SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.130 número12Cambios neuropsicológicos y neurofisiológicos en la enfermedad de Fahr: Report of three sistersHiperaldosteronismo primario y embarazo: Lecciones obtenidas de 2 casos clínicos índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.130 n.12 Santiago dic. 2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872002001200009 

Rev Méd Chile 2002; 130: 1391-1398

Un análisis de la autoría en los
artículos publicados en la Revista
Médica de Chile

Marcela Jacard C1,2, Viviana Herskovic M1,2,
Ismael Hernández A2, Humberto Reyes B2,3

An analysis of authorship in articles
published in Revista Médica de Chile

Background: Multiauthorship and unjustified authorship have been documented in journals with wide international circulation but this has not been thoroughly studied in journals from developing countries. Revista Médica de Chile is published in Spanish and it contains about 40% of the clinical and biomedical manuscripts generated by Chilean authors. Objectives: To evaluate temporal trends in the number of authors per article in Rev Med Chile and authors’ compliance with the International Committee of Medical Journal Editors (ICMJE) criteria of authorship (updated 2001). Design: A retrospective analysis of the number of authors per article between 1969 and 2000; and a prospective survey applying a contribution checklist to authors of manuscripts published in the year 2000. "Justified authorship" was assigned to whom self-declared contributions to: 1) conception and design of the study, or acquisition of data, or analysis and interpretation of data; 2) drafting the article, or critically reviewed it; and 3) approved the final version. "Partial authorship" to whom lacked one of those 3 criteria. "Unjustified authorship" was assigned to whom participated only in data collection, or in diagnostic/therapeutic procedures, or in the statistical analysis, or in combinations lacking the main descriptors required for justified authorship. Results: The number of authors in research articles increased in the last decade: From 3.9±1.6 (mean±SD) in 1969 and 4.9±2.0 in 1989 to 5.7±2.5* in 1994, 5.2±2.6* in 1999 and 5.4±2.2* in 2000 (*p <0.05 compared to previous years). In contrast, it remained stable in case reports (4.1±1.9) and in reviews, public health or medical education articles (3.3±1.8). Among 921 authors surveyed (90% of authors in the year 2000), 51.2% qualified for "justified authorship", 42.3% for "partial authorship" and only 6.4% for "unjustified authorship". Conclusions: In a medical journal from a developing country, multiauthorship has increased mildly in research articles. Most participants complied fully or partially with the ICMJE criteria of authorship. Creditable authorship can be improved by continuous education and a critical attitude by the authors, readers, reviewers and editors (Rev Méd Chile 2002; 130: 1391-8).
(Key Words: Authorship; Manuscripts, medical; Multilingualism; Periodicals; Writing)

Recibido el 23 de septiembre, 2002. Aprobado el 21 de octubre, 2002.
1Alumnas de Medicina, Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. Ayudantes-alumnas de Fisiopatología, Campus Oriente. Ambas contribuyeron en igual proporción a este trabajo.
2Instituto de Ciencias Biomédicas (Programa de Fisiopatología, Campus Oriente), Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.
3Revista Médica de Chile. Santiago de Chile.

En varias revistas médicas se ha comprobado que en los últimos años el número de autores por artículo ha crecido progresivamente, a veces desde un promedio de 4 a uno de 101-4. Este fenómeno se ha interpretado como una consecuencia de varios factores, siendo tal vez los más relevantes: 1) las demandas ineludibles para avanzar en la carrera académica y para competir por fondos para la investigación, circunstancias en las que se considera el número de publicaciones del postulante, y 2) la complejidad creciente de la investigación científica contemporánea, particularmente en la investigación clínica, donde se incorporaron los estudios multicéntricos y la participación de expertos en diversas disciplinas. Pero este mismo fenómeno acarrea vicios como el de la "autoría injustificada o ilegítima", cuando se incluye a participantes cuya intervención en el trabajo fue marginal, sin cumplir con los criterios de autoría definidos por escritores y editores científicos de prominentes revistas médicas5-7. La autoría injustificada distorsiona el crédito que los lectores y evaluadores del manuscrito deberían dar al rol de cada participante e incluso puede conducir a problemas legales8,9.

La tendencia a la multiautoría y la autoría injustificada han sido documentadas en revistas médicas importantes entre las de corriente principal, las cuales se publican en inglés, con manuscritos generados mayoritariamente en Norteamérica y en Europa. La existencia y magnitud de ello ha sido escasamente explorada en revistas biomédicas de países en desarrollo, especialmente en aquellas que se publican en idiomas distintos al inglés.

El presente estudio se diseñó para evaluar la evolución del número de autores en los manuscritos publicados en la Revista Médica de Chile, en los últimos 40 años, y el grado de cumplimiento que los autores tuvieron ¾en un año índice reciente¾ de los criterios que definen a la autoría según los propuso el International Committee of Medical Journal Editors (ICMJE)10,11.

MATERIAL Y MÉTODO

Estudio retrospectivo del número de autores por artículo

Se revisaron los volúmenes anuales de la Revista Médica de Chile publicados en los años 1969, 1979, 1984, 1989, 1994, 1999 y 2000. En cada volumen anual se analizaron por separado 3 clases de manuscritos: "Artículos de Investigación", "Casos Clínicos" y englobando como "Otros" a los Artículos de Revisión, de Salud Pública o de Educación Médica. Se excluyeron del análisis a las Editoriales, Cartas al Editor, Crónica, Revista de Revistas y Comentarios Bibliográficos.

En cada manuscrito se analizó el número de autores y su título profesional. Los Artículos de Investigación y los Casos Clínicos fueron asignados a alguna especialidad de la medicina, según nos pareciera que había mayor relación entre el contenido del manuscrito y dicha especialidad porque en ese campo cabría esperar beneficios directos al difundir la información; se eligió una sola especialidad por manuscrito.

Análisis del cumplimiento de los criterios de autoría establecidos por el International Committee of Medical Journal Editors

Desde enero de 2000 se exige a todos los autores de manuscritos sometidos a publicación en la Revista que completen y adjunten el documento "Identificación de la Responsabilidad de Autoría". En dicho documento, cada participante certifica bajo firma que acepta figurar en la lista de autores por cuanto ha contribuido directamente al contenido intelectual del manuscrito, a la génesis y análisis de sus datos, y está en condiciones de hacerse responsable públicamente por lo expresado en él.

Además, el documento ofrece un listado de "Códigos de Participación" y cada autor debe anotar junto a su nombre y firma todos los descriptores que considera que reflejan su participación en el trabajo que dio origen al manuscrito. Los descriptores son los siguientes:

a. Concepción y diseño del trabajo
b. Recolección/obtención de resultados
c. Análisis e interpretación de datos
d. Redacción del manuscrito
e. Revisión crítica del manuscrito
f. Aprobación de su versión final
g. Aporte de pacientes o material de estudio
h. Obtención de financiamiento
i. Asesoría estadística
j. Asesoría técnica o administrativa
k. Otras contribuciones (definir)

El documento establece que los autores pueden negar su autorización para que los respectivos "códigos de participación" sean publicados junto con el manuscrito y en este caso deben explicar sus razones para ello.

Los editores de la Revista garantizaban el anonimato de los autores en el procesamiento de la información entregada por ellos.

En el presente trabajo se analizaron los datos sobre "Identificación de la Responsabilidad de Autoría" de los manuscritos publicados desde marzo de 2000 hasta febrero de 2001.

Criterios de autoría

Para analizar la calidad de la autoría mediante los descriptores explicitados, se aplicaron los criterios establecidos en el documento "Requisitos Uniformes para los Manuscritos Sometidos a Revistas Biomédicas", del ICMJE, en su versión actualizada en octubre de 2001 (visible en: http://www.icmje.org). En síntesis, dicho documento establece que para reconocerle calidad de "autor", la persona debe cumplir con tres requisitos: 1) Haber hecho contribuciones sustanciales a la concepción y diseño del trabajo, o a la adquisición de datos, o al análisis y la interpretación de los datos; 2) Haber redactado el manuscrito, o haber revisado críticamente su contenido intelectual; y 3) Haber aprobado su versión final. El documento advierte que para figurar como autor no es suficiente haber participado solamente en la obtención del financiamiento para el estudio, en la recolección de datos, o en la supervisión general del grupo de investigación.

De acuerdo con estos criterios, se consideró que cumplieron con el requisito 1) aquellos participantes que anotaron los descriptores "a", o "b", o "c"; con el requisito 2) quienes anotaron los descriptores "d", o "e"; y con el requisito 3) quienes anotaron el descriptor "f".

Se calificó con "Autoría justificada" a quien reuniera los tres requisitos de la definición de autoría establecidos por el ICMJE. Se calificó "Autoría parcial" a quien satisfaciera solo dos de los tres requisitos. Se calificó "Autoría injustificada" a quien declaró haber participado únicamente en el aporte de pacientes o material de estudio (descriptor "g"), o la obtención de financiamiento ("h"), o dando asesoría estadística ("i"), técnica o administrativa ("j") u otras contribuciones ("k").

Análisis estadístico

Los promedios del número de autores por año se compararon mediante ANOVA y para comparaciones por tipo de manuscritos, se utilizó la prueba de Student-Newman-Keuls. Las especialidades y otras variables se analizaron con las mismas pruebas. La prueba de Chi cuadrado se utilizó para analizar la distribución de las tres categorías de cumplimiento de los criterios de autoría. Se consideraron significativas las diferencias con un valor p <0,05.

RESULTADOS

Evolución del número de autores por manuscrito, entre los años 1969 y 2000

En los 7 volúmenes anuales de la Revista analizados, se publicaron 979 manuscritos clasificables en una de las tres clases pre-establecidas: 661 "Artículos de Investigación" (67,5% del total), 201 "Casos Clínicos" (20,5%) y 117 "Otros" (Artículos de Revisión, de Salud Pública o de Educación Médica) (11,9%). Estas proporciones fueron muy parecidas en los 7 volúmenes. En el conjunto de todos los manuscritos (979), el número de autores se mantuvo estable entre 1969 y 2000, con un promedio global de 4,8±2,4 (promedio±DE) autores por manuscrito.

La Tabla 1 muestra el número de autores por artículo, por año, en las tres clases de manuscritos. En los Artículos de Investigación se comprobó un aumento pequeño, pero significativo, en el número de autores en los años 1994, 1999 y 2000, en comparación con los años previos. No se observaron cambios significativos en las otras categorías de manuscritos.


El número máximo de autores por manuscrito en los Artículos de Investigación varió entre 8 y 11 en el período 1969 a 1989, aumentando a 15 autores por artículo en los años siguientes (p >0,05, no significativo).

En cuanto al título profesional de los autores, 80% fueron médico-cirujanos. A partir de 1994 se observó una tendencia (no significativa) al aumento de autores con otros títulos profesionales. La proporción de estadísticos como co-autores aumentó de un promedio de 0,33 por cada artículo de Investigación en 1969, a 1,80 en el año 2000 (p=0,046).

En los artículos de investigación, el número de autores fue similar en manuscritos generados en la Universidad de Chile, la Pontificia Universidad Católica de Chile, otras universidades chilenas (La Frontera, Concepción, Austral de Chile, Santiago de Chile, Valparaíso, Antofagasta, Los Andes), en hospitales y organismos dependientes del Ministerio de Salud.

La Tabla 2 muestra las especialidades en las cuales el promedio de autores por manuscrito sobrepasó al promedio de los autores del total de artículos publicados ese año, en todas las especialidades. Cardiología, cirugía, diabetes y nutrición, y hematología excedieron los promedios anuales en casi todos los años estudiados, pero ésta fue una situación estable, sin observarse cambios relevantes a través del tiempo.


Cumplimiento de los criterios de autoría establecidos por el ICMJE

Entre marzo de 2000 y febrero de 2001 la Revista publicó 216 manuscritos que cumplieron con los requisitos requeridos para este análisis. Esos manuscritos tuvieron 1.024 autores y dispusimos de información completa en 921 de ellos (90%). La información incompleta en otros 103 autores (10%) se atribuyó a una falla en la estrictez para exigir que hubieran completado el documento "Identificación de la Responsabilidad de Autoría", antes de recibir el manuscrito.

La Tabla 3 muestra la calificación asignada a los 921 autores de manuscritos en los que pudo analizarse el cumplimiento de los criterios de autoría. Calificaron como "Autoría justificada" 51,2% de los autores, mientras sólo 6,4% fueron calificados como "Autoría injustificada". Estas proporciones variaron según el tipo de manuscritos y en los Casos Clínicos se observaron las proporciones más bajas de "Autoría justificada" (37,8%) y más altas de "Autoría injustificada" (12,8%), pero la diferencia con respecto a los Artículos de Investigación no alcanzó significación (p=0,067).


Al estudiar los datos proporcionados por 193 personas que figuraron en primer lugar en las listas de autores ("primer autor"), 143 de ellos (74,1%) calificaron como "Autoría justificada", el resto (25,9%) como "Autoría parcial" y ninguno mereció aparecer como "Autoría injustificada". Además, 78% de los "primeros autores" declararon haber participado en la concepción y diseño del trabajo (descriptor "a").

Nueve grupos de investigadores, quienes generaron 13 manuscritos (9,6% de los artículos de investigación), anotaron que estarían disconformes con la eventualidad de que la Revista adoptara como política publicar las contribuciones específicas de cada autor. Lo justificaron expresando que ello podría conducir a "categorizar" el papel de cada autor, lo que contravendría el espíritu de la participación en un trabajo de equipo, o bien porque piensan que esta información sería irrelevante para el lector.

DISCUSIÓN

El presente estudio detectó un aumento pequeño, pero significativo, en el número de autores en los Artículos de Investigación publicados en la Revista Médica de Chile: desde un promedio de 3,9 autores por manuscrito, en 1969, hasta uno de 5,4 en el año 2000. Simultáneamente, el número máximo de autores alcanzó hasta 15, en algunos manuscritos.

Esta tendencia a la multiautoría, observada en los siete años más recientes, coincide con un aumento en la disponibilidad de financiamiento para la investigación científica, facilitado desde 1982 por el Fondo Nacional de Ciencia y Tecnología (FONDECYT) administrado por la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT). Es posible que la disponibilidad competitiva de financiamiento estimule el interés por producir trabajos de investigación, generar mayor número de manuscritos y figurar como uno de sus autores.

Un segundo posible factor es la aplicación por las universidades chilenas de requisitos universales para evaluar a los académicos, destacando sus publicaciones científicas, particularmente de artículos de investigación. "Publica o perece" es un aforismo muy conocido y probablemente se aplica tanto en los países con grandes recursos científicos como en los demás.

Un tercer factor es la mayor complejidad de la investigación científica, que exige la participación de diversos expertos con un campo de acción limitado pero insustituible. En la investigación clínica, la colaboración múltiple es ineludible, especialmente para los estudios multicéntricos que permiten estudiar una casuística de gran volumen en un tiempo limitado.

Estos resultados se obtuvieron estudiando sólo una revista biomédica chilena, que pone énfasis en temas de medicina interna y general. Pero la Revista Médica de Chile publica una alta proporción (alrededor de 40%) de los artículos de investigación clínica y biomédica generados en Chile y que aparecen en revistas indizadas en MEDLINE12,13; por ende, puede dar una imagen aproximada de lo que ocurre con las publicaciones médicas en este país. Además, un estudio reciente sobre la autoría en la Revista de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello mostró un aumento también significativo, aunque pequeño, en el número de autores por manuscrito: de 1,9 a 3, entre 1970 y 199914. Esta es una revista que abarca un campo más restringido y muy bien delimitado de la medicina y contiene la totalidad o la gran mayoría de los manuscritos generados en esa especialidad, en Chile.

El aumento del número de autores en los artículos de investigación aparece moderado o pequeño, en comparación con revistas extranjeras donde el número máximo de autores por artículo frecuentemente sobrepasa la decena. Dado que éste sería un fenómeno universal con explicaciones o motivaciones aparentemente lógicas, no debemos considerarlo un hecho negativo. Pensamos que el énfasis crítico debe ponerse en la legitimidad de la autoría: todas las personas que figuran como autores de un manuscrito deberían haber tenido una participación suficientemente amplia en el trabajo como para poder aceptar públicamente su responsabilidad en porciones sustantivas de su contenido y que puedan ser apropiadas por uno o más de ellos. Para que esto sea aceptable para quienes quieran juzgarlos (otros autores, los revisores, los lectores, los editores) tendrían que cumplirse los criterios propuestos por el ICMJE. Antes de enviar su manuscrito a una revista, los autores deben preocuparse de que todos los que figuran en la lista califiquen legítimamente para ello y que, a la inversa, se haya incluido a todos los que lo merecen.

En el análisis de un año de aplicación del documento "Identificación de la Responsabilidad de Autoría", observamos que 93,6% de los autores declararon haber contribuido al trabajo con suficientes descriptores para calificarlos como adherentes a la mayoría de los criterios estipulados por el ICMJE para reconocer autoría. En los Artículos de Investigación, la mitad de los participantes calificó para asignarles "Autoría justificada" y otro 42% cumplió parcialmente con los criterios de autoría.

Cabe señalar que la asignación de "autoría justificada" se basó en los criterios actualizados en octubre de 2001 en el documento del ICMJE difundido electrónicamente (http://www.icmje.org), donde se acepta que también cumplen el primer requisito de autoría quienes hayan participado en la adquisición/recolección de resultados. Si en nuestro análisis hubiéramos aplicado los criterios más restrictivos de la versión 199711,15-17, sólo 27% de los participantes habrían calificado como "autoría justificada", en 63% la autoría habría sido "parcial" y 10% habrían merecido "autoría injustificada".

La metodología de este estudio no nos permitió detectar posibles "autores honorarios", denominación aplicable a las personas que no reúnen los criterios de autoría pero son incluidos en la nómina por su influencia sobre el grupo de estudio, o para rendirles un homenaje. Si un Director de Departamento, Jefe de Servicio o Unidad, u otra persona contribuyó con ideas para el trabajo, o estimuló a los autores a realizarlo, o facilitó el reclutamiento de pacientes, o ayudó a reunir material de estudio, pero no participó en ninguna de las otras actividades que son esenciales para cumplir con los criterios de autoría, corresponde mencionarlos y describir su ayuda en los "Agradecimientos". También debe mencionarse allí a quien sólo ayudó a obtener fondos o recursos materiales. Ninguno de ellos debería aparecer en la misma lista con quienes cumplieron todos los criterios requeridos para ser autor. Investigaciones en revistas norteamericanas han detectado que 11 a 25% de sus manuscritos tenían "autores honorarios"18.

Tampoco pudo nuestro estudio detectar "autores fantasmas" que son aquellos que, a pesar de haber hecho contribuciones sustanciales a la investigación o a la preparación del manuscrito, no figuran en la lista de autores. Los mismos estudios norteamericanos detectaron esta omisión en 7 a 16% de sus manuscritos18.

En síntesis, los artículos de investigación clínica o biomédica generados en un país en desarrollo y publicados en un idioma no-inglés, muestran en las décadas recientes una multiautoría creciente pero menos acentuada que en revistas publicadas en inglés y con amplia circulación internacional. Una alta proporción de los participantes en los manuscritos publicados en un año reciente cumplió requisitos exigidos internacionalmente para acreditar la autoría de los manuscritos científicos. Sólo 6,4% de los participantes merecieron la calificación de "autoría injustificada". Una asignación correcta de la condición de autor es importante para juzgar la participación de quienes figuran como responsables de un manuscrito y una forma de demostrarlo es publicar en una nota, al término del artículo, la especificación correspondiente. Se requiere una educación adecuada de los autores, de las universidades y los investigadores, para conseguir un progreso que represente, finalmente, un mayor respeto por los genuinos autores. Los editores de las revistas científicas deben estimular este proceso.

Nota del editor: El texto siguiente aplica el modelo que siguen algunas revistas extranjeras, para identificar la responsabilidad de autoría:

"Contribuciones de los autores: Concepción y diseño del estudio, análisis e interpretación de los datos, revisión crítica del manuscrito: Reyes, Jacard, Herskovic.

Recolección/obtención de resultados: Jacard, Herskovic.

Redacción del manuscrito: Jacard, Herskovic, Reyes.

Asesoría estadística, revisión crítica del manuscrito y análisis e interpretación de los datos: Hernández.

Revisión y aprobación de la versión final: Jacard, Herskovic, Hernández, Reyes.

Financiamiento: El estudio fue financiado por la revista de la cual uno de los autores es Editor.

Agradecimientos: Agradecemos a la Sra. Ximena Quinteros por su eficiente ayuda en la recolección de datos que permitieron este estudio.

REFERENCIAS

1. Burman KD. Hanging from the masthead: Reflections on authorship. Ann Intern Med 1982; 97: 602-5.        [ Links ]

2. Gascón ME, Mur P, Alvarez-Nolasco A, Dardet C, Bolumar F. La investigación clínica en España: características de los autores. Med Clin (Barcelona) 1986; 87: 444-7.        [ Links ]

3. Sobal J, Ferentz KS. Abstract creep and author inflation (Letter). N Engl J Med 1990; 323: 488-9.        [ Links ]

4. Drenth JPH. Multiple authorship. The contribution of senior authors. JAMA 1998; 280: 219-21.        [ Links ]

5. Day RA. How to write and publish a scientific paper? 3rd Ed. Phoenix, Arizona, Oryx Press, 1968.        [ Links ]

6. Horton R, Smith R. Time to redefine authorship. BMJ 1996; 312: 723.        [ Links ]

7. Rennie D, Flanagin A, Yank V. The contribution of authors. JAMA 2000; 284: 89-91.        [ Links ]

8. Rennie D, Yank V, Emanuel L. When authorship fails. A proposal to make contributors accountable. JAMA 1997; 278: 579-85.        [ Links ]

9. Wilcox LJ. Authorship. The coin of the realm, the source of complaints. JAMA 1998; 280: 216-7.        [ Links ]

10. International Committee of Medical Journal Editors. Guidelines on authorship. BMJ 1985; 291: 722.        [ Links ]

11. International Committee of Medical Journal Editors. Uniform requirements for manuscripts submitted to biomedical journals. JAMA 1997; 277: 927-34. Updated October 2001. Available at: http://www.icmje.org (Consultado en septiembre de 2002).        [ Links ]

12. Bunout D, Reyes H. Artículos biomédicos de autores chilenos publicados en revistas extranjeras durante 1997. Una revisión del MEDLINE. Rev Méd Chile 1998; 126: 677-88.        [ Links ]

13. Accatino L. El médico investigador: ¿Una especie en extinción? Perspectivas en la gastroenterología chilena. Gastr Latinoam 2001; 12: 180-90.        [ Links ]

14. Tapia L, Torrente M, Posada C. Autoría en la Revista de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello: Análisis de tres décadas. Rev Méd Chile 2002; 130: 773-8.        [ Links ]

15. Reyes H, Kauffmann R, Andresen M. La autoría en los manuscritos publicados en revistas biomédicas (Editorial). Rev Méd Chile 2000; 128: 363-6.        [ Links ]

16. Reyes H, Palma J, Andresen M. Actualización de los criterios de autoría en las publicaciones biomédicas (Editorial). Rev Méd Chile 2002; 130: 1083-6.        [ Links ]

17. Reyes H, Palma J, Andresen M. Los criterios de autoría de trabajos científicos: traducción al castellano de la versión más reciente del documento "Requisitos Uniformes para los Manuscritos Sometidos a Revistas Biomédicas" (Artículo especial). Rev Méd Chile 2002; 130: 1177-8.        [ Links ]

18. Flanagin A, Carey LA, Fontanarosa PB, Phillips SG, Pace BP, Lundberg GD, Rennie D. Prevalence of articles with honorary authors and ghost authors in peer-reviewed medical journals. JAMA 1998; 280: 222-4.        [ Links ]

Correspondencia a: Dr. Humberto Reyes, Editor, Revista Médica de Chile. Bernarda Morín 488, Providencia, Casilla 168, Correo 55, Santiago 9, Chile. Tel: 56(2) 274 8985; Fax: 56(2) 365 1724. Email: revmedchile@entelchile.net