SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.127 número8Recanalización percutánea de oclusiones crónicas de arterias ilíacas con instalación primaria de StentComparación de la eficacia antihipertensiva de monoterapia en dosis crecientes versus terapia asociada en bajas dosis índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista médica de Chile

versión impresa ISSN 0034-9887

Rev. méd. Chile v.127 n.8 Santiago ago. 1999

http://dx.doi.org/10.4067/S0034-98871999000800003 

Comparación del estado nutricional
entre escolares indígenas y no
indígenas

Comparison of nutritional status of
school children from indigenous and
non indigenous ancestry

Hugo Amigo C, Patricia Bustos M, Marcia Erazo B1,
María Eugenia Radrigán K

Background: The few studies in Chile assessing the nutritional status of indigenous children show a high prevalence of stunting, excess weight and feeding problems. Aim: to compare anthropometric indices in children from indigenous and non indigenous ancestry. Subjects and methods: school children aged 6 to 8 years old, living in locations with three clear cut levels of social vulnerability were studied. Children were considered indigenous if their last names, as well as those of their parents were of Mapuche origin. Non indigenous were those whose last names were of Spanish origin. Results: four hundred and fifty indigenous and 684 non indigenous children were studied. Indigenous children from high vulnerability communities were approximately 0.5 z score shorter than those of non indigenous origin. Heights of indigenous and non indigenous children were similar in communities with intermediate and low social vulnerability. The proportion of the lower segment followed the same trend. Weight/height ratios were higher among indigenous children in the three vulnerability levels. Among indigenous children coming from areas of low vulnerability arm circumference was 1 cm broader than that of their non indigenous counterparts. Conclusions: stunting is prevalent among school children from areas of high socioeconomic vulnerability, mainly rural, and independent from ethnicity. Among indigenous school children overweight and a broader arm circumference are frequent. These results urgently call for located and specific nutrition interventions
(Key Words: Ethnic groups; Growth disorders; Nutrition assessment; Nutrition status; Nutrition surveys)

Recibido el 31 de marzo, 1999. Aceptado el 14 de mayo, 1999.
Trabajo Financiado por Proyecto Fondecyt # 1970453
Centro de Nutrición Humana y Escuela de Enfermería, Facultad de Medicina, Universidad
de Chile.

La población indígena en Chile constituye el 9,6% del total de los habitantes >14 años, lo que corresponde a 928.060 personas, siendo mayoritaria la población de etnia mapuche que está presente en casi todas las comunas del país, con tendencia a concentrarse al sur del río Bío-Bío y en la Región Metropolitana1.

A pesar de los avances económicos y tecnológicos ocurridos en Chile, en las últimas décadas, los grupos indígenas han quedado marginados del desarrollo al no existir políticas y programas que puedan modificar las condiciones existentes, situación especialmente dramática en la zona rural de la IX Región, donde la población mapuche habita en las comunas con los mayores índices de pobreza del país2.

Aquellos indígenas que viven en el área rural han disminuido la tenencia de sus tierras a través de las generaciones, siendo actualmente insuficientes para producir un mínimo de sustento para sus familias. La baja producción, apenas de subsistencia, les impide tener recursos para invertir en implementos agrícolas de mejor calidad, que incrementen la productividad de sus tierras y por lo tanto la situación económica de la familia3.

Por otra parte, el mayor acceso a la cultura occidental mediante la utilización de los medios de comunicación masiva y transporte, ha llevado progresivamente a una pérdida de identidad cultural en cuanto a costumbres, lengua y tradiciones.

Los indígenas que han migrado hacia las grandes ciudades en busca de una mejor opción económica, han encontrado una realidad no acorde a sus expectativas, ya que tradicionalmente llegan a ocupar trabajos mal remunerados e inestables, por lo que deben vivir en barrios marginales con poco acceso a salud y educación, a lo que se agrega la pérdida del apoyo familiar y social, por lo que su integración a la sociedad chilena actual se hace difícil4.

La atención de salud también ha cambiado, reemplazando la atención que realizan agentes de la propia comunidad, por un sistema de salud que muchas veces no reconoce ni respeta hábitos y tradiciones5.

En el país hay pocos estudios que caractericen la situación nutricional de los niños indígenas y la mayoría no corresponden a muestras representativas de esta población. Estos estudios señalan que existe una proporción importante de menores que presentan talla baja, exceso de peso y problemas alimentarios6,7.

Este trabajo, que se realizó con muestras representativas y/o el universo de los escolares que ingresan a la enseñanza básica, tuvo el propósito de evaluar el estado nutricional de niños de procedencia indígena y no indígena en tres zonas de distinta vulnerabilidad social.

MATERIAL Y MÉTODO

Este estudio fue realizado durante 1997, en comunas de alta vulnerabilidad social (rurales de la IX Región), mediana (urbanas de la IX Región) y baja (las mejores de la Región Metropolitana). La clasificación de vulnerabilidad fue determinada de acuerdo a la puntuación de riesgo propuesta por UNICEF8.

La muestra estuvo constituida por escolares indígenas y no indígenas de seis a ocho años de edad. Se consideró indígena a aquel que tenía sus apellidos y los de sus padres de origen mapuche, y no indígena a aquel que tenía sus apellidos y los de sus padres de origen español. Los niños que tenían apellidos de otro origen, fueron excluidos del estudio. Esta información fue obtenida a través de los datos aportados por la familia y comprobada en el Servicio Nacional de Registro Civil e Identificación.

La prevalencia del déficit de crecimiento en cada vulnerabilidad (puntaje z inferior a -1) fue la base con que se determinó el tamaño muestral. En todos los cálculos se consideró 95% de nivel de confianza y un error estándar entre 8 y 10%. La muestra final se aumentó de acuerdo a la accesibilidad de los niños, de manera que la proporción final de indígenas:no indígenas fue de 2:1 en la alta, 1:2 en la vulnerabilidad mediana y 1:3 en la baja.

Mediante un muestreo estratificado por conglomerado se seleccionó a los escolares indígenas, y a través de muestreo aleatorio estratificado a los no indígenas.

El tamaño final de la muestra según vulnerabilidad de la comuna de procedencia fue: vulnerabilidad alta: indígenas 206; no indígenas 103. Vulnerabilidad mediana: indígenas 151; no indígenas 302. Vulnerabilidad baja: indígenas 93; no indígenas 279.

A los niños seleccionados se les sometió a evaluación antropométrica (peso, talla, talla sentado y perímetro braquial). El peso fue medido con el niño descalzo y con un mínimo de ropa, utilizando una balanza de precisión que fue calibrada periódicamente. La estatura se midió empleando un antropómetro adosado a la pared con una precisión de 1 mm, el escolar descalzo, talones juntos, nalgas, hombros y cabeza apoyados al plano vertical y mirando hacia el horizonte. La talla sentada se midió con el mismo antropómetro con el niño sentado lo más recto posible. El perímetro braquial fue medido en el brazo no dominante con una cinta no distensible sin comprimir los tejidos blandos, en el punto medio entre el acromión y el codo. Las mediciones fueron realizadas por personas especialmente capacitadas, siguiendo técnicas de estandarización aceptadas internacionalmente9.

Para analizar el estado nutricional se consideraron los indicadores talla/edad y peso/talla en puntaje z y perímetro braquial en cm. Con la talla sentada se procedió a determinar la proporción de las piernas en relación al resto del cuerpo. Otra forma de analizar la información, fue a través de la construcción de curvas de distribución de puntaje z según etnia y nivel de vulnerabilidad de la localidad de origen, para los indicadores talla/edad y peso/talla, verificando previamente si su distribución era normal, lo que se realizó mediante la prueba de Kolmogorov-Smirnov. El patrón antropométrico utilizado fue el recomendado por la Organización Mundial de la Salud (NCHS/OMS)10.

Para medir diferencias estadísticas en la comparación de los promedios entre etnias y vulnerabilidades, se utilizó ANOVA y para determinar dónde se encontraban las diferencias entre los grupos, se usó la prueba de Scheffé. Se consideró significativo un p <0,05.

Para analizar diferencias estadísticas entre las distribuciones de los indicadores talla/edad y peso/talla entre etnias y patrón de referencia, en los distintos niveles de vulnerabilidad social, se utilizó chi cuadrado de tendencia, considerando significativo un p <0,05.

RESULTADOS

Los escolares de procedencia indígena y que habitan en el área rural de la Araucanía fueron significativamente más pequeños: alrededor de 1/2 puntaje z, que equivale a 3 cm menos de talla que los no indígenas y a 5 cm menos que la mediana del patrón de referencia, en tanto que en las comunas de media y baja vulnerabilidad los escolares indígenas fueron de estatura similar a los no indígenas. Incluso se pudo constatar que los escolares indígenas procedentes de comunas de baja vulnerabilidad eran más altos que los no indígenas, observación que no alcanzó significancia estadística (Tabla 1). En relación a la vulnerabilidad social, se observó una gradiente en que los puntajes z de talla/edad fueron mejores en Santiago, disminuyendo hacia las zonas rurales.

Tabla 1. Promedios de puntaje z de talla/edad en escolares indígenas y no indígenas que
habitan comunas de diversa vulnerabilidad social

   
Vulnerabilidad
Etnia  
Baja
Mediana
Alta
   
Puntaje z
Puntaje z Puntaje z

Mapuches Promedio -0,28 -0,50 -0,96
  Desviación estándar ±0,98 ±1,02 ±0,93
No Mapuches Promedio -0,47 -0,41 -0,58
  Desviación estándar ±0,88 ±0,93 ±0,97
  Significación (p) NS    NS    <0,001
Promedio de la vulnerabilidad -0,42 -0,44 -0,83
  Desviación estándar ±0,9 ±0,96 ±0,96

NS= No Significativo

La proporción del segmento inferior en relación a la talla fue significativamente menor, sólo en los indígenas que habitan las comunas de alta vulnerabilidad (Tabla 2). Al analizar esta relación según sexo, llama la atención que son los varones los que presentan un segmento inferior más corto.

Tabla 2. Proporción del segmento inferior en relación a la talla total
según etnia y vulnerabilidad

   
Vulnerabilidad
Etnia  
Baja
Mediana
Alta
   
Puntaje z
Puntaje z Puntaje z

Mapuches Promedio 47,34 46,82 46,74
  Desviación estándar ±1,81 ±2,21 ±1,96
No Mapuches Promedio 47,48 47,22 47,29
  Desviación estándar ±2,59 ±1,58 ±1,70
  Significación (p) NS    NS    <0,01
Promedio de la vulnerabilidad 47,45 47,09 46,93
  Desviación estándar ±2,41 ±1,82 ±1,89

NS= No Significativo

Los promedios del índice peso/talla fueron significativamente mayores en los escolares indígenas en los tres niveles de vulnerabilidad (p <0,01). Los escolares que provienen de las mejores comunas de Santiago presentaron los promedios más altos de índice peso/talla y los niños mapuches, los más altos (1,62 puntajes z). Tabla 3.

Tabla 3. Relación peso/talla y perímetro braquial en escolares indígenas y no indígenas
según etnia y vulnerabilidad

   
Vulnerabilidad
Etnia  
Baja
Mediana
Alta
   
P/T
P. Brazo P/T P. Brazo P/T P. Brazo
    (Ptje Z) (cm) (Ptje z) (cm) (Ptje z) (cm)

Mapuches Promedio 1,62 20,73 1,17 19,58 1,14 19,55
  Desviación estándar ±1,39 ±2,8 ±1,36 ±2,16 ±0,94 ±2,15
No Mapuches Promedio 0,99 19,70 0,71 19,25 0,86 19,50
  Desviación estándar ±1,23 ±2,63 ±1,33 ±2,26 ±1,06 ±2,04
  Significación (p) <0,001 <0,001 <0,001 NS    <0,01 NS   
Promedio de la Vulnerabilidad 1,40 19,96 1,15 19,36 1,35 19,53
  Desviación estándar ±1,30 ±2,71 ±1,13 ±2,23 ±0,99 ±2,11

NS= No Significativo

Con respecto al perímetro del brazo, los valores fueron superiores a los estimados por Frisancho11, observándose que los escolares indígenas tuvieron promedios mayores en todas los grupos sociales, aunque estas diferencias sólo fueron significativas en las mejores comunas de Santiago, en que en promedio, el perímetro braquial de los niños indígenas midió 1 cm más (Tabla 3).

Al analizar la distribución de los indicadores, las curvas de talla según edad siguen una distribución normal y todas están desplazadas hacia el déficit, aunque la curva de los mapuches de las comunas de baja vulnerabilidad presenta una desviación menor y no se diferencia, significativamente, de la sugerida por la Organización Mundial de la Salud. La distribución según etnias indica que hay diferencias sólo en el grupo de alta vulnerabilidad, donde los indígenas presentan una distribución significativamente más desplazada hacia el déficit (p=0,001) (Figura 1).

La distribución del índice peso según talla está desplazada hacia el exceso en todas las vulnerabilidades y no sigue una distribución normal. Al comparar la distribución, según etnia, se pudo constatar que las curvas de los escolares de procedencia indígena están significativamente desviadas hacia los valores del exceso. Cabe señalar que sobre 2,5 puntajes z se encuentra una gran proporción de los escolares examinados, destacando que en la baja vulnerabilidad un 30% de los indígenas se clasifican en esta categoría, cifra que duplica a la de los no indígenas que viven en el mismo nivel de vulnerabilidad (p <0,001) (Figura 2).

DISCUSION

Los resultados de este estudio conducen a distintas conclusiones, según se enfoque el análisis hacia la etnia o al grupo social:

Según etnia: Los niños indígenas que viven en zonas de pobreza presentan un déficit de talla para la edad, significativamente mayor que los no indígenas, situación que no ocurre en los niveles de mejor condición social. Los niños indígenas presentan en promedio mayor peso según talla. Los niños mapuches presentan una longitud de extremidades inferiores significativamente menor a la de los no indígenas, sólo en las comunas de alta vulnerabilidad.

Según condición social: Existe una mejoría de la estatura, mayor peso para la talla, mayor perímetro del brazo y mayor longitud de extremidades inferiores a medida que mejoran las condiciones sociales.

De lo anterior se desprende que el déficit de estatura está asociado a las condiciones ambientales más que al efecto étnico, como ha sido comunicado en países donde la población de origen indígena es numéricamente mayor que en Chile12.

Estos resultados son alentadores pues señalan que, otorgándose las adecuadas condiciones socioeconómicas, los menores, sin considerar su origen étnico, podrían desarrollar todo su potencial de crecimiento, con la importancia que esto reviste, ya que desde el punto de vista poblacional los escolares con menor tamaño tienen menor rendimiento escolar y se ha comprobado que al llegar a adultos tendrían una disminución de la capacidad de trabajo físico13,14.

La menor proporción con que contribuyen las extremidades inferiores a la talla, observada particularmente en varones indígenas del área rural sugiere que la talla se compromete, básicamente, en función de la longitud del segmento inferior, lo que se reafirma al constatar que a esta edad son los varones los que presentan el mayor déficit de talla15,16. Consideramos que este aspecto requiere mayor estudio, efectuando un análisis detallado por grupos de edad.

La aparente contradicción derivada de que existe déficit de crecimiento simultáneamente con obesidad, puede deberse al efecto de una sobrecompensación de la desnutrición ocurrida en los primeros años de vida y de los hábitos alimentarios del momento, situación que se mantiene en esta población hasta el ingreso a la escuela primaria. Otra posible explicación es que estos escolares tengan requerimientos energéticos menores, derivados de su menor estatura, hecho que no se considera en la alimentación que reciben. A estas condiciones se agrega un aumento del sedentarismo.

Debe resaltarse que la relación entre obesidad y pobreza es cada vez más frecuente en el nivel socioeconómico bajo, situación comunicada en varios países de América Latina donde coexiste el déficit de peso con el exceso17. El hecho que los escolares que habitan en la Región Metropolitana tengan mayores niveles de sobrepeso y obesidad sugiere que el mayor riesgo está vinculado al estilo de vida de las grandes urbes, así como tener mejores condiciones económicas18.

Estos resultados entregan elementos para la elaboración de intervenciones dirigidas a los grupos de mayor vulnerabilidad, especialmente a los grupos indígenas que habitan en las zonas rurales. Para precisar el contenido de estas intervenciones es necesario tener más antecedentes, los que esperamos completar con los datos recolectados en la continuación de este trabajo, en que pretendemos caracterizar los grupos en estudio y verificar cuáles son los riesgos específicos de déficit de crecimiento, controlando diversos factores. Sin embargo, el hecho que los niños de procedencia indígena de las áreas rurales midan tres centímetros menos que los no indígenas que habitan en los mismos lugares, y una cifra similar en relación a los indígenas que habitan en lugares de mejores condiciones socioeconómicas, sugieren la necesidad de realizar acciones inmediatas. La información obtenida sugiere que deben proponerse planes integrales de desarrollo, para las familias indígenas que habitan en zonas rurales de alta vulnerabilidad, a fin de proporcionar las mínimas condiciones que permitan que sus hijos se desarrollen adecuadamente. Por otra parte, las altas cifras de exceso de peso, constituyen una alerta a tomar en cuenta en las medidas preventivas, dirigidas a cambiar hábitos alimentarios de acuerdo a la situación económica y cultural.

Correspondencia a: Dr. Hugo Amigo C. Independencia 1027, Santiago, Chile. E.mail: hamigo@med.uchile.cl

REFERENCIAS

1. XVI CENSO NACIONAL DE POBLACION 1992. Población Mapuche, tabulaciones especiales. Temuco, Chile: Instituto de Estudios Indígenas, 1998. 234 p. CELADE.        [ Links ]

2. OYARCE AM, SCHOLNIK B. Los mapuches: Una investigación multidisciplinaria en reducciones indígenas de Chile. Capítulo 7. En: Estudios Sociodemográficos de pueblos indígenas, CELADE, Serie 40, 1994; 147-69.        [ Links ]

3. OYARCE AM, ROMAGGI M, VIDAL A. Cómo viven los mapuches. Análisis del Censo de Población de Chile de 1982. Serie de Documentos de Trabajo Nº 01, PAESMI, Santiago, Chile, 1989.        [ Links ]

4. ARAVENA A. Desarrollo y procesos identitarios en el mundo indígena urbano. En: En búsqueda de una identidad cultural: la vertiente indígena. Vicerrectoría Académica y Estudiantil. Universidad de Chile. Dirección de pregrado.1995; 35-50.        [ Links ]

5. CELADE. Condiciones de vida de los pueblos indígenas: Estudio realizado en reducciones mapuches seleccionadas. IX Región/Chile Santiago; CELADE 1991.        [ Links ]

6. FRANCO E, SAN MARTIN S, BIOLLEY E, RODRIGUEZ E, NOVOA A, CHARLES M, ESPINOZA O, RIFFO C. Situación nutricional de población mapuche menor de 18 años. Cautín, Chile. Rev Chil Nutr 1995; 13: 19-27.        [ Links ]

7. BUSTOS P, AMIGO H, LETELIER P, JORQUERA E. Déficit de crecimiento en escolares de procedencia indígena. Rev Chil Nutr 1995; 93: 42-7.        [ Links ]

8. UNICEF. Una propuesta de clasificación de las comunas del país según la situación de la infancia. Santiago: Andros, 1994.        [ Links ]

9. HABITCH JP. Standardization of cuantitative epidemiological methods in the field. Bol Of Sanit Panam 1974; 74: 375-84.        [ Links ]

10. OMS. Medición del cambio del estado nutricional: directrices para evaluar el efecto nutricional de programas de alimentación suplementaria destinados a grupos vulnerables. Ginebra: OMS, 1983, 105 p.        [ Links ]

11. FRISANCHO AR. New norms of upper limb fat muscle areas for assessment of nutritional status. Am J Clin Nutr 1981; 34: 2540-5.        [ Links ]

12. HABITCH JP, MARTORELL R, YARBROUGH C, MALINA RM, KLEIN RE. Heigh and weight standards for preschool children. Lancet 1974; 6: 611-5.        [ Links ]

13. ERAZO M, AMIGO H, DE ANDRACA I, BUSTOS P. Déficit de crecimiento y rendimiento escolar. Rev Chil Pediatr 1998; 69: 94-8.        [ Links ]

14. MARTORELL R, RIVERA J, KAPLOWITZ H, POLLIT E. Long term consequences of growth retardation during early childhood, in Hernández M & Argente J. ed. Human Growth: Basic and clinical aspects. Amsterdam, The Netherlands: Elsevier Science Publishers B V, 1992; 143-9.        [ Links ]

15. AMIGO H, BUSTOS P, RADRIGAN M, URETA E. Estado nutricional en escolares de nivel socioeconómico opuesto. Rev Méd Chile 1995; 123: 1063-70.        [ Links ]

16. KAIN J, UAUY R, DIAZ M, ABURTO AM. Aumento en la estatura de escolares que ingresan a primer año durante la última década. Rev Méd Chile 1999; 127 (En prensa).        [ Links ]

17. AGUIRRE P. Socio-Anthropological aspects of the relationships between obesity and poverty. Seminar Workshops on Obesity in Latin American. OPS/OMS, La Habana, Cuba 15-19 May 1995.        [ Links ]

18. WHO. Preventing and managing the global epidemic. A report of a WHO Consultation on Obesity. Geneva, 1998.        [ Links ]