SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número36Para leer a Nicanor ParraPentukún: Números 10 y 11 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Estudios filológicos

versión impresa ISSN 0071-1713

Estud. filol.  n.36 Valdivia  2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0071-17132001003600015 

 

Estudios Filológicos, N° 36, 2001, pp. 191-192

RESEÑAS

 

Bobes , Carmen, Gloria Baamonde, Magdalena Cueto, Emilio Frechilla e Inés Marful. Historia de la Teoría Literaria. Tomo I La antigüedad grecolatina. Madrid: Gredos. 1995. 231 p. Tomo II Transmisores. Edad Media. Poéticas clasicistas. Madrid: Gredos. 1998. 463 p.

 

Iván Carrasco M.


 

Lo que llamamos literatura es un fenómeno complejo: una serie de textos de variada naturaleza, género y funciones. Este hecho hace difícil su reconocimiento, pues se confunden fácilmente con otros de carácter emotivo, filosófico, memorial, confesional. Por ello, seguramente, ha aparecido a través de la historia otra serie de textos que se refieren a los literarios para explicar su condición, su género, su génesis, o para glosarlos, analizarlos, compararlos, describirlos, e incluso usarlos como pretexto para hablar sobre diversos temas. Esta metatextualidad suele designarse de distintas maneras, según su perspectiva frente a los textos y demás hechos de la literatura, pero lo más frecuente es diferenciar la teoría, la crítica y la historia de la literatura.

La teoría literaria es la disciplina científico-filosófica que tiene como objeto de estudio la obra literaria (discurso lingüístico artístico, creación artística manifestada por medio de los signos verbales o, de otra manera, discurso lingüístico que alcanza la categoría de expresión artística), pero, como bien lo dice la Introducción, ninguna de las teorías literarias ha podido determinar la especificidad del discurso literario frente a otros textos que utilizan signos lingüísticos (a no ser diciendo que es artístico), ni la especificidad de la obra literaria frente a otras creaciones artísticas (a no ser diciendo que es lingüística).

Carmen Bobes y un selecto grupo de colaboradores asumen en este libro un trabajo necesario y extremadamente difícil: una historia de la teoría literaria. Sabemos que el ámbito de problemas estudiado por la teoría de la literatura es amplio, pues toca o recorre diversas disciplinas (retórica, estilística, estética, lingüística, historia, etc.), a menudo es problemático debido a la variedad de posiciones teóricas y a la diversidad de los poemas o relatos usados para fundar o ejemplificar las teorías, y que es variable por la confrontación permanente entre los estudiosos, los escritores y los textos literarios, estéticos, metaliterarios y teóricos. Por ello, resulta fácil pensar en hacer un panorama de tendencias, un diccionario de conceptos o una enciclopedia de autores, posiciones y estudios, que puedan resolver la confusión, la acumulación de datos y la vastedad del campo de estudio.

El presente libro ha preferido dar una visión histórica de las diversas concepciones de literatura, para lo cual ha seleccionado una unidad de tratamiento que otorga coherencia al estudio y es fiel a los datos: las poéticas miméticas fundadas en el pensamiento aristotélico. Este criterio permite ordenar la aparición de conceptos literarios en distintas disciplinas (poesía, gramática, retórica, política, etc.) desarrolladas durante la antigüedad clásica, y marcar una época que culmina en el siglo XVIII ante los primeros signos de una perspectiva estética distinta, la del arte como creación.

El primer volumen estudia las teorías de la literatura en la antigüedad desde sus orígenes hasta la helenística, concentrándose en los iniciadores (la tradición épica y lírica, la reflexión filosófica desde Demócrito y Heráclito, los pitagóricos, los sofistas y Sócrates), hasta llegar a Platón, Aristóteles, Quintiliano, Horacio, y culminar en la helenística (en especial en Plotino y Longino). Los problemas de la inspiración poética, las funciones de la literatura, la belleza, la relatividad de las leyes humanas, la mimesis, la catarsis, la anamnesis, los géneros literarios, las modalidades de dicción, la censura del arte, las unidades dramáticas, la interpretación, la verosimilitud, las operaciones retóricas, entre otras, son cuestiones discutidas hasta hoy.

El segundo tomo está centrado en los transmisores de la "gran teoría" mimética y ordenado en tres grandes grupos: el primero incluye a los iniciadores de este proceso (tales como Demetrio, Dionisio, Hermógenes), junto a las primeras teorías sobre la comedia y a la tradición neoplatónica. El segundo corresponde a la época medieval y culmina con los autores de transición hacia el Renacimiento, particularmente en Italia (Dante) y España (en especial Averroes). Esta sección incluye la estética patrística en Oriente y Occidente, los aportes de la escolástica a la estética contemporánea, la retórica y la poética del medievo. El libro culmina con el análisis de las poéticas clasicistas y neoclásicas en Italia, Francia y España, donde se plantean muchos de los actuales problemas y categorías de la teoría literaria (la mimesis, la intertextualidad, la poética, los géneros, la finalidad del arte, etc.). Tal como en los capítulos anteriores, los conceptos se ubican históricamente para reconstruir las condiciones de su aparición, se define la especificidad de cada uno de ellos a partir de sus representantes egregios y se citan los fragmentos esenciales de los textos ya glosados.

En una perspectiva general, la Historia de la Teoría Literaria de Bobes, Baamonde, Cueto, Frechilla y Marful está estructurada en forma lógica y atrayente: se inicia con una Introducción en la cual se indica su finalidad, se hace una síntesis de los principales problemas teóricos que se van a estudiar y de las categorías que se requieren para comprenderlos (teoría y teorías literarias, texto literario, tipos de poética, crítica de la razón literaria, etc.); continúa con los principales momentos del desarrollo de las teorías miméticas; al final de cada capítulo se incluye una antología básica de textos originales para comentario de los estudiantes y otros lectores, y al final de cada volumen, una bibliografía no exhaustiva pero sí pertinente y suficiente que sirve de respaldo a los análisis y postulados.

Es necesario destacar en esta Historia de la Teoría Literaria la precisión en la selección y definición de conceptos y autores claves, la sistematización rigurosa de un extenso espacio histórico y teórico, la ejemplificación iluminadora de las ideas y posiciones, además de la adecuada selección de textos para el trabajo de los estudiantes, lo que supone un extenso y seguro conocimiento, la rigurosa capacidad de discriminación y el don pedagógico de identificar los fragmentos textuales aptos para el comentario escolar.

Este es un libro válido y actual en distintos niveles de lectura: un texto de estudio y aprendizaje para los estudiantes, y de reflexión y consulta para los académicos e investigadores. La precisión y riqueza del lenguaje, junto a la sencillez, profundidad y mesura de las explicaciones, se sostienen en una erudición surgida de la lectura de los textos originales, de una conciencia teórica segura y flexible y de un gusto verdadero por el conocimiento.

 

Universidad Austral de Chile
Facultad de Filosofía y Humanidades
Instituto de Lingüística y Literatura
Casilla 567, Valdivia, Chile