SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.137 número7Análisis crítico de un artículo: La rosiglitazona aumenta los eventos cardiovasculares a largo plazoPotencial prevención del cáncer cérvico uterino en Chile por la vacuna contra virus papiloma humano (VPH): Más interrogantes que respuestas índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.137 n.7 Santiago jul. 2009

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872009000700020 

Rev Méd Chile 2009; 137: 990-991

CARTA AL EDITOR

 

HIPOVITAMINOSIS D: ¿UNA PANDEMIA MUNDIAL?

VITAMIN D DEFICIENCY: A WORLD PANDEMIC?

 

Sr. Editor: Hace muchos años se sabe que la disminución de los niveles sanguíneos de vitamina D conduce a raquitismo en los niños, osteomalacia y osteoporosis en adultos. Sin embargo, se han encontrado receptores de vitamina D en una variedad de células, incluyendo miocitos, células 8 pancreáticas, células del endotelio vascular, neuronas, células del sistema inmunológico, células prostáticas, etc., y su déficit se ha asociado a mayor riesgo de diabetes tipo 1 y 2, resistencia a la insulina, síndrome metabólico, hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca congestiva, mayor riesgo cardiovascular en general, algunos tipos de cáncer (colorrectal, de próstata y de mama) y también en trastornos mentales como la esquizofrenia y la depresión1.

La vitamina D se obtiene naturalmente a través de la acción de los rayos ultravioletas B, sobre la epidermis y la ingesta de algunos alimentos ricos en vitamina D.

Se considera actualmente que el nivel óptimo de vitamina D es por lo menos de 30 mg/mL de 25-hidroxivitamina D sérica. Se estima que la prevalencia del déficit alcanza hasta 50% de adultos jóvenes y niños aparentemente normales y entre 25% y 57% de adultos en EE.UU. de Norteamérica, siendo este porcentaje más elevado en adultos mayores. Se ha estimado que de acuerdo a los valores expresados, un billón de personas alrededor del mundo tendría déficit de vitamina D. En Chile, se ha reportado un déficit de vitamina D sólo en 5% de 40 mujeres postmeno-páusicas; sin embargo, si consideramos el nivel óptimo recomendado en la actualidad, este porcentaje, de acuerdo a la Figura 1 presentada en dicha publicación, habría sido de al menos 42,5%2.

En consideración a la importante repercusión en la salud pública que tendría la corrección de la hipovitaminosis D en diferentes grupos poblacio-nales, resulta importante realizar estudios de su prevalencia en nuestro país, en regiones ubicadas en distintas latitudes geográficas. En el intertanto, parece recomendable considerar la determinación de 25-hidroxivitamina D sérica, especialmente en grupos poblacionales con mayor riesgo de padecer este déficit, como lo son aquellos con insuficiente o inadecuada exposición solar, reducida síntesis o carentes en su dieta de alimentos ricos en vitamina D, o con disminución de su absorción.

Dr. Alexis Lama T.
San Sebastián 2953, Depto. 22, Las Condes, Santiago de Chile.

 

REFERENCIAS

1. Holick M. Vitamin deficiency. N Engl J Med 2007; 357: 266-81.        [ Links ]

2. Rodríguez J. Hipovitaminosis D en mujeres postme-nopáusicas con masa ósea baja en la Región Metropolitana. Rev Méd Chile 2001; 129: 849-52.        [ Links ]

 

RÉPLICA

REPLY

Sr. Editor: El Dr. Alexis Lama llama la atención sobre la elevada prevalencia de hipovitaminosis D en el mundo y sobre las enfermedades que se le pueden asociar. Revisa un trabajo publicado por mí en 20011 en el cual comunicaba que sólo 5% de 40 mujeres postmenopáusicas de una muestra seleccionada con baja densidad ósea en columna lumbar caían en la definición de hipovitaminosis D moderada vigente en ese tiempo. Es preciso destacar que en dicho trabajo me limité a mostrar la distribución de valores de 25-hidroxivitamina D sin establecer punto de corte alguno para hablar de déficit sino aplicando lo que sugería la literatura contemporánea y en particular el kit con el que se hicieron las mediciones.

Concuerdo plenamente con lo comentado por el Dr. Lama, considerando la abundante información aparecida desde entonces, al tenor de la cual se ha ido desplazando hacia arriba el punto de corte para hablar de déficit de vitamina D. Como bien dice, aplicando este nuevo punto de corte a la muestra en comento, 42,5% estaría en situación deficitaria.

El año 2007 publicamos un nuevo trabajo2 en el cual medimos la 25-hidroxivitamina D en otra muestra de más de 500 mujeres de similares características a las anteriores. En ellas relacionamos los niveles de 25-hidroxivitamina D con los niveles de PTH mediante una curva ROC, con lo cual encontramos que, a niveles de 17 ng/mL de calcidiol, empezaba a subir la PTH. En ese estudio 47,5% de la muestra tenía concentraciones plasmáticas de 25-hidroxivitamina D por debajo de ese punto de corte. En 2003, González et al (observaciones no publicadas) encontraron 38% de pacientes deficitarias de vitamina D con hiper-paratiroidismo secundario en una muestra de 79 mujeres adultas mayores, dentro de un universo de 82% de hipovitaminosis D.

Subsiste la pregunta sobre las consecuencias que pueda tener este déficit universal de vitamina D, en particular en los tramos más leves (20-30 ng/mL). Hay abundante literatura que muestra asociaciones estadísticas entre el déficit y las más variadas condiciones, como las que enumera el Dr. Lama, y diversos metaanálisis muestran que la suplementación con vitamina D reduce significativa aunque levemente la mortalidad por cualquier causa3.

Dr. José Adolfo Rodríguez P.
Departamento de Endocrinología, Facultad de Medicina,
Pontificia Universidad Católica de Chile.
Santiago de Chile.

 

REFERENCIAS

1. Rodríguez JA. Hipovitaminosis D en mujeres postme-nopáusicas con masa ósea baja en la Región Metropolitana. RevMéd Chile 2001; 129: 849-52.

2. Rodríguez JA, Valdivia G, Trincado P. Fracturas vertebrales, osteoporosis y vitamina D en la posmenopausia. Estudio en 555 mujeres en Chile. RevMéd Chile 2007; 135: 31-6.

3. Autier P, Gandini S. Vitamin D supplementation and total mortality: a meta-analysis of randomized con-trolled triáis. Arch Intern Med 2007; 167: 1730-7.