SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.128 número6Educación sexual de niños y adolescentesIncremento de la actividad metaloproteinásica y de sus inhibidores en el líquido cefalorraquídeo, en pacientes con paraparesia espástica tropical índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.128 n.6 Santiago jun. 2000

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872000000600002 

Creencias, actitudes y
conocimientos en educación sexual

Beliefs and attitudes towards sexual
education among adolescents aged
11 to 17 years old

Lilian Fernández F, Luis Bustos M1,
Leonardo González W2, Damián Palma A2,
Johanna Villagrán A2, Sergio Muñoz N

 

Background: Previous reports show that Chilean teenagers have an inadequate knowledge about sexuality and reproduction. Aim: To compare the knowlege about sexuality among adolescents coming from private and public schools, with and without sexual education programs. Material and methods: A structured anonymous inquiry, containing multiple choice and open questions, was applied to a sample of 229 adolescents attending seventh and eigth grade of junior school, in private and public schools of Temuco, Chile. Results: Eleven percent of adolescents had already their first sexual intercourse at a mean age of 12.2 ± 2.4 years old. Of these, 96% came from public schools. An overall analysis of tests, disclosed a 53% of correct answers to the inquiry. Adolescents coming from private schools had a better performance than those coming from public schools. Sexual attitudes were not influenced by sexual education programs. Conclusions: Adolescents coming from private schools have a better sexual knowledge level and more conservative attitudes towards sexuality. Overall knowledge is inadequate albeit overvalued. These teenagers are high risk group for unwanted pregnancies and sexually transmitted diseases and require efficient sexual education programs. (Rev Méd Chile 2000; 128: 574-83).
(Key Words: Adolescent behavior; Pregnancy in adolescence; Sexuality; Sex counceling; Sex education)

Recibido el 26 de octubre, 1999. Aceptado en versión corregida el 27 de mayo, 2000.
Departamento de Pediatría y Cirugía Infantil. Unidad de Epidemiología Clínica y Departamento de Salud Pública, Universidad de la Frontera, Temuco, Chile.
1 Estadístico.
2 Internos de la Carrera de Medicina, Ayudantes-alumnos de Bioestadística.

La sexualidad es un tema sobre el que se discute mucho pero se actúa poco. Varias publicaciones nacionales coinciden en señalar que nuestros jóvenes poseen escasos conocimientos sobre reproducción y sexualidad1-4.

Algunos estudios2,3,5,6 muestran que la edad en que se realiza el primer coito en Chile se encuentra entre 14,4 a 16 años para los varones y entre 14,8 a 17,9 años para las mujeres. Considerando que el sistema educacional se ha definido como uno de los principales encargados de entregar conocimientos y motivaciones en esta área7, se ve con preocupación que faltan programas adecuados1,4,6, impartidos a edades más tempranas3 y que no permanezcan centrados sólo en lo biológico2. Esta falencia podría ser consecuencia de la errada convicción de que la existencia de programas de educación sexual (ES) estimularía una conducta sexual activa6.

Todo lo anterior y la escasa información local disponible motivó a indagar en el tema. El objetivo establecido en este trabajo fue comparar el nivel de conocimientos, creencias y actitudes relacionadas con la sexualidad en jóvenes que asisten a establecimientos educacionales municipales y particulares, y observar su relación con la existencia de programas de ES.

MATERIAL Y MÉTODO

Alumnos. El estudio se desarrolló entre agosto de 1996 y julio de 1997 con alumnos de 7° y 8° básico de 3 establecimientos educacionales de la ciudad de Temuco, del tipo Co-educacional y con características socioeconómicas opuestas entre los municipales y el particular. Uno es un establecimiento municipal sin ES (EM1), rango de edad de los niños entre 11 a 17 años, otro uno municipal con ES (EM2), con edades de 13 a 16 años y el tercero, uno particular sin ES (EP1), con un rango de 12 a 15 años. Dichos alumnos fueron autorizados por sus padres o apoderados y su participación fue voluntaria. El porcentaje de rechazo a la realización de la encuesta fue de 0,4% (1 de 230 encuestados).

Instrumento de recolección de datos. Fue una entrevista estructurada anónima y de autollenado, conteniendo principalmente preguntas cerradas y de selección múltiple, más algunas consultas de respuesta abierta, abarcando un total de 40 preguntas. Dicha encuesta contempló aspectos sociobiodemográficos de los alumnos, nivel y autoapreciación de conocimientos, conductas sexuales y características de la ES recibida, así como también propuestas de ES. Su aplicación estuvo a cargo de 3 estudiantes de Medicina especialmente entrenados en la aplicación de la encuesta. El tiempo promedio para su aplicación fue de 1 h. Dicho instrumento fue previamente probado con una muestra cercana al 20% del universo en estudio, lo que permitió re-estructurar el instrumento final para una mejor comprensión por parte de los encuestados. Esta muestra inicial no fue incorporada en el universo estudiado.

Además se realizó una entrevista semi-estructurada a los profesores involucrados en la temática de sexualidad, a fin de establecer el trabajo que sobre el tema se realiza en su respectivo establecimiento y determinar si contaban o no con un programa de ES, definiendo éste como un trabajo sistemático en sexualidad, con objetivos y pautas de evaluación claramente establecidos.

Al igual que en otros estudios sobre el tema4,9, nos encontramos con oposición en cuatro establecimientos particulares que se negaron a la aplicación del instrumento, lo que explica que no contáramos con igual número de establecimientos particulares y municipales. Los motivos para ello fueron: Rechazo por parte del Centro General de Padres y Apoderados (2 establecimientos) y rechazo de la dirección del establecimiento en otros dos. La causa principal esgrimida es el no desear tratar el tema de sexualidad en estudiantes de Educación Básica.

Conocimientos. Para medir conocimientos sobre sexualidad, se contemplaron las áreas de anatomía, fisiología, conocimiento de la existencia de enfermedades de transmisión sexual (ETS) y métodos anticonceptivos (MAC).

Para calificar el nivel de conocimientos se utilizó una escala ordinal que permitió establecer la siguiente clasificación: Bueno: "³80% de respuestas correctas. Regular: "³60% y <80% de respuestas correctas. Insuficiente: "³20% y <60% de respuestas correctas. Malo: <20% de respuestas correctas.

Grado de actividad sexual. Se utilizaron los criterios de Peeting4, que dividen las posibles conductas relacionadas con la sexualidad en cuatro categorías.

Análisis estadístico. Los datos fueron analizados con Stata 5,0. Las comparaciones entre grupos se realizaron con la prueba de Chi-cuadrado (c2) y prueba exacta de Fisher, según corresponda. Análisis de Varianza (Andeva) para variables continuas, t-prueba para varianzas iguales y distintas, y la estadística Kappa para medir concordancia. El nivel de significación utilizado en todas las pruebas estadísticas fue de 5% (a =0,05).

RESULTADOS

Area biosociodemográfica. El total de encuestados fue de 229 alumnos, de los cuales 57,2% correspondieron al sexo masculino. La edad promedio alcanzó a 13,5 ± 1,13 años con un rango de edad entre los 11 y 17 años. De los encuestados, 6,1% proviene de domicilios rurales, mientras que 93,9% de urbanos. El 49,3% de los alumnos provienen de familias de tipo nuclear completa (padre, madre, con y sin hermanos) y 28,8% de familias de tipo extendida (padre, madre y otros familiares). Además, 21,8% de los alumnos son de familias que carecen ya sea de padre, madre o ambos. Se observa que esta distribución es similar entre los establecimientos municipales. En cambio, se encontraron un mayor porcentaje (69,9%) de familias de tipo completa en el particular (c2=25,33; p=0,0000).

Con respecto a la religión que profesan, 67,1% de los encuestados pertenece a la religión católica y 18,7% profesa otra religión (evangélicos, luteranos, adventistas y judía) y 14,2% ninguna; al compararla con los distintos establecimientos se encuentran diferencias significativas (Fischer=0,0000) (Tabla 1).

Tabla 1. Variables sociodemográficas del alumno entrevistado


   
EM1
EM2
EP1
Variables n
%
  n
%
  n
%

Sexo entrevistado*                
  Masculino 73 62,39   25 64,10   33 45,21
  Femenino 44 37,61   14 35,90   40 54,79
  Total 117 100,00   39 100,00   73 100,00
Tipo de domicilio**                
  Rural 6 5,13   3 7,69   5 6,94
  Urbano 111 94,87   36 92,31   67 93,06
  Total 117 100,00   39 100,00   72 100,00
Domicilio durante período escolar*                
  Padres 93 79,49   38 97,44   66 91,67
  Familiares 16 13,68   1 2,56   6 8,33
  Otros 8 6,84   0 0,00   0 0,00
  Total 117 100,00   39 100,00   72 100,00
Tipo de familia*                
  Completa 47 40,17   15 38,46   51 69,86
  Extendida 47 40,17   11 28,21   8 10,96
  Ausencia de progenitores 23 19,66   13 33,33   14 19,18
  Total 117 100,00   39 100,00   73 100,00
Religión*                
  Católica 65 56,52   21 55,26   65 90,28
  Otra 26 22,61   14 36,84   2 2,78
  Ninguna 24 20,87   3 7,89   5 6,94
  Total 115 100,00   38 100,00   72 100,00

  n Media DE n Media DE n Media DE

Edad del entrevistado*, +, º 117 13,8 1,15 39 14,06 0,98 73 12,78 0,75

* p <0,05 ; ** p=NS (no significativo); + Comparación significativa entre EM1 y EM2; ± Comparación significativa entre EM1 y EP1; º Comparación significativa entre EM2 y EP1

Area conocimientos. Al comparar la principal fuente de información sobre sexualidad que tienen los alumnos, con la opinión que tienen sobre "quién debería ser" el principal responsable de la ES, vemos que existe acuerdo (80%) al señalar que los padres debieran ocupar el primer lugar (Kappa=0,1194; p=0,0094), concordancia altamente significativa. La otra fuente significativa fue el personal de salud, con una concordancia de 76,19% (kappa=0,3182; p=0,0467).

Al solicitarle a los entrevistados que autoevaluaran sus conocimientos, se obtuvo una nota promedio 5,42 (en escala del 1 al 7); encontrándose diferencias significativas en los distintos establecimientos (Andeva; p=0,0243). Destaca el hecho de que los alumnos del establecimiento particular son los más críticos al autoevaluarse.

En el área de conocimientos de anatomía, se observa que el nivel obtenido fue insuficiente, con 58,7% de respuestas correctas, muy cercano al 60% calificado como regular. Dicho conocimiento mostró diferencias estadísticamente significativas (Andeva; p=0,0496) entre los establecimientos, siendo levemente mejor en el particular.

En el área de fisiología el nivel detectado fue insuficiente, con 38,5% de respuestas correctas, muy por debajo del obtenido en anatomía. Del total de encuestados, ninguno respondió correctamente las 12 preguntas planteadas para este tópico. El 53,7% reconoce el concepto de menstruación, mientras que la mayoría (62,3%) cree que la menstruación es "una enfermedad que llega mensualmente". El 41,5% de los alumnos reconoce el concepto de ovulación y sólo 30,5% conoce la duración del ciclo menstrual. Cabe resaltar que 59,4% de los encuestados conoce la existencia de un período de fecundidad en la mujer, pero sólo 14,4% reconoce los días del ciclo menstrual en que existe mayor probabilidad de embarazo. De hecho, la mayoría cree equivocadamente que el embarazarse es más probable durante la menstruación (38,4%). En cuanto a los conocimientos de fisiología, no hubo diferencias estadísticamente significativas entre los distintos establecimientos.

En relación al concepto de sexualidad, 33,6% de los alumnos la refiere sólo al coito, mientras que 31,4% no sabe o no responde. Frente a la pregunta si sabe de la existencia de enfermedades de transmisión sexual (ETS) la respuesta fue buena, no existiendo diferencias significativas entre los establecimientos, el 96,48% de los alumnos reconoce su existencia, aun cuando la mayoría (85%) sólo es capaz de mencionar al SIDA, desconociendo otras ETS más prevalentes. Por ejemplo, la sífilis fue mencionada sólo por 2,91% de los encuestados y la gonorrea por 1,67%. El error más frecuente fue designar al cáncer como ETS (8,75%).

De los tópicos consultados, el método anticonceptivo (MAC) fue el que presentó mayor dificultad y el nivel de conocimientos fue insuficiente con sólo 31,9% de respuestas correctas, siendo significativamente mejor en el colegio particular (Andeva; p=0,0001). El 51,5% de los alumnos reconoce la función de los MAC, siendo los más mencionados el condón (39,3%) y los métodos hormonales (28,4%). Mucho más atrás aparecen los dispositivos intrauterinos con 0,9%. Mientras el condón fue propuesto como más seguro (21,8%) que los métodos hormonales, sólo 6,6% de los encuestados les asignó seguridad. Se destaca que 55,9% no conoce ningún MAC.

Es importante señalar que en ninguno de los temas referidos a conocimientos existieron diferencias significativas en los resultados obtenidos por los alumnos provenientes de distintos tipos de familia.

El promedio ponderado de los distintos tópicos analizados permitió establecer que el conocimiento general sobre sexualidad fue insuficiente, obteniéndose un promedio de 52,6% de respuestas correctas (Tablas 2 y 3).

Tabla 2. Concordancia entre fuente real e ideal de información en sexualidad según preferencias

Variables Concordancia   Kappa
P
  %        

Padres 80,00   0,1194 0,0094 *
Personal de salud 76,19   0,3182 0,0467 *
Medios de comunicación 60,87 - 0,0012 0,5057  
Pololo 54,55   0,0984 0,3105  
Amigos 51,37   0,0073 0,4069  
Profesores 45,65   0,0399 0,2930  
Hermanos 42,42   0,0600 0,2941  

* Significativo al 5%

 

Tabla 3. Variables referidas a los conocimientos en sexualidad

   
EM1
EM2
EP1  
Variables n %     n %     n %  

Número de respuestas correctas en los tópicos de conocimientos en sexualidad            
  Anatomía** (2 preg.) 125 53,42 †   49 62,82 †   95 65,07 †
  Fisiología** (12 preg.) 485 34,54 †   204 43,59 †   97 33,90 †
  Reconocimiento de la existencia de ETS** (1 preg.) 113 96,55     39 100,00     69 94,52  
  MAC* (3 preg.) 87 24,79 †   38 32,47 †   94 42,12 †
Conocimientos sobre los Ap reproductores*                      
  Reconoce ambos 28 23,93     14 35,90     34 46,58  
  Reconoce sólo el Ap reproductor femenino 64 54,70     20 51,28     22 30,14  
  Reconoce sólo el Ap reproductor masculino 5 4,27     1 2,56     5 6,85  
  No reconoce ninguno 20 17,09     4 10,26     12 16,44  
  Total 117 100,00     39 100,00     73 100,00  
Cantidad de MAC conocidos por los alumnos                      
  No conoce ninguno 76 64,96     21 53,85     31 42,47  
  Conoce 1 24 20,51     7 17,95     11 15,07  
  Conoce 2 15 12,82     11 28,21     28 38,36  
  Conoce 3 2 1,71     0 0,00     3 4,11  
  Total 117 100,00     39 100,00     73 100,00  
Mitos en sexualidad                      
  En la menstruación la mujer no debe bañarse 52 44,44     20 51,28     19 20,88  
  Tamaño del pene se relaciona con potencia sexual 55 47,01     12 30,77     23 25,56  
  El lavado genital con jabón después de una RS previene el embarazo 10 8,55     4 10,26     7 33,33  
  La ausencia de menstruación siempre indica embarazo 51 43,59     20 51,28     35 33,02  
  La mujer no puede quedar embarazada en su primera RS 56 47,86     23 58,97     54 40,60  
  El condón puede usarse más de una vez si es de calidad 11 9,40     7 17,95     5 21,74  
  La masturbación es mala para la salud 49 41,88     8 20,51     15 20,83  
Concepto atribuido a la palabra sexualidad**                      
  Coito 43 36,75     14 35,90     20 27,40  
  Otro concepto más amplio 44 37,61     10 25,64     26 35,62  
  No responde 30 25,64     15 38,46     27 36,99  
  Total 117
100
    39
100
    73
100
 

  n Media DE   n Media DE   n Media DE

Autocalificación de los conocimientos en sexualidad* === 117 5,46 1,10   39 5,77 1,06   73 5,18 1,07
Promedio de respuestas correctas por alumno                      
Anatomía** (2 preg.) 117 1,07 0,64   39 1,26 0,64   73 1,30 0,74
Fisiología** (12 preg.) 117 4,95 2,08   39 5,83 2,94   73 5,50 2,04
ETS** (1 preg.) 117 0,96 0,20   39 0,97 0,16   73 0,95 0,23
MAC* ± (3 preg.) 117 0,74 0,83   39 0,97 0,90   73 1,29 0,84

†: Corresponde al porcentaje de respuestas correctas del total posible; *: p <0,05; **: p=NS; ±: Comparación significativa entre EM1 y EP1; ò: Comparación significativa entre EM2 y EP1.

Area conductas sexuales. El grado de actividad sexual de los alumnos fue evaluado mediante la escala de Peeting4. Se observa que de los 26 alumnos, 76,9% de sexo masculino, el 11,35% han mantenido relaciones sexuales coitales, correspondiendo la mayoría (96,15%) a alumnos de establecimientos municipales. La edad promedio para la primera relación sexual coital fue 12,19 ± 2,45 años; siendo mayor en mujeres, 12,83 ± 3,13 años, que en los hombres, 12,0 ± 2,27 años, siendo las diferencias promedio de edad no significativas (Andeva, p >0,05). Al comparar el grado de actividad sexual con los establecimientos educacionales sí existieron diferencias significativas (Fisher = 0,000). Se establece así un perfil de actividad, donde la mayoría de las respuestas se concentra en las categorías "Grado I" o "Ninguno" en el establecimiento particular, a diferencia de lo que ocurre en los establecimientos municipales donde la distribución de las respuestas fue más diversificada.

No se observaron diferencias significativas en el nivel de conocimientos de anatomía, fisiología, ETS y MAC al comparar los alumnos que tuvieron relaciones sexuales coitales con los que no (t-prueba, p >0,05).

El deseo sexual y la curiosidad aparecen como los principales motivos que llevaron a los encuestados a tener la primera relación sexual. Creemos importante destacar la aparición en los establecimientos municipales de 2 casos de violación, ocurridos ambos a la edad de 7 años, y que corresponden al 7,69% del total de alumnos que mantuvieron relaciones sexuales. El primer/a compañero/a sexual de los alumnos fue en la mayoría de los casos el pololo/a, en igual proporción que un amigo/a (30,77%), siendo generalmente de mayor edad. Sólo el 26,92% de los alumnos que han mantenido relaciones sexuales ocuparon algún MAC la primera vez, siendo el condón el único utilizado. Las principales razones para el no uso de MAC en la primera relación fueron "porque no pensaba que iba a tener relaciones sexuales" (57,89%) y "porque no conocía los MAC" (31,58%), sin diferencias significativas entre establecimientos. De los alumnos que han mantenido relaciones sexuales, un 38,46% lo hace aún con una frecuencia de al menos 1 vez por mes (Tabla 4).


Tabla 4. Variables referidas a las conductas sexuales

   
EM1
EM2
EP1  
Variables n %   n %   n %  

Grado de actividad sexual según escala de Peeting *          
  Grado I 46 39,32   12 30,77   28 38,36  
  Grado II 16 13,68   6 15,38   3 4,11  
  Grado III 10 8,55   4 10,26   1 1,37  
  Grado IV 20 17,09   5 12,82   1 1,37  
  Ninguno de los anteriores 25 21,37   12 30,77   40 54,79  
Distribución por sexo de los alumnos que tuvieron RS** 16 80,00   4 80,00   0 0,00  
  Masculino 4 20,00   1 20,00   1 100,00  
  Femenino 20 100,00   5 100,00   1 100,00  
  Total                  
Distribución por tipo de familia de los alumnos que tuvieron RS**                  
  Completa 7 35,00   1 20,00   1 100,00  
  Extendida 11 55,00   2 40,00   0 0,00  
  Ausencia de progenitores 2 10,00   2 40,00   0 0,00  
Distribución por religión de los alumnos que tuvieron RS**                  
  Católica 10 50,00   2 40,00   1 100,00  
  Otra 5 25,00   2 40,00   0 0,00  
  Ninguna 5 25,00   1 20,00   0 0,00  
Alumnos que mantienen RS por lo menos 1 vez al mes 7 35,00 D= 3 60,00 D= 0 0,00 D=
Motivos para la primera RS*                  
  Excitación 9 45,00   2 40,00   0 0,00  
  Curiosidad 3 25,00   1 20,00   0 0,00  
  Sin motivo aparente 5 15,00   0 0,00   0 0,00  
  Amor 0 0,00   0 0,00   1 100,00  
  Para aprender 1 5,00   0 0,00   0 0,00  
  Violación 1 5,00   1 20,00   0 0,00  
  No responde 1 5,00   1 20,00   0 0,00  
  Total 20 100,00   5 100,00   1 100,00  

  n Media DE   n Media DE   n Media DE

Edad promedio para la primera RS** 20 12,2 2,44   5 12,0 3,00   1 13 -

Ö: Grado I: Contacto físico sólo por besos; Grado II: Contacto físico por besos, caricias de pechos y/o región genital sobre la ropa; Grado III: Contacto físico por besos, caricias de pechos y/o región genital bajo la ropa; Grado IV: Coito; D=: Porcentaje obtenido sobre la base del total de alumnos que han tenido RS; *: p <0,05; **: p=NS

Area Educación Sexual. El análisis de la valoración, por parte de los alumnos encuestados, de la ES impartida en su establecimiento educacional, se resume en la Tabla 5. Se observa que la nota asignada a la ES de los establecimientos (en escala del 1 al 7) fue 4,57 ± 1,71. Se presentaron diferencias significativas en la nota asignada por los alumnos de los distintos establecimientos (Andeva, p=0,005), siendo más críticos los del particular (nota de 4,10), quienes se diferencian significativamente con el EM2 (Scheffe, p=0,007).

Tabla 5. Valoración, por parte de los alumnos, de la educación sexual impartida
en su establecimiento educacional

   
EM1
EM2
EP1  
Variables n %     n %     n %  

Juicio de los alumnos sobre la orientación de la ES recibida                      
ES referida sólo al conocimiento y funcionamiento de los Ap reproductores 56 57,73 †   15 45,45 †   32 45,07 †
ES que muestra a la sexualidad como algo normal y necesario en el ser humano 56 57,73 †   15 45,45 †   53 74,65 †
ES que se limita a mostrar el pensamiento de la iglesia en lo referido a sexualidad 9 9,28 †   1 3,03 †   5 7,04 †
ES que busca preferentemente evitar los embarazos en adolescentes 43 44,33 †   13 39,39 †   6 8,45 †

  n Media DE   n Media DE   n Media DE

Nota asignada por los alumnos a la ES recibida* = 117 4,66 1,83   39 5,18 1,72   73 4,10 1,37

†: El encuestado podía elegir una o más alternativas. Por ello, el porcentaje que se muestra en la tabla corresponde al calculado sobre el total de alumnos que respondieron la pregunta.; *: p <0,05; =: Comparación significativa entre EE Nº 2 y Nº 3

La Figura 1 muestra los temas que, según los alumnos, les fueron enseñados en los establecimientos educacionales. De un total de 10 temas consultados, el EM2, que presenta un programa de ES, la cantidad de temas es mayor (promedio 6,89). La menor cantidad la encontramos en el establecimiento particular (promedio 4,39).

FIGURA 1. Muestra que los temas de ES menos enseñados, a juicio de los alumnos, son el pensamiento de la iglesia (17,57%) y los MAC (26,91%).

Según los alumnos, la orientación dada a la ES por los establecimientos está principalmente dirigida a "mostrar la sexualidad como algo normal y necesario en el ser humano" (61,69% de las respuestas).

El perfil de educación sexual propuesto por los alumnos indica que los profesores deberían ser las segundas personas encargadas de la enseñanza, siendo precedidos por los padres (89,36% de las preferencias como primera fuente de información) y que dicha educación debiera comenzar a entregarse entre los 10 y 15 años (63,72% de las preferencias), orientada a "mostrar la sexualidad como algo normal y necesario en el ser humano" (66,05% de las preferencias). Los padres deberían participar en la ES, teniendo el rol de Educadores-Orientadores. La opinión del alumno sobre cómo debiera ser la ES se resume en la Tabla 6.

Tabla 6. Opinión del alumno sobre cómo debería ser la educación sexual

   
EM1
EM2
EP1  
Variables n %     n %     n %  

Quién debiera ser el encargado de la ES            
  Padres 42 76,36 •   21 95,45 •   63 98,44 •
  Hermanos 0 0,00 •   0 0,00 •   0 0,00 •
  Profesores 5 9,09 •   0 0,00 •   1 1,56 •
  Amigos 2 3,64 •   0 0,00 •   0 0,00 •
  Pololo/a 2 3,64 •   0 0,00 •   0 0,00 •
  Iglesia 1 1,82 •   0 0,00 •   0 0,00 •
  Medios de comunicación 1 1,82 •   0 0,00 •   0 0,00 •
  Nadie 2 3,64 •   0 0,00 •   0 0,00 •
  Equipo de salud 0 0,00 •   1 4,55 •   0 0,00 •
Edad indicada por los alumnos como adecuada para el inicio de la ES                
  Desde el nacimiento 6 5,45 †   3 8,82 †   8 11,27 †
  Entre los 5 a 10 años 18 15,36 †   12 35,29 †   13 18,31 †
  Entre los 10 y los 15 años 71 64,55 †   18 52,94 †   48 67,61 †
  Entre los 15 y los 18 años 15 13,64 †   1 2,94 †   2 2,82 †
Orientación que debiera tener la ES según los alumnos                      
  Enseñar las estructuras y el funcionamiento                      
  de los aparatos reproductores 47 41,96 ¥   13 40,62 ¥   40 56,34 ¥
  Mostrar la sexualidad como algo necesario y normal 73 65,18 ¥   17 53,12 ¥   52 73,24 ¥
  en el ser humano                      
  Dar el pensamiento de la iglesia sobre sexualidad 20 17,86 ¥   1 3,12 ¥   14 20,00 ¥
  Enseñar a prevenir los embarazos 57 50,44 ¥   12 37,50 ¥   37 52,11 ¥
Rol asignado a los padres en ES*                      
  Educadores y orientadores 55 47,01 "   20 51,28 "   33 45,21 "
  Principales responsables 7 5,98 "   4 10,26 "   30 41,10 "
  Ningún rol 3 2,56 "   4 10,26 "   0 0,00 "
  No sabe 21 17,95 "   0 0,00 "   5 6,85 "
  No responde 7 5,98 "   11 28,21 "   5 6,85 "
  Total 117
100
    39
100
    73
100
 

•: Corresponde al porcentaje de las preferencias como primera fuente de información; †: Corresponde al porcentaje calculado sobre la base del total de respuestas emitidas; ¥: Los alumnos podían elegir una o más alternativas. Por ello, el porcentaje presentado corresponde al porcentaje de alumnos que consideraron la alternativa como una orientación valida para la ES; ": Corresponde al porcentaje calculado sobre el total de alumnos encuestados; *: p <0,05.

DISCUSIÓN

Se observa que los alumnos encuestados obtienen su información sobre sexualidad principalmente de sus padres, lo que muestra un cambio en relación a otros estudios que señalan que la familia no juega un rol socializador formal importante en la entrega de información sexual1,2,6,8. Sin embargo, el tipo de familia no constituyó un factor que incidiera en este nivel de conocimientos.

Se observa además que la existencia de un programa de ES tiene impacto en la cantidad de conocimientos entregados por los establecimientos (que fueron más en el establecimiento EM2), aun cuando esto no se expresa en mejores resultados. De hecho, el establecimiento particular fue el que menos temas impartió, y sin embargo tiene el mejor nivel de conocimientos. Vemos entonces que los programas de ES existentes marcan una diferencia en los conocimientos sólo al analizar los establecimientos educacionales municipales, pertenecientes a estratos socioeconómicos similares.

Dadas las características de la muestra, la edad promedio de inicio sexual fue significativamente menor a la de otros estudios2,3,5. Ello es relevante, ya que observamos que los alumnos no poseen los conceptos suficientes como para emprender una vida sexual activa. Así, por ejemplo, en nuestros jóvenes persisten aún muchos mitos en sexualidad. Si añadimos el desconocimiento de los MAC más seguros y de los días del ciclo menstrual en que existe mayor probabilidad de embarazo, quedan claras las falencias de la ES. Lo anterior adquiere mayor importancia al constatar que, en estas condiciones de "riesgo", existen adolescentes que mantienen relaciones sexuales con una frecuencia de, a lo menos, una vez al mes.

El perfil de actividad sexual es marcadamente distinto entre los establecimientos municipales y el particular, y la mayoría de los alumnos que han tenido relaciones sexuales coitales pertenecen a establecimientos municipales. Observamos entonces, que las conductas sexuales no difieren significativamente en los distintos establecimientos municipales estudiados, aun cuando uno de ellos tenga un programa de ES. La tendencia vista en otros trabajos al no uso de MAC en la primera relación sexual se repite2,3,5.

De lo observado por nosotros, podemos concluir que la existencia de relaciones sexuales en edades tan precoces, los deficientes conocimientos en lo que respecta a sexualidad y la sobrevaloración de dichos conocimientos por parte de los propios alumnos, transforma a estos jóvenes (principalmente a los de estratos socioeconómicos más bajos) en grupos de riesgo, en los cuales se hace necesario intervenir con adecuados planes de ES, prevención de ETS y de embarazos precoces no deseados.

Correspondencia a: Dra. Lilian Fernández F. Depto. de Pediatría y Cirugía Infantil. Manuel Montt 112, Casilla 54-D, Universidad de la Frontera, Temuco - Chile. Fono: (56-45) 325769, Fax: (56-45) 325777, E-mail: rcelis@ufro.cl

Agradecimientos

Queremos expresar nuestros más sinceros agradecimientos a los 3 establecimientos educacionales de la ciudad de Temuco que hicieron posible el que se pudiera desarrollar esta investigación. Agradecemos, además, al Centro de Investigación y Capacitación en Epidemiología Clínica y la valiosa cooperación de los Sres. Juan José Orellana, Patricio Gajardo, Claudio Heine y las Srtas. Daniela Fernández, Johanna Alarcón y Claudia García.

REFERENCIAS

1. SILVA P. Conocimientos sobre sexualidad en estudiantes universitarios. Cuad Méd-Soc, XXIX, 1988; 1: 11-18.        [ Links ]

2. MILLÁN T, VALENZUELA MS, VARGAS N. Salud reproductiva en adolescentes escolares: Conocimientos, actitudes y conductas en ambos sexos, en una comuna de Santiago de Chile. Rev Méd Chil 1995; 123: 368-75.        [ Links ]

3. REPOSSI A, ARANEDA JM. El estudiante universitario frente al sexo: ¿Qué piensa, qué sabe, qué hace? Rev Méd Chil 1993; 21: 201-8.        [ Links ]

4. MOLINA R. Nivel de conocimientos y práctica de sexualidad en adolescentes. Rev Chilena de Ginecología y Obstetricia, 1986; Número 3: 293-301.        [ Links ]

5. VALENZUELA MS. Encuesta de salud reproductiva en adultos jóvenes: Experiencia sexual y uso de anticonceptivos en Santiago, Chile. Rev Méd Chil 1990; 118: 465-72.        [ Links ]

6. HAMEL P. Crónica de un embarazo anunciado: criterios de riesgo en adolescentes populares urbanas. Monografía.        [ Links ]

7. YÁÑEZ MT, ROMERO N. Conocimientos y actitudes de la sexualidad en profesores de la provincia de Chañaral. Cuad Méd-Soc. XXVII, 1986; 3: 99-107.        [ Links ]

8. VALENZUELA MS. Sexualidad en estudiantes varones: Conocimientos, actitudes y conductas. Cuad Méd-Soc, XXXIV, 1993; 1: 80-6.        [ Links ]

9. BAECHLER R, MOLINA R, SILVA CG. Sexualidad en la adolescencia. Cuad Méd-Soc, XXIV, 1983; 2: 60-6.        [ Links ]

10. ROJO C. Conocimientos, actitudes y comportamiento sexual de jóvenes rurales- VII Región. Publicaciones Corpas, Tomo 4, 1992.        [ Links ]