SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.55 número1-2Tributo a la memoria del Prof. Dr. Amador Neghme (1912-1987)Comparación de la infección por Trypanosoma cruzi en niños menores de 10 años de la V Región, Chile. 1982-1995 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Boletín chileno de parasitología

versión impresa ISSN 0365-9402

Bol. chil. parasitol. v.55 n.1-2 Santiago ene. 2000

http://dx.doi.org/10.4067/S0365-94022000000100007 

Casos clínicos.

Infestación de los párpados de un niño por Phthirus pubis

Hugo Schenone

Programa de Parasitología. Instituto de Ciencias Biomédicas. Facultad de Medicina. Universidad de Chile.
Casilla 9183. Santiago, Chile

Abstract

Eyelids infestation by Phthirus pubis in a boy

A clinical case of Phthirus pubis infestation of the eyelids in an eight -year-old boy is presented. He complained of a bilateral eyelids inflammation for the last two weeks which had not healed with a daily application of a collyrium. Physical examination showed the presence of small dark spheres, of approximately 1 mm, attached to the proximal extreme of the eyelashes. A microscopical examination of these elements permitted to identify adults and eggas of P. pubis. Neither insects nor eggs were found in the scalp of the patient.

Treatment consisted in the extraction of the parasite elements by means of a fine forceps after the application of liquid vaseline in the eyelashes. A total of 23 adult insects and 32 eggs was removed.

The boy proceeded from a boarding school, — where none of the other 27 children was found infested— and stayed there from Monday to Friday, going home for week ends. It was impossible to contact the mother, the most probable source the patient infestation, for epidemiological and prophylactical purposes.

Palabras claves (Key words): Phthirus pubis; infestación (infestation); niños (children); pestaña (eyelash).

Phthirus pubis es un pequeño insecto de color blanco grisáceo, con forma de cangrejo, que mide 1,5 a 2,0 mm de largo. Como su nombre lo indica, vive habitualmente en el área pilosa del pubis y sus vecindades inmediatas. Es de hábitos sedentarios, no cambia de lugar con frecuencia. Se instala en un punto, sujetándose a un pelo con sus patas, y con sus estructuras bucales insertadas en la piel, ingiere sangre de un modo casi continuo, al parecer sin aumentar de volumen, debido posiblemente a que deyecta con mucha frecuencia, hecho que conduce al acúmulo de material excrementicio en torno a su ubicación (Buxton, 1950; Herms y James, 1961).

La parasitosis se propaga principalmente por contacto sexual y por lo general se presenta en individuos de bajo nivel educacional, precarias condiciones socio-económicas y deficientes prácticas de higiene personal (Reyes y col., 1965; Gillis y col., 1990). También se puede adquirir por contacto personal íntimo al compartir adultos infestados y niños pequeños una misma cama y más improbablemente por otros medios tales como asientos de inodoros (Buxton, 1950).

Además del área pubiana y vecindades, el P. pubis ha sido encontrado en áreas pilosas del abdomen y tórax, axila, barba, bigote y pestañas, cejas y cuero cabelludo (Buxton, 1950; Herms, y James, 1961; Reyes y col., 1965; Mueller, 1973; Signore y col., 1989; Rundle y Hughes, 1993).

A comienzos de agosto de 1999 la directora de un hogar de menores del sector sur de la Región Metropolitana trajo a consulta a un niño de ocho años de edad, porque desde hacía dos semanas éste presentaba inflamación bilateral del reborde palpebral, la cual se había mantenido no obstante la aplicación diaria de un colirio recetado en un consultorio externo de salud. La breve historia clínica permitió formular una impresión diagnóstica de las pestañas por P. pubis. En el examen físico se observó la presencia de pequeños elementos esferoidales oscuros, de aproximadamente 1 a 1,5 mm, adheridos al tercio proximal de las pestañas, hecho que reforzó la impresión diagnóstica. Impresión que fue confirmada mediante examen estereoscópico de una muestra de pestañas, en el cual fueron observado ejemplares adultos y huevos de P. pubis. (Fig. 1).


Fig. 1.- Ejemplares adultos y huevos de P. pubis obtenidos del reborde palpebral y pestañas del paciente.

También se le examinaron macroscopicamente al niño las cejas y el cuero cabelludo, con resultados negativos.

El tratamiento consistió en la extracción con pinzas de los elementos parasitarios, previa impregnación de los rebordes palpebrales con vaselina líquida. Fue extraído un total de 23 insectos adultos y 32 huevos.

El niño vivía en el hogar de menores de Lunes a Viernes — institución en la que no se detectó la infestación en los 27 niños restantes — y pasaba los fines de semana en casa de su madre, su más probable fuente de infestación, a quién con propósitos de epidemiológicos y profilacticos fue imposible contactar.

Es importante tener presente el posible diagnóstico de infestación por P. pubis en niños de insuficiente condición socio-económica que padecen de blefaritis rebelde con presencia de pequeñas masas esferoidales oscuras en pestañas, sin dejar de considerar la eventual parasitación del cuero cabelludo que incluso ha sido diagnosticada en un lactante de seis semanas de edad por Silburt y Parsons (1990), quienes postulan la posible asociación entre la infectación y el abuso infantil.

 

REFERENCIAS

Buxton, P.A. 1950. The louse. An accound of the lice which infest man, their medical importance and control. Edward Arnold & Co. London. PP. 136-141.        [ Links ]

El-Sibae, M.M. 1991. Generalized pediculosis due to Phthirus pubis J. Egypt. Soc. Parasitol. 21: 593.        [ Links ]

Gillis, D., Slepon, R., Karsenty, E. and Green, M.S. 1990. Sociodemographic factors associated with pediculosis capitis and among young adults in the Israel Defense Forces. Public. Health Rev. (Israel) 18 : 345-350.        [ Links ]

Herms, W.B. and James, M.T. 1961. Medical entomology. The Macmillan Company. New York. pp. 106-107.        [ Links ]

Mueller, J.F. 1973. Public lice from the scalp hair: a report of two cases. J. Parasitol., 59 : 943-944.        [ Links ]

Reyes, H., Parodi, V. y Ebensperger, I. 1965. Phthirus pubis en niños. Relato de un brote familiar. Bol. Chil. Parasitol. 20 : 109-111.        [ Links ]

Rundle, P. A. and Hughes, D. S. 1993. Phthirus pubis infestation of the eyelides. Br. J. Ophthalmol. 77: 815-816.        [ Links ]

Signore, R.J., Love, J. and Boucree, M.C. 1989. Scalp infestation with Phthirus pubis. Arch Dermatol. 125 : 133.        [ Links ]

Silburt, B.S. and Parsons, W.L. 1990. Scalp infestation by Phthirus pubis in a 6-week-old infant. Pediatr. Dermatol. 7 : 205-207.        [ Links ]

Singh, S. Singh, N., Ray, J.C., Roy, S. And Garg, S.P. 1990. Phthirus pubis infestation of the scalp: report of three cases. Rev. Infect. Dis. 12 : 560.        [ Links ]