SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.76 número2Diagnóstico urológico prenatalResultados de la vacunación universal a niños de un año con vacuna de varicela en Montevideo, Uruguay índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. v.76 n.2 Santiago abr. 2005

http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41062005000200014 

 

Rev Chil Pediatr 76 (2); 207-208, 2005

INFORMÁTICA

 

Redes Privadas Virtuales: Un mundo de acceso a las librerías del mundo

 

Eduardo Cosoi P.1

1. Médico Pediatra. Unidad de Lactantes y Nutrición. Hospital Luis Calvo Mackenna. Universidad de Chile.


Muchas bibliotecas de Centros Universitarios, tanto en Chile como en el mundo, se han suscrito a empresas que proveen acceso prácticamente universal a las Revistas Médicas y libros específicos del mundo. Dichas empresas, por un costo fijo anual, otorgan la libertad de ingresar y descargar el texto completo de las revistas. Antiguamente, al encargado de la biblioteca se le pedía una búsqueda bibliográfica, y a través de una conexión y una clave especial podía acceder a los textos solicitados. Actualmente, es posible que el Centro Universitario otorgue acceso universal a sus miembros para que accedan directamente. Para ello, hasta hace poco, era necesario que el computador de acceso se encontrara físicamente localizado en la zona del Centro con derechos de suscripción, ya que la empresa que brinda el servicio, quiere asegurarse que no entren usuarios no autorizados. Cada red local, posee un identificador único que justamente permite que sea detectado e impide que otros usuarios de otros puntos se puedan conectar. Ahora, con las Redes Privadas Virtuales (VPN) es posible realizar dicha conexión desde cualquier punto. La Facultad de Medicina de la Universidad de Chile ofrece esta alternativa a todos sus funcionarios, con acceso directo y con más de 1.500 revistas con texto completo.

El mundo ha cambiado significativamente por efecto de los requerimientos de comunicaciones, ello especialmente a nivel de empresas pero también en la medicina. Muchos centros, que se encuentran dispersos en una misma ciudad o país requieren de un medio de comunicación rápido, seguro y confiable. Hasta hace poco, esto significaba el mantener una red dedicada, con cables y sistemas específicos para cada una de las Universidades, ello a un elevado costo, ya que significaba arrendar líneas de fibra óptica o ISDN dedicadas. Estas redes de comunicaciones les permiten expandir su red privada más allá de su área geográfica específica. Una red de área amplia (WAN) tiene una gran ventaja respecto a una red pública como es la Internet, especialmente en la confiabilidad, velocidad y seguridad. Desgraciadamente el mantener una WAN, especialmente cuando se utilizan líneas arrendadas, puede ser extremadamente oneroso, más aún a medida que aumenta la distancia entre cada uno de los puntos. A medida que la popularidad de la Internet ha crecido, muchas empresas y Centros Universitarios la utilizaron para extender sus propias redes. Primero fueron las Intranets, que son sitios protegidos por claves que se utilizan por sus empleados. Ahora se están creando sus propias redes privadas virtuales (VPN) para acomodar las necesidades de comunicaciones en diferentes centros en localidades distantes.

Básicamente, una VPN es una red privada que utiliza una red pública (usualmente la Internet) para conectarse a sitios remotos o a varios usuarios. En vez de utilizar líneas especiales, una VPN utiliza conexiones "virtuales" que son dirigidas a través de la Internet desde la red privada del Centro Universitario al sitio remoto de los usuarios en el lugar que se encuentren.

Existen dos tipos de VPN: de acceso remoto, llamada también red privada virtual de llamada (VPDN), que es una conexión de área local utilizada por un Centro que requiere que sus usuarios se conecten a una red privada encriptada desde varios puntos remotos y la red de acceso de sitio a sitio en la cual un Centro se puede conectar a múltiples sitios fijos de una red pública como la Internet.

Las VPN permiten que cada miembro remoto de una red se comunique mediante un sistema seguro y confiable, utilizando la Internet como el medio de conexión a una red privada virtual. Una VPN puede crecer lo suficiente como para acomodar muchos usuarios en distintas ubicaciones, siendo el costo mínimo comparado con el sistema de líneas dedicadas.

Para poder acceder a este sistema, específicamente de la Universidad de Chile, se requiere de un programa especial que permite que el computador del proveedor del servicio de acceso a las revistas "crea" que nos encontramos situados en la Universidad de Chile. Ello se logra cargando en el computador un programa llamado VPN Cisco Client, que se puede descargar desde:

http://www.uchile.cl/bibliotecas/vpn/vpn-windows.exe (Windows) o

http://www.accesointernet.uchile.cl/clientes/vpnclient.tgz (Mac).

Se debe poseer acceso a Internet a través de cualquiera de los proveedores comerciales existentes, obtener una clave de identificación desde el sitio www.pasaporte. uchile.cl.

Luego, se debe instalar el programa y configurarlo mediante las siguientes instrucciones:

En el icono llamado "New" se debe crear una nueva conexión y configurarla. En las opciones de "Name", "Password" y "Confirm Password", se debe digitar la palabra "uchile". Se hace doble clic en la configuración "VPN_UCHILE", para establecer la conexión.

Luego, a través del Browser, se debe conectar a http://www.al-dia.cl/ donde se podrá acceder a revistas con texto completo de toda índole.

Así, la Educación Médica y la Investigación Científica suman una formidable herramienta de trabajo a su diaria labor, donde una vez más observamos que la comunicación moderna supera las barrera físicas, lo que hasta hace muy pocas décadas era parte de la novela de ciencia ficción.

Figura 1.