SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.25 número5Terapia antimicrobiana endovenosa ambulatoria: Alternativa a la hospitalización en un servicio de urgencia pediátricoGuías clínicas de la enfermedad de Chagas 2006: Parte VI. Tratamiento antiparasitario de la enfermedad de Chagas índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista chilena de infectología

versión impresa ISSN 0716-1018

Resumen

APT B, Werner et al. Guías clínicas de la enfermedad de Chagas 2006: Parte V. Diagnóstico de laboratorio. Rev. chil. infectol. [online]. 2008, vol.25, n.5, pp. 378-383. ISSN 0716-1018.  http://dx.doi.org/10.4067/S0716-10182008000500012.

En esta quinta parte de las Guías Clínicas de enfermedad de Chagas, se revisa el diagnóstico de la infección por Trypanosona cruzi en humanos, la interpretación de los resultados y un algoritmo de diagnóstico de laboratorio en inmunocompetentes. La enfermedad de Chagas se puede diagnosticar por medio de tres tipos de técnicas: directas, que permiten evidenciar la presencia del parásito en diferentes tipos de muestras; indirectas, que corresponden a la búsqueda de anticuerpos específicos contra antígenos de T. cruzi y moleculares, basadas en la detección del material genético del parásito. Las técnicas directas se emplean, de preferencia, en la fase aguda de la enfermedad, donde es posible detectar al parásito circulando en el torrente sanguíneo de la persona infectada. Estas técnicas no requieren ser confirmadas por otros métodos. Para la fase crónica indeterminada y para la fase sintomática es recomendado el uso de las técnicas indirectas; generalmente se emplean técnicas de inmuno ensayo (ELISA) que detectan anticuerpos de tipo IgG contra antígenos de T. cruzi. Por la posibilidad de reacciones falsas positivas, la recomendación es que los resultados positivos o indeterminados sean confirmados con, a lo menos, otra técnica diferente (inmunofluorescencia indirecta o hemaglutinación indirecta). En Chile la confirmación es realizada por el Laboratorio Nacional de Referencia del Instituto de Salud Pública y los centros autorizados por éste. Los métodos moleculares pueden ser empleados para el diagnóstico en fase aguda o crónica, teniendo mayor rendimiento en la primera, y su uso es recomendado principalmente como apoyo para la pesquisa de hijos de madres infectadas en la transmisión transplacentaria de la infección donde el diagnóstico precoz aumenta las posibilidades de cura del niño y es un buen marcador para evaluar el éxito del tratamiento.

Palabras clave : Enfermedad de Chagas; tripanosomiasis americana; diagnóstico; técnicas de laboratorio.

        · resumen en Inglés     · texto en Español     · pdf en Español