SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.44 número3ADICION OXIDATIVA DE SUSTRATOS TIPO PhZ-ZPh (Z = S, Se, Te) AL COMPLEJO HETEROTRINUCLEAR Au2Pt[CH2P(S)Ph2]4 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Boletín de la Sociedad Chilena de Química

versión impresa ISSN 0366-1644

Bol. Soc. Chil. Quím. v.44 n.3 Concepción set. 1999

http://dx.doi.org/10.4067/S0366-16441999000300001 

PRODUCCION CIENTIFICA ORIGINADA EN CHILE Y 
PUBLICADA EN REVISTAS ISI (1981-1997).
ALGUNAS OBSERVACIONES CUANTITATIVAS

CARLOS ELGUETA
Depatamento de Estudios
CONICYT1

Las publicaciones originadas desde Chile exhiben índices crecientes de participación en el total publicado en revistas indexadas por el Institute for Scientific Information (ISI) en el mundo. Se estima que a fines de la década de los años '70, ellas representaban alrededor del 0,13% del volumen mundial. En 1997, su participación ascendió al 0,22% del total mundial. Este incremento es, en parte, resultado de un creciente compromiso del país por apoyar la actividad científica desarrollada principalmente en las universidades e institutos de investigación. Recordemos que mientras a fines de la década del '70 la inversión del país en investigación y desarrollo bordeaba los US$ 80 millones (0,4% del PIB), en los últimos años se acerca a los US$ 500 millones o cerca del 0,7% del PIB. En este lapso, la producción de "papers" ISI en Chile creció a un ritmo medio anual (cerca del 6%) levemente superior al observado en el contexto mundial (3%) y cercano a la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto. Claramente, hay una correlación entre apoyo a la investigación en Ciencia y Tecnología en un país y su mayor o menor crecimiento económico.

No obstante lo positivo de estos macro-indicadores, al examinar la evolución de la participación e impacto de las publicaciones ISI en las cuatro Ciencias Básicas (Matemáticas, Física, Química y Biología) en el total originado en Chile (18.700 publicaciones en el período 1981-1997), se observan algunas tendencias preocupantes en cuanto al desarrollo futuro de algunas de estas disciplinas; revertirlas es una tarea que requiere acciones coordinadas de parte de todos los actores involucrados con el desarrollo científico y tecnológico de Chile.

En cuanto a su participación en el total de la producción anual, las ciencias básicas la incrementaron en alrededor de 4 puntos porcentuales (44% a 48% del total), tendencia que es opuesta al incremento participativo de ellas en el conjunto de países con producción registrada en el ISI; en ellos disminuyó del 46% al 44% entre 1981 y 1997.

Participación de la Química en las publicaciones ISI originadas en Chile.

Al afinar el análisis y examinar la evolución de la participación de las Ciencias Básicas en el total de la producción (Figura 1) se observa que Matemáticas, Física y Química muestran incrementos porcentuales crecientes de participación. Los "papers" en Química, por ejemplo, aumentaron de alrededor del 9% en 1981 a cerca del 14% a fines del período.

En Matemáticas y Física, comunidades de tamaño relativamente pequeño, sus "papers" duplicaron y triplicaron, respectivamente, su participación. No ha ocurrido lo mismo en Biología2.

Su participación disminuyó de alrededor de un tercio, al inicio de los años '80, a un cuarto del total en 1997. Es probable que esta disminucón se deba a una "migración" de investigadores del área biológica pura a otras como Ciencias Médicas o Ciencias Agrarias o incluso otras Ciencias Básicas.

FIG. 1. Participación relativa de las ciencias básicas en las publicaciones originadas en Chile. 1981-1997.

El crecimiento anual de las publicaciones ISI en Química (Tabla I), es parcialmente atribuible a la incorporación y permanencia por una década del Boletín de la Sociedad Chilena de Química en los índices del ISI y, por otro lado, producto de la labor de poco más de 300-400 cultivadores de esta disciplina, la mayoría de los cuales están afiliados a las universidades chilenas3. Según datos de una encuesta de la Sociedad de Química, no publicada, sólo un 8% de quienes la respondieron (N=291) declararon una institución empleadora no universitaria y tres de cada cuatro encuestados señaló haber publicado al menos un "paper" en el trienio precedente. Ante esta realidad, cualquier análisis de la productividad ISI de la Química en Chile, al igual que para la casi totalidad de las Ciencias Básicas, debe hacerse con referencia al número de investigadores en las universidades.

Como se muestra en la Tabla I, las publicaciones en Química han aumentado en relación inversa la proporción de Químicos investigando en las universidades. Con una participación relativa del 14% en el total de investigadores (1981) su contribución al total de publicaciones era del 9%. En 1997, con un 7% del total de investigadores, contribuyen con el 14% de las publicaciones.

En cuanto a crecimientos medio anual, las publicaciones en Química exhiben tasas medias levemente superiores en el período 1988-97 (9,7%) que en los primeros ocho años de la serie (7,3%). La correspondiente a investigadores, que fue muy lenta en los primeros años (1%) y por debajo del promedio nacional (4,3%) se ha tornado negativa (-1%) y, una vez más, muy por debajo del 3,8% a que está creciendo el número de investigadores en las universidades en los últimos años. Una disminución de 3-4 Químicos al año en las universidades -al igual que en las restantes Ciencias Básicas- puede ser insignificante desde el punto de vista estadístico, pero en el contexto de un país con alrededor de 7.000 Científicos e Ingenieros, si lo debieran ser.  

TABLA I. Publicaciones ISI originadas en Chile y N de investigadores en las universidades. 1981-1997 Total del país y Ciencias Químicas.

Como consecuencia del menor crecimiento en el número de investigadores en las universidades y un aumento de la producción ISI en el último tiempo, es evidente que el índice de publicaciones por investigador ha crecido. Independiente del modo que éste se compute; ya sea en forma simultánea al número de "papers" publicados en un año, o considerando los investigadores en un año dado en relación a la producción tres o más años en el futuro, los valores observados en Química difieren de los del conjunto del país. Al comparar los valores del índice en 1997 con el correspondiente a 1981 en las cuatro Ciencias Básicas, estos han crecido, respectivamente, 4,3 veces en Física; 3,8 en Química; 2,7 en Matemáticas; 1,9 en Biología; y 0,9 en las restantes disciplinas.

FIG. 2. Publicaciones ISI originadas en Chile por investigador en las universidades. 1981-1997.

Impacto relativo de la producción ISI originada en Chile.

El tercer aspecto, quizás el más relevante para las agencias que contribuyen al financiamiento de la investigación en Ciencia y Tecnología, consiste en examinar la "calidad" del producto resultante de dichas inversiones. La frecuencia con que los trabajos generados en un país son citados por otros investigadores en un lapso de tiempo dado, es utilizada por ellas como indicador de la "calidad" o impacto de la ciencia que hacen en sus científicos e ingenieros.

Si bien la correlación entre número de publicaciones y citas acumuladas, al considerar los respectivos volúmenes de un conjunto de 87 países es alta (r = 0,965), en la interpretación del indicador de impacto se deben considerar a lo menos dos de muchos factores.

En primer lugar, existen notorias diferencias en cuanto al grado o intensidad con que las áreas disciplinarias citan las contribuciones que han influenciado su trabajo. En el período 1981-97, por ejemplo, los 10,2 millones de publicaciones acumularon unos 99 millones de citas; Matemáticas produjo un 1,5% de los "papers" los que generaron el 0,7% del total de citas acumuladas. Química, por otro lado, produjo el 11,3% de los "papers" y capturó el 9,9% de las citas. Esto, ciertamente, no significa que la investigación en Química sea de "mejor calidad" que la realizada en Matemáticas. Sólo podríamos concluir que estas diferencias representan dos "culturas citacionistas" diferentes.

En segundo lugar, es preciso considerar que prácticamente dos tercios de la producción ISI originada en Chile fue publicada entre 1988-89 y 1997. Por lo tanto, el valor del índice enmascara los eventuales cambios en "calidad" que pudieron haber ocurrido como consecuencia del mejoramiento de los índices de productividad media por investigador descritos más arriba.

Hechas las anteriores observaciones, examinamos el impacto relativo del producto ISI originado desde nuestro país.

El conjunto de publicaciones originadas en Chile en el período 1981-97 (N = 18.702) capturaron, desde su publicación al año 1997, alrededor de 106.000 citas o alrededor de 6 citas por trabajo. Este valor es inferior al esperado para una publicación generada en el mundo (aproximadamente 10 citas promedio). La buena noticia es que del 39avo lugar en volumen de producción, a la luz del número medio de citas acumuladas por publicación, Chile sube 19 lugares para ubicarse en el 20avo lugar del ranking entre 87 países con productividad registrada en el ISI. Dentro de este conjunto sobrepasa los índices observados para España (5,4 citas/publicación y una poducción superior a 175 mil "papers") o Brasil que, habiendo publicado cuatro veces más que Chile, sus publicaciones fueron citadas 4,2 veces en promedio.

Comparado con otros, el impacto promedio observado para Chile excede significativamente el esperado para un sub-conjunto de 17 países que, según datos del Banco Mundial4, pertenecen al grupo de ingresos per capita medio alto. Entre estos, el índice alcanza a unas 3,8 citas/publicación. En términos socio-económicos estos países se caracterizan por niveles de inversión en I&D en torno al 0,7% del PIB; escolaridad media esperada en la población equivalente a 11,6 años de educación; alrededor de 2 investigadores por cada mil habitantes; cerca de 1,1 "papers" por cada mil habitantes y un crecimiento económico medio del orden del 3% anual entre 1990 y 1997. Según la misma fuente, Chile creció al 8% anual en esos 8 años.

Como lo confirma la Figura 3, las citas promedio por publicación varían significativamente de una disciplina a otra. El valor esperado de este índice (Promedio Mundo) en Biología (aproximadamente 14 citas/"paper") duplica o triplica los esperados en las restantes Ciencias Básicas. Pese a indicadores de mayor apoyo a la investigación científica en el país, el impacto medio que ha resultado de dicho esfuerzo equivale a un 60% del nivel esperado en el mundo. Sin embargo, utilizando un referente más apropiado, como es el promedio para los países Latinoamericanos, los valores medios para Chile son levemente inferiores en Matemáticas, prácticamente idénticos en Química y levemente más altos en Física y Biología.

FIG. 3. Citas acumuladas promedio por publicación ISI originada en Chile, el mundo y Latinoamérica (1981-1997).

Conclusiones Generales

A partir del estudio, ciertamente incompleto, se concluye que la mayor inversión en I&D realizada por el país ha tenido un efecto saludable en cuanto a incrementar la producción anual de "papers" ISI. Hay que tener presente, sin embargo, que estas publicaciones representan una porción pequeña de los muchos productos resultantes de las actividades de investigación y desarrollo apoyadas por dicha inversión.

El hecho de que la participación de Chile en el ISI haya alcanzado niveles que prácticamente duplican la de los años '70 y que el nivel de impacto de sus publicaciones se ubique a un nivel cercano o superior al observado en varios países con mayor producción relativa, habla bien de la calidad o impacto de la investigación realizada en Chile. El trabajo de sus investigadores está adquiriendo mayor visibilidad en el mundo de la producción científica.

Sin embargo, es necesario precisar que los resultados anteriores, están ocurriendo bajo condiciones de crecimiento numérico prácticamente nulo de los investigadores en las cuatro Ciencias Básicas. Mientras en 1981 su número se estimaba en 1.180, 17 años después apenas supera los 1.200. Una proyección lineal simple de las variaciones anuales observadas indica que, de no revertirse la actual tendencia, para el año 2010, los investigadores en Ciencias Básicas en las universidades no superarían los 1.300. De ellos, aproximadamente, unos 290 serían Químicos.
_____________________________________________
1Las opiniones, apreciaciones y errores en el contenido de esta contribución son de exclusiva responsabilidad del autor y no representan la posición de CONICYT.

2Biología incluye las siguientes categorías ISI: Biología Molecular y Genética, Biología y Bioquímica, Ciencias Animales y Ciencias Vegetales, Ecología y Medio Ambiente, y Microbiología

3CONICYT: Indicadores Científicos y Tecnológicos 1998. Tabla 3, 18, pág. 137.

4World Development Indicators 1999. Según esta fuente un ingreso per cápita de Chile con respecto al Producto Interno Bruto ascendió a US$ 5.271. Aparte de Chile, los países de ingreso medio alto incluyen: Argentina, Brasil, México, Trinidad & Tobajo, Uruguay, Venezuela, Croacia, República Checa, Estonia, Hungría, Polonia, Eslovakia, Líbano, Arabia Saudita, Turquía, Sudáfrica y Malasia.