SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.56 número3-4Iniciativa México: Propuesta para el control y vigilancia epidemiológica de la enfermedad de Chagas en MéxicoInfecciones parasitarias intestinales en individuos positivos con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en el Sureste de Venezuela índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Boletín chileno de parasitología

versão impressa ISSN 0365-9402

Bol. chil. parasitol. v.56 n.3-4 Santiago jul. 2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0365-94022001000200009 

Fragmentos de entomología y parasitología en la literatura de occidente: 
desde Cervantes a Saramago

Hugo Schenone y Rubén Mercado

Abstract

Fragments of entomology and parasitology in the western lierature: from Cervantes to Saramago

In an attempt to amplify the perspective of allusions made to entomological and parasitological situations in the 20th century Latin American narrative, a total of 25 books written by Jorge Amado (1912-2001), Miguel Angel Asturias (1899-1974), Albert Camus (1913-1960), Camilo José Cela (1916), Miguel de Cervantes (1547-1616), Julio Cortazar (1914-1984), Fedor Dostoievski (1821-1881), Jorge Edwards (1931), William Faulkner (1897-1962), Gustave Flaubert (1821-1880), Gabriel Garcia Marquez (1928), Herman Hesse (1877-1962), Victor Hugo (1802-1885), Franz Kafka (1883-1924), Patricio Manns (1937), Benito Perez Galdos (1843-1920), Luigi Pirandello (1867-1936), Marcel Proust (1871-1922), Francisco de Quevedo (1580-1645), Ernesto Sabato (1911), Jose Saramago (1922), Alexander Soljenitsin (1918) and Leon Tolstoy (1828-1910) has been reviewed. We have selectively extracted paragraphs and fragments from them, in which in a direct or metaphoric form varied entomological or parasitological situations are quoted, by thematic affinity, in an ordered presentation.

Palabras clave (Key words) : entomología (entomology); parasitología (parasitology); literatura (literature); occidente (west)

En un intento de ampliar la perspectiva de las alusiones que se han hecho a situaciones parasitológicas o entomológicas en la narrativa latinoamericana del siglo XX (Schenone, 2000), nos hemos propuesto presentar fragmentos de entomología y parasitología encontrados en la literatura occidental, comenzando en el siglo XVI y terminado en el siglo XX.

Es así como hemos revisado el conjunto de 25 obras de Jorge Amado (1912-2001), Miguel Angel Asturias (1899-1974), Albert Camus (1913-1960), Camilo José Cela (1916), Miguel de Cervantes (1547-1616), Julio Cortázar (1914-1984), Fedor Dostoievski (1821-1881), Jorge Edwards (1931), William Faulkner (1897-1962), Gustave Flaubert (1821-1880), Gabriel García Márquez (1928), Herman Hesse (1877-1962), Víctor Hugo (1802-1885), Franz Kafka (1883-1924), Patricio Manns (1937), Benito Pérez Galdós (1843-1920), Luigi Pirandello (1867-1936), Marcel Proust (1871-1922), Francisco de Quevedo (1580-1645), Ernesto Sabato (1911), José Saramago (1922), Alexander Soljenitsin (1918) y León Tostoy (1828-1910). Hemos extractado de ellas, en forma selectiva, párrafos o fragmentos de párrafos en los que se aluden en forma directa o metafórica variadas situaciones entomológicas o parasitológicas. Se ha hecho lo posible para que dichos párrafos o fragmentos de ellos —extraídos textualmente de las ediciones revisadas— se presenten en forma ordenada por afinidad temática.

Comenzaremos por el área entomológica con artrópodos parásitos, para seguir con artrópodos hematófagos —algunos de los cuales son vectores biologicos—, artrópodos ponzoñosos, artrópodos que son vectores mecánicos, culminando con un abigarrado conjunto de artrópodos domésticos, sinantrópicos y silvestres. Terminaremos con algunos tipos de parásitos y con la expresión parásito, utilizada muchas veces en una acepción de clara intención sociológica.

"Cabra se enojó de que lo preguntase, respondió que los unos tenían sarna y los otros sabañones..." " Viva el compañero, y sea admitido en nuestra amistad, y goce de las preeminencias de antiguo: pueda tener sarna, ande manchado y padezca la hambre que todos. " (Quevedo, 1984).

"Sin embargo, ¿la sarna del cordero, debe alejar al pastor. No. Pero qué cordero?" (Hugo, 1982).

"... las golfas cuarentonas comidas de bubas: las golfas que parecen caciques indios con sarna" (Cela, 1963).

"... Sólo quiero inferir por lo que yo padezco, que sin duda es más trabajoso y más aporreado y más hambriento y sediento, miserable, roto y piojoso, porque no hay duda que los caballeros andantes pasados pasaron mucha mala ventura en el discurso de su vida". "... Rióse Don Quijote de la interpretación que Sancho había dado al nombre y al cómputo y cuenta del cosmógrafo Ptolomeo, y díjole :-Sabrás, Sancho, que los españoles y los que se embarcan en Cádiz para ir a las Indias Orientales, una de las señales que tienen para entender, que han pasado la línea equinoccial que te he dicho, es que a todos los que van en el navío se les mueren los piojos sin que les quede ninguno..." (Cervantes, 1975).

" ... Tabio quiso esconder los ojos, pero como era algo escaso de párpados, apenas se veló la imagen de la tarasca que le hablaba, pasa que te pasa un peine de hueso finito, para sacarse los piojos, minúsculos puntitos que sobre el mismo peine tronaban al reventar bajo su uña ." " ..En la peluquería Los Equinoccios, la tertulia andaba algo desmochada. La fiebre le subía al maestro barbero a la hora en que asomaban los contertulios y sólo llegaban a verlo clavar el pico en el sillón, frente al espejo, sobre una alfombra de pelo que daba miedo pisar por los piojos, liendres y demás seres del `condominio capilar', como se expresaba el juez cuando venía a dejar su navaja para que se la afilara el maestro ..." "...- Endemás está decirle a ustes que no le falta oído pero es menester que ejercite los dedos, como el que saca piojos, porque ésta — y se apretó la guitarra a todo lo amplio del pecho —, lo que es una gran piojosa que si hablara, le pediría que repase más las lecciones, porque para eso tiene boca..." (Asturias, 1968a).

"...¡Ah, maldita. ¡Ah, sanguijuela, liendre! gritaba la mujer, lanzando todos los insultos de que era capaz, sin pausa alguna, como atragantándose - ¿Así recompensas mis cuidados, so pingo? La envío hoy por pepinillos y se escapa. Ya sabía yo que iba a hacerlo cuando la mandara. ¡ Me lo decía el corazón! Anoche le senté la mano por lo mismo, y miren cómo se escapa de nuevo hoy. ¿Adonde te vás vagabunda? ¿A quién vas a ver maldita piojosa, con esos ojos espantados, veneno, fango de charcas? ¡ Habla o te mato! ..." (Dostoievski, 1997).

"— A veces los meten presos — dijo Oliveira—. Para despiojarlos, supongo, o para que la ciudad duerma tranquila a orillas de su río impasible." (Cortázar, 1985).

"... hacía creer, concomiéndose, que los piojos eran cilicios, y la hambre canina eran ayunos voluntarios..." (Quevedo, 1984).

"Entonces la consolé explicando que nuestra vida no es peor, sino más libre y más rica que la de antes, que bajo las decorativas pelucas había piojos ..." (Hesse, 1980).

" Otra cuestión : la limpieza. Limpieza y civilización son un mismo fenómeno. Los piojos son los estimulantes de Dios sobre el hombre para forzarlo a lavar su cuerpo y a colonizar su globo. Un pueblo bárbaro, es una cabellera mal peinada, un desierto, es un desierto, es un desván. El tigre es idéntico a la chinche." (Hugo, 1982).

" Se bañaron juntas desde la primera tarde, haciéndose abluciones recíprocas con el agua de la alberca. Se ayudaban a jabonarse, se sacaban las liendres ..." (García Márquez, 1997).

"Todo eso sin hacer mención del parásito que acompaña a los aborígenes, que los habita y consume desde la quilla al gallardete, desde la raíz de sus pelos mal aseados hasta la yema jamás lavada de sus pies, y que por constituir aquí un artículo de consumo, una verdadera golosina para el indio, merece ser tratado con alguna detención. Es el pedículus, insecto parásito que ataca principalmente la cabeza de las personas sucias, que parece hacer celebrado con los aborígenes, un convenio de abastecimiento mutuo, pacto entomo-antropófago." "-¿ Por qué llora esa criatura ?- pregunté a un amigo al ver a unos indios sentados en fila frente a la Iglesia de Santa Catalina, ocupados en revisarse recíprocamente la cabellera." "- Porque la madre se los come todos sin darle ninguno - me dijo. Y efectivamente noté que la india cosechaba la hacienda criada en el pelo de su hija y los saboreaba haciéndolos crujir entre los dientes verdes, manchados de coca." (Manns, 1998).

" ... — Se cambiaron los papeles ...— dijo el padre Santos, sacudiéndose las faldas de la sotana al levantarse del confesionario, como lo hacía siempre para botarse los pecados que le iban a soplar a la oreja y que sentía como pulgas y piojos, andándole en el cuerpo, bichos que no pocas veces eran ciertos ..." (Asturias, 1968a).

" El médico le preguntó qué sentido de la vida veía él en la situación en que todos se encontraban, hambrientos, cubiertos de porquería hasta las orejas, devorados por los piojos, comidos por las chinches, picados por las pulgas." (Saramago, 1999).

"...— En otras palabras, comprar nuestro silencio — se apuró a decir el viejo, furioso, caliente, colorado, como una chinche, y ya no pudo hablar, porque era saliva lo que echaba..." (Asturias, 1968a).

... Si a los intelectuales de Chejov, que especulaban sobre que pasaría dentro de veinte, treinta o cuarenta años, les hubieran dicho que en Rusia, dentro de cuarenta años, al reo le darían tormento ; le oprimiráin la cabeza con un aro de hierro; lo sumergerían en una bañera llena de ácido; que desnudo y atado lo torturarían con hormigas y chinches ..." " La cámara de chinches, ya citada. En un oscuro armario de tablas hay centenares o miles de chinches. Le quitan la chaqueta o la guerrera al arrestado e, inmediatamente, de las paredes y del techo caen sobre él chinches ambrientas. Primero lucha enérgicamente contra ellas, las aplasta en su cuerpo, le asfixia el olor, pero horas después desfallece y, sin un quejido se deja chupar la sangre ..." (Soljenitsin, 1974).

"...estaban como liendres en cabellos o chinches en cama ..." (Quevedo, 1984).

Una noche, cuando cumplía el servicio militar, algo le picó la nariz ; en sueños le pegó un palmada, y aplastó algo. Era una chinche, y el mal olor le quedó encima durante varios días." " Malos olores ... Las chinches. Hay que aplastarlas, difícil. Asombro de la criada : No hay chinches en ninguna parte, una sola vez un huésped encontró una en el corredor." (Kafka, 1972).

"... pues has puesto lengua en la sin par Dulcinea. ¿ Y no sabéis vos gañán faquín, belitre, que si no fuese por el valor que ella infunde en mi brazo, que no le tendría yo para matar una pulga?..." "Dejamos al gran Don Quijote envuelto en los pensamientos que le había causado la música de la enamorada doncella Altisidora. Acostóse con ellos, y como si fueran pulgas no le dejaron dormir ni sosegar un punto..." (Cervantes, 1975).

"... Se acostó vestida, es decir, sin la enagua y la camisa con el cotón, el camisón y los fustanes. Pulgas y hediondera. Pero ¿ donde se iba a bañar?..." (Asturias, 1968a).

" ... - Las ratas han muerto de la peste o de algo parecido y han puesto en circulación miles y miles de pulgas que transmitirán la infección en proporción geométrica, si no se la detiene a tiempo..." " ... Cuando llegó a la puerta titubeó un poco, se sentó sobre sus patas traseras y se volvió a morderse las pulgas. Los agentes empezaron a silbarle, el perro levantó la cabeza y se decidió a cruzar la calle para ir a oler el sombrero ..." (Camus, 1985 ).

" ... Los bandistas callaban. Alguna culpa les cabía. Al pasar ellos tocando el pasodoble ocurrió la desgracia. El del pistón, chato, picado de viruelas, se rascaba las pulgas. Música en negrita que leía al tacto. Con las yemas de los dedos pulgar e índice apretaba las más panzudas de sangre, notas llenas, sin faltar las corcheas y semicorcheas, pulguerío de solfa sin pentagrama ..." (Asturias, 1968b).

"Había un individuo con cara de malas pulgas, chico y nervioso, que se mordía las uñas esperando junto la cabina". "El secretario seguramente seguía trabajando adentro, pero era muy de malas pulgas; nunca abría después de las horas de atención. De peores pulgas se pondrá mi tío Ricardo'".(Edwards 1971).

"Tenía malas pulgas y estaba siempre quejándose y gruñendo." "— Sí, en perro flaco todas son pulgas". (Cela, 1963).

"Sólo lo recuerda cuando se encoge de hombros y retuerce el trasero, como si le picaran las pulgas." "Löwy. Mi padre, refiriéndose a él : `Quién se acuesta con perros se levanta con pulgas'." (Kafka, 1972).

"... que Dios, que es proveedor de todas las cosas, no nos ha de faltar, y más andando tan en su servicio como andamos, pues no falta a los mosquitos del aire, ni a los gusanillos de la tierra..." "... pero basta, Dios me entiende, y podrá ser que si el gobierno me dura cuatro días, yo escardaré estos dones, que por la muchedumbre deben de enfadar como los mosquitos." (Cervantes, 1975).

"... los terneros mugían; balaban las ovejas; las vacas, echadas de vientre sobre el césped, rumiaban lentamente, entornando sus pesados párpados ante la nube de mosquitos que zumbaban alrededor de ellas." ( Flaubert , 1980 ).

"Pero recuerdo perfectamente que en aquella exclamación mía había el disgusto, no por los mosquitos que molestaban a mi inquilino, sino por aquellos airosos y limpios almacenes que había visto construir de niño..." "... tanto más cuanto que, aun sin esta proximidad, era bien sabido de todos que en Richieri se sufría la molestia de los mosquitos, de los que comúnmente nos defendía-mos con las mosquiteras ..." ( Pirandello , 1965a ).

" Cerraron la puerta. Estiércol de vaca quemado en un bracero para ahuyentar a los zancudos..." (Asturias , 1968a ).

"Sólo aparecía, a quién a simple vista, una corriente mansa, agitada por ligeros estremecimientos, alteraciones producidas por el aterrizaje de un zancudo, la caída de una pequeña rama, o el salto de un pez desde la profundidad..." (Edwards, 1971).

"... ojos verdes y elevada frente rodeada de cabellos casi rojos, porque en el jardín teníamos la menos luz posible, para no atraer mosquitos ..." ( Proust , 1987).

"... era un recado de dormir muy popular y práctico : una almohada, una sábana una bacinilla de peltre y un toldo de punto para los mosquitos..." (García Márquez, 1997).

..."En 1833 es visto en la Nouvelle Orléans, donde se activa participando en los trabajos de remodelación del puerto. El calor no le molesta para nada, los mosquitos le chupan la sangre y encuentran en ella significativas trazas de alcohol."
"... Decide radicarse más abajo, en Tierra del Fuego. El frío no le molesta para nada, y allí no hay mosquitos." ( Manns, 1998).

"... aplastarla como a una vinchuca, reventarla como un piano que se cae del décimo piso." (Cortázar, 1985).

"Para amenizar las dulzuras de la Puna hay también víboras, lagartijas, alacranes, vinchucas, ciempiés, mosquitos y el gusano hediondo, insecto parecido al grillo, cuya picadura, según dicen, mata infaliblemente."(Manns, 1998).

"A veces me aterra como puede volver a referirse a un episodio de infancia que otras veces me ha contado riéndose como si fuera muy gracioso, y que de golpe es un nudo siniestro, una especie de pantano de sanguijuelas y garrapatas que se persiguen y se chupan." ( Cortázar, 1985).

"...Contemplaba los desconchados de la pared, los dos tizones humeantes, una enorme araña que andaba arriba, en el techo, por una rendija de la viga..." (Flaubert, 1980).

"... Una araña cruzaba ante sus ojos, muy callada, como con miedo de la luz, bamboleándose con ligereza sobre las ocho largas y delgadísimas patas. Paolo sentía por esos animalitos la misma repugnancia que las mujeres por los ratones. Se alzaba súbitamente en pie, se quitaba una zapatilla, y ¡ paf !, aplastaba la araña con la suela; y luego, mostrando en la cara su repugnancia, permanecía un rato contemplando a la víctima, aplastada de ese modo contra la pared. " (Pirandello, 1965b).

"...En cambio, su vida era fría como un desván sin ventanillo al Norte, donde el fastidio, cual araña silenciosa, tejiera en la oscuridad su tela por todos los rincones de su corazón." (Flaubert, 1980 ).

"... A los golpes escaparon por el techo de un lado a otro algunas arañas, ratones, un sinfín de cucarachas de todos tamaños y alcanzó a ver con la esquina del ojo una culebra pequeña...". Una araña color `cipres' corría de un lado, como mano que va midiendo cuartas. Un hocico de ratón. Un alacrán ..." " ... Cuartos oscuros habitados por sabandijas, arañas, alacranes, unos barriles con forma de barriletes de ocho lados, llenos de monedas..." (Asturias, 1968b ).

"Una araña de patas largas que caminaba por el medio de la tina no logró inquietarlo." ( Edwards, 1971).

" La persecución de las arañas no estaba organizada. Una hermosa tela, desplegada ampliamente, muy negra, y adornada con moscas negras, giraba alrededor de uno de los vidrios de la ventana." (Hugo, 1982).

"Una mañana, estaba en el jardín; se creía sólo, pero su hermana andaba tras él, sin que él la viese; de repente, se detuvo y miró algo en el suelo: era una araña enorme, negra, velluda, horrible." "... pero deseando retrasar cuanto fuera posible el momento de detenerle, feliz por sentirle preso, y verle libre, cubriéndole con la mirada voluptuosa de la araña que deja volar a la mosca y del gato que deja correr al ratón." ( Hugo, 1982).

" ... Yo, efectivamente, tuve intención de arrojarme sobre él. No podía contenerme más. Me daba la impresión de un reptil, de una araña enorme, que a toda costa deseaba aplastar ..." (Dostoievski, 1997).

"... Un camino subía del monte al piso enladrillado, hasta el sitio en que estaba el alacrán muerto. Se pegó al suelo con la sangre, al ponerle él su zapato encima. Las hormigas lo habían despegado y ya lo tenían en movimiento. Se llevaban al alacrán. Debajo de aquella mole viscosa, cubierta de otras tantas hormigas, miles de patitas negras avanzaban..." ( Asturias, 1968b ).

"Apenas te metés un poco en serio en sus textos, empiezas a sentir lo de siempre, la inexplicable tentación de suicidio de la inteligencia misma. El alacrán clavándose el aguijón, harto de ser un alacrán pero necesitado de alacranidad para acabar con el alacrán." (Cortázar, 1987).

"...se veía que no frecuentaban la plaza de las anunciaciones mágicas, a cuya relación, para quedar completa, sólo faltaba añadir la cabeza de la mantis y el suicidio del alacrán." ( Saramago , 1999).

"... Dios amanece, para todos amanece. Yo gobernaré esta insula sin perdonar derecho ni llevar cohecho, y todo el mundo traiga el ojo alerta, y mire por el virote, porque les hago saber que el diablo está en Cantillana, y que si me dan ocasión han de ver maravillas: no sino haceos miel y comeros las moscas..." " ... Si muchos pensamientos fatigaban a Don Quijote antes de ser derribado, muchos más le fatigaron después de caído. A la sombra del árbol estaba, como se ha dicho, y allí como moscas a la miel acudían y picaban pensamientos ..." (Cervantes , 1975).

" ... el chisporrotear de la cancela encendida ante Santo Domingo de Guzmán, el vuelo religioso de las moscas que era como el residuo del zumbar de los motores en la lejanía, las punzadas de alguna avispa perdida. Un aguijón del diablo entró y salió después de golpearse en las botellas ..." "...Me llegué al bulto y era un hombre viejo, barbudo, con el pelo tan largo como el de una mujer, vestido de harapos podridos, descalzo, durmiendo entre la basura. Popoluca no se mueve — agregó la mujer —; allí se está, y está, y allí nadie lo saca, lo invaden las moscas caminadoras, azules, verdes, rojizas, negras, le caminan por encima, y Popoluca no se mueve; lo recorren ríos de hormigas, se le meten entre las barbas, hasta le llevan las barbas que se arranca cuando se rasca, creyendo que son yerbitas, y Popoluca no se mueve; los zompopos, más vivos, se le meten por la boca y le despegan los pedazos de comida de entre las encías y los dientes, y Popoluca no se mueve; las moscas volanderas se afilan las alitas en sus pestañas; una vez se le metió un grillo en la nariz, y allí estuvo cantando ratos y ratos, y Popoluca sin moverse ... No se mueve y no se mueve, y no da señales de vida hasta que vuelven las carretas renqueando, vacías; las carretas sólo cuando están llenas caminan bien; cuando vuelven vacías, renquean. Entonces, al oir entrar las carretas, Popoluca se levanta de un salto increíble a su edad, se golpea las manos en los muslos, levanta los brazos para estirarse, hace como tirabuzón de remolino de basura en el aire, abre los ojos, y no sólo las moscas, las hormigas, los zompopos, los grillos, los piojos, las pulgas, las niguas se espantan, sino las gallinas, los pollitos, las palomas, las ovejas y perros que se echan a dormir a su calor ..." "... El follaje del sauce lo cubría. Mosquitero verde detrás del que Mondragón contemplaba las miríadas de moscas de oro que volaban en el cielo y era tanta la quietud, que se oía el zumbido titilante de los astros y el fluir de su pensamiento, en la libertad de la noche ..." " ... Las moscas pegadas al espejo que se hallaba frente al sillón parecían seguirse comiendo la imagen del muerto. " " ...— detalle muy importante, porque una peluquería se juzga por las chencas de la clientela — y los papeles de moscas, en los que las moscas se iban pegando, atrapadas en miel y cola, y los que causaban, cuando ya estaban negros de insecto, no el asco, sino la envidia de los calvos a los que les arreglaban las uñas, los afeitaban, locionaban o les daban masaje vibratorio ." (Asturias, 1968a ).

" ...¡ Qué favor me haría Dios si me enviara una de esas enfermedades que lo pudren a uno en pocas horas, en pocas horas lo dejan a uno sin amigos, sin más compañía que moscas negras y gusanos! ..." (Asturias, 1968b ).

"... Negaban tranquilamente, contra toda evidencia, que hubiéramos conocido jamás aquel mundo insensato en el que el asesinato de un hombre era tan cotidiano como el de las moscas ..." (Camus, 1985 ).

..."- Cómo habla usted de ataque? - dijo el jefe con voz enojada frunciendo el entrecejo, como si quisiera apartar de sí una mosca molesta - ..." (Tolstoy, 1971 ).

"Maga, vamos componiendo una figura absurda, dibujamos con nuestros movimientos una figura idéntica a la que dibujan las moscas cuando vuelan en una pieza de aquí para allá..." (Cortázar , 1987 ).

"Martín, con el pitillo en la boca y las manos enlazadas sobre las piernas, mira como una mosca da vueltas por el borde de un vaso." "- Sólo un ratito, ¿eh?, la parienta y está con la mosca en la oreja". (Cela, 1963).

"Pues Iglesias era uno de esos anarquistas, incapaz de matar una mosca : era pacifista, era vegetariano ... " "... esas instituciones donde los ciegos utilizan a pobres diablos videntes o a señoras de buen corazón y cerebro de mosca, echando mano de los peores y más baratos recursos de la demagogia sentimental." ( Sabato, 1983 ).

" Suárez, sin comprender una sílaba, agachó la cabeza y guardó silencio. Durante un rato se habría escuchado el vuelo de una mosca ". " Con María Inés hablaron de la dificultad para utilizar los teléfonos, de lo malo del té del casino, de las tostadas roñosas, de las moscas, de las manos inmundas de la mujer que servía..." ( Edwards, 1971 ).

" ... muy bien, su inmovilidad no es a menudo incomprensible, como la de las moscas en los cristales de las ventanas." ( Kafka, 1972 ).

"La paloma zurita encontraba cañamones, la mosca, el pinzón, mijo, el jilguero, anagalida, el petirrojo, gusanos, la abeja, flores, la mosca, infusorios, el chotacabra, moscas ..." ( Hugo 1982 ).

"... y los iba echando en los canastos de la criada con una gracia irresistible, ajena por completo al tormento de los nubarrones de moscas sobre el almibar..." (García Márquez, 1997 ).

"...Entonces subía a la habitación del sacerdote, donde las moscas y las mariposas nocturnas daban vueltas alrededor de la luz..." "...Andaban juntos, tranquilamente, ella apoyándose en él, y él acompasando sus pasos a los de ella; delante de ellos, en el aire sofocante, zumbaba un enjambre de moscas." "...viejos albergues con balcones de madera carcomida que el viento hace crujir durante las noches de invierno; posadas siempre llenas de gente, de barullo y de restos de comida, que invaden las moscas, negras y pringosas..." "...la espaldera cubierta de paja y el emparrado como una enorme serpiente enferma sobre el cobertizo de la pared, donde, si uno se aproximaba, se veía caminar cucarachas de numerosas patas." ( Flaubert, 1980 ).

— ¡México, insecto que picar muy duro — tartamudeó aquél en español alzando la voz —, la Centroamérica, insectos chiquitos, locos ... Antillas no insectos, gusanos, y la Sudamérica, cucarachas con pretensiones ! ..." ( Asturias , 1968a ).

"¡Oh, dioses de la noche! ¡ Oh dioses de las tinieblas, del incesto y del crimen, de la melancolia y del suicidio! ¡ Oh dioses de las ratas y de las cavernas, de los murciélagos, de las cucarachas ! ¡ Oh violentos, inescrutables dioses del sueño y de la muerte !" ( Sabato, 1983 ).

" ... Hacia mediodía, la gente salía al sol, como ratones o cucarachas de sus madrigueras ..."
" ... Preparaba remedios y brujerías y de él se decía que comía no solamente ranas y culebras, sino hasta cucarachas, cualquier cosa que consiguiera atrapar ..." ( Faulkner, 1984 ).

"... viendo pasar una pinaza color borravino, hermosísima como una gran cucaracha reluciente de limpieza ..." ( Cortázar , 1985).

"...Bajo el andamiaje de todas esas ceremonias que me son necesarias que apenas me permiten arrastrarme como una cucaracha." ( Kafka , 1972 ).

" ... y dirigióse apresuradamente al corredorcito, donde, al llegar, se sintió protegido por el alero, la pared, los pilares, el monte, aparentemente sólo, pues ya se sabía que en verdad su corredor estaba poblado por familiones de ratas, cucarachas, alacranes ..." (Asturias, 1968b).

"... porque quiero que sepáis amigos, que la gente baldía y perezosa es en la república lo mesmo que los zánganos en las colmenas, que se comen la miel que las trabajadoras hacen ..." ( Cervantes, 1975).

"... Bajo la ventana había una colmena, y a veces, revoloteando las abejas chocaban en los cristales, como áureos proyectiles, rebotando luego..." "...-Se dice que presienten la muerte- contestó el eclesiático- algo semejante ocurre con las abejas: abandonan la colmena cuando fallece una persona ..." (Flaubert, 1980 ).

"Habría que inventar la bofetada dulce, el puntapié de abejas." ( Cortázar ,1985 ).

"Los parterres de Saint-Cloud perfumaban el aire; el soplo del aire movía vagamente las hojas; las ramas gesticulaban al viento; las abejas saqueaban los jazmines; toda una bohemia de mariposas se posaba en las hojas de los tréboles y las balluecas ..." ( Hugo, 1982).

"-En las quiebras de las peñas y en lo hueco de los árboles formaban su república las solícitas y discretas abejas, ofreciendo a cualquiera mano, sin interés alguno, la fértil cosecha de su dulcísimo trabajo." (Cervantes, 1975).

"Olimpia Zuleta parecía ser de la familia de las avispas, no solo por las ancas alzadas y el busto exiguo, sino por toda ella..." ( García Márquez, 1997 ).

Salíamos, en seguida de almorzar, por la puertecita del jardín, e ibamos a parar a la calle de Perchamps, estrecha y en brusco recodo, llena de gramíneas, por entre las cuales dos o tres avispas se pasaban el día herborizando..." ( Proust, 1987).

" ... Y el bandolerismo de los sanates que por su canto se diría alimentados con chicharras ... " ."Arboles de sombra a los lados juntando sus ramazones para formar bóveda, estrellas y luceros en los claros del ramaje caliente, achicharrándose en el chirrido de las chicharras. Aves nocturnas con paso de estrellas fugaces apagadas. Al adormecerse las chicharras, los grillos transformaban en sonido el relente, entre el croar de los sapos y las ranas ..." (Asturias, 1968b).

" Los pelitos de su bigote se estremecieron con un gesto retador, con un gesto airoso, solemne, como el de los negros cuernecitos de un grillo enamorado y orgulloso". (Cela, 1963)

"en lo alto se veían ya encendidas las luces de Cerropom. Las niñas. La profesora Cantalá. Los grillos de chirrido seco, arenoso, Todo parecía detenido ." (Asturias, 1968a).

" y a pedido del Azacuán, Nuestro Señor, le entregaron una cogulla a la que se habían cosido con hilo nocturno grillos vivos que por donde iba él lloraban con melancólico chirrido ..." ( Asturias, 1968b ).

"Como sí festejara su victoria sobre el mundo, surgió el `cri-cri' de un grillo de un boquete del pavimento." "Todos dormían a su alrededor. Los grillos cantaban en el vestíbulo. Alguien vociferaba y reía en la calle. Las cucarachas corrían por encima de las mesas, sobre los iconos, por las paredes; una gruesa mosca revoloteaba alrededor de la bujía, cerca de él." ( Tolstoy, 1971 ).

"Con su raída capita de quiero y no puedo, doña Isabel parece una gastada hetaira de lujo que vivió como las cigarras y no guardó para la vejez." "Cantan como la cigarra, mientras trabajan y beben sin tino como sargentos de caballería". (Cela, 1963).

...Boby clavó los ojos azules, ansiosos, en la noche profunda, destemplada por el paso de lechuzas tarabillas que contaban el silencio con bramido de viento y, por falta de luces humanas, sólo estrellas y luciérnagas brillaban..." "... Empezaban a sentirse extraños y sólo minutos hacía que de hecho se empezó a dejar el trabajo por los equipos nocturnos, entre las luciérnagas invernales que se encendían y apagaban como contando los segundos de los primeros minutos..." ( Asturias, 1968a ).

" Como un ser indefenso encogió piernas y brazos y acurrucóse a mi lado, la cabecita en mi pecho, como ojeras dormilonas, el resplandor de las luciérnagas con que le unté los párpados..." ( Asturias , 1968b ).

"...Ellos estaban sentados, contenidos, salvajes y bulliciosos, mientras los minutos huían inútilmente y las sombras se alargaban, las ranas y las lechuzas empezaban a rumorear, y las luciérnagas a palpitar y a bullir sobre el torrente." (Faulkner, 1984).

"Los jóvenes triscaban y charlaban como cotorras ocupadas. Aquello era un delirio. A veces daban golpecitos con la mano a las jóvenes. ¡ Embriaguez matinal de la vida! ¡ Edad adorable ! El ala de las libélulas tiembla." (Hugo, 1982).

"... Bajo los ojos a la sombra de esta hierba inmóvil, que respira grasa y caliente en el silencio inmóvil, entre un zumbido de insectos diminutos. Hay un moscardón oscuro que cae sobre mí, zumbando e irritado por mi presencia." "Un escarabajo, no muy seguro sobre sus patas, salió en aquel momento de debajo del armario, hacia la ventana. Le puse en seguida el pie encima y lo aplasté." (Pirandello, 1965a).

"... plumas de pájaro lira, monedas rituales, fósiles mágicos, estrellas de mar, pescados secos, fotografías de concubinas reales, ofrendas de cazadores, enormes escarabajos embalsamados que hacían temblar de asustada delicia a las infaltables señoras". (Cortázar, 1985 ).

"... Una medialuna de brillantes coronaba su antifaz y hacía frente a una rica cabellera negra , de brillo azulado, en el que chispeaban, cual los lucientes coleópteros de un paisaje de San Isidro, millares de centellas de oro." ( Manns, 1998 ).

"... el jazmín perfumaba el ambiente; el cielo estaba azul, los insectos zumbaban alrededor de los lirios en flor..." ( Flaubert, 1980 ).

"... —¿ Insectos los hispanish? — preguntó en inglés, recogiendo el dicho del sargento un parroquiano joven que ocupaba una mesa con otros amigos —. ¡ Insectos, pero necesitan de nosotros ! ... (Asturias, 1968a).

" ... El hombre de Texas dejó de mirarle. Levantó la bolsa vacía y dió un vistazo dentro atentamente, como si contuviese una piedra preciosa o un insecto venenoso " ( Faulkner, 1984 ).

"Todos los sitios contiguos le suministraban su contingente de insectos; y cada uno de los cuatro ángulos había recibido, en el lenguaje de las educandas un nombre particular y expresivo. Había el rincón de las Arañas, el rincón de las Orugas, el rincón de las Cucarachas, el rincón de los Grillos. El rincón de los Grillos estaba más cerca de la cocina, y era el más buscado, porque allí hacía menos frío que en los demás." "En fin, tiene su fauna propia, a quien observa cuidadosamente en los rincones; la bestia de Dios, el pulgón de la cabeza de muerto, la zancuda, el `diablo', insecto negro que amenaza, retorciendo su cola armada de dos cuernos" " ... las grandes plantas estampadas a las anchas hojas de paño verde pálido, los lagartos, los escarabajos, los insectos inquietos y rápidos; para hacer salir de las profundidades de la tierra, y reaparecer entre aquellos cuatro muros, no sé que grandeza salvaje y feroz; y para que la natruraleza, que desconcierta las mezquinas organizaciones del hombre y que se extiende siempre entera allí donde se extiende, tanto en la hormiga como en el aguila ..." (Hugo, 1982).

" ...Y como ese himenóptero observado por Fabre, la abeja excavadora, que para que sus pequeños tengan carne fresca que comer después de su muerte, apela a la anatomía en socorro de su crueldad, y hiere a los gorgojos y arañas capturados, con gran saber y habilidad, en el centro nervioso que rige el movimiento de las patas, sin dañar otra función vital, de modo que el insecto paralizado junto al cual pone sus huevos ofrezca a las larvas que vengan carne dócil, inofensiva, incapaz de huir o resistirse, y completamente fresca ..." (Proust, 1987).

" ...— Esto se está poniendo color de hormiga. "¿Quiere sentarse?" (Asturias, 1968a ).

"Por las calles pasaban y corrían soldados, no en formación sino como hormigas de un hormiguero revuelto, con diversos uniformes y con direcciones distintas." (Tolstoy, 1971).

"...las palabras se trenzaban día y noche en furiosas "batallas de hormigas contra escolopendras." ..."Otra vez esta
tarde, el médico con esa cara de hormiga." (Cortázar, 1985 ).

"Algunos miran al suelo y se distraen por minutos y hasta por horas con las numerosas y anónimas actividades de los animalitos ya mencionados : examinando las hormigas, considerando sus diversas especies, calculando qué cargas son capaces de transportar, de qué manera colaboran entre dos o tres de ellas para trabajos de mayor dificultad, etc." "... esos precarios seres humanos ya empiezan de nuevo, como hormiguitas tontas pero heroicas, a levantar su pequeño mundo de todos los días : mundo pequeño es cierto, pero por eso mismo más conmovedor." "También observaban las hormigas, que trabajaban con esa acelerada y empeñosa seriedad que las caracteriza." ( Sabato, 1983 ).

"No hay poder que no tenga su comitiva; no hay fortuna que no tenga su corte. Los buscadores del porvenir hormiguean alrededor del presente espléndido." (Hugo, 1982 ).

"No se orientaban, caminaban rozando las casas, con los brazos tendidos hacia delante, tropezaban continuamente unos con otros, como las hormigas que van en cadena ..." ( Saramago, 1999 ).

" Asusta pensar los millones de infieles que hay todavía que convertir. Los países de los infieles, deben estar llenos como hormigueros". (Cela, 1963).

"La cañada se hacía honda, parpadeante de mariposas, y el camino se doblada en cerrado codo en un puente de la época de los españoles ..." ( Asturias, 1968a ).

" ... Nadir Custodio hundió la cabeza entre las linfas para coronar su melena de flores. Manoteaba perseguido por las mariposas ..." ( Asturias, 1968b ).

"Eso de la inspiración debe ser como una mariposa ciega y sorda, pero muy luminosa..." (Cela, 1963).

"Contemplaba las mariposas en las flores, pero no las perseguía; las mansedumbres y las ternuras nacen con el amor, y la joven que lleva en sí un ideal tembloroso y frágil siente piedad por el ala de la mariposa." (Hugo, 1982).

"¿Qué va a pasar? Si viene a echarnos, ¿es una enfermera que nos echa o un sueño que echa a dos filósofos que están soñando con un hospital donde entre otras cosas hay un viejo y una mariposa enfurecida?" ( Cortázar, 1985 ).

"...sino el viejo Hesse, hermitaño algo misántropo y bicho raro, vagabundo y poeta, amigo de mariposas y lagartijas, libros antiguos y antiguas religiones ...." (Hesse, 1980 ).

" Yo le explico como son las hierbas y las nubes, el cielo, el agua y los relámpagos, las veletas, las mariposas, los caracoles, el cuerpo y la cara de las personas y de los animales."— Aquí la traigo ... ¿qué tal, soy un buen cazador de mariposas?" "Parecióle encantadora una mariposa que extraviada entró en su cuarto." ( Pérez Galdós, 1984 ).

"Además, estoy muy triste. ¿Qué quereis que os diga? El hombre es malo, el hombre es deforme; la mariposa es un ser completo, el hombre es un ser fracasado." " ... algunas flores se habían retrasado, y algunos insectos se habían adelantado; la vanguardia de las mariposas de mayo". "... e ibamos a parar a la calle de Perchamps, estrecha y en brusco recodo, llena de gramíneas, por entre las cuales dos o tres avispas se pasaban el día herborizando ..." (Hugo, 1982).

"... los cazadores de pieles de las tenerías de Nueva Orleans habían exterminado los caimanes que se hacían los muertos con las fauces abiertas horas y horas en los barrancos de la orilla para sorprender a las mariposas..." ( García Márquez, 1997 ).

"...midiendo con los fugaces segundos del tiempo irrevocable las páginas que volvía como el progreso implacable de una polilla de libros ..." ( Faulkner, 1984 ).

"No se puede vivir cerca de un titiritero, de un domador de polillas". ( Cortázar, 1985 ).

"Se desprendía un olor a papeles polvorientos, roídos por la polilla, que flotaban en el aire inmóvil." "Se instaló con el libro de zoología y leyó dos páginas de complicada descripción de lepidópteros, sin captar una sílaba". (Edwards, 1971).

"Imagino al hombre como una ameba que tira pseudópodos para alcanzar y envolver su alimento." ( Cortázar, 1985 ) .

... Por eso, sin duda, se hizo desentendida. Unas píldoras de valerianato de quinina contra la calentura y los fríos. Le volvio el paludismo ..." "... Exacto, y es lo que ahora voy a ser : trabajador de las plantaciones de banano, empezando desde abajo, como esas semibestias que el paludismo se come en amarillo." " — Entonces el paludismo es mal, mal, mal ... — Para que la sífilis sea mejor; bueno, no es que sea mejor, es que es curable, y por eso para atacar cierto paludismo remanente que se apega a los huesos, al tuétano y al cerebro, te contagian la sífilis, enfermedad hembra que no deja ni rastro del pobre paludismo, y después, muy sencillo : muerto el macho, la hembra se deja curar ..." " El maistro barbero, atolondrado por el paludismo, le volvió la espalda. Hubiera querido mostrarle a don Pascualito, más abajo de la espalda, por imbécil. Y le contestó : — No es eso amigo, es que, para espinas, la tuna, y los hombres se la comen, aunque se espinen la mano. Pero tan mal estaba de físico el raspabarbas que don Pascualito le tomó la respuesta a biliosidad e impaciencia que provoca el paludismo cuando ya va tocando los centros nerviosos ..." "... Sería un ataque, un desmayo. Mientras se medio secaba las manos repetía las palabras desmayo y ataque, y costó que se tragara, y se lo tragó a la fuerza, pasándoselo con agua de llanto, el que su marido no estaba privado por la calentura fría del paludismo, sino muerto ... " "...-Te repitió el paludismo, mal más fregado... — suspiró ella oyéndolo tragar el agua. Pedro Domingo asintió con la mirada de calenturiento puesta en los ojos de Clara María, que se había sentado a la orilla de la cama y le acariciaba, más bien le apretaba, como haciéndole masaje, las coyunturas que con el paludismo, siente uno como si se las estuvieran quebrando...". Los ruidos del día, camiones que pasaban, carretas, pitazos de locomotoras lejanas, desviaron el pensamiento de Clara María que, poco a poco, a medida que su amor se iba quedando dormido, le fue retirando la mano sin que sintiera, y corrió a preparar un plato hondo para hacer la mezcla del alcohol y el polvo blancuzco de la quinina. Con esa friega en la espalda, si no se le ahuyentaban los fríos del paludismo es que ella no se llamaba Clara María, la de la cantina Dichosofuí" (Asturias, 1968a).

" Las espaldas de Wanda se agitaban como si tuviera paludismo." (Sabato, 1983).

"- Hay que saber, Tortón, lo que es que en kilómetros de tripas anden millares de lombrices..." (Asturias 1968a).

"En esas noches, si abrían el cementerio les caían cosas como cisco, !cisticerco, ¡cito!, cisma, cístico y cisión."Me repugnan los cangrejos hermitaños, las simbiosis en todas sus formas, los líquenes y demás parásitos." ( Cortázar, 1985 ).

"Si no fuesen el tifo, la malaria, el analfabetismo, la enfermedad de Chagas, la esquistosomosis y otras tantas meritorias plagas sueltas en el campo, ¿cómo mantener y ampliar los límites de las haciendas de tamaño como países, como cultivar el miedo, imponer el respecto y explotar al pueblo debidamente?" (Amado, 1987).

" Había cambiado mucho físicamente: no parecía tan grueso, aunque su aspecto seguía siendo robusto, por ser hereditario en la familia. Una barba y unos bigotes le cubrían la parte inferior del rostro; los largos cabellos, hirsutos, llenos de parásitos, se rizaban debajo del gorro..." (Tolstoy, 1971).

"La invención del alma por el hombre se insinúa cada vez que surge el sentimiento del cuerpo como parásito, como gusano adherido al yo". (Cortázar, 1985).

"...¿Ingeniero? Yo me había educado precisamente en un ambiente de ingenieros, y recuerdo bien a los ingenieros de los años veinte: su inteligencia viva y radiante, su humos, ligero, no insultante, la agilidad y amplitud de su pensamiento, su facilidad para pasar en la conversación de un campo de la ingeniería a otro y, en general, de la técnica a la sociedad y al arte. Después, su educación, sus refinados gustos, sus buenos modales al hablar, sin palabras parásitas..." (Soljenitsin, 1974).

"... parásitos de la institución, que prosperan a costa de las migajas caídas en los periódicos de auge y en que las vacas flacas que se recluyen a cuarteles de invierno ..." (Edwards, 1971).

"No, sin embargo, no es así. El preferiría mucho más enfrentarse de esta manera con todo el mundo, porque sólo puede vivir como un parásito o como un ermitaño."" ... parásitos priviligiados por algún motivo religioso, personas que justamente a consecuencia de su apartamiento se encuentran casi en el centro mismo de la vida de la colectividad..." Vladimir Voreitschik es simplemente ` el amante de la Salde', y no el corruptor de una familia entera, ni un borracho, jugador, pródigo, haragán, parásito." ( Kafka, 1972 ).

"Son seres de la gran especie ambigua; impotentes, parásitos, nulos, que tienen un poco de tierra, un poco de tontería, un poco de ingenio, que serían rústicos en un salón, y se creen caballeros en una taberna..." "Eso conduce directamente al fondo de la miseria. ¡ Desgraciado el que quiere ser parásito! No tienes más que un pensamiento : beber bien, comer bien, dormir bien." "Vamos a la unión de los pueblos; vamos a la unidad del hombre. Basta de ficciones; basta de parásitos." (Hugo, 1982)

"Alegaban otros, recuperando para su uso personal lo que hasta entonces era argumentación colectiva, que lo que entregaron daría para continuar comiendo durante muchos días, en vez de tener que estar allí sustentando parásitos." "Vamos a chuparte la sangre, vamos a ser como parásitos. No faltaban parásitos cuando veíamos, y en lo que dices de la sangre, para algo ha de servir..." ( Saramago, 1999 ).

"- Primeramente, yo no quiero reyes. Aunque no sea más que bajo el punto de vista económico, no los quiero; un rey es un parásito." "Eliminar el parasitismo, eliminando el presupuesto que las naciones le asignan y dotar con este presupuesto a la enseñanza, cambiar todos estos millones de estúpidos, en millones de seres útiles, sería la má radical medida sanitaria que la civilización podría adoptar." ( Hugo, 1982).

REFERENCIAS

Amado, J. 1987. Tereza Batista cansada de guerra. Editora Record. Río de Janeiro.         [ Links ]

Asturias, M.A. 1968a. Los ojos de los enterrados. Aguilar S.A. de Ediciones. Madrid.         [ Links ]

Asturias, M. A. 1968b. El alhajadito. Aguilar S.A. de Ediciones. Madrid.         [ Links ]

Camus, A. 1985. La peste. Editorial Seix Barral, S.A. Santiago.         [ Links ]

Cela, C.J. 1963, La colmena. Talleres Gráficos Ariel, S.A. Barcelona.         [ Links ]

Cervantes de, M. 1975. El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha. Talleres Gráficos de Ediciones Castilla, S.A. Madrid.         [ Links ]

Cortázar, J. 1985. Rayuela. Seix Barral S.A.         [ Links ]

Dostoiesky, F. Humillados y ofendidos. Editorial Andrés Bello. Santiago, Chile.         [ Links ]

Edwards, J. 1971. El peso de la noche. Editorial Seix Barral. S.A. Barcelona.         [ Links ]

Faulkner, W. 1984. El villorrio. Plaza & Janes Editores, S.A. Barcelona.         [ Links ]

Flaubert, G. 1980. Madame Bovary. Plaza & Janes, S.A. Editores. Barcelona.         [ Links ]

García Márquez, G. 1997. El amor en los tiempos del cólera. Editorial Sudamericana S.A. Buenos Aires.         [ Links ]

Hesse, H. 1980. En el balneario. Editorial Bruguera, S.A. Barcelona.         [ Links ]

Hugo, V. 1982. Los miserables. Ediciones Orbis, S.A. Barcelona.         [ Links ]

Kafka, F. 1972. Diarios. Editorial Planeta, S.A. Barcelona.         [ Links ]

Manns, P. El corazón a contraluz. Emecé Editores. Buenos Aires, Argentina         [ Links ]

Pérez Galdós, B. 1984. Marianela. Editorial Lord Cochrane, S.A.         [ Links ]

Pirandello, L. 1965a. Uno, ninguno y cien mil. Aguilar S.A. de Ediciones. Madrid.         [ Links ]

Pirandello, L. 1965b. La excluída. Aguilar S.A. de Ediciones. Madrid.         [ Links ]

Proust, M. 1987. En busca del tiempo perdido. 1. Por el camino de Swann. Alianza Editorial, S.A. Madrid.         [ Links ]

Quevedo de, F. 1984. Historia de la vida del buscón, llamado don Pablos. Editorial Ercilla S.A. Santiago, Chile.         [ Links ]

Sabato, E. 1983. Sobre héroes y tumbas. Seix Barral. Barcelona         [ Links ]

Saramago, J. 1999. Ensayo sobre la ceguera. Compañía Editora Espasa Calpe Argentina S.A. Seix Barral. Buenos Aires.         [ Links ]

Schenone, H. 2000. La parasitología y la entomología en la narrativa latinoamericana del siglo XX. Bol. Chil. Parsitol. 55 : 69 77.         [ Links ]

Soljenitsin, A. 1974. Archipiélago Gulag. Plaza & Janes, Editores, Barcelona.         [ Links ]

Tolstoy, L. 1971. La guerra y la paz. Editorial Juventud. Barcelona.         [ Links ]