SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número494Los "vinos de Dios" (Alegato contra la pena de muerte): Mendoza, Reino de Chile, siglo XVIIEl fantasma de eros: Aura de Carlos Fuentes índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Atenea (Concepción)

versión On-line ISSN 0718-0462

Resumen

BELLISARIO, Antonio. Las "semillas" de la discordia del desarrollo geográfico desigual: O por qué los incas no conquistaron Europa. Atenea (Concepc.) [online]. 2006, n.494, pp. 111-126. ISSN 0718-0462.  http://dx.doi.org/10.4067/S0718-04622006000200007.

¿Cuáles son las causas de los indiscutibles diferentes niveles de desarrollo observables entre las diversas culturas y sociedades del mundo? Algunas de las explicaciones tradicionales a este puzzle han invocado diferencias biológicas o raciales cuando otras han confiado en diferencias culturales o contingencia histórica como las causas del desigual desarrollo de la historia humana. En este artículo analizamos el argumento presentado por Jared Diamond en Guns, Germs, and Steel: The Fates of Human Societies, donde él discute, convincentemente, cómo los factores geográficos y ambientales entre los continentes fueron los elementos decisivos. El factor más importante para entender la historia humana es la producción de alimentos, o la domesticación de plantas y animales. Las sociedades que crearon un sistema eficiente de producción de alimentos se desarrollaron más rápidamente; después produjeron la escritura, la tecnología, el gobierno y la religión _como también los gérmenes y las armas de guerra_ y posteriormente se aventuraron hacia los cuatro puntos cardinales de la Tierra para conquistar y destruir las culturas ágrafas. El nacimiento de la urbanización comenzó en la media luna fértil mucho antes que en otra parte del globo, debido a la presencia de una gran diversidad de plantas y animales domesticables. Entonces, la desigual distribución geográfica de plantas y animales domesticables (más que cualquier superioridad inherente de sus habitantes) condujo a que el Medio Oriente se transformara en la "cuna de la civilización". Sin embargo, otras partes del mundo nunca tuvieron esta oportunidad. Unas no tenían plantas nativas que pudieran ser domesticadas; otras tenían muy pocas y las comenzaron a cultivar muy tarde, de modo que fueron sobrepasadas abrumadoramente por los descendientes de los euroasiáticos que ya habían comenzado a urbanizarse hace unos 9.000 años

Palabras llave : Desarrollo desigual; Eurasia; agricultura; domesticación de animales; gérmenes de enfermedades.

        · resumen en Inglés     · texto en Español     · pdf en Español