SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.76 número2Adherencia y efectividad a mediano plazo del tratamiento de la obesidad infantil: compliance and outcome over medium termDisplasia Ectodérmica hipohidrótica, caso clínico y revisión de la literatura índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. v.76 n.2 Santiago abr. 2005

http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41062005000200006 

 

Rev Chil Pediatr 76 (2); 159-165, 2005

ARTÍCULO ESPECIAL

 

Los niños e Internet. La visión pediátrica de la nueva "generación digital"

Children and internet: the paedriatric vision of the new "digital generation"

 

Francisco Moraga M.1, María de los Ángeles Contreras R.2

1. Médico Pediatra. Servicio de Pediatría, Hospital Clínico San Borja Arriarán.
2. Interna de Medicina, Universidad de Chile.


Resumen

En los niños de hoy se está desarrollando rápidamente una "cultura de los medios digitales" especialmente por el uso de Internet. La informática lidera una nueva era de medios de comunicación, trayendo con ella grandes promesas y preocupaciones por el efecto sobre el desarrollo y el bienestar de los niños, así como los efectos de la inequidad de acceso. Cada nueva tecnología de medios (películas en los 1900s, radio en los años 20, y la televisión en los años 40), genera debate entre partidarios, quienes realzan las ventajas educativas para los niños, y opositores, quienes expresan sus temores sobre la exposición a contenido inadecuado lo comercial, sexual y violencia. La posibilidad que la exploración de Internet pueda conducir a contenido inadecuado o a contactos peligrosos con extraños ha dado lugar a esfuerzos por crear "zonas seguras" y leyes para proteger la navegación de los niños, la familia sigue siendo la mejor protección para que los niños desarrollen actividades nuevas en condiciones seguras, pero a muchos padres la velocidad de desarrollo de la "generación digital" los ha dejado en una situación de desventaja frente a hijos que han crecido con el computador como un elemento más de su vida diaria. Por otro lado, lograr el equilibrio entre el derecho a una navegación libre y enriquecedora pero a la vez segura y controlada, y que no descuide aspectos fundamentales de la vida real, es una disyuntiva que no tiene una respuesta única y sobre la cual falta mucho por investigar. El propósito de esta revisión es entregar al pediatra, en su rol educativo ineludible, elementos que le permitan orientar a la familia para conseguir que sus hijos desarrollen una actitud responsable frente a la utilización del computador y de Internet, que le permitan aprovechar al máximo las ventajas que ofrece esta tecnología, y a la vez que contribuyan a protegerse contra los perjuicios a los que Internet puede exponerlos.

(Palabras clave: internet, niños, medios de comunicación, familia).

A new "children´s digital media culture" is swiftly moving into place on the Internet. Computer technology has ushered in a new era of mass media, bringing with it great promise and great concerns about the effect on children´s development and well being. With the development of each new wave of media technology (films in the 1900s, radio in the 1920s and television in the 1940s), proponents touted the educational benefits for children, while opponents voiced fears about exposure to inappropriate commercial, sexual, and violent content. The possibility that a child´s exploration on the Internet might lead to inappropriate content, aggressive advertising or even dangerous contact with strangers has given rise to a number of efforts to create "safe zones" and laws to protect them in on-line experience. An approach to protecting childrens privacy would seek to support parents; further analysis of existing measures, including privacy enhancing techniques, laws and self-regulatory mechanisms is needed to understand how well these measures achieve the goal of protecting children with that of ensuring freedom of expression. The purpuse of this revision is to deliver to the paediatrician, in its inescapable educational role, elements that permit the orientation of the family, to obtain that the children develop a responsible attitude set against the utilization of the computer and of Internet, that permit the child to take the advantages that offer this technology while at the same time that protect against the damages that Internet can expose them to.

(Key words: internet, children, media, parents, computer).


INTRODUCCIÓN

El crecimiento de más del 1.400% en el uso de Internet por los niños desde 1998 al 2004, comparado con el 555% de la población total con acceso a Internet en el mundo desarrollado, demuestra que la aceptación de este medio entre la población joven es espectacular1,2. Respecto al acceso a contenidos no adecuados, el séptimo estudio efectuado por la Comunidad Europea en junio 2004 por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC)3, y en España el estudio Kiddanet de la organización Save the Children4, revelan que el 53 por ciento de los jóvenes tiene computador con conexión a Internet y el 15% tiene el computador en su habitación, accediendo a Internet sin compañía de padres u otro adulto que guíe su navegación3. El último estudio muestra que los niños y los jóvenes utilizan Internet fundamentalmente como medio de relación por medio de los salones de conversación (chatrooms o chats). En un entorno totalmente abierto, podemos encontrarnos con que los niños están accediendo, sin control, a contenidos para adultos o relacionándose a través de un chat, con personas que, tras una personalidad virtual, pueden ocultar otro tipo de intereses5,6.

En Chile7, el primer Índice de Generación Digital (IGD, elaborado por Adimark, el portal Educarchile y VTR banda ancha) reveló que de los escolares chilenos un 44,3% tiene acceso a Internet; en el colegio, los establecimientos particulares privados tienen un 84,8% de acceso, los particulares subvencionados un 76,1% y los municipalizados, un 73,6%. En tanto el acceso en domicilio es del 48% entre alumnos de colegios particulares privados, cifra que desciende a un 24,4% en los hogares de alumnos de colegios particulares subvencionados y a 6,4% en los hogares de niños del sector municipalizado. En cuanto al uso que le dan a Internet, esta encuesta demostró que el 14,4% de los niños declaró usar Internet 4 días o más en su hogar, un 32,8% 1 día o más en el colegio y el 32% afirmó tener un nivel bueno o experto en el uso de Internet7, apreciándose que quienes menos saben de la red concentran sus actividades en la realización de tareas escolares, mientras que el grupo de mayor conocimiento dedica más tiempo a actividades adicionales, tales como manejo de multimedia, chat y juegos. Los usos también difieren por género, siendo más frecuente en las mujeres los usos escolares y de comunicación (chat, fotolog o flogs -álbumes fotográficos en línea-, y weblog o blogs -diarios de vida virtuales-) y entre los hombres, los juegos. Otro de los hallazgos interesantes fue la alta valoración que tiene Internet para realizar tareas y trabajos escolares, que llegó a un 90%, siendo incluso mayor en escolares (94,3%) que en los padres (85,7%).

Vista así, la computación en general e Internet en particular, ofrece a los niños diversión, información, interacción, complementa la educación y sirve como espacio de comunicación. Por otro lado, la capacidad de navegación sin límites se corresponde con la impulsividad, curiosidad y la necesidad de gratificación inmediata o de retroalimentación que tienen los niños8-10.

A pesar de los beneficios que representa esta amplia gama de posibilidades, sus peligros no se pueden ignorar. La mayoría de los padres advierte a sus hijos respecto a relacionarse con personas extrañas (conversar, abrir la puerta) en especial si están solos en la casa, y que no deben dar información frente a llamadas por teléfono. También controlan dónde y con quién van a jugar, que programas de televisión pueden ver y los libros y revistas que leen. Sin embargo, muchos padres no advierten que el mismo nivel de supervisión y orientación se debe mantener respecto al uso de las conexiones en línea, de manera que este medio se desarrolle en un ambiente seguro para los menores, que respete su derecho a la información, a la libre expresión y a la privacidad, pero al mismo tiempo que asegure el derecho a ser protegido de toda influencia que pueda dañarles4,11,12.

El propósito de la siguiente revisión es entregar al pediatra, en su rol de educador, elementos para apoyar a los padres en el proceso de enseñar a los hijos a desarrollar una actitud responsable frente a la utilización del computador y de Internet, que les permita aprovechar al máximo las ventajas que ofrece esta tecnología, a la vez que protegerse a sí mismos contra los perjuicios que Internet puede conllevar13,14.

¿Cuáles son los riesgos que enfrentan los niños en la navegación?

Los más importantes son tres: exponerse a delincuencia (por ejemplo: robo de información, pedofilia), a áreas que no son apropiadas (por ejemplo: pornografía, desinformación) o son abrumadoras (por ejemplo: violencia explícita, incitación al suicidio)15-19.

Por otro lado, el tiempo que se invierte frente al computador es tiempo que se resta al disponible para el desarrollo de las destrezas sociales, además de fomentar la inactividad y sedentarismo en el contexto de la actual "epidemia" global de obesidad infantojuvenil6,19,20.

¿En qué aspectos podemos contribuir los pediatras?

Para ayudar a los niños a tener experiencias seguras, entretenidas y educativas en la red, los pediatras debemos apoyar a los padres en la entrega de los mensajes que éstos hagan a sus hijos en varias áreas, más allá de limitarse a las clásicas cartillas de restricciones que se ofrecen con fines académicos (tabla 1).


Primero, hay que recordarle a los niños que no todo lo que se ve o se lee en línea es real o verdadero; así, hablarle a los "nombres de pantalla" (nicks) en el chat ("chateo") es lo mismo que hablarle a desconocidos y se requiere, por lo tanto, de los mismos cuidados. Asimismo, advertirles respecto al tipo de información que pueden entregar a través de este medio, especialmente lo relacionado a tarjetas de crédito, claves de acceso u otras contraseñas. Por otro lado, los pediatras debemos hacer presente a los padres que las comunicaciones virtuales no preparan al niño para las relaciones interpersonales reales. Si los padres dedican tiempo para ayudar al niño a explorar y si participan periódicamente con él mientras usa Internet, tendrán la oportunidad de supervisar y guiar el uso que hace el hijo del computador; además, ambos tendrán la oportunidad de aprender juntos.

Segundo, recomendar a los padres que usen las modalidades de control que ofrecen gratuitamente los servicios de conexión (control parental) u obtener algún programa comercial que permita limitar el acceso a áreas que se consideren inapropiadas, por ejemplo CyberSitter (www.cybersitter.com), CyberPatrol (www.cyberpatrol.com) o NetNanny (www.netnanny.com), entre otros8,21,22, al menos inicialmente, hasta que la capacidad de discriminación de los niños sea suficiente autocontrol en la navegación, momento en que recién se podría autorizar una dirección de correo electrónico autónoma, otra puerta abierta a información potencialmente inapropiada (correo "spam")23.

Tercero, recomendar limitar el tiempo que pasan los hijos conectados a Internet, no sólo por los costos involucrados si la conexión es vía telefónica, sino que es importante promover actividades que realcen las relaciones personales reales por sobre las virtuales. Por lo mismo, se debe recomendar a los niños que en sus conversaciones virtuales usen la misma cortesía que deberían usar al hablar personalmente, evitando el lenguaje vulgar, soez o minimizado ("xat"), y conservar las mismas precauciones al usar otros computadores a las que tenga acceso como la escuela, biblioteca, o en casa de amigos9,23.

Finalmente, se debe aceptar que el acceso a la información, libre expresión y privacidad en línea por parte de los jóvenes debe ser hoy considerado un derecho de la niñez, por lo cual el objetivo no es coartar la disponibilidad de acceso sino más bien buscar la forma de hacerla la más constructiva, expedita, libre de riesgos y protegida.12,24

¿Cuándo está preparado un niño para empezar a navegar?

Existen pocas investigaciones serias para averiguar cómo afecta la tecnología de la información a niños de diferentes edades y cuándo es el momento preciso para comenzar diferentes actividades3,4,10,24,25; además, los niños se diferencian en su desarrollo, capacidades y madurez. Pero el sentido común, combinado con las opiniones de expertos en desarrollo infantil, sugiere algunas formas de aconsejar a niños de diferentes edades, entendiendo que no hay reglas específicas en esta área.

EDAD PREESCOLAR

Entre los 2 y 4 años el computador no juega un papel significativo, sin embargo, ofrece, a través de CD-ROMs o programas de actividades, lo que necesitan los niños a esta edad para introducirlos en el tema. Como sugerencia a los padres está el enseñar, guiadamente, el uso de teclado, ratón, CD, disquetera y disponer de tiempo para compartir actividades en el computador4,5.

Entre los 4 y 6 años el uso del computador sigue sin ser una prioridad, pero se adquieren habilidades motoras que permiten hacer un mayor uso de los juegos, productos educativos y otros programas. Pueden empezar a explorar secciones para niños dentro de la red, acompañados de sus padres, ya que aunque los niños aprenden de manera intuitiva y rápidamente, a esta edad dependen de éstos para leer e interpretar los caminos a seguir, convirtiéndose en una experiencia familiar compartida muy valiosa. La sugerencia que el pediatra puede hacer a los padres está dirigida a que éstos orienten hábitos correctos de uso del computador y la conexión a internet, para lo cual los padres deben pasar todo el tiempo posible con su hijo cuando éste use el computador, usar experiencias reales para mostrar las reglas y conductas normales e incentivar sus logros como dibujos o actividades. A esta edad puede iniciarse el uso compartido del correo electrónico con el hijo, de manera que pueda conocer sus contenidos y comentar la correspondencia. A medida que los niños inician su actividad escolar, muchos colegios coordinan y complementan el aprendizaje de la escuela con aprendizaje en casa, facilitando la labor de los padres8,24.

EDAD ESCOLAR: DE LOS 6 A LOS 11 AÑOS

A esta edad el niño comienza a experimentar y apreciar mucho más el potencial de las experiencias en línea: pueden usar enciclopedias en línea y recibir tareas escolares, tener amigos en muchos lugares, intercambiar historias por la red con familiares y amigos lejanos e incluso participar en proyectos escolares compartidos9,13.

Es también la edad para establecer reglas claras, enseñar y reforzar valores y comprobar muy de cerca lo que hacen los niños. Conforme se van independizando, es importante ayudarlos a encontrar materiales apropiados y enriquecedores, y especialmente ayudarles a desarrollar la navegación crítica, esto es, incentivar la capacidad de evaluar los contenidos, comprender lo que se está anunciando en los sitios que visitan y que distingan la calidad virtual de la real en los contenidos a los que accedan26,27.

La sugerencia del pediatra por lo tanto, está dirigida a que se establezcan reglas claras sobre el uso de la red y las consecuencias de romper esas reglas, que se introduzcan los conceptos de veracidad y anonimidad en relación a los contenidos de los sitios que visiten, fomentando la actitud crítica ayudándolos a entender la naturaleza de la información comercial aclarándoles las diferencias entre lo real (fuera de la pantalla) y lo virtual. Además, reforzar los cuidados respecto de la información que entregan y a que le comenten a los padres si encuentran algo que les asuste o sea inusual en línea. Finalmente, controlar los tiempos de conexión para evitar que la navegación interfiera con otros aspectos del desarrollo personal28.

EL ADOLESCENTE

Desde la preadolescencia o adolescencia inicial (10 a 12 años) hasta la adolescencia media (14 años) el uso de Internet se hace progresivamente más sofisticado, accediendo a cualquier sitio posible28, trabajando con gente de lugares remotos en proyectos conjuntos y hablando en línea con múltiples personas sobre casi cualquier tema en las sesiones de chat6,15,29. Los fotologs o flogs y weblogs o blogs son áreas de comunicación entre adolescentes que requieren de exposición mediática en pantalla, entregando una vitrina potencialmente peligrosa a elementos extraños al hogar30.

En la adolescencia tardía, 15 a 19 años, Internet constituye un recurso de múltiples opciones: pueden recibir información sobre oportunidades de trabajo, colegios y universidades; preparar informes multimedia; conseguir ayuda especializada para idiomas o sobre temas escolares y encontrar información sobre casi cualquier cosa que les interese. Por supuesto, junto con la curiosidad, capacidad y libertades crecientes, aparecen nuevos riesgos de sufrir experiencias desagradables o indeseadas31,32.

Igual que con otras actividades a esta edad, los padres deben encontrar maneras creativas de mantenerse en contacto con los hijos en actividades en línea, invocando, como en otros aspectos de la vida, la conducta de autocuidado y autocontrol, iniciando con el establecimiento de reglas claras, límites con comprobaciones periódicas que deben irse ampliando de acuerdo al grado de maduración y cumplimiento, lo que significa seguir explorando junto con ellos todo lo posible. También es necesario que los padres se informen e informen a los hijos sobre las acciones que se pueden tomar si alguien les molesta en línea o les hacen cosas inapropiadas, así como que comprendan que sus propias acciones en línea pueden tener implicaciones legales8,33,34. (en Chile, la Ley 19.223, de junio de 1993 o ley de delitos informáticos, tipifica figuras formales delictuales relativas a la Informática e Internet, disponible en http://www.mass.co.cl/acui/delinformatico.rtf). Contribuye a guiar el uso adecuado de Internet el pedir a los hijos adolescentes que busquen información sobre temas de interés para la familia (continuación de un debate familiar, vacaciones de la familia, una nueva compra), hablar con él sobre novedades en línea, y animarlo a comentar sus nuevas experiencias y, si demuestra habilidades especiales en computación, apoyarlo a que las desarrolle (ayuda escolar, el sitio web familiar, etc)35.

En resumen, sentido común, algo de experiencia básica, vigilancia periódica constructiva (no punitiva), fomento de actitud crítica y reglas sensatas para los niños36, son el piso sobre el que se debe dirigir las experiencias de navegación en Internet, asumiendo que la "generación digital" merece una navegación libre, segura, creativa y que contribuya a su crecimiento personal37,38.

 

REFERENCIAS

1.- Central Inteligence Agency (CIA). World Factbook 2004. Disponible: www.cia.gov/cia/publications/factbook/        [ Links ]

2.- The UCLA Internet Report. Surveying the digital future: year three. February 2003. Disponible: http://ccp.ucla.edu/pdf/UCLA-Internet-Report-Year-Three.pdf        [ Links ]

3.- Asociación para la investigación de medios de comunicación (AIMC), Febrero 2005: Navegantes en la red, 7ª encuesta AIMC a usuarios de Internet. Disponible: http://www.aimc.es.         [ Links ]

4.- Save the Children España. Informe Kiddanet 2004 ¿Cómo usan Internet nuestros hijos?. Disponible: http://www.savethechildren.es        [ Links ]

5.- The Children’s Partnership. The Parents' Guide to the Information Superhighway. Disponible: http://www.childrenspartnership.org        [ Links ]

6.- Olesen J. Children and media risks. Child and Youth Culture. The Department of Contemporary Cultural Studies, Odense University, 1999. Disponible: http://www.hum.sdu.dk/center/kultur/arb_pap/        [ Links ]

7.- Índice de Generación Digital (IGD). Adimark, EducarChile y VTR. 2004. Disponible: http://www.educarchile.cl/ntg/docente/1556/article-81412.html.        [ Links ]

8.- Strasburger VC, Donnerstein E: Children, adolescents, and the media: issues and solutions. Pediatrics 1999; 103: 129-39.         [ Links ]

9.- Strasburger VC, Donnerstein E: Children, adolescents, and the media in the 21st century. Adolesc Med 2000; 11: 1-18.        [ Links ]

10.- Villani S: Impact of media on children and adolescents: A 10-year review of the research. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry 2001; 40: 392-401.         [ Links ]

11.- Mayall B: The sociology of childhood in relation to children’s rights. Int J Child Rights 2000; 8: 243-59.        [ Links ]

12.- De Boni M, Prigmore M: Growing up in cyberspace: children’s rights on-line. Proceedings of UKAIS 2003, Warwick, 2003. Disponible: http://www-users.cs.york.ac.uk/~mdeboni/papers/childrens_ privacy.pdf        [ Links ]

13.- Rich M: Pediatricians should educate parents, youths about media's effects. AAP News 1999; 16: 28-9.        [ Links ]

14.- American Academy of Pediatrics. Media Education in the Practice Setting: An Overview of Media and the Pediatrician's Role. Elk Grove Village, IL. AAP, 1998.        [ Links ]

15.- Valkenburg PM: Media and youth consumerism. J Adolesc Health 2000; 27: 52-6.        [ Links ]

16.- Ferris J: Internet addiction disorders; causes, symptoms and consequences. Virginia Polytechnic Institute and State University 2002. Disponible: http://www.chem.vt.edu/chem-dept/dessy/honors/papers/ferris.html        [ Links ]

17.- Anderson CA, Bushman BJ: The effects of media violence on society. Science 2002; 295: 2377-9.         [ Links ]

18.- Mitchell KJ, Finkelhor D, Wolak J: Risk factors for and impact of online sexual solicitation of youth. JAMA 2001; 285: 3011-4.        [ Links ]

19.- American Academy of Pediatrics. The new morbidity revisited: a renewed commitment to the psychosocial aspects of pediatric care. Committee on Psychosocial Aspects of Child and Family Health. Pediatrics 2001; 108: 1227-30.        [ Links ]

20.- Kotler JA, Calvert SL: Children’s and adolescents’ exposure to different kinds of media violence: recurring choices and recurring themes. En D. Gentile Ed.: Media Violence and Children. A Complete Guide for Parents and Professionals; p 171-213; Westport, CT, London: Praeger, 2003. Disponible: http://cdmc.georgetown.edu/papers/children_and_adolescent%27s_exposure.pdf        [ Links ]

21.- Richardson CR, Resnick PJ, Hansen DL, et al: Does pornography-blocking software block access to health information on the Internet? JAMA 2002; 288: 2887-94.        [ Links ]

22.- Livingstone S: User empowerment and media competence: combining protection and education. European Forum on Harmful and Illegal Cyber Content: Self-Regulation, User Protection and Media Competence Media Division, Directorate General of Human Rights, Council of Europe, Strasbourg, 28 November 2001. Disponible: http://www.lse.ac.uk/collections/media@lse/ pdf/strasburgnov2001.pdf        [ Links ]

23.- Subrahmanyam K, Greenfield P, Kraut R, Gross E: The impact of computer use on children's and adolescents' development. J Appl Dev Psychol 2001; 22: 7-30.         [ Links ]

24.- Roberts DF: Media and youth: Access, exposure, and privatization. J Adolesc Health 2000; 27:8-14.        [ Links ]

25.- Livingstone S: Children’s use of the internet: a review of the research literature. London School of Economical and Political Sciences (LSE), 2002. Disponible:http://www.ncb.org.uk/resources/lit_review.pdf        [ Links ]

26.- Wartella E: Children and interactive media: an updated research compendium. University of Texas at Austin, 2002. Disponible: http://www. markle.org/news/interactive_media_update. pdf        [ Links ]

27.- Montgomery K: Children’s media culture in the new millennium: mapping the digital landscape. The Future of Children. Children and computer technology, 2000; 10: 145-67. Disponible: http://www.futureofchildren.org/usr_doc/vol10no2Art7. pdf        [ Links ]

28.- Panzarine S: A Parent's Guide to the teen years: raising your 11 to 14 year old in the age of chatrooms and navel rings. Facts On File Inc. Edit, NY, USA, 2000.         [ Links ]

29.- Lamb M: Cybersex: Research notes on the characteristics of the visitors to online chat rooms. Devi Behav 1998; 19: 121-35.         [ Links ]

30.- Mastronardi M: Adolescence and media. J Lang Soc Psychol 2003; 22: 83-93.        [ Links ]

31.- Rich M: Boy, mediated: effects of entertainment media on adolescent male health. Adolesc Med 2003; 14: 691-715.        [ Links ]

32.- Larson R: Secrets in the bedroom: Adolescents' private use of media. J Youth Adolesc 1995; 24: 535-50.        [ Links ]

33.- Turow J: Family Boundaries, Commercialism, and the Internet: A Framework for Research. En: Calvert S, Jordan L, Cocking R. (Eds.). Children in the digital age: influences of electronic media on development. Westport, CT, Praeger Pubisher, 2002; 230-55. Disponible: http://cdmc.georgetown. edu/publications.cfm.        [ Links ]

34.- Calvert SL, Strong BL, Gallagher L: Control as an engagement feature for young children’s attention to and learning of computer content. American Behavioral Scientist 2005; 48: 562-77.        [ Links ]

35.- Snow CE: Families as social contexts for literacy development. New Directions for Child Development 1993; 61: 11-24.        [ Links ]

36.- Wartella E, Jennings N: Children and computers: New technology—Old concerns. Children and Computer Technology 2000; 10: 31-43. Disponible: http://www.futureofchildren.org/usr_doc/vol10no2Art2.pdf        [ Links ]

37.- Shields M, Behrman R: Children and computer technology: Analysis and recommendations. Children and computer technology 2000; 10: 4-30. Disponible: http://www.futureofchildren.org/usr_doc/vol10no2Art1.pdf        [ Links ]

38.- Becker K: Internet chat rooms and suicide. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry 2004; 43: 246-7.        [ Links ]