SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.130 número3Diagnóstico y seguimiento de 23 niños con acidurias orgánicasCaracterización molecular de mecanismos de resistencia a cloranfenicol en cepas de Shigella flexneri aisladas en niños chilenos con diarrea aguda índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.130 n.3 Santiago mar. 2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872002000300004 

 

Cómo atraer más y mejores
manuscritos para publicación
en las revistas biomédicas chilenas

Manuel Oyarzún G1.

How to attract more and better
manuscripts to be published
in Chilean biomedical journals

Correspondencia a: Dr. Manuel Oyarzún G. Programa de Fisiopatología, ICBM, Facultad de Medicina; Universidad de Chile. Casilla 16038. Santiago 9. E-mail: moyarzun@machi.med.uchile.cl

A survey was addressed to 57 editors of Chilean biomedical journals, on how to attract more and better manuscripts to their journals. Thirty seven editors (65%) answered this survey. According to them the main motivation of Medical Societies for editing their own journals is to improve information acquisition. To communicate an experience, followed by getting credits in their curriculum vitæ, were considered by the editors as the main motivations of authors to submit papers. The most frequent deficiencies of manuscripts received are: disorganization in their presentation and bad adherence to journal's requirements for submitting manuscripts. An improvement in the relationship between author-editor-reviewer was mentioned by most of the editors, as the mechanism to be used to enhance the quality of the manuscripts. Only 14 editors (38%) agree in that there is a decrease in the number of original papers submitted. This decrease was attributed by most of them, to a high pressure for publishing in journals with the highest impact factor. Suggestions on how to improve the Chilean biomedical journals included: a) to professionalize editorial work and to increase meticulousness when reviewing manuscripts; b) to increase the recognition of articles published in Chilean biomedical journals, when applying for academic promotions or research grants and c) to create a "national impact factor" (Rev Méd Chile 2002; 130: 267-74).
(Key-words: Journalism; Manuscripts, medical; Periodicals)

Recibido el 25 de septiembre, 2001. Aceptado en versión corregida el 11 de diciembre, 2001. Trabajo basado en una ponencia oficial en el V Simposio Chileno de Revistas en el Area de la Salud, 23 y 24 de agosto de 2001. Santiago de Chile
1 Editor, Revista Chilena de Enfermedades Respiratorias y Miembro de la Asociación Chilena de Editores de Revistas Biomédicas

La Asociación Chilena de Editores de Revistas Biomédicas (AChERB), con el patrocinio de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT) y la Sociedad Médica de Santiago (Sociedad Chilena de Medicina Interna), organizó el 23 y 24 de agosto de 2001, el V Simposio Chileno de Revistas en el área de la Salud. Un tema desarrollado por uno de los paneles fue: "Como atraer más y mejores manuscritos". A fin de acopiar información sobre este tema, enviamos previamente una encuesta a 57 editores de revistas biomédicas nacionales, las que fueron seleccionadas por el Departamento de Información de CONICYT y por la Directiva de la AChERB en base a su regularidad de publicación, su antigüedad de al menos 5 años y a su periodicidad. Otro requisito fue que las revistas pertenecieran a Sociedades Médicas, Científicas o a organismos académicos, descartándose las revistas patrocinadas exclusivamente por entidades comerciales.

MATERIAL Y MÉTODO

La encuesta fue enviada por correo electrónico o por fax, a través del Departamento de Información de CONICYT, a 57 editores invitados a participar en este Simposio. En la sesión del 23 de agosto de 2001, se presentó su resultado preliminar, con 26 respuestas, y en la presente comunicación se extiende al resultado final de las respuestas de 37 editores, que representan 65% de los invitados al Simposio. Las revistas participantes, cuyos editores contestaron la encuesta, corresponden a diversas especialidades de Medicina Humana, Medicina Veterinaria, Odontología, Ciencias Experimentales y revistas regionales (Tabla 1).

Caracterización de las 37 revistas cuyos editores respondieron la encuesta: La mayor parte de las revistas (51,2%) tiene un tiraje entre 501 y 1000 ejemplares por edición. Su periodicidad es trimestral en 27% de ellas. Sólo una publicación -la Revista Médica de Chile- es mensual, 5 son bimestrales, 6 salen a circulación cada cuatro meses, 7 son semestrales, 5 son anuales y 3 tienen una periodicidad variable (Figura 1). El número de páginas por ejemplar habitualmente oscila entre 51 y 100 (54,4%). El número de artículos por ejemplar más frecuente (52,6%) en los últimos 12 meses fluctúa entre 6 y 15. Aproximadamente la mitad de las revistas (50,8%) tiene índice acumulativo. La mayor parte de estas revistas (n=30; 81%) está indizada en LILACS (Literatura Latinoamericana y del Caribe en Ciencias de la Salud), 8 revistas están indizadas en SciELO (Scientific Electronic Library On Line); 5 están indizadas en MEDLINE y sólo dos (Revista Médica de Chile y Biological Research) están indizadas en el ISI-Thomas (Institute for Scientific Information) (Figura 2).

Figura 1. Periodicidad de las revistas biomédicas chilenas encuestadas. Se presentan los resultados obtenidos de 36 encuestas, ya que de las 37 revistas encuestadas una no contestó la pregunta sobre periodicidad. El eje vertical representa el número de revistas.

Figura 2. Indización de 37 revistas biomédicas chilenas. Lilacs: Literatura Latinoamericana y del Caribe en Ciencias de la Salud; SciELO: Scientific Electronic Library On Line; Medline: Index Medicus on line; ISI - Thomas: Index of Scientific Information.
Lilacs= 81,0%
SciELO= 21,6%
Medline= 13,5%
ISI-Thomas= 5,4%
No indizadas= 19,0%

Análisis de las respuestas. En las instrucciones de la encuesta se solicitó a los editores que colocaran un número frente a las alternativas para otorgar un orden de prioridad a las opciones que mejor definieran la situación de cada editor, asignando el número 1 a la mejor. Para su evaluación las respuestas fueron reordenadas según el resultado de la suma de menciones en 1ª + 2ª + 3ª prioridad, señalada en la respuesta de cada encuesta con los números 1, 2 y 3 respectivamente.

RESUMEN DE LAS SUGERENCIAS

Entre paréntesis se indica la revista del editor que emitió la opinión previamente descrita.

Para la AChERB.
"Analizar el tema en un Simposio de Editores" (Rev Méd Chile).
"Promover que las revistas se adhieran a la Asociación Chilena de Editores de Revistas Biomédicas-AChERB" (Rev Facultad Odontol Univ Valpso).

Para los Editores.
"Estrictez en la revisión de manuscritos por dos expertos" (Bol Acad Chil Med).
"Revisión sistemática de aspectos estadísticos por expertos" (Bol Acad Chil Med).
"Colaboración entre revistas para responder problemas comunes y delimitar campos de acción" (Rev Med Sur).
"Recibir sugerencias y apoyo de otros editores" (Bol Soc Psiq y Neurol Infancia y Adolescencia).
"Crear un equipo profesional que la dirija" (Ciencia Oftalmológica).
"Mejorar la calidad de las imágenes y disminuir la extensión de los artículos con buenos resúmenes y lectura fácil y comprensible" (Rev Chil Ultrasonografía).
"Internacionalizar los arbitrajes" (Rev Chil Anatomía).
"Aceptar trabajos en inglés" (Arch Med Vet).
"Dar mayor difusión a las normas internacionales de publicaciones biomédicas" (Rev Chil Pediatría).
"Intentar más indizaciones" (Arch Med Vet).
"Capacitación para mejorar el nivel de las revistas" (Rev Dental Chile).

Sobre financiamiento y difusión.
"Aumentar la difusión" (Rev ORL).
"Financiamiento: CONICyT y otros..." (Gastroenterol Latinoamer).
"Solicitar apoyo financiero a Universidades y organismos gubernamentales" (Rev Chil Anatomía).
"Incrementar el marketing: que la radio, la gran prensa y los periodistas difundan en medios no médicos- Radio, TV, Prensa-" (Rev Chil Obstetricia y Ginecología).

Para las instituciones en que se realiza y/o que financian la investigación en Chile.
"Insistir en la necesidad que a nivel académico las publicaciones en revistas nacionales de buen nivel tengan una evaluación similar a la publicación extranjera." (Rev Chil Pediatría).
"Las instituciones que financian proyectos de investigación -entre ellas FONDECYT- deberían dar un público reconocimiento a la necesidad e importancia de publicar en revistas nacionales" (Parasitología al Día).
"Hasta ahora la política ha sido fomentar la publicación en el extranjero y los resultados son obvios" (Avances en Cs. Veterinarias).
"Las revistas nacionales con selección rigurosa de manuscritos deberían ser consideradas en concursos" (Rev Chil Salud Pública).
"Lograr un mayor reconocimiento para los autores en el plano público y en la comunidad científica nacional" (Rev ORL).
"Corregir el "factor de impacto" que desincentiva a publicar en revistas nacionales" (Rev Dental Chile).
"Buscar un mecanismo para que las publicaciones en revistas nacionales sean evaluadas en los procesos de calificación académica y en la postulación a fondos de financiamiento de investigación". (Rev Chil Nutrición).
"Propiciar la creación de un índice de impacto nacional para los artículos que aborden temas nacionales, que sean atingentes a resolver los problemas de Chile en Biomedicina". (Rev Chil Enf Respir).

DISCUSIÓN

Es lamentable que no hayan contestado esta encuesta todos los editores. Sin embargo, el 65% que la contestó parecería ser representativo del quehacer de los editores de las revistas biomédicas nacionales, hecho que se pudo comprobar en el Simposio organizado por la AChERB y en que hubo coincidencia incluso con un porcentaje menor de respuestas (n= 26; 45,6%). Entre las 37 revistas nacionales cuyos editores contestaron la encuesta (Tabla 1) es evidente la repetición de temas en algunas de ellas. Esto, que podría ser beneficioso en un país desarrollado y con grandes recursos, no lo sería en el caso de una comunidad como la nuestra, ya que podría debilitar la calidad de las revistas biomédicas en un tema específico. Por lo tanto, sería recomendable que los responsables de las revistas chilenas dedicadas a una misma especialidad estudiaran la posibilidad de fusionarse para aunar sus esfuerzos editoriales.

Llama la atención que la periodicidad de las revistas es muy variable, hecho que probablemente depende del material disponible para publicar. Veintidós revistas (38,6%) tienen una periodicidad igual o superior a 4 meses, hecho que hará difícil su ingreso en índices internacionales exigentes1; ésto es especialmente notorio para 4 revistas cuyos editores señalan que tienen una periodicidad inestable: su aparición está condicionada a la disponibilidad de artículos. Esta situación se debería evitar si se desea que la revista ingrese en un sistema de indización (Figueiredo-Castro RC: Cómo ingresar a los índices bibliogáficos internacionales y a la "corriente principal". Conferencia en el V Simposio Chileno de Revistas en el Area de la Salud, Sociedad Médica de Santiago, 23 de Agosto, 2001). También es llamativo que sólo 30 revistas (81%) cumplen los requisitos para ingresar a LILACS2.

Una posible explicación para la restringida frecuencia de publicación de algunas revistas biomédicas nacionales puede ser la escasez de manuscritos que reciben. La mayoría de los editores contestó que reciben la cantidad justa para permitir que se publiquen todos los artículos de buena calidad y la segunda respuesta fue que se ve obligado a pedir manuscritos para completar una edición.

La publicación de un número mayoritario de artículos originales que fueron sometidos a revisión por pares, es un requisito para la selección de revistas en un índice internacional2. En relación a esto, 31 de las 37 revistas (83,8%) publican trabajos originales y series o casos clínicos en proporciones similares seguidos por la publicación de revisiones y crónicas, ambas por el 73% de las revistas. Estos dos tipos de artículos y especialmente el último tienen escasa ponderación en el proceso de indización. La encuesta en su primera parte estuvo orientada a conocer las motivaciones de los autores y de las Sociedades y de otro tipo de agrupaciones para publicar en revistas nacionales. Tal vez si conocemos las motivaciones de los autores se podría estudiar mejor la manera de estimular el envío de manuscritos a estas revistas. La principal motivación de las Sociedades y/o agrupaciones resultó ser la de mejorar la adquisición de información científica de sus miembros en tanto que la principal motivación de los autores para enviar manuscritos sería (según los editores) el interés de notificar una experiencia, seguida por el interés de conseguir un antecedente curricular. Si bien en algunos aspectos los editores opinaron que existe coincidencia entre las motivaciones de su Sociedad y las de los autores, también es notorio que en su opinión los autores ponen algunos intereses personales en juego al publicar. Por lo tanto, la calidad de la revista y su grado de difusión, reflejada eventualmente en su indización3, podría ser un factor determinante en la motivación de los autores.

A fin de explorar la percepción de los editores acerca de la calidad de los manuscritos recibidos, y los mecanismos utilizados para corregirla, las respuestas mayoritarias fueron: a) la exposición desorganizada como artículo científico y b) el incumplimiento de las instrucciones para los autores. Mención especial merece el déficit en las citas bibliográficas, señalado espontáneamente por dos editores y comentado en la reunión de AChERB. En esta organización se enfatizó que los autores, en general, muestran descuido por las citas bibliográficas y, además, omiten citar los artículos nacionales, excluyendo artículos publicados con anterioridad sobre el tema aún en la misma revista a la que enviaron su propio artículo. Esta práctica es muy negativa, no sólo porque se incurre en una falta de reconocimiento para los autores nacionales y la revista, sino porque esta omisión impide aumentar el "factor de impacto" de quienes publican en esa revista4. Los editores priorizaron mejorar la interacción del polinomio revisor-editor-autor como mecanismo para mejorar la calidad de los manuscritos.

La mayor parte de los editores reciben la cantidad justa de manuscritos necesaria para lograr, a su juicio, una buena calidad en la revista que editan. Una minoría de ellos se ve obligado a rechazar artículos de buena calidad y los menos reciben tan pocos manuscritos que no son exigentes con su calidad. Ante esta situación, predominó entre los editores la recomendación de publicar pocos pero buenos artículos, para mantener la calidad de sus revistas.

Sólo 14 editores (38%) acusaron una disminución del número de artículos originales recibidos. Mayoritariamente (8/14) la atribuyeron a la presión existente en el ámbito académico nacional por publicar en revistas con el mayor "factor de impacto" posible4. Otras causas mencionadas fueron: a) el menor interés por publicar (6/14), porque otras actividades serían materialmente más gratificantes; y b) la carencia de estímulo (5/14) para quienes no están en la carrera académica. Para conseguir más manuscritos, la estrategia preferida por los editores es, nuevamente, mejorar la comunicación con los autores; mejorar la distribución y difusión de la revista; garantizar la periodicidad de la publicación; y mejorar la impresión de Figuras y Tablas.

Once editores hicieron sugerencias para mejorar la calidad de las revistas nacionales. Estas sugerencias pueden ser divididas según sus destinatarios. Las dirigidas a la AChERB apuntan a consolidarla como palanca de perfeccionamiento de nuestras revistas. Las dirigidas a los editores apuntan hacia la profesionalización, de este arduo y delicado trabajo, además de aumentar el grado de estrictez en la revisión de los manuscritos y tratar de lograr una mejor indización de la revista. Sería importante lograr una mayor difusión de las normas elaboradas por el Comité Internacional de Editores de Revistas Médicas5. Las sugerencias orientadas hacia el financiamiento y difusión recomiendan mejorar estos aspectos en las revistas.

Finalmente, las sugerencias para las instituciones que realizan y/o financian la investigación biomédica en Chile, señalan la necesidad de insistir en que las publicaciones en revistas nacionales de reconocido buen nivel tengan una evaluación más equitativa en relación a las revistas foráneas. Considerando que las publicaciones nacionales tienen diferentes objetivos y satisfacen necesidades distintas que las foráneas, resulta injusto calificarlas en principio como inferiores. Para modificar esta situación se sugirió buscar mecanismos para que las publicaciones en revistas nacionales sean mejor consideradas en los procesos de calificación académica y de postulación a fondos concursables. A este respecto, me he permitido propiciar la creación de un "índice de impacto de publicación en revistas nacionales", aplicable a aquellos artículos que aborden soluciones para problemas biomédicos, planteados por temas nacionales, que tengan particular importancia para la toma de decisiones a nivel regional o nacional.

REFERENCIAS

1. Journal selection for Index Medicus MEDLINE. US National Library of Medicine. http//www.nlm.nih.gov/pubs/factsheets/jsel.html

2. Biblioteca Virtual en Salud: Criterios de selección de revistas para la base de datos LILACS (Abril/2000)         [ Links ]http://www.bireme.br/abd/E/Ecrit_Selecao.htm

3. Reyes H. El "factor de impacto" y el impacto de las revistas médicas (Editorial). Rev Méd Chile 1998; 126: 135-8.        [ Links ]

4. Reyes H. Las referencias en artículos publicados en revistas biomédicas. (Editorial) Rev Méd Chile 2001; 129: 343-5.        [ Links ]

5. International Committe of Medical Journal Editors. Uniform requirements for manuscripts submitted to biomedical journals (Updated May 2000).         [ Links ]http//www.icmje.org

Agradecimientos:

A las Srtas. María Cecilia Mosso y Paula Gajardo, del Departamento de Información de CONICYT, quienes distribuyeron la encuesta y clasificaron parte de ella. A la Dra. Paulina Pino, de la Escuela de Salud Pública, Universidad de Chile, por su ayuda en la elaboración de la encuesta. Al Dr. Humberto Reyes por haber revisado la encuesta y a los 37 Editores que la contestaron.