de animales beneficiados. La tendencia  se obtuvo mediante una ecuación de regresión utilizando las frecuencias  absolutas  de casos en los años estudiados y el  ascenso  o descenso porcentual con los casos de los años extremos. La correlación entre  tasas se determinó utilizando  el  coeficiente de Spearman9.

RESULTADOS

El número de cerdos decomisados por trichinellosis y su tasa por 100  animales beneficiados para cada año y para cada  región geopolítica del país se presenta en la Tabla 1.

Tabla 1. Número de casos y tasas* de trichinellosis porcina según regiones de Chile ( 1989-1995)

Región
1989
1990
1991
1992
1993
1994
1995
Total
 
n
%
n
%
n
%
n
%
n
%
n
%
n
%
n
%

I     0 0,000     0 0,000     0 0,000     0 0,000     0 0,000     0 0,000     0 0,000
      0
0,000
II     0 0,000     0 0,000     0 0,000     0 0,000     0 0,000     0 0,000
0
0,000
0
0,000
III     0 0,000     0 0,000     0 0,000     0 0,000     0 0,000     0 0,000     0 0,000
      0
0,000
IV     0 0,000     0 0,000     0 0,000     0 0,000     0 0,000     0 0,000     0 0,000
0
0,000
V     2 0,003     2 0,004     2 0,004     1 0,002     0 0,000     2 0,006
0
0,000
9
0,003
R.M.   14 0,002   11 0,001   22 0,003   10 0,001   15 0,002   11 0,001     4 0,185
87
0,001
VI     3 0,001     3 0,001     5 0,001     0 0,000     5 0,001     3 0,001     2 0,001
21
0,001
VII   25 0,069   25 0,069   56 0,110   41 0,057   31 0,061   17 0,034   28 0,060
223
0,065
VIII   75 0,090   75 0,180 103 0,103   45 0,048   66 0,072   38 0,041   23 0,026
425
0,067
IX   45 0,180   45 0,062   46 0,158   36 0,129   47 0,072   55 0,151   41 0,121
315
0,130
X   34 0,062   34 0,780   33 0,052   26 0,043   28 0,039   32 0,044   18 0,023
205
0,045
XI   14 0,780   14 0,176     8 0,595     1 0,093     6 0,387     7 0,377     3 0,196
53
0,484
XII     4 0,176     4 0,000     5 0,222     0 0,000     8 0,299     4 0,159     4 0,159
29
0,171
País 216 0,014 213 0,013 280 0,017 160 0,010 206 0,012 169 0,009 123 0,007
1367
0,011

*Tasa por 100 faenados R.M.: Región Metropolitana              

La tendencia que ha tenido la infección en cerdos entre los años 1989 y 1995 es de tipo negativa con un descenso anual de 15,5 casos, lo que corresponde a un descenso porcentual de 43,1%. La tendencia para cada Región, muestra a partir de la V un descenso en todas ellas , exceptuando en la IX y XII . Estos resultados se presentan en  la Tabla 2.

Tabla 2.- Tendencia del número de casos
de trichinellosis porcina entre la V y la XII
Regiones de Chile ( 19889-1995)

Región
Ecuación

V
    2,143
-
  0,286 X
VI
    3,320
-
  0,107 X
VII
  35,286
-
  1,143 X
VIII
  95,463
-
11,056 X
IX
  44,036
+
  0,321 X
X
  35,393
-
  2,036 X
XI
  12,821
-
  1,750 X
XII
    3,821
+
  0,107 X
RM
  16,393
-
  1,321 X
País
241,610
-
15,536 X

La distribución regional en el hombre (Tabla 3) muestra  que con excepción de la XI Región, se presentaron casos desde la III a la XII Región. Para el periodo 1989-95  no se observó una relación significativa entre regiones de las tasas de infección en humanos con la de porcinos (r= 0,2763).

Si dentro de cada población se compara las tasas de  morbilidad  (Tabla 3) se observa que la tasa de la población  humana de la X Región difiere de las del resto. A su vez, en la población porcina sucede lo mismo, pero en un sentido inverso así, mientras que no se observan casos en la población humana, en la población porcina se obtiene la tasa más alta del país ( 0,53 %).

Tabla 3.- Morbilidad por Trichinellosis en la población humana y porcina según regiones de Chile (1989-1995)

Región
Población humana
Población porcina
 
Nº casos
Tasa*
Nº casos
Tasa*

I
    0
0
a
       0
0
a
II
    0
0
a
       0
0
a
III
    2
     0,14
a
       0
0
a
IV
    7
     0,20
a,b
       0
0
a
V
  34
     0,34
a,b,c
       9
       0,003
a
R.M.
  51
     0,13
a,b,c
     87
       0,002
a
    VI
  46
     0,94
a,b,c
     21
       0,001
a
VII
  10
     0,17
a
   223
       0,066
b,c
VIII
125
     1,04
b,d
   425
       0,073
b,c
IX
  68
     1,20
c
   315
       0,131
b
X
174
     2,63
d
   205
       0,050
c
XI
    0
0
a
     53
       0,531
d
XII
    3
     0,26
a,b,c
     29
       0,168
a
País
520
     0,55
 
1.367
       0,011
 

R.M.: Región Metropolitana *Tasa por 100.000 habitantes **Tasa por 100 animales faenados
Letras diferentes en sentido vertical indican diferencias significativas

DISCUSION

La tasa de trichinellosis porcina de 0,011 % observada para el  período analizado, es inferior a la de 0,032 % encontrada en el año 198610. Esta tendencia  a la reducción que se presenta en esta  especie  (15,5 casos  anuales menos), con un descenso porcentual de 43,1%  del número de casos entre los años extremos, es más acentuada que  la tendencia que se observa en  la población humana   para los años contemplados (sólo 6 casos  anuales menos, equivalente a una reducción o descenso porcentual de 12,5%).  La tendencia,  al descenso, encontrada en porcinos en el  país  se repitió para la mayoría de las regiones, destacándose la VIII, a excepción de las IX y X regiones que presentan una tendencia al aumento.

La distribución regional muestra la ausencia de casos en  la población  humana de las I, II y XI regiones.Destaca con la tasa más alta la X Región con 2,6  por 100.000  para el período, lo que es un reflejo de los brotes  que se han presentado desde 1989 hasta 199211; en cambio, en porcinos la  tasa de esa región sólo alcanza 0,05 por 100. En esta última especie  no  se encontraron casos desde la I a la IV Región, probablemente debido al escaso faenamiento de cerdos en esas zonas.
( aproximadamente 1%  del total de faenamiento del país).

Si  se relacionan las tasas anuales de la  población  humana con  la de porcinos, a lo largo de 1989 a 1995, no se observa  una correlación  significastiva  (r = 0,5714, p >0,05).  Lo mismo ocurre si se relacionan las tasa regionales entre ambas  especies (r = 0,7263, p >0,05).

La asociación que cabría esperar, tanto en el tiempo como en el  espacio, se presume que no se manifiesta dado que  el  animal diagnosticado  en  matadero es decomisado y no  llega  a consumo humano. Es importante, considerar en ese sentido, que en regiones de  alta morbilidad como la VII, IX y X, existe  una cantidad  importante de propietarios que  poseen  una  pequeña cantidad de animales12, los que probablemente no son enviados a  matadero para su faenamiento, sino que se sacrifican en  forma clandestina.

RESUMEN

Con información de los años 1989 a 1995, obtenida del  Ministerio de  Salud de Chile, se describe la prevalencia de la  trichinellosis de las poblaciones humana y porcina. La enfermedad en la  población  porcina  se presenta desde la V a  la XII Región. En  la población humana no se observaron casos en la I, II y X Región. En ambas  poblaciones la tendencia es al descenso. No se observó asociación  entre  las tasas observadas en la población humana con las determinadas en la especie porcina. Tanto entre regiones como entre años.

REFERENCIAS

1.-CHILE, Ministerio de Salud. Importancia Sanitaria y Económica de las principales zoonosis detectadas en los animales beneficiados en los mataderos del pais durante el periodo 1975-1984. 1985.        [ Links ]

2.-ALCANTARA P, DE LA ROSA J, CORREA M . Trichinelosis. Una parasitosis fuera
de serie. Publicación técnica del INDRE Nº 16 , México, DF. 1992.        [ Links ]

3.- ATIAS A. Triquinosis. Parasitología Clínica. Capítulo 36 pág 303-309. 1991.        [ Links ]

4.- ZAMORANO C G, CONTRERAS M, ESPINOZA A et al., Brote de triquinosis en la comuna de Purranque, X región, Chile. Octubre-Noviembre, 1992. Bol Chil Parasitol 49: 38-42. 1994.        [ Links ]

5.- SCHENONE H, CORNEJO L, RIVERA G et al., Epidemia de triquinosis en Antofagasta. Bol Chil Parasitol 22:2-10. 1967.        [ Links ]

6.- SCHENONE H, KAGAN I, KNIERIM F et al., Epidemia de triquinosis en Temuco. Bol Chil Parasitol 27:33-36. 1972.        [ Links ]

7.- MENARD E, ATIAS A, PEREZ C, CALDERON C. Un nuevo brote de triquinosis en Santiago de Chile. Bol Chil Parasitol 28:73-77. 1973.        [ Links ]

8.- MENARD E, ASTUDILLO N, ROSALES E et al., Brote epidémico de triquinosis  en Santiago de Chile. Rev Méd Chile 1105: 478-480. 1977.         [ Links ]

9. SIEGEL S. Nono parametric statistics. Mc Graw-Hill Co. New York. 1956.        [ Links ]

10.-MORALES M A , LUENGO J. Beneficio y causales de decomisos en animales beneficiados en los mataderos del país durante el año 1986. Av Cien Vet 10:136-146. 1995.        [ Links ]

11.-SCHENONE H, LOPEZ R , BARILARI E et al., Tendencia actual de la epidemiología de la triquinosis humana en Chile. Bol. Chil. Parasitol. 52: 22:25. 1997.        [ Links ]

12. CHILE, Instituto Nacional de Estadísticas. VI Censo Nacional Agropecuario. Resultados preliminares. 1997.