SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.127 número8 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.127 n.8 Santiago ago. 1999

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98871999000800020 

REVISTA DE REVISTAS

Se invita a los autores de manuscritos, generados en Chile y que se publiquen en revistas extranjeras, a difundir sus resúmenes en la Sección Revista de Revistas. Par ello, los autores deben enviarnos una separata (o fotocopia) del artículo, acompañada por una traducción del resúmen respectivo, en castellano, encabezada por el título del artículo, sus autores y sitio de trabajo, y la revista en que se publicó (cita completa). Es indispensable que dicha revista esté incluída en algunos de los índices bibliográficos reconocidos internacionalmente (ejs: MEDLINE, Current Contents, LILACS). Los resúmenes que cumplan esas condicionestendrán prioridad en revista de revistas, para difundir las publicaciones biomédicas y clínicas originadas en nuestro país.

BIOACTIVIDAD DE ISOFORMAS DE PROLACTINA Y RECUPERACIÓN DE LOS CICLOS MENSTRUALES EN NODRIZAS EN LACTANCIA EXCLUSIVA. (BIOACTIVITY OF PROLACTIN ISOFORMS: LACTATION AND RECOVERY OF MENSES IN NURSING WOMEN . HUMAN REPRODUCTION 1999; 14: 898-905. Carmen Campino, Claudia Torres, Sandra Ampuero, Soledad Díaz, Gilberto B González y María Serón-Ferré. Departamento de Endocrinología, Facultad de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile, Casilla 114-D, Unidad de Reproducción y Desarrollo, Facultad de Ciencias Biológicas, Pontificia Universidad Católica de Chile, Casilla 114-D e Instituto Chileno de Medicina Reproductiva, José Ramón Gutiérrez 295, Departamento 3, Santiago, Chile.

Para estudiar si las características de la prolactina (PRL) del plasma se relacionan con la producción de leche y la ausencia o presencia de ciclos menstruales medimos: PRL bioactiva (PRL-BIO) mediante el ensayo de proliferación de células NB2, PRL inmunoactiva (PRL-IR) por RIA, calculamos la relación matemática entre la concentración de PRL-IR y PRL-BIO y separamos las isoformas de PRL de acuerdo a su carga (por cromatoenfoque) en 10 nodrizas, a los 6 meses postparto, cuando 5 de ellas habían recuperado sus reglas y las otras 5 permanecían en amenorrea y en 10 mujeres no nodrizas. Se extrajeron muestras de sangre en condiciones basales a las 08:00, 16:00 y 24:00 h y además en las nodrizas, 30 min después de empezar un episodio de succión, iniciado a esas horas. Las concentraciones de PRL-BIO y de PRL-IR fueron mayores en las nodrizas que permanecen en amenorrea, intermedia en las nodrizas que ciclan e inferiores en las mujeres no nodrizas. La relación matemática entre las concentraciones de PRL-BIO y de PRL-IR mostró que para una misma cantidad de PRL-IR corresponde una cierta cantidad de PRL-BIO que es similar en las mujeres que ciclan, independiente si dan o no de mamar; en cambio la cantidad de PRL-BIO es muy superior en las nodrizas que permanecen en amenorrea. La PRL-IR se encuentra en el plasma como varias isoformas con distinta carga. Las nodrizas en amenorrea y las que ciclan comparten una isoforma de PRL bioactiva que eluye a pH 6,0-5,1 y que alcanza en ambos grupos de nodrizas, concentraciones similares después de la succión. En cambio la isoforma de PRL bioactiva que eluye a pH 7,0-6,1 se encuentra sólo en las nodrizas en amenorrea. Estos resultados nos permitieron especular que las isoformas de PRL que eluyen a pH 6,0-5,1 podrían jugar un rol en la producción de leche y las que eluyen a pH 7,0-6,1 en la amenorrea de la lactancia.

Parcialmente financiado por Proyectos Fondecyt 1940602 y 1971105.

COLCHICINA, D PINICILAMINA Y PREDNISONA EN TRATAMIENTO DE LA FIBROSIS PULMONAR IDIOPÁTICA: ESTUDIO CLÍNICO CONTROLADO. Moisés Selman et al. Chest 1998; 114: 507-12.

La fibrosis pulmonar idiopática es una enfermedad intersticial crónica difusa y una enfermedad inflamatoria fibrosante introalveolar de etiología desconocida, que continúa representando un importante problema terapéutico. El objetivo de los autores fue comparar la eficacia, a largo plazo, de la combinación de colchicina y/o de penicilamina con prednisona, en comparación a prednisona sola en pacientes con fibrosis pulmonar idiopática. Se diseñó un estudio prospectivo no randomizado en pacientes con enfermedad con fibrosis pulmonar idiopática confirmado por biopsia. Esto se realizó en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias en México. Pacientes: 56 pacientes con fibrosis pulmonar idiopática fueron incluidos en este estudio. Los pacientes recibieron o colchicina-prednisona (n=19); D penicilamina-prednisona (n=11), D penicilamina-colchicina-prednisona (n=11) o prednisona sola (n=15). La terapia con prednisona se inició a 1 mg/kg/día por 1 mes, seguido de una readecuación a las 2 semanas hasta lograr una dosis de mantención de 15 mg/día. La colchicina se administró a una dosis diaria de 1 mg y la D penicilamina fue dada a una dosis de 600 mg/día. Mediciones y resultados: La respuesta a terapia se evaluó por cambio de la función pulmonar. Resultados: Evaluados por las capacidades pulmonares vitales y totales, análisis de gases arteriales en reposo respirando aire ambiental, y sobrevida. No hubo diferencias tanto en la mecánica pulmonar ni en los gases arteriales en cualquiera de los grupos respecto a su control basal; 13 de los 16 pacientes fallecieron durante los primeros dos años y 29 habían fallecido a los 5 años de seguimiento. Las comparaciones de las curvas de sobrevida por el modelo de regresión del cox mostraron ausencias de diferencias estadísticamente significativas entre los 4 grupos. Los efectos adversos conocidos atribuibles a la prednisona fueron más comunes y severos que los atribuibles a las otras drogas. Conclusiones: Los autores concluyen que sus resultados sugieren que ni la colchicina ni la D penicilamina modifican el curso progresivo de la fibrosis pulmonar idiopática tratada con prednisona y que se debe realizar un esfuerzo en la investigación de nuevas drogas, siendo esto imperativo.

TEST DE DÍMERO D COMO AYUVANTE A LA ULTRASONOGRAFÍA EN PACIENTES CON TROMBOSIS VENOSA PROFUNDA SOSPECHADA CLÍNICAMENTE: ESTUDIO DE COHORTE PROSPECTIVO. Enrico Bernardi et al. BMJ 1998; 317: 1037-40.

El objetivo de los autores fue investigar la eficacia de usar un test plasmático rápido de Dímero D, como un adyuvante a la ultrasonografía al diagnóstico de trombosis venosa profunda con sospecha clínica. Diseño: Las concentraciones de Dímero D se determinaron en todos los pacientes con una ultrasonografía normal al tiempo de la presentación. La ultrasonografía fue repetida después de una semana sólo en pacientes con un test anormal de Dímero D. Evaluaciones: Los pacientes con ultrasonografías normales no fueron tratados con anticoagulantes y fueron seguidos por 3 meses en la búsqueda de complicaciones tromboembólicas. Esto se realizó en un hospital universitario y centros afiliados. Sujetos: 946 pacientes con sospecha clínica de trombosis venosa profunda. Resultados: La ultrasonografía fue anormal al momento de presentación en 260 (27,5%) de los pacientes. De los restantes, 686 pacientes evaluados para el Dímero D; 88 (12,8%) tuvieron concentraciones anormales. Durante el período de seguimiento de complicaciones venosas tromboembólicas, éstas ocurrieron en 1 de 598 pacientes que no fueron tratados con anticoagulantes y que habían tenido una ultrasonografía inicial normal y concentraciones de Dímero D normales; mientras que complicaciones tromboembólicas ocurrieron en 2 de 83 pacientes no tratados quienes habían tenido concentraciones anormales de Dímero D, pero ultrasonografías repetidas normales. La incidencia acumulada de complicaciones venosas tromboembólicas, durante el seguimiento, fue de 0,4% (95% intervalo de confianza 0 a 0,9%). El test rápido plasmático de Dímero D en conjunto con la ultrasonografía resultó en una reducción del número de repetición de exámenes de ultrasonografías y de visitas hospitalarias adicionales de 0,7 a 0,1 por paciente. Conclusiones: El test de Dímero D como un adyuvante a un examen basal normal de ultrasonografía disminuyó el número de exámenes posteriores de ultrasonografía considerablemente, sin un aumento del riesgo de complicaciones venosas tromboembólicas en pacientes que no recibieron terapia anticoagulante. El uso de ultrasonografía y el test de Dímero D permiten decisiones terapéuticas que pueden ser hechas al tiempo de presentación en la mayoría de los pacientes.

CORTICOIDES INHALATORIOS MEJORAN LA REACTIVIDAD BRONQUIAL Y DISMINUYEN LOS SÍNTOMAS EN PACIENTES CON ESTENOSIS MITRAL. Grzegorz Cieslewicz et al. Chest 1998; 114: 1070-4.

El objetivo de los autores fue determinar si el tratamiento con budesonida forte inhalada podía disminuir el aumento de la hiperreactividad bronquial y mejorar los síntomas en pacientes con estenosis de la válvula mitral. El diseño del estudio fue randomizado, doble ciego, placebo controlado en hospitales ambulatorios y en un hospital universitario. Pacientes: 12 sujetos, 8 mujeres y 4 hombres quienes calificaban para reemplazo de la válvula mitral. Todos los pacientes presentaban aumento de la reactividad bronquial a la histamina al tiempo del estudio. Intervenciones: Los pacientes recibieron placebo o budesonida forte 2 veces al día (1200 mg/d) por 6 semanas. Durante el estudio los pacientes fueron tratados con las mismas dosis de diuréticos y otros medicamentos que podrían afectar la reactividad bronquial. Mediciones: espirometría, test de provocación con histamina, que causara un 20% de la caida del VEF 1, PC20H, los escores de síntomas. Resultados: En el grupo tratado, el PC20H inicial fue de 0,82 ± 0,72 mg/ml; en el grupo placebo 1,39 ± 1,3 mg/ml. Después de 6 semanas de tratamiento, el PC20H fue significativamente más alto (3,07 ± 2,28 mg/ml; p>0,01) el grupo tratado con budesonida y se mantuvo sin cambios en el grupo placebo (1,49 ± 0,91). El escore de síntomas fue significativamente más bajo después de la administración de budesonida forte (promedio de cambio 4 ± 2,6). Conclusiones: Después de 6 semanas de tratamiento con budesonida forte se produjo una disminución significativa de la reactividad bronquial a la histamina y mejoraron los síntomas en pacientes con estenosis de la válvula mitral.

EFECTO DE LA PRAVASTATINA EN EVENTOS CARDIOVASCULARES EN PACIENTES MAYORES CON INFARTO AGUDO A MIOCARDIO Y NIVELES DE COLESTEROL EN RANGO PROMEDIO. Sandra J Lewis et al. Ann Intern Med 1998; 129: 681-9.

La mayoría de los infartos agudos al miocardio ocurren en pacientes que tienen 65 años o más, que tienen niveles promedios de colesterol; pero poca información existe de si al bajar el colesterol, en este grupo de pacientes, se reduce la tasa de ocurrencia de efectos cardiovasculares. El objetivo de los autores fue determinar, si la pravastatina reducía la tasa de recurrencia de eventos cardiovasculares en pacientes mayores. Esto se diseñó en un estudio randomizado y controlado en 80 hospitales afiliados en EEUU y Canadá. Pacientes: 1.283 pacientes con una edad entre 65 a 75 años que habían tenido infarto al miocardio y tenían niveles de colesterol plasmático total menores de 6,2 m mol/l (240 mg/dl) y niveles de LDL de 3 a 4,5 m mol/l (115 a 174 mg/dl). Intervención: Pravastatina, 40 mg/día, o placebo. Mediciones: Tasa de eventos a 5 años de eventos coronarios mayores (muerte de origen coronario, infarto agudo al miocardio no fatal, angioplastia o cirugía de by pass) y accidente cerebrovascular. Resultados: Los eventos coronarios mayores ocurrieron en 28,1% pacientes del grupo placebo y en 19,7% de los que recibieron pravastatina 9 puntos de diferencia (95% intervalo de confianza; 4 a 13 puntos de porcentaje); reducción de riesgo relativo 32%; (p <0,001). La muerte de origen coronario ocurrió en 10,3% del grupo placebo y en 5,8 del grupo pravastatina (diferencias) 4,6 puntos de porcentaje; reducción de riesgo relativo 45%; (p=0,004). La tasa de incidencia de accidente cerebrovascular fue de 7,3% en el grupo placebo y 4,5 en el grupo pravastatina (reducción absoluta 2,9 puntos de porcentaje; reducción relativa 40% p=0,03). El número de pacientes mayores necesarios para tratar durante el período inicial de 5 años fue de 11 para prevenir eventos cardíacos mayores y 22 para prevenir muertes de origen coronario. Por cada 1000 pacientes mayores tratados, 225 hospitalizaciones cardiovasculares se habrían evitado, comparado con 121 hospitalizaciones en 1.000 pacientes jóvenes. Conclusiones: En pacientes mayores con infarto agudo al miocardio y niveles de colesterol en rango promedio, la pravastatina se asocia con impo°rtante reducción clínica en el riesgo de eventos coronarios mayores y accidente vascular. Dada la alta tasa de eventos cardiovasculares en pacientes mayores el potencial beneficio absoluto para este grupo de edades sustanciales.

INFECCION POR CHLAMYDIA PNEUMONIAE EN PACIENTES CON PANBRONQUIOLITIS DIFUSA Y COPD. Nao Yuqui Miyashita et al. Chest 1998; 114: 969-71.

La panbronquiolitis difusa es una enfermedad caracterizada por una inflamación crónica que afecta los bronquiolos distales hasta el bronquiolo terminal, conocida como la zona transicional entre la vía aérea y el parénquima pulmonar. La alteración funcional respiratoria obstructiva, los síntomas de sibilancias, tos y expectoración, vistos en estos enfermos parecen muy similares a las características de los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD). El objetivo de los autores fue determinar la posible asociación de la infección por Chlamydia pneumoniae con la panbronquiolitis difusa (DPB) y los pacientes con COPD. Se diseñó un estudio prospectivo de casos controles en la División de Enfermedades Respiratorias del Hospital de la Escuela de Medicina de Kawasaki. Participantes: 15 pacientes con DPB y 77 COPD quienes tuvieron exacerbaciones agudas de su condición respiratoria y 35 y 120 sujetos controles, respectivamente pareados por edad, sexo y hábito tabáquico. Mediciones y resultados: Hisopado nasofaríngeo y muestras pareadas de sangre se obtuvieron en todos los pacientes y sujetos controles para aislar y testear anticuerpos para Chlamydia pneumoniae. La Chlamydia pneumoniae fue aislada en uno de los pacientes con DPB y desde ninguno de los pacientes con COPD o de los sujetos controles. Evidencia serológica de infección aguda por Chlamydia se observó en un paciente con DPB (6,7%) y 6 pacientes con COPD) (7,8%). La prevalencia y título promedio de IgG de anticuerpos contra Chlamydia pneumoniae fue significativamente más alto en los pacientes con COPD que en los sujetos controles (p <0,001). Sin embargo, no hubo diferencias observadas entre los pacientes con DPB y los sujetos controles. Los autores concluyen que este estudio demuestra que la infección por Chlamydia pneumoniae puede asociarse con exacerbaciones agudas en pacientes con COPD y que la infección crónica por Chlamydia pneumoniae es común en estos pacientes pero no en pacientes con DPB.

RIESGO DE HEMORRAGIA INTRACEREBRAL PRIMARIA ASOCIADA A ASPIRINA Y ANTIINFLAMATORIOS NO ESTEROIDALES: ESTUDIO CASO CONTROL. Amanda G Thrift et al. BMJ 1999; 318: 759-64.

El objetivo de los autores fue examinar la asociación entre el uso de la aspirina u otros antiinflamatorios no esteroidales y la hemorragia intracerebral. Se diseñó un estudio caso control en 13 hospitales grandes en Melbourne. Se estudiaron 331 casos consecutivos de accidentes cerebrovasculares verificados por Tomografía Computada o examen post morten y 331 controles pareados por sexo y edad, quienes eran vecinos de la misma comunidad. Intervenciones: Se administró un cuestionario a todos los sujetos o personas más próximas. El uso de drogas se validó revisando los registros de las prescripciones revisados por los doctores participantes. Mayores evaluaciones: El uso previo de aspirina o antiinflamatorios no esteroidales. Resultados: El análisis univariado mostró ausencia de aumento de riesgo de hemorragia intracerebral con bajas dosis de aspirina en las dos semanas precedentes. La regresión logística múltiple para controlar el posible efecto de factores confusores, mostró que el odds ratio asociado con el uso de aspirina fue de 1 (95% intervalo de confianza 0,6 a 1,66; p=0,998) y odds ratio asociado con el uso de otros antiinflamatorios no esteroidales fue de 0,85 (0,45 a 1,61 p=0,611) comparado los respectivos no usuarios de las drogas. Dosis moderadas o altas de aspirina (mayor a 1.225 mg/semana) determinó un odds ratio de 3,05 (1,02 a 9,14 p=0,047). No hubo evidencias de aumento de riesgo entre pequeños subgrupos definidos por edad, sexo, presión arterial, ingesta de alcohol, hábito de fumar y la presencia o ausencia de enfermedades cardiovasculares previas. Conclusiones: Los autores concluyen que no hubo aumento del riesgo de hemorragia intracerebral con el uso de aspirina, en usuarios en general o en aquellos que toman bajas dosis de la droga, u otros antiinflamatorios no esteroidales. Estos datos dan evidencia en que las dosis de aspirina generalmente usadas para la profilaxis de enfermedad cerebrovascular no producen un aumento de riesgo sustancial de hemorragia intracerebral.