SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.131 número1Anomalías de la esteroidogénesis suprarrenal en niños chilenos con micropeneEstudio retrospectivo de 232 casos de cáncer y precáncer de labio en pacientes chilenos: Correlación clínico-histológica índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.131 n.1 Santiago ene. 2003

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872003000100008 

Rev Méd Chile 2003; 131: 55-59

Edad materna avanzada y
riesgo reproductivo

Enrique Donoso S, Luis Villarroel del P1.

Reproductive risk of women over
40 years old

Background: Pregnancy at extreme ages is a risk factor for maternal, perinatal and infantile death. Aim: To assess the obstetric risk of women over 40 years old. Material and methods: The risk of maternal, late fetal, neonatal and infantile deaths and the risk of low birth weight was assessed in women over 40 years old and compared to the risk of women aged 20-34 years. Data was obtained from the 1999 Annual Report of the National Statistics Institute and the odds ratios (OR) with a 95% confidence interval were calculated. Results: Women over 40 years had a higher risk of maternal death (OR 7.13, 3.31-14.97), late fetal death (OR 2.19, 1.69-2.85), neonatal death (OR 1.8, 1.4-2.32), infantile death (OR 1.8, 1.49-2.18) and low birth weight (OR 1.72, 1.58-1.88). Conclusions: The higher reproductive risk of women over 40 years is confirmed. Better birth control programs at this age will reduce this risk (Rev Méd Chile 2003; 131: 55-59).
(Key Words: Maternal age 40 and over; Maternal mortality; Pregnancy complications; Pregnancy, high-risk)

Recibido el 20 de junio, 2002. Aceptado en versión corregida el 12 de noviembre, 2002.
Departamento de Obstetricia y Ginecología. Departamento de Salud Pública.
Facultad de Medicina. Pontificia Universidad Católica de Chile.
1Estadístico

El embarazo en los extremos de la edad fértil es un factor de riesgo de morbimortalidad materna, perinatal e infantil; estudios nacionales han comprobado esta asociación1,2. Las investigaciones extranjeras que evalúan el pronóstico reproductivo en mujeres de 40 o más años, señalan el mayor riesgo de muerte materna, perinatal e infantil y de bajo peso al nacer3-12. En países desarrollados, las mejores expectativas para la mujer hacen que la reproducción se desplace a edades maternas mayores13. En Chile, pese al significativo descenso de la natalidad, los nacimientos en mujeres de 40 o más años aumentaron, en 1990 hubo 5.773 nacimientos (18,7/1.000 nacidos vivos) y 7.001 (26,5/1.000 nacidos vivos) en 199914,15. Durante la década 1990-99, las tasas globales de mortalidad materna, perinatal e infantil del país16-19 han descendido significativamente, sin embargo, por los cambios demográficos señalados, es necesaria la vigilancia epidemiológica del riesgo reproductivo de ese grupo etario.

El objetivo de esta investigación es evaluar en mujeres chilenas de 40 o más años, el riesgo de mortalidad materna, fetal tardía, neonatal e infantil y de bajo peso al nacer, en 1999.

Material y método

Se diseñó un estudio observacional, descriptivo, de base poblacional, para estudiar el riesgo de muerte materna, fetal tardía, neonatal e infantil y de bajo peso al nacer en mujeres de edad materna avanzada, comparadas con mujeres de 20 a 34 años. Se define edad materna avanzada a la gestación que se desarrolla en mujeres de 40 o más años. El número de nacidos vivos, de bajo peso al nacer y de muertes maternas, fetales tardías, neonatales e infantiles se extraen del Anuario de Demografía publicado por el Instituto Nacional de Estadísticas de Chile correspondiente al año 199915. Los conceptos de nacido vivo (NV), bajo peso al nacer y de muerte materna, fetal tardía, neonatal e infantil son los internacionalmente aceptados. Las causas de muerte materna se presentan según código de la décima revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades, Traumatismos y Causas de Defunción (CIE-10). El cálculo de las tasas se realizó con relación al número de nacidos vivos ocurridos e inscritos en el año 1999. Los análisis estadísticos utilizados fueron c2 o la prueba exacta de Fisher según corresponda; el análisis de riesgo se realizó mediante el cálculo del Odds Ratio (OR) con un intervalo de confianza (IC) de 95%. Se consideró diferencia significativa un p <0,05.

Resultados

Las mujeres de edad materna avanzada presentaron tasas mayores de mortalidad materna, perinatal e infantil y de bajo peso al nacer, que las mujeres de 20 a 34 años (Tabla 1). La edad materna avanzada se asoció a un mayor riesgo (OR; IC 95%) de muerte materna (7,13; 3,31-14,97), muerte fetal tardía (2,19; 1,69-2,85), neonatal (1,8; 1,40-2,32) e infantil (1,80; 1,49-2,18) y mayor riesgo de bajo peso al nacer (1,72; 1,58-1,88) comparadas con mujeres de 20 a 34 años (Tabla 2).



La primera causa de muerte en las mujeres de edad materna avanzada se asoció a enfermedades pregestacionales (código O99), mientras que en las mujeres de 20 a 34 años la causa principal se asoció a hipertensión arterial (códigos O10, O11, O13 y O15) y la segunda a enfermedades pregestacionales (código O99) (Tablas 3 y 4).



Discusión

Los resultados de esta investigación señalan que en Chile el embarazo en edad materna avanzada se asocia a un riesgo mayor de muerte materna, fetal tardía, neonatal e infantil y de bajo peso al nacer.

Mortalidad materna. La tasa de mortalidad materna en mujeres de edad materna avanzada fue 142,8/100.000 NV, con un riesgo de muerte 7,13 veces mayor que el grupo de mujeres de 20 a 34 años (20,1/100.000 NV).

En el análisis de las causas de muerte, destaca la ausencia de muertes por aborto en las mujeres de edad materna avanzada, mientras que en las mujeres de 20 a 34 años hubo 2 casos. En Chile, la muerte materna por aborto descendió significativamente en la pasada década; en 1990 hubo 23 muertes y 2 en 199920, es así que esta causa de muerte tiene en la actualidad un peso marginal en la tasa global de mortalidad materna.

Las patologías pregestacionales (código O99) son la primera causa de muerte en las mujeres de edad materna avanzada y la segunda en las mujeres de 20 a 34 años. Es sabido que la mayor edad aumenta el riesgo de presentar patologías médicas crónicas y la mayoría de éstas se agravan por los cambios fisiológicos propios del embarazo, de ahí que para disminuir el riesgo vital, las estrategias deberían estar orientadas a facilitar el traslado de las madres gravemente enfermas a centros calificados de alta complejidad.

Mortalidad fetal tardía. La tasa de mortalidad fetal tardía en mujeres de edad materna avanzada fue 9,3/1.000 NV, con un riesgo de muerte fetal 2,19 veces mayor que el grupo de mujeres de 20 a 34 años (4,3/1.000 NV). Un estudio poblacional canadiense mostró que el embarazo en edad materna avanzada se asocia a un riesgo de óbito fetal 2,4 veces mayor que el grupo control10, resultados que son similares a los nuestros. Estudios extranjeros señalan que el mayor riesgo de muerte fetal se debe a que estas mujeres concentran una mayor proporción de enfermedades propias del embarazo y de patologías crónicas pregestacionales4-7,9, como también un mayor riesgo de alteraciones estructurales y genéticas del feto. En países con legalización del aborto, se les efectúa screening genético y estructural para decidir la continuación de la gestación21,22, esas estrategias les ha permitido reducir la mortalidad perinatal e infantil.

Mortalidad neonatal. La tasa de mortalidad neonatal en mujeres de edad materna avanzada fue 10/1.000 NV, con un riesgo de muerte neonatal 1,8 veces mayor que el grupo de mujeres de 20 a 34 años (5,6/1.000 NV). En Chile, la primera causa de muerte neonatal son las malformaciones congénitas18 y la anencefalia es una de las más frecuentes23. En la literatura internacional revisada, la mortalidad neonatal no presentó diferencias significativas comparadas con el grupo control3-9; esto puede estar dado por la interrupción de la gestación de fetos malformados y aneuploides antes de la viabilidad, como también por el buen manejo neonatal del recién nacido prematuro. Sin embargo, un estudio poblacional mostró que la mortalidad neonatal en mujeres de edad materna avanzada es significativamente mayor que en los grupos de mujeres de menor edad11.

Mortalidad infantil. La tasa de mortalidad infantil en mujeres de edad materna avanzada fue 17,1/1.000 NV, con un riesgo de muerte infantil 1,8 veces mayor que el grupo de mujeres de 20 a 34 años (9,6/1.000 NV). Análisis poblacionales efectuados en países desarrollados, muestran que la edad materna avanzada se asocia a un riesgo mayor de muerte infantil por presentar una tasa más alta de recién nacidos de bajo peso al nacer11,24.

Bajo peso al nacer. La tasa de bajo peso al nacer en mujeres de edad materna avanzada fue 84,1/1.000 NV, con un riesgo 1,72 veces mayor que el grupo de mujeres de 20 a 34 años (50,7/1.000 NV), lo que podría explicar el mayor riesgo de muerte infantil en los hijos de estas mujeres. La asociación de edad materna avanzada con bajo peso al nacer se explica por la mayor frecuencia de patologías pregestacionales y gestacionales4-7,9, las que condicionan un mayor riesgo de parto prematuro y de restricción del crecimiento fetal24,25.

Conclusiones

El estudio confirma el mayor riesgo reproductivo de la edad materna avanzada en mujeres chilenas. El control de la natalidad en ese grupo etario, surge como la estrategia básica para disminuir el riesgo de muerte materna, fetal tardía, neonatal e infantil y del bajo peso al nacer, especialmente en las mujeres con patologías previas a la gestación. Las mujeres de edad materna avanzada sin patologías pregestacionales, tienen un pronóstico optimista, con excepción del mayor riesgo de malformaciones congénitas y de aneuploidías. Es fundamental el correcto e informado consejo preconcepcional si estas mujeres desean la búsqueda de una gestación.

Referencias

1. Donoso E, Becker J, Villarroel L. Embarazo en la adolescente chilena menor de 15 años. Análisis de la última década del siglo XX. Rev Chil Obstet Ginecol 2001; 66: 391-6.        [ Links ]

2. Bustos JC, Vera E, Pérez A, Donoso E. El embarazo en la quinta década de la vida. Rev Chil Obstet Ginecol 1986; 51: 402-11.        [ Links ]

3. Horger EO, Smythe AR. Pregnancy in women over forty. Obstet Gynecol 1977; 49: 257-61.        [ Links ]

4. Kajanoja P, Widholm O. Pregnancy and delivery in women aged 40 and over. Obstet Gynecol 1978; 51: 47-51.        [ Links ]

5. Naeye RL. Maternal age, obstetric complications and the outcome of pregnancy. Obstet Gynecol 1983; 210-6.        [ Links ]

6. Spellacy WN, Miller SJ, Winegar A. Pregnancy after 40 years of age. Obstet Gynecol 1986; 68: 452-4.        [ Links ]

7. Lehmann DK, Chism J. Pregnancy outcome in medically complicated and uncomplicated patiens aged 40 years or older. Am J Obstet Gynecol 1987; 157: 738-42.        [ Links ]

8. Dildy GA, Jackson M, Fowers G, Oshiro BT, Varner MW, Clark SL. Very advanced maternal age: Pregnancy after 45. Am J Obstet Gynecol 1996; 175: 668-74.        [ Links ]

9. Chan BCP, Lao TT. Influence of parity on the obstetric perfomance of mothers aged 40 years and above. Hum Reprod 1999; 14: 833-7.        [ Links ]

10. Fretts RC, Schmittdiel J, Mclean FH, Usher RH, Goldman MB. Increased maternal age and the risk of fetal death. N Engl J Med 1995; 333: 953-7.        [ Links ]

11. Friede A, Baldwin W, Rhodes PH, Buheler JW, Lilo TS. Older maternal age and infant mortality in the United States. Obstet Gynecol 1988; 72: 152-7.        [ Links ]

12. Berg CJ, Atrash HK, Koonin LM, Tucker M. Pregnancy-related mortality in United States, 1987-1990. Obstet Gynecol 1996; 88: 161-7.        [ Links ]

13. Gibbs N. Making time for baby. TIME 2002; 159: 30-6.        [ Links ]

14. Instituto Nacional de Estadísticas. Anuario de Demografía. Chile, 1990.        [ Links ]

15. Instituto Nacional de Estadísticas. Anuario de Demografía. Chile, 1999.        [ Links ]

16. Donoso E, Poblete A, Villarroel L. Mortalidad materna. Chile 1990-1996. Rev Chil Obstet Ginecol 1998; 63: 290-7.        [ Links ]

17. Donoso E, Oyarzún E, Villarroel L. Mortalidad fetal tardía. Chile 1990-1996. Rev Chil Obstet Ginecol 1999; 64: 21-8.        [ Links ]

18. Donoso E, Villarroel L. Mortalidad neonatal precoz. Chile 1991-1997. Rev Chil Obstet Ginecol 1999; 64; 286-91.        [ Links ]

19. Donoso E. Mortalidad materna, perinatal e infantil en Chile. Análisis comparativo entre el año 1990 y 1998. Rev Chil Obstet Ginecol 2000; 65: 473-7.        [ Links ]

20. Donoso E. Mortalidad materna en Chile: Tras el cumplimiento de una meta. Rev Chil Obstet Ginecol 2002; 67: 44-6.        [ Links ]

21. American Academy of Pediatrics, The American College of Obstetricians and Gynecologist. Guidelines for Perinatal Care. 4th ed. Antepartum Care. Chapter 4, 1997.        [ Links ]

22. Schechtman KB, Gray DL, Baty JD, Rothman SM. Decision-making for termination of pregnancies with fetal anomalies: Analysis of 53,000 pregnancies. Obstet Gynecol 2002; 99: 216-22.        [ Links ]

23. Nazer J, Aravena T, Cifuentes L. Malformaciones congénitas en Chile. Un problema emergente. Rev Méd Chile 2001; 129: 895-904.        [ Links ]

24. Cnattingius S, Forman MR, Berendes HW, Isotal L. Delayed childbearing and risk of adverse perinatal outcome. A population based study. JAMA 1992; 268: 886-90.        [ Links ]

25. Gilbert WM, Nesbitt TS, Danielsen B. Childbearing beyond age 40: Pregnancy outcome in 24, 032 cases. Obstet Gynecol 1999; 93: 9-14.        [ Links ]

Correspondencia a: Dr. Enrique Donoso Siña. Alameda 340. Casilla 114-D, Santiago, Chile. Fax: 6331457. E-mail: edonosocia@hotmail.com