SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.141 número7Aprendizaje del razonamiento clínico por reconocimiento de patrón, en seminarios de casos clínicos prototipos, por estudiantes de tercer año de medicinaComparación entre CHOP-like y R-CHOP en pacientes con linfoma no Hodgkin difuso de grandes células B y folicular: 10 años de experiencia del Hospital de Clínicas de Montevideo, Uruguay índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile vol.141 no.7 Santiago jul. 2013

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872013000700002 

ARTÍCULOS DE INVESTIGACIÓN

Sobrevida a largo plazo en adultos inmunocompetentes mayores de 60 años hospitalizados por neumonía adquirida en la comunidad

Long-term survival of immunocompetent patients older than 60 years hospitalized for community-acquired pneumonia

 

Fernando Saldías P., Rolando Maturana O.a, Fernando Román O.a, Orlando Díaz P.

Departamento de Enfermedades Respiratorias, Facultad de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile.
aInterno de Medicina, Facultad de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile.

Correspondencia a:


Background: A reduction in long-term survival of adult patients hospitalized with community-acquired pneumonia (CAP), especially older people with múltiple comorbidities, has been reported. Aim: To examine the clinical variables associated to mortality at 72 months of adult patients older than 60 years hospitalized with CAP and compare their mortality with a control group matched for age, gender and place of admission. Material and Methods: Prospective assessment of 465 immunocompetent patients aged 61 to 101 years, hospitalized for CAP in a teaching hospital. Hospital and 30 day mortality was obtained from medical records. Seventy two months survival ofthe 424 patients who were discharged olive, was compared with a group of 851 patients without pneumonia paired for gender and age. Mortality at 72 months was obtained from death certificates. Results: Eighty seven percent of patients had comorbidity. The median hospital length ofstay was 10 days, 8.8% died in the hospital, 29.7% at one year follow-up and 61.9%o at 6 years. The actuarial survival at six years was similar in the cohort of adults hospitalized with CAP and the control group matched for age, gender and site of care. In a multivariate analysis, the clinical variables associated with increased risk of dying during long-term follow-up were older age, chronic cardiovascular and neurological diseases, malignancy, absence of fever, low C-reactive protein at hospital admission and high-risk parameters of the Fine índex. Conclusions: Advanced age, some specific comorbidities, poor systemic inflammatory response at admission and high risk parameters of the Fine Index were associated to increased risk of dying on long-term follow-up among older adults hospitalized for CAP.

(Rev Med Chile 2013; 141: 831-843).

Key words: Hospitalization; Outcome assessment (Health care); Pneumonia.


 

La neumonía adquirida en la comunidad (NAC) es la principal causa de muerte de origen infeccioso en el mundo y la sexta causa de muerte en la población infantil y adulta de nuestro país1,2. Las variables clínicas y de laboratorio medidas en la admisión al hospital asociadas a mayor riesgo de complicaciones y muerte en el seguimiento a corto plazo (letalidad en el hospital o seguimiento a 30 días) han sido claramente definidas36. En un meta-análisis que incluyó 122 estudios clínicos, los principales factores pronósticos en el seguimiento a corto plazo fueron la edad avanzada (mayor de 65 años), las comorbilidades, especialmente cardiovascular, metabólica, respiratoria y neurológica crónica, las neoplasias e inmunosupresión y la gravedad de la infección en la admisión al hospital o la unidad de cuidados intensivos7. La evaluación de la gravedad basados en variables clínicas objetivas o índices pronósticos como el índice de gravedad de la neumonía8 y el CURB-659 ha permitido a los clínicos decidir el lugar de manejo de los enfermos, la extensión del estudio microbiológico y de laboratorio, el tratamiento antimicrobiano, la ruta y vía de administración10-12.

Aunque la resolución clínica a los 30 días ha sido empleada tradicionalmente como un indicador de la supervivencia de los pacientes con NAC, estudios recientes sugieren que la neumonía puede influir en el pronóstico de los enfermos y la supervivencia a largo plazo13-21. Los estudios que han demostrado una disminución en la sobrevida a largo plazo después de la hospitalización en pacientes con NAC han utilizado diferentes diseños metodológicos y análisis estadísticos. La supervivencia de los pacientes adultos con NAC se ha comparado con la supervivencia estimada obtenida del censo poblacional del país13,16,18, en pacientes ancianos con NAC beneficiarios de Medicare se comparó con un grupo control hospitalizado por otras causas médicas17, y otros autores han evaluado poblaciones provenientes de otros estudios, tales como el Cardiovascular Health Study19 y un ensayo de vacunación antineumocócica15. La mayoría han sido estudios de cohorte prospectivos13-16,18,19, focalizados en adultos mayores de 60 años15,17,19, realizados en un solo centro13,20,21, con tamaño muestral limitado13-15,18,19,21 y tiempos de seguimiento variables (1 a 10 años)13-21.

En un estudio reciente hemos comunicado que las principales variables clínicas asociadas al riesgo de muerte en el seguimiento a doce meses en una cohorte de pacientes adultos inmunocompetentes hospitalizados por NAC fueron la edad avanzada, enfermedad neurológica crónica y neoplasia, la ausencia de fiebre en la admisión al hospital y la estadía prolongada en el hospital22. El riesgo de complicaciones y muerte se eleva significativamente en los adultos mayores con comorbilidad múltiple, por lo cual hemos focalizado el estudio de seguimiento a largo plazo en esta población. El objetivo de este estudio fue describir la supervivencia a largo plazo y los factores predictores de muerte en el seguimiento a seis años de una cohorte de adultos mayores ingresados en un hospital docente de la Región Metropolitana con el diagnóstico de neumonía adquirida en la comunidad.

Pacientes y Método

Se evaluaron en forma prospectiva 465 adultos mayores de 60 años inmunocompetentes hospitalizados por un episodio de neumonía adquirida en la comunidad en el Hospital Clínico de la Pontificia Universidad Católica de Chile entre el 1 o de enero de 2003 y el 31 de diciembre de 2005. Se incluyeron en el estudio los pacientes adultos mayores de 60 años que cumplieron los criterios diagnósticos de neumonía comunitaria de Fang y cois.23 y los criterios de hospitalización sugeridos por la Sociedad de Tórax Americana11. Se excluyeron del estudio los pacientes portadores del virus de inmunodeficiencia humana, tumores sólidos o hematológicos en quimioterapia, neutropenia (recuento de leucocitos menor de 1.000/mm3), tratamiento quimioterápico o inmunosupresor en los seis meses previos a la admisión, y el paciente moribundo, donde el deceso por el episodio de NAC se considera como el evento terminal previsible de su enfermedad crónica de base. El protocolo fue aprobado por el Comité de Ética de la institución y se solicitó la dispensa de consentimiento informado por tratarse de un estudio clínico descriptivo no intervencional donde se protegió la confidencialidad de la información clínica obtenida de los pacientes.

En los pacientes ingresados al protocolo se registraron los siguientes antecedentes clínico-epidemiológicos: edad, sexo, comorbilidades, hábito tabáquico y consumo de alcohol, uso de antibióticos previo a la hospitalización, sospecha de aspiración bronquial (definida como cualquier condición clínica subyacente asociado a compromiso del sensorio, pérdida del reflejo tusígeno o alteración de la deglución), cuadro clínico de presentación y la presencia de alguna enfermedad aguda concomitante (insuficiencia cardiaca, arritmia, isquemia miocárdica, asma bronquial o enfermedad pulmonar obstructiva crónica reagudizada). En la enfermedad neurológica crónica se incluyó la enfermedad cerebrovascular con secuela motora, demencia y enfermedad de Parkinson avanzada. Además, se registró el lugar de ingreso (sala, unidad de cuidado intermedio o intensivo), los signos vitales, la saturación arterial medida por oxímetro de pulso y los exámenes de laboratorio solicitados en la admisión al hospital que se han asociado a un curso clínico complicado o mayor mortalidad1012 (hemograma, gases arteriales, función renal, electrolitos plasmáticos, pruebas hepáticas, proteína C reactiva, glicemia, albuminemia), y fueron utilizados en el cálculo de los índices de gravedad descritos por Fine y cols. (PSI score)8 y la Sociedad Británica de Tórax (CURB-65)9.

A todos los pacientes se les realizó una radiografía de tórax PA y L en la admisión al hospital que fue evaluada por un radiólogo del Departamento de Radiología involucrado en el estudio y que desconocía el cuadro clínico de los pacientes. El patrón radiográfico se clasificó como: a) imagen de relleno alveolar; b) patrón intersticial y c) patrón mixto. Se precisó el grado de extensión del compromiso radiográfico en: a) unilobar,b) mul-tilobar ( 2 lóbulos) o c) bilateral. Se registró la presencia de derrame pleural, absceso y cavitación.

Durante la estadía en el hospital se consignaron los tratamientos antimicrobianos y la aparición de las siguientes complicaciones: admisión a Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), uso de ventilación mecánica invasiva, arritmias, insuficiencia cardiaca congestiva, isquemia miocárdica, accidente vascular encefálico, insuficiencia renal aguda, shock séptico, empiema pleural e infección extra-pulmonar. La supervivencia en el hospital y en el seguimiento a 30 días después de la admisión se obtuvo de los registros clínicos. La sobrevida en el seguimiento a largo plazo (72 meses) de los 424 pacientes que sobrevivieron a la hospitalización por neumonía fue comparada con una cohorte de 851 pacientes pareados por edad, sexo, fecha y lugar de hospitalización. Los datos de sobrevida de ambas cohortes fueron obtenidos del registro civil y no hubo pérdidas en el seguimiento a 72 meses.

Análisis estadístico

Los resultados son expresados como valores promedio ± desviación estándar para las variables medidas en escala numérica y en porcentaje para las medidas en escala nominal. Las variables cualitativas fueron comparadas mediante la prueba de c2 y las variables continuas con la prueba t de Student. Para ello se utilizaron los programas Epi-Info 6.0 (CDC, Atlanta) y SPSS 7.0 (SPSS Inc, Chicago). Una curva de supervivencia de Kaplan-Meier fue construida para evaluar el efecto de la admisión por neumonía en la supervivencia del paciente comparado con un grupo control hospitalizado por causas médicas en el mismo período calendario. La prueba log-rank fue utilizada para evaluar diferencias estadísticas en las curvas de supervivencia de diferentes categorías de riesgo (edad, comorbilidad, categorías de riesgo de Fine). Las variables clínicas y de laboratorio medidas en la admisión al hospital asociadas al riesgo de muerte en el seguimiento a 30 días y a seis años fueron sometidos a análisis univariado y multivariado en un modelo de regresión logística (modalidad stepwise) que permite el control simultáneo de múltiples factores. De este modo, los parámetros que no agregaron valor predictivo no fueron retenidos en el modelo. Se calcularon los odds ratio e intervalos de confianza (IC) para 95%. Las diferencias entre las variables fueron consideradas significativas con un valor de p < 0,05.

Resultados

Características generales de la población

Se enrolaron 465 pacientes inmunocompetentes mayores de 60 años hospitalizados por neumonía adquirida en la comunidad. Las características clínicas de la cohorte son descritas en la Tabla 1. La edad promedio de la cohorte fue 78 ± 9 años (rango: 61-101), 87% tenía comorbilidad, especialmente cardiovascular, metabólica, neurológica y respiratoria crónica; la mayoría fueron tratados con cefalosporinas de tercera generación (96%) asociado a macrólidos (25%), fluoroquinolonas (15%) y/o antianaerobios (23%), 27% fueron manejados en la UCI y 12,6% requirió ventilación mecánica invasiva. En la Tabla 2 se describe el cuadro clínico de presentación de los pacientes con neumonía. La estadía promedio en el hospital fue de 10 días (rango: 1-108), 41 pacientes fallecieron en el hospital (8,8%), 138 en el seguimiento a 12 meses (29,7%) y 288 en el seguimiento a 72 meses (61,9%).

El grupo control estuvo conformado por 937 adultos hospitalizados por causa médica durante el mismo período, edad promedio de 78 ± 9 años (rango: 61-100), 51% varones, 86 pacientes fallecieron en el hospital (9,1%), 294 en el seguimiento a 12 meses (31,3%) y 558 en el seguimiento a 72 meses (59,6%). La sobrevida actuarial en el seguimiento a seis años fue similar en la cohorte de adultos hospitalizados por neumonía comunitaria y el grupo control pareado por edad, sexo, fecha y lugar de hospitalización (Figura 1).

Tabla 1. Características clínicas de los pacientes mayores de 60 años hospitalizados por neumonía adquirida en la comunidad

La sobrevida a largo plazo de los pacientes hospitalizados por neumonía comunitaria fue 41 ± 1,4 meses (IC95% 39 a 43 meses) y del grupo control fue 41 ± 0,99 meses (IC95% 38 a 44 meses), esta diferencia no fue significativa (p = 0,59). En el seguimiento a 72 meses, la proporción de pacientes vivos en la cohorte hospitalizada por neumonía comunitaria fue 0,39 y en el grupo control fue 0,40.

Predictores de mortalidad en el seguimiento a corto plazo

La mortalidad de los pacientes hospitalizados por neumonía comunitaria en el seguimiento a 30 días fue 12,7% (Tabla 1). Las variables clínicas y de laboratorio asociadas a mayor riesgo de morir en el seguimiento a corto plazo fueron: edad 80 años, enfermedad neurológica crónica, sospecha de aspiración, pérdida de la autonomía y postración, confusión mental; ausencia de escalofríos y dolor torácico; hipotensión arterial (PA sistólica < 90 mmHg y PA diastólica 50 mmHg), taquipnea ( 30 resp/min), presencia de derrame pleural, hematocrito menor de 38%, recuento de neutrófilos menor de 4.000/mm3, acidosis (pH arterial < 7,35), hipoxemia (PaO2/FiO2 < 285), nitrógeno ureico sérico mayor de 20 mg/dL, creatininemia mayor de 1,2 mg/dL, hipernatremia, hiponatremia, hipoalbuminemia ( 3 g/dL), hiperglicemia (> 150 mg/dL), categorías de riesgo IVy V de Fine, CURB-65 2 puntos, la admisión a unidades de paciente crítico y el uso de ventilación mecánica. En el análisis multivariado, las variables clínicas asociadas a mayor riesgo de morir en el seguimiento a 30 días fueron: edad avanzada, enfermedad neurológica crónica, hipoxemia, hipoalbuminemia y uso de ventilación mecánica (Tabla 3).

Tabla 2. Cuadro clínico de los pacientes adultos mayores de 60 años hospitalizados por neumonía adquirida en la comunidad

Predictores de mortalidad en el seguimiento a largo plazo

Las variables clínicas y de laboratorio medidas en la admisión al hospital asociadas a mayor riesgo de morir en el seguimiento a seis años fueron: edad avanzada, presencia de comorbilidad, enfermedad cardiovascular y neurológica crónica, neoplasia, sospecha de aspiración, pérdida de la autonomía, antecedente de hospitalización en los últimos 12 meses, ausencia de fiebre, escalofríos y dolor torácico, disnea, compromiso de conciencia, taquipnea, anemia, función renal alterada, proteína C reactiva menor de 24 mg/dL, hipoxemia, hipoalbuminemia, compromiso radiográfico multilobar, NAC bacteriémica, categorías de riesgo elevado de Fine y CURB-65, la admisión a unidades de paciente crítico y estadía prolongada en el hospital (Tabla 4)

Tabla 3. Variables clínicas asociadas a mortalidad en el seguimiento a corto plazo (30 días) en pacientes adultos inmunocompetentes hospitalizados por neumonía adquirida en la comunidad. Análisis multivariado

Figura 1. Curvas de sobrevida de Kaplan Meier de pacientes adultos mayores de 60 años hospitalizados por neumonía adquirida en la comunidad (casos) u otra causa médica (controles).

El área bajo la curva receptor operador de las variables clínicas asociadas a riesgo de morir en el seguimiento a seis años se describe en la Tabla 5. En el análisis multivariado, las variables que permanecieron asociadas a mayor riesgo de morir en el seguimiento a seis años fueron la edad avanzada, enfermedad cardiovascular y neurológica crónica, neoplasia, ausencia de fiebre y proteína C reactiva baja en la admisión al hospital y las categorías de riesgo elevado de Fine (Tabla 6).

En la Figura 2 se representa las curvas de sobrevida de Kaplan-Meier de las principales variables asociadas a mortalidad en el seguimiento a largo plazo: edad mayor de 80 años, presencia de comorbilidad y categorías de riesgo elevado de Fine (Score PSI > 90).

Discusión

Los principales hallazgos de este estudio fueron: a) 30% de los pacientes adultos hospitalizados por neumonía adquirida en la comunidad fallecieron en el seguimiento a un año y 60% en el seguimiento a seis años; b) La sobrevida a largo plazo fue similar en la cohorte de adultos hospitalizados por NAC comparado con el grupo control hospitalizado por otras condiciones médicas; c) Las variables clínicas asociadas a riesgo de muerte en el seguimiento a seis años fueron la edad, enfermedad cardiovascular y neurológica crónica, neoplasia, ausencia de fiebre y proteína C reactiva baja en la admisión al hospital y las categorías de riesgo elevado de Fine.

Tabla 5. Área bajo la curva receptor operador (AUC) de las variables clínicas asociadas a mortalidad en el seguimiento a largo plazo (72 meses) en adultos mayores de 60 años hospitalizados por neumonía adquirida en la comunidad

Tabla 6. Variables clínicas asociadas a mortalidad en el seguimiento a largo plazo (72 meses) en adultos mayores de 60 años hospitalizados por neumonía adquirida en la comunidad. Análisis multivariado

Figura 2. Curvas de sobrevida de Kaplan Meier de pacientes adultos mayores de 60 años hospitalizados por neumonía adquirida en la comunidad según: a) edad; b) comorbilidad y c) categorías de riesgo de Fine.

A diferencia de otros autores15,21, no observamos diferencias significativas en la sobrevida a largo plazo entre en una cohorte de pacientes adultos mayores de 60 años hospitalizados por neumonía comunitaria y un grupo control hospitalizado por otra condición médica (Figura 1). Esta discordancia puede ser atribuida a múltiples causas: características de la población examinada, diseño metodológico, tamaño muestral, análisis estadístico y período de seguimiento de los diferentes estudios.

En la (Tabla 7-A), (Tabla 7-B), se describen las características y los principales hallazgos de los estudios clínicos que han examinado este problema. En un contexto clínico similar, Bordón y cols.20 encontraron una disminución significativa de la sobrevida de los pacientes hospitalizados con neumonía comunitaria comparado con un grupo control pareado por edad y comorbilidad (hazard ratio: 1,4; IC95% 1,2-1,5, p < 0,001). El riesgo de muerte a largo plazo de los pacientes hospitalizados por NAC sería independiente de la edad y las comorbilidades.

En nuestro estudio, la edad avanzada13,15-21, algunas comorbilidades específicas13-19,24 y las categorías de riesgo elevado de Fine16,18,21 se asociaron a mayor riesgo de morir en el seguimiento a largo plazo en adultos hospitalizados por neumonía comunitaria. Las enfermedades cardiovasculares15,18,19,21,24, cerebrovasculares18,19 y neoplásicas13,24 se han asociado a mayor riesgo de muerte en el seguimiento a largo plazo; siendo las principales causas de muerte en la población mayor de 65 años de nuestro país2. En varios estudios se ha demostrado que la comorbilidad múltiple se asocia a mayor riesgo de complicaciones y muerte en el mediano y largo plazo14,16,17,20. El índice pronóstico descrito por Fine y cois, también permite predecir el riesgo de muerte en el seguimiento a mediano y largo plazo16,18,21; lo cual es explicable por la importancia de la edad y las comorbilidades en el diseño de este índice.

Similar a lo descrito por Mortensen16 y Guertler25, la ausencia de fiebre, escalofríos y la proteína C reactiva sérica baja en la admisión al hospital se asociaron a mayor riesgo de morir en el seguimiento a largo plazo. Se ha postulado que los pacientes que logran sobrevivir al episodio de neumonía y no son capaces de montar una respuesta inmunológica normal tendrían mayor riesgo de morbilidad y mortalidad en el mediano plazo debido a otras enfermedades infecciosas.

Las principales limitaciones de nuestro estudio fueron el pequeño tamaño muestral comparado con otros estudios clínicos16,17,24, la imposibilidad de evaluar las comorbilidades en el grupo control y la ejecución en un solo centro asistencial, que limitaría la generalización de los resultados.

Este estudio demuestra un riesgo elevado de muerte en el seguimiento a largo plazo en pacientes adultos hospitalizados por NAC, similar a lo descrito por otros autores15,16,18-20; siendo la edad y las comorbilidades predictores independientes de la mortalidad a largo plazo. Si bien el impacto sobre la mortalidad se produce predominantemente en el primer año después de la hospitalización, esta asociación con la mortalidad se mantiene en el seguimiento a seis años.

La identificación de la población de adultos mayores con riesgo elevado de complicaciones y muerte en el seguimiento a largo plazo permitiría implementar medidas preventivas eficaces11,12,26-28, como son los programas de vacunación de la población de riesgo (vacunas antiinfluenza y antineumocócica), la pesquisa de los trastornos de la deglución, promoción de la higiene oral, el manejo óptimo de las comorbilidades, la promoción del ejercicio físico y el apoyo nutricional en los adultos mayores con déficit nutricional.

Referencias

1. World Health Organization. The top ten causes of death. Fact sheet N° 310. Updated June 2011. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs310/en/index.html.         [ Links ]

2. Ministerio de Salud de Chile. Programa de Infecciones Respiratorias Agudas (IRA). Departamento de Estadísticas e Información de Salud, Ministerio de Salud de Chile, (http://www.deis.cl).         [ Links ]

3. Harrison BD, Farr BM, Pugh S, Selkon JB. Community-acquired pneumonía in adults in British hospitals in 1982-1983: a survey of aetiology, mortality, prognostic factors and outcome. Q J Med 1987; 62: 195-220.         [ Links ]

4. Saldías F, O'Brien A, Gederlini A, Farías G, Díaz A. Neumonía adquirida en la comunidad en el anciano inmunocompetente que requiere hospitalización. Cuadro clínico, factores pronósticos y tratamiento. Arch Bronconeumol 2003; 39: 333-40.         [ Links ]

5. Riquelme R, Riquelme M, Rioseco ML, Gómez V, Gil R, Torres A. Etiología y factores pronósticos de la neumonía adquirida en la comunidad en el adulto hospitalizado, Puerto Montt, Chile. Rev Med Chile 2006; 134: 597-605.         [ Links ]

6. Saldías F, Viviani P, Pulgar D, Valenzuela F, Paredes S, Díaz O. Factores pronósticos, evolución y mortalidad en el adulto inmunocompetente hospitalizado por neumonía neumocócica adquirida en la comunidad. Rev Med Chile 2009; 137: 1545-52.         [ Links ]

7. Fine MJ, Smith MA, Carson CA, Mutha SS, Sankey SS, Weissfeld LA, Kapoor WN. Prognosis and outcomes of patients with community-acquired pneumonía. A meta-analysis. JAMA 1996; 275: 134-41.         [ Links ]

8. Fine MJ, Auble TE, Yealy DM, Hanusa BH, Weissfeld LA, Singer DE, et al. A prediction rule to identify low-risk patients with community-acquired pneumonía. N Engl J Med 1997; 336: 243-50.         [ Links ]

9. Lim WS, Van Der Eerden MM, Laing R, Boersma WG, Karalus N, Town GI, et al. Defining community acquired pneumonia severity on presentation to hospital: an international derivation and validation study Thorax 2003; 58: 377-82.         [ Links ]

10. Manejo de la neumonía del adulto adquirida en la comunidad. Resumen del consenso nacional. Sociedad Chilena de Enfermedades Respiratorias y Sociedad Chilena de Infectología. Rev Med Chile 2005; 133: 953-67.         [ Links ]

11. Mandell LA, Wunderink RG, Anzueto A, Bartlett JG, Campbell GD, Dean NC, et al. Infectious Diseases Society of América/American Thoracic Society Consensus Guidelines on the management of community-acquired pneumonía in adults. Clin Infect Dis 2007; 44 (Suppl 2): S27-72.         [ Links ]

12. British Thoracic Society Pneumonía Guidelines Committee. The British Thoracic Society Guidelines for the management of community-acquired pneumonía in adults-2009 update. http://www.brit-thoracic.org.uk/guidelines.         [ Links ]

13. Hedlund JU, Ortqvist AB, Kalin ME, Granath E Factors of importance for the long term prognosis after hospital treated pneumonia. Thorax 1993; 48: 785-9.         [ Links ]

14. Brancati FL, Chow JW, Wagener MM, Vacarello SJ, Yu VL. Is pneumonia really the old man's friend? Two-year prognosis after community-acquired pneumonia. Lancet 1993; 342: 30-3.         [ Links ]

15. Koivula I, Sten M, Makela PH. Prognosis after community-acquired pneumonia in the elderly A population-based 12-year follow-up study. Arch Intern Med 1999; 159: 1550-5.         [ Links ]

16. Mortensen EM, Kapoor WN, Chang CC, Fine MJ. Assessment of mortality after long-term follow-up of patients with community-acquired pneumonía. Clin Infect Dis 2003; 37: 1617-24.         [ Links ]

17. Kaplan V, Clermont G, Griffin MF, Kasal J, Watson RS, Linde-Zwirble WT, Angus DC. Pneumonia: still the oíd man's friend? Arch Intern Med 2003; 163: 317-23.         [ Links ]

18. Waterer GW, Kessler LA, Wunderink RG. Medium-term survival after hospitalization with community-acquired pneumonia. Am J Respir Crit Care Med 2004; 169: 910-14.         [ Links ]

19. CTMeara ES, White M, Siscovick DS, Lyles MF, Kuller LH. Hospitalization for pneumonia in the Cardiovascular Health Study: incidence, mortality, and influence on longer-term survival. J Am Geriatr Soc 2005; 53: 1108-16.         [ Links ]

20. Bordon J, Wiemken T, Peyrani P, Paz ML, Gnoni M, Cabral P, et al. Decrease in long-term survival for hospitalized patients with community-acquired pneumonía. Chest 2010; 138: 279-83.         [ Links ]

21. Cecere LM, Rubenfeld GD, Park DR, Root RK, Goss CH. Long-term survival after hospitalization for community-acquired and healthcare-associated pneumonía. Respiration 2010; 79: 128-36.         [ Links ]

22. Saldías F, Román F, Maturana R, Díaz O. Predictores clínicos de mortalidad en el seguimiento a mediano plazo en pacientes adultos inmunocompetentes hospitalizados por neumonía adquirida en la comunidad. Rev Med Chile 2013; 141: 143-52.         [ Links ]

23. Fang GD, Fine M, Orloff J, Arisumi D, Yu VL, Kapoor W, et al. New emerging etiologies for community-acquired pneumonia with implications for therapy A prospective multicenter study of 359 cases. Medicine (Baltimore) 1990; 69: 307-16.         [ Links ]

24. Walter LC, Brand RJ, Counsell SR, Palmer RM, Lan-defeld CS, Fortinsky RH, et al. Development and validation of a prognostic index for 1-year mortality in older adults after hospitalization. JAMA 2001; 285: 2987-94.         [ Links ]

25. Guertler C, Wirz B, Christ-Crain M, Zimmerli W, Mueller B, Schuetz R Inflammatory responses predict long-term mortality risk in community-acquired pneumonia. Eur Respir J 2011; 37: 1439-46.         [ Links ]

26. Gutiérrez F, Masía M. Improving outcomes of elderly patients with community-acquired pneumonia. Drugs Aging 2008; 25: 585-610.         [ Links ]

27. Lynch JP 3rd, Zhanel GG Streptococcus pneumoniae: epidemiology, risk factors, and strategies for prevention. Semin Respir Crit Care Med 2009; 30: 189-209.         [ Links ]

28. Nair GB, Niederman MS. Community-acquired pneumonia: an unfinished battle. Med Clin North Am 2011; 95: 1143-61.         [ Links ]


Recibido el 20 de noviembre de 2012, aceptado el 2 de abril de 2013.

Correspondencia a:
Dr. Fernando Saldías Peñafiel
Departamento de Enfermedades Respiratorias, Pontificia Universidad Católica de Chile.
Marcoleta 350, Santiago, Chile.
Teléfonos: (562) 6331541 - (562) 3543242
Fax: (562) 6335255
E-mail: fsaldias@med.puc.cl

Conflictos de Intereses:

Orlando Díaz

Fernando Saldías

Rolando Maturana

Fernando Román