SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.11 número2PRODUCCIÓN CIENTÍFICA EN SALUD DE LA MUJER EN EL POSTGRADO DE ENFERMERÍA DE LA UNIVERSIDAD FEDERAL DE CEARÁ, BRASIL 1993-2002 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Ciencia y enfermería

versión On-line ISSN 0717-9553

Cienc. enferm. v.11 n.2 Concepción dic. 2005

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95532005000200009 

  CIENCIA Y ENFERMERIA XI (2): 71-83, 2005

INVESTIGACIÓN

 

EVALUACIÓN DE LOS PROGRAMAS Y PROYECTOS DESARROLLADOS EN LA PRÁCTICA DE LA ASIGNATURA DE DISEÑO Y PROGRAMACIÓN DE MODALIDADES DE ATENCION DE ENFERMERÍA

EVALUATION OF PROGRAMS AND PROJECT DEVELOPED DURING THE PRACTICE: DESIGN AND PROGRAMMING OF NURSING CARE MODALITIES

 

MARIA DEL CARMEN GUTIÉRREZ AGUDELO*, PATRICIA GALLEGO DE PARDO** y ESTUDIANTES COLABORADORES***

* Magíster en Educación, Profesora Asociada Universidad de La Sabana, Coordinadora de Calidad Facultad de Enfermería, Universidad de La Sabana, Campus Universitario Puente del Común, kilómetro 21, Chía, Colombia. Teléfono 8615555 Ext. 2413. Correo electrónico: mariac.gutierrez@unisabana.edu.co
** Magíster en Administración, Profesora Asistente Universidad de La Sabana, Coordinadora Especialización y Diplomado de Enfermería en Salud Escolar, Universidad de La Sabana, Facultad de Enfermería: Campus Universitario Puente del Común, kilómetro 21, Chía, Colombia. Teléfono 8615555 Ext. 2409. Correo electrónico: patricia.gallego@unisabana.edu.co
*** Leydi Johana Cordero R.; Olga María Garzón R.; Gina Paola Gordillo S.; Lyda Amparo Montoya F.; Andrea Moreno P.; Liliana Patricia Ochoa R.; Sandra Mayerly Sánchez T. (Estudiantes de VIII Semestre Facultad de Enfermería Universidad de La Sabana).


RESUMEN

El presente estudio es una investigación de tipo evaluativa que tiene como objetivo: determinar la eficacia, continuidad y aplicabilidad que han tenido los programas y proyectos desarrollados por las docentes y estudiantes de VIII semestre de la Facultad de Enfermería en las prácticas de la asignatura "Diseño y Programación de Modalidades de Atención en Enfermería" del ultimo semestre en organizaciones de carácter hospitalario, educativo, empresarial, comunitario y geriátrico. La evaluación de la eficacia, continuidad y aplicabilidad tuvo como referentes: la confrontación de los logros y objetivos de los proyectos desarrollados en la búsqueda de alternativas de solución a los problemas identificados; la garantía de continuidad de los proyectos o de las acciones surgidas de los mismos, la pertinencia a través del tiempo y si han surgido nuevas estrategias o actividades o si la institución ha utilizado mecanismos para garantizarla y la aplicabilidad para determinar si los programas o proyectos son útiles o satisfacen las necesidades en las poblaciones de las instituciones referidas (16) y si siguen teniendo vigencia, además verificar los cambios o aportes que pueden haber ocurrido en el contexto, durante su desarrollo o ejecución. La metodología empleada consistió en una revisión documental (primera etapa) de los 131 proyectos desarrollados desde 1997 hasta el año 2004 clasificados en Educativos (capacitación y programas educativos), Administrativos (gestión de programas, estructuración de áreas y funciones e implementación de estrategias) y Asistenciales (cuidado y seguimiento domiciliario); y en la aplicación de una encuesta a las personas responsables del seguimiento y continuidad de los proyectos en las 16 instituciones (segunda etapa). Resultados: En la revisión documental se encontró que la mayoría de los proyectos desarrollados son de tipo educativo (52,3%), administrativo (45,3%) y de tipo asistencial (2,4%); encontrándose con respecto a la eficacia de los proyectos que los objetivos programados y logros alcanzados se cumplen satisfactoriamente en un 90% y las estrategias son pertinentes a las necesidades de la población destinataria, cuya cobertura fue de un 95%. Respecto a los resultados de la aplicación de la encuesta, se encontró como relevante: el 100% de las personas encuestadas conocen e identifican los proyectos desarrollados, aunque en el momento de la implementación o de la ejecución no formaban parte del área responsable o no trabajan en la institución. El indicador eficacia arrojó que el 100% de los proyectos respondían a las necesidades de la población y de la institución y sus objetivos se alcanzaron en un 92,8%, con un grado de satisfacción del 85,64%. La evaluación de la continuidad mostró que el 100% de los proyectos son y siguen siendo significativos y pertinentes, con un grado de satisfacción del 71,42%; para afianzar su continuidad el 42,8% de las organizaciones ha generado nuevas estrategias o metodologías. La aplicabilidad, el tercer indicador analizado con relación a los cambios o aportes que pudieron haber ocurrido en el contexto o el surgimiento de nuevas propuestas, mostraron resultados significativos con el aporte de nuevos proyectos. Conclusiones: Se destaca en las organizaciones el desarrollo, continuidad y aplicabilidad que han tenido los proyectos y programas de salud, no sólo en las áreas de salud, sino en otras áreas de servicio, fortaleciendo los roles de enfermería especialmente en el campo educativo.

Palabras claves: Evaluación, proyectos, continuidad, eficacia y aplicabilidad.

ABSTRACT

The herein study is an evaluative investigation with the following Objective: to determine the effectiveness, continuity and applicability of the programs and projects developed by the professors and students of VIII semester, School of Nursing, doing last semester in organizations such as Hospitals, Education, Companies, Communities and Geriatrics. The evaluation of the effectiveness, continuity and applicability have as referents: the confrontation of achievements and objectives of the developed projects looking to solve alternatives to the identified problems; to guaranty the continuity of the projects or the resulting actions, the pertinence through time and if new strategies or activities have emerged or if the institution has used mechanisms to guaranty it and the applicability to determine if the programs or projects are useful or satisfy the needs of the population of such institutions (16) and if they are in force, and to verify the changes or contributions which might occur in the context, during its development and performance. The Methodology: was a documental review (first stage) of 131 projects developed from 1997 to 2004, classified in Educative (capacitance and educative programs), Administrative (management of programs, organization of areas and functions and implementation of strategies) and Assistance (home care and follow up actions); and the application of a survey to persons responsible of the follow up actions and continuity of the projects at the 16 institutions (second stage). Results: In the revision of the document it was found that most of the developed projects are educative (52.3%), administrative (45.3%) and assistance (2.4%); in relation to the effectiveness of the projects the programmed objectives and reached achievements comply satisfactorily in a 90% and the strategies are pertinent to the necessities of the population with a coverage of 95%. In relation to the results of the application of the survey, it was found that the following were relevant: 100% of the surveyed people knew and identified the projects developed, even though in the moment of implementation or execution, they did not take part of the responsible area or they did not work at the institution. The indicator of effectiveness, showed that 100% of the projects answered to the needs of the population and of the institution, and the objectives were reached in a 92.8%, with a degree of satisfaction of 85.64%. The evaluation of the continuity showed that 100% of the projects are and continue being significant and pertinent, with a degree of satisfaction of 71.42%; to strengthen its continuity 42.8% of the organizations have generated new strategies or methodologies. The applicability, the third indicator analyzed with relation to the changes or contributions which might had happen in the context or the appearance of new proposals, showed significant results with the contribution of new projects. Conclusions: It is highlighted in the organizations, the development, continuity and applicability of the projects and health programs, not only in health areas but in other areas of service, strengthening nursing role especially in the educative field.

Keywords: Evaluation, projects, continuity, efficacy and applicability.


INTRODUCCIÓN

La evaluación es un enjuiciamiento analítico entre lo planteado y lo realizado. Precisa el grado de éxito o fracaso de una acción, comparando sus resultados con lo que se esperaba de él. Por ello, una evaluación revela la efectividad de las acciones emprendidas. Con ella se pretende realizar un análisis objetivo acerca de las distintas etapas desarrolladas y resultados alcanzados por los proyectos, de manera que se pueda determinar, entre otros aspectos: el logro de los objetivos, la pertinencia de los proyectos, la aplicabilidad y sustentabilidad de las acciones. La evaluación no sólo se limita a registrar o medir resultados para la toma de decisiones, sino que es un aprendizaje que permite ampliar y enriquecer las perspectivas conceptuales y prácticas, permitiendo focalizar las acciones y controlar las relaciones y factores que inciden en los resultados. Por lo tanto, la evaluación emerge con responsabilidad y se convierte en un antecedente fundamental en decisiones como: continuidad, replicabilidad, pertinencia o relevancia de un proyecto.

La evaluación mide a partir de una información sobre la población inicial los beneficios producidos en esa población luego de aplicadas las actividades del proyecto o programa en un periodo determinado, en función de la madurez o consolidación de los efectos esperados.

Para la presente investigación se asume la evaluación como lo indica Sánchez (1991), que retoma la definición de la ONU (1984), diciendo que la evaluación es: "El proceso encaminado a determinar sistemáticamente y objetivamente la pertinencia, eficiencia y eficacia o impacto de todas las actividades a la luz de sus objetivos, siendo un proceso organizativo para mejorar las actividades todavía en marcha y ayudar a la administración en la planificación, programación y toma de decisiones futuras". En este sentido, Rossi y Freman, citado por Sánchez (1991), puntualizan el carácter de la investigación evaluativa como la aplicación sistemática de los procedimientos para valorar la conceptualización, el diseño, la ejecución y la utilidad de los programas de intervención social (educación, salud, bienestar comunitario y otros).

El concepto de evaluación debe responder a lo que se podría denominar postulados o principios fundamentales: Los resultados obtenidos de la evaluación servirán para fundamentar la toma de decisiones, pues su información certera servirá para ajustar a la realidad los aspectos o elementos del programa que tengan mayores debilidades; la evaluación es parte integral de los programas de acción. Sirve para constatar los logros, los cambios y los avances y de forma explícita sus resultados, servirá para el mantenimiento, reproducción o ampliación de los programas; la evaluación es una práctica social responsable, en este sentido la evaluación es un imperativo ético y una responsabilidad social con las comunidades o los grupos a quienes pertenecen los recursos tanto físicos, materiales y humanos.

Estos principios encauzan la evaluación de los proyectos desarrollados en la asignatura de "Diseño y Programación de Modalidades de Atención de Enfermería", pues orientarán a determinar la continuación o no del proyecto, mejorar sus prácticas o procedimientos, modificar sus estrategias de desarrollo, replicar proyectos semejantes en realidades similares y determinar indicadores de evaluación para medir en un futuro la evaluación de impacto que dichos proyectos han tenido en las comunidades con las cuales la Facultad interactúa.

La evaluación puede ser de diversos tipos, según el instante en que se aplica, la procedencia de los evaluados y la naturaleza de lo que se evalúa. Según el instante en el que se aplica, puede ser: Formativa, es aquella que se realiza durante el desarrollo de un programa y sirve específicamente para retroalimentarlo; por lo tanto se aplica durante las fases de diagnóstico, formulación, implementación y ejecución; final o sumativa, que es la que se realiza al final de un proyecto y sirve especialmente para determinar futuras acciones.

Según la procedencia de los evaluados, puede ser: Interna, que es la que se realiza por personas que proceden del interior de la institución que ejecuta el programa; externa, es la que realizan evaluadores externos a la institución y normalmente por encargo de ella; mixta, que es la que se realiza por un equipo de trabajo constituido por evaluadores internos y externos a la institución.

Para este proyecto la evaluación tendrá un carácter de evaluación formativa y su fin es retroalimentar los programas y proyectos desarrollados en las diferentes organizaciones, además será interna porque su proceso será dirigido por las personas que han sido los responsables de su desarrollo y ejecución.

Atendiendo a la definición de Sánchez y Prieto (2002), un programa es: "Un conjunto organizado, coherente integrado de acciones y procesos generales expresados en un conjunto de proyectos de similar naturaleza. Los proyectos son un conjunto de actividades concretas interrelacionadas y coordinadas entre sí que se realizan en un tiempo y espacio determinado con el fin de resolver problemas de relativa simplicidad". Niremberg, Brawerman y Ruiz (2003) consideran que un proyecto "puede entenderse, además, como un instrumento de cambio que se inserta en Procesos Preexistenciales y en Contextos más amplios; que constituye un escenario de interacción de diferentes actores sociales con intereses y perspectivas también distintas; teniendo en cuenta esas connotaciones, podemos afirmar que los proyectos no debieran concebirse como intervenciones aisladas, aun cuando en muchos oportunidades sean utilizados como estrategias para ‘solucionar’ o enfrentar problemas puntuales que afectan a un tipo de población específica".

La evaluación de un programa y proyecto se concibe como emitir un juicio sobre su valor, fundamentado en información recogida sistemática y científicamente, con el objetivo último de utilizar dicho juicio e información para actuar sobre el proyecto, manteniéndolo, modificándolo o terminándolo. Evaluar un proyecto o un programa, es comparar en un instante determinado lo que se ha logrado mediante una acción, con los logros alcanzados de acuerdo a una planeación previa. Su objetivo es comparar los efectos de un programa con las metas que se propuso alcanzar.

El sistema de seguimiento y evaluación permite conocer la marcha del programa, valorar el cumplimiento de los objetivos propuestos, proporcionar la información suficiente y oportuna para la toma de decisiones, mejorando la marcha del mismo y sistematizando las experiencias propias. Para dicha evaluación se requiere de indicadores precisos y concretos que midan la eficacia, continuidad y beneficios del programa o proyecto. Los resultados del proceso de evaluación pueden determinar la necesidad de formular un plan de mejoramiento cuando se considere necesario.

Según el momento en que se aplica la evaluación en relación con los proyectos sociales, se pueden identificar diferentes aspectos: Evaluación de las necesidades: Corresponde a lo que llamamos diagnóstico de la situación problema (se confirmaría si el proyecto responde a una necesidad percibida, constatada o manifestada por los miembros de la organización). Evaluación del diseño: Es viable para determinar el grado de idoneidad y de factibilidad de las acciones propuestas en el proyecto, para resolver la situación problema que originó su existencia (se analizaría si las acciones que se pusieron en ejecución lograron alcanzar los objetivos y metas propuestas). Evaluación del desempeño: Su objetivo fundamental es medir la forma en que se está comportando el proyecto para compararlo con las previsiones hechas en la fase de formulación (se analizaría la efectividad del proyecto: medir el número de unidades logradas en comparación con el número de unidades programadas, es decir los efectos no esperados pero alcanzados). Evaluación del impacto: Es aquella que mide los efectos del proyecto sobre la población beneficiaria del mismo. Éstos están generalmente enunciados en objetivos mediatos o a largo plazo. En esta investigación no se tendrá en cuenta; puede considerarse para una investigación posterior.

Para cumplir con los parámetros anteriores se determinan los indicadores que permitan medir el grado empíricamente de los logros alcanzados a cualquier nivel. Estos indicadores deben reunir como características la objetividad, la calidad, la confiabilidad y la validez de lo que se pretende medir.

Para la evaluación de los proyectos se definen los siguientes indicadores: Eficacia, Continuidad y Aplicabilidad.

Eficacia. Es la confrontación de lo que se logró a través de la realización de cada actividad, meta y objetivo específico y lo que se plantea con el objetivo general para ver en qué medida se obtuvo lo propuesto. Estima la medida en que el proyecto ha logrado sus objetivos y ha beneficiado a la población destinataria. El análisis verifica si se han obtenido o se obtendrán los resultados esperados y, en caso contrario, si debe modificarse la definición de los objetivos o si debe prolongarse el proyecto. Si los objetivos y los indicadores de logro describen adecuadamente la situación que se espera conseguir al término del proyecto, esta apreciación resulta más fácil. Los cambios provocados por el proyecto se comprueban mediante la comparación de la información sobre la situación anterior al proyecto con la situación en el momento de la evaluación. Sirve también para medir el grado de aceptación, de acertividad que ha tenido el proyecto dentro de un grupo de personas. La eficacia se puede medir dividiendo la meta física lograda hasta el momento sobre la meta física programada teniendo en cuenta el tiempo.

Al evaluar la eficacia no se evalúa solamente el producto de la actividad del proyecto sino los cambios en la situación social que el proyecto provoca o que se producen como consecuencia de la aplicación del proyecto. La recogida de los datos se debe focalizar hacia la atención de los cambios producidos.

Para evaluar la eficacia se utilizan cuatro tipos de indicadores de logro: Indicador de efecto, relacionado con los logros a mediano plazo y las contribuciones del proyecto al cumplimiento de los objetivos programados en una institución; Indicador de resultado, relacionado con los logros a corto plazo y las contribuciones del proyecto para resolver los problemas y necesidades de la institución; Indicador de producto, relacionado con el plazo inmediato y las contribuciones de las acciones y actividades al cumplimiento de los propósitos establecidos en cada objetivo específico del proyecto; Indicador de impacto, relacionado con los logros a largo plazo y las contribuciones del proyecto al cumplimiento de la meta programada.

Continuidad. Es la garantía de que las actividades o al menos sus beneficios se expresaron claramente en los planes que se tenían, para asegurar que la matriz del proyecto continúe una vez terminado éste.

Estima si los resultados del proyecto han tenido o pueden tener efectos duraderos después de haberse terminado el proyecto y haberse retirado los recursos externos. Los factores relativos a la continuidad se aprecian en función de la prioridad que los beneficiarios previstos y los destinatarios directos asignan al proyecto, pretende establecer luego de la aplicación del proyecto la importancia que le da la institución, en cuanto a seguimiento y fortalecimiento del mismo para nuevas oportunidades, afianzar dicho proyecto con nuevas metodologías que suministren más acogida a las personas para quienes está dirigido. Por lo tanto, si se observa continuidad del proyecto, se podrá afirmar que éste generó cambios importantes en la institución a la cual se quería beneficiar. En la continuidad se puede determinar la importancia del proyecto para mantenerlo y considerar si los objetivos son o siguen siendo socialmente significativos y pertinentes. En la evaluación de la continuidad se pueden tener en cuenta los siguientes indicadores: El nivel de satisfacción de los usuarios del proyecto; el número y tipo de las actividades realizadas; la distribución y tipo de recursos humanos dedicados al proyecto y otro tipo de recursos asignados. Igualmente, si continúan funcionando los procesos iniciados por el proyecto en cuestión, de forma suficientemente normatizada, de modo que sean homogéneas y previsibles las formas de hacer las actividades; si se dan capacidades y habilidades en los actores significativos y estratégicos para que puedan seguir desarrollando las acciones tendientes a la solución de los problemas respectivos. Si los diferentes actores sociales que tienen que ver con el tema o problema en cuestión se involucran positivamente en las acciones, ya sea de forma directa o indirecta, es decir, que desarrollen adhesiones y que la financiación de los procesos desencadenados por el proyecto esté asegurada por diversas fuentes, más allá de la que proveía el financiamiento del proyecto. Generalmente su recolección se hará por información extraída de reportes documentales o de expedientes administrativos utilizados en la institución o por observación directa de su ejecución posterior.

Aplicabilidad. Examina la medida en que los resultados del proyecto son útiles para resolver los problemas definidos y satisfacen las necesidades de la población beneficiaria. Verifica si el proyecto sigue teniendo vigencia y detecta todo cambio de prioridades que pueda haber ocurrido en este contexto durante la etapa de ejecución. La aplicabilidad determina si los objetivos siguen siendo válidos o deberán ser reformados. Los problemas y necesidades definidos en un comienzo pueden haber desaparecido, pueden haber surgido nuevos problemas y necesidades como consecuencia de factores sociales, económicos o políticos o incluso a raíz de las actividades del proyecto. La aplicabilidad del proyecto se mide identificando si el proyecto fue eficaz, si resolvió el problema y las causas y en qué magnitud. Trata de verificar si los propósitos, objetivos y metas tanto a nivel general como específico se han cumplido una vez finalizadas las actividades y tareas del proyecto. También busca evaluar la trascendencia a mediano y largo plazo de un proyecto. La aplicabilidad consiste en observar, registrar, valorar y evaluar los procesos que se desencadenan debido al cumplimiento de los objetivos, actividades y estrategias. Problema: ¿Cuál es la eficacia, continuidad y aplicabilidad que han tenido los programas y proyectos desarrollados por los docentes y estudiantes de octavo semestre de la Facultad de Enfermería de la Universidad de La Sabana, en las diferentes instituciones donde realizan la práctica de "Diseño y Programación de Modalidades de Atención de Enfermería" en el periodo comprendido entre los años 1997 a 2004?

OBJETIVO GENERAL

Determinar la eficacia, continuidad y aplicabilidad que han tenido los proyectos desarrollados por los docentes y estudiantes de octavo semestre de la Facultad de Enfermería de la Universidad de La Sabana, en las organizaciones donde realizan la práctica de la asignatura de "Diseño y Programación de Modalidades de Atención de Enfermería" en el periodo comprendido entre los años 1997 a 2004.

MATERIALES Y MÉTODOS

Este proyecto es una investigación evaluativa de tipo formativo, en la cual se pretende establecer la eficacia, continuidad y aplicabilidad de los proyectos. En la aplicación de la metodología de la evaluación investigativa se pretende valorar el desarrollo y los logros alcanzados por los proyectos ejecutados por los estudiantes en la asignatura "Diseño y Programación de Modalidades de Atención de Enfermería" del Programa de Enfermería de la Universidad de La Sabana en 16 organizaciones donde han realizado su práctica en el periodo comprendido entre 1997-2004.

En la primera parte se realizó una revisión documental de los proyectos desarrollados en cada una de las instituciones teniendo en cuenta la matriz de evaluación documental donde se clasifican los 131 proyectos en Educativos-Administrativos y de Atención Directa en Salud. En la segunda parte, con el fin de verificar la continuidad de los proyectos y hacer un seguimiento en la implementación, se aplicó una encuesta a las personas responsables en la empresa o institución de mantener la sustentabilidad. Dicha encuesta constaba de preguntas cerradas y abiertas, además se solicitaba que se justificaran las respuestas; para ello se tuvo en cuenta la operacionalización de los indicadores a medir. Estos indicadores correspondieron a: número de personas que se beneficiaron del proyecto o programa, cumplimiento de objetivos y logros alcanzados, acciones y actividades realizadas, utilidad de los proyectos en la institución con base en las necesidades de la población, seguimiento de los proyectos y actividades y recursos implementados para su continuidad.

La población estuvo constituida por 16 instituciones, distribuidas en cinco hospitales y clínicas (Fundación CardioInfantil-Instituto de Cardiología, Clínica Universitaria Teletón, Hospital Simón Bolívar Empresa Social del Estado, Hospital Nuestra Señora del Carmen de Tabio, Hospital San Juan de Dios de Zipaquirá), tres colegios (Colegio Departamental José Joaquín Casas de Chía, Colegio Santa Francisca Romana y sus Anexos Colegio San Francisco de Asís sede El Castillo, Santa Clara y Líjaca), seis empresas de servicio y producción (Casa Editorial El Tiempo, General Motors Colmotores, Corporación Maloka, Hilos de Mosquera S.A., Corporación Conavi y Administradora de Riesgos Profesionales Colmena), un hogar geriátrico (Hogar Madre Marcelina en Bogotá) y una comunidad (Barrio Mercedes de Calahorra de Chía).

Para el procesamiento de los datos se tuvo en cuenta el análisis porcentual de los 131 proyectos desarrollados en la práctica de la asignatura de "Diseño y Programación de Modalidades de Atención de Enfermería", desde 1997 al 2004 en las diferentes Instituciones hospitalarias, clínicas, educativas, empresariales, geriátricas y comunitarias, clasificándolos en proyectos educativos, administrativos y asistenciales.

RESULTADOS

1. Análisis documental

Proyectos Educativos. De los 131 proyectos desarrollados en la práctica de la asignatura, según lo muestra la Gráfica Nº 1, 68 son de tipo educativo, que corresponde al 52,3% del total de proyectos, esto se debe en gran parte a que las acciones de educación en salud son la prioridad en la atención de enfermería, especialmente en las organizaciones educativas y empresariales; además se reportó que los programas de capacitación respondían en un 100% a la necesidad diagnosticada y permitieron mejorar las condiciones de salud de sus poblaciones, con una cobertura principalmente de adolescentes y adultos en un 41,7% y un 46,6%, respectivamente. Con respecto a la aplicabilidad, que hace relación a si los programas educativos respondían a las necesidades de la población, se encontró que el 100% de los proyectos satisfacían las necesidades de la institución y de la población objeto y en un 90% los objetivos y actividades programadas para el cumplimiento de los mismos se lograron satisfactoriamente, según evaluación del grado de aceptación o acertividad que tuvieron las capacitaciones en las personas participantes de dichas instituciones. Con referencia al indicador de continuidad que tuvo el proceso educativo en las instituciones, se pudo apreciar que 14 capacitaciones sobre las mismas temáticas (sexualidad, plan de emergencia, primeros auxilios, bioseguridad) fueron desarrolladas en otras poblaciones de las mismas instituciones en la siguiente práctica por otros estudiantes, justificada porque fueron la prioridad de la institución y de las poblaciones, quienes lo consideraron pertinente y socialmente significativo.


Proyectos asistenciales. De los 131 proyectos analizados, sólo 4 son de tipo asistencial, que corresponden al 2,4%, del total de proyectos, encontrándose que, siendo el cuidado la competencia fundamental del quehacer de enfermería, las instituciones y los estudiantes enfocan más sus proyectos a otras áreas y actividades como son la administración y la educación. Sin embargo, dentro de los proyectos asistenciales desarrollados se resalta "el cuidado en casa a pacientes crónicos", donde la población de adultos y ancianos se ha beneficiado durante la práctica que los estudiantes realizan en los siguientes periodos semestrales; otro es el "programa de hipertensos", que se desarrolla con un grupo de 17 personas en el barrio Mercedes de Calahorra del municipio de Chía, el cual es continuado por un docente del programa durante los periodos intersemestrales. Con respecto a su pertinencia, se resalta que los 4 proyectos (el 100%) respondían a las necesidades de la institución y de la población y surgieron como resultado de un diagnóstico previo. Sobre el logro de objetivos propuestos, en un 80% se cumplieron y en el 20% restante su cumplimiento fue parcial, en relación a la satisfacción sobre la calidad en la atención recibida por el estudiante fue satisfactoria para un 90%, según la opinión de los usuarios.

Proyectos administrativos. Se analizaron 59 proyectos de tipo administrativo, que corresponden al 45,3% del total de los proyectos desarrollados, según se aprecia en la Gráfica Nº 1, en las 16 instituciones, cuyo enfoque fue: 8 proyectos (13,55%) hacia la elaboración de programas de vigilancia epidemiológica en las instituciones de salud, a la organización de la estructura de procesos administrativos en las instituciones, elaboración del plan de evacuación para desastres, diseño de programas para la prevención de accidentes y evaluación de la calidad y satisfacción del cliente con la atención recibida; 7 proyectos (11,86%) acerca de los estilos de vida saludable especialmente en las empresas y colegios; 6 proyectos (10,16%) sobre estructuración de programas de salud para: hipertensión, diabetes, remisión y contra remisión de pacientes entre otros y 19 proyectos (32.20%) relacionados con el entorno familiar, el lavado quirúrgico de manos, los riesgos ergonómicos para los trabajadores y la evaluación y el seguimiento de las venopunciones en las instituciones de salud.

En su análisis se clasificaron como proyectos que correspondían al desarrollo de gestión, a buscar un diagnóstico e implementar estrategias en las diferentes empresas. Dentro del desarrollo de la gestión se encontró: que 15 proyectos (25,42%) estructuraron programas y 5 proyectos (8,47%) estructuraron funciones, la mayoría correspondieron a los proyectos desarrollados en instituciones educativas, donde se ha abierto un nuevo espacio de trabajo para la Enfermera en Salud Escolar y se ha organizado administrativamente el área de Enfermería. Los proyectos que buscaron un diagnostico o pretendían una evaluación correspondieron al 67,79%; éstos han permitido generar nuevos proyectos, como es el caso de: "Diagnóstico de estilos de vida en la comunidad educativa" del cual se desprendió un programa para la prevención y promoción de hábitos de vida saludable; así mismo, al evaluar la satisfacción del cliente en instituciones prestadoras en servicios de salud, sus resultados originaron modificaciones en los contenidos técnicos de asegurabilidad en IPS (Instituciones Prestadoras de servicio de Salud). La implementación de estrategias se realizó en 22 proyectos (37,28%), especialmente en aspectos relacionados con: la vigilancia epidemiológica, los planes de evacuación de desastre, la prevención de accidentes y divulgación de otros programas.

La coherencia en los proyectos administrativos desde los objetivos planteados en cada uno y en relación con los intereses de la institución y las necesidades de la misma, reportó que 48 proyectos cumplieron este aspecto en un 81,35% y en 11 proyectos (18,65%) sus objetivos no se expresaron claramente o la información en el documento no aparece reportada. La pertinencia de los proyectos administrativos fue analizada a través de las estrategias y acciones que generó cada proyecto y su aplicación, encontrándose que éstas estuvieron acordes con las metodologías, con los objetivos que debían cumplir y las poblaciones a quienes se dirigieron. Se destacan algunas estrategias de comunicación que permitieron la divulgación de las acciones, entre ellas: las reuniones previamente agendadas y los mensajes por el correo interno de las empresas; con respecto a la población beneficiada en algunos proyectos se trabajó con grupos o colectivos y en otros de forma individual. Individualmente se hizo labor con 9.543 personas y en forma colectiva se desarrolló un proyecto con 418 PYMES (Pequeñas empresas) afiliadas a la ARP Colmena; la oportunidad de trabajar con poblaciones grandes se encuentra especialmente en las instituciones educativas donde, además de los alumnos, los proyectos también se desarrollaron con profesores, empleados y padres de familia.

2. Análisis de los resultados de la encuesta

Se aplicaron 19 encuestas en 16 instituciones (colegios, empresas, hogares de tercera edad, clínicas y hospitales), de las cuales respondieron 14, que corresponde al 87,5% de las organizaciones encuestadas. Es importante destacar la respuesta obtenida en instituciones como Maloka, Hilos de Mosquera, Hospital Nuestra Señora del Carmen en Tabio y el Hospital San Juan de Dios de Zipaquirá, donde el programa había suspendido la práctica con los alumnos de VIII semestre por espacio de 2 años.

Con relación al conocimiento que tiene la institución sobre los proyectos desarrollados en las prácticas de VIII semestre, el 100% los conocen e identifican y en todas las Instituciones reconocen el nombre del proyecto.

Con respecto a la eficacia, que permitió medir si se cumplieron los objetivos propuestos a través de la realización de actividades y metas y lo planteado en el objetivo general, se encontró que el 100% de los proyectos respondía a las necesidades de la población y a las expectativas y necesidades de la institución o comunidad donde se desarrolló. Los resultados planteados en los objetivos se alcanzaron en un 92,85%, calificándose dicho cumplimiento como excelente en un 28,5%, bueno un 57,14%, deficiente 0% y sin respuesta 14,28%, obteniéndose un grado de satisfacción de 85,64%.

Igualmente, en la evaluación de la eficacia se tuvo en cuenta los cambios que se produjeron en el mejoramiento de las condiciones de salud de la institución y en la población de trabajadores, estudiantes, personas de la tercera edad, usuarios de los servicios y familias, resaltándose como cambios significativos: la disminución del índice de accidentes presentados, la prevención de riesgo de enfermedades ocupacionales, la contribución a mejorar los estilos de vida de grupos etáreos, los cambios motivacionales para el uso de elementos de protección en seguridad industrial y la prevención de riesgos en general.

En la evaluación de la continuidad de los programas y proyectos se analizaron los efectos duraderos después de haberse terminado; en este indicador se obtuvo como resultados en un 100% que los objetivos son y siguen siendo socialmente significativos y pertinentes; según se aprecia en la Gráfica Nº 2, las instituciones consideran que los objetivos son y siguen siendo excelentes en un 21,44%, bueno en un 50%, es decir, el 71,44%, los evalúa pertinentes y sólo un 14,28% evalúa su continuidad de forma deficiente.


CONTINUIDAD

En este indicador se tuvo en cuenta, además, si continúan desarrollándose las actividades previstas, en la Gráfica Nº 3 se puede apreciar que en el 85,7% de las instituciones continúan funcionado los procesos iniciados en el proyecto, de manera total en un 50% y parcial en un 28,57%, lo que permite concluir que en un 78,57% los procesos o actividades se han sostenido en el tiempo y que sólo en el 14,28% de las instituciones estas actividades no se continúan, pero que han sido retomadas por otras áreas en semestres posteriores.


Con respecto a si los proyectos o programas se han afianzado con nuevas estrategias o metodologías diferentes a las planeadas en los proyectos con el fin de mantenerlos, las instituciones respondieron en un 42,8% que han incluido otras actividades que no estaban previstas, entre las cuales se destacan: creación de una oficina de información para pacientes en el servicio de Consulta Externa en el Hospital Simón Bolívar, capacitación permanente en ergonomía para los funcionarios que ingresan al Banco Conavi (Corporación Comercial), instalación de equipos en los servicios de la Fundación Cardioinfantil para el lavado rutinario de manos y creación de un programa de Nutrición en el Colegio José Joaquín Casas de Chía, entre otros.

Igualmente, sobre los mecanismos utilizados por la institución para garantizar la continuidad de los proyectos, se resaltan como datos aportados: acondicionamiento de la infraestructura física y capacitación del personal de cirugía en el Hospital San Juan de Dios de Zipaquirá, establecimiento del programa de control de Crecimiento y Desarrollo en la Fundación Nuevo Marymount, asignación de personal auxiliar para el proyecto de orientación prequirúrgica en la Consulta Externa del Hospital Simón Bolívar, asignación de funciones al Comité Paritario de la empresa Hilos de Mosquera en la vigilancia de las acciones de seguridad e higiene industrial. Sólo dos organizaciones respondieron que no utilizaron ningún mecanismo para garantizar la continuidad. Sin embargo, la Corporación Maloka, bajo el liderazgo del área de Talento Humano, y en el Hogar Madre Marcelina, por el área de Trabajo Social, han retomado algunas acciones que garantizan la permanencia de los proyecto. Es de anotar que en estas dos instituciones no se realiza práctica con estudiantes de VIII semestre desde hace un año y medio.

En el indicador de aplicabilidad se analizaron las respuestas dadas a si los programas y proyectos siguen teniendo vigencia y los cambios o aportes que pueden haber ocurrido en el contexto durante su ejecución o desarrollo; con respecto a los cambios generados en la institución y en la población beneficiaria, se enunciaron: disminución del índice de accidentes presentados en la institución, compra y utilización de elementos de protección en seguridad industrial en la Corporación MaloKa, instalación de equipos y señalización sobre uso y protección en caso de emergencia en el Hogar Madre Marcelina, instalación de una biblioteca y aumento del índice de ocupación de la misma en la comunidad del barrio Mercedes de Calahorra de Chía, reducción de los índices de cancelación de cirugías programadas en el Hospital San Juan de Dios de Zipaquirá, elaboración de un portafolio de servicios para Cirugía Ambulatoria en el Hospital San Juan de Dios de Zipaquirá, modificación del menú de nutrición para las alumnas de primaria en el Colegio Fundación Nuevo Marymount (hábitos saludables para las alumnas del plantel), mayor satisfacción del usuario en la atención en Consulta Externa según índices analizados cada semestre en el Hospital Simón Bolívar, fortalecimiento del departamento de seguridad industrial líder en situaciones de emergencia en la empresa Hilos de Mosquera, mejoramiento de los estilos de vida en el trabajador en GM Colmotores, definición de roles y funciones en el servicio de Rehabilitación de la Clínica Universitaria Teletón, sensibilización y fortalecimiento en la cultura constante respecto a la práctica del lavado de manos en la Fundación CardioInfantil, mayor cobertura de los programas de preparación para la maternidad, vacunación y crecimiento y desarrollo en el Hospital Nuestra Señora del Carmen de Tabio.

En la aplicabilidad también se valoró si los programas y proyectos son evaluados en la institución periódicamente para determinar su trascendencia y verificar si los propósitos, objetivos y metas se han cumplido o siguen teniendo vigencia. Con relación a este aspecto se obtuvo que un 78,5% de las instituciones evalúa periódicamente y hace seguimiento a su desarrollo de manera semestral o anual. El otro 21,5% no hace ningún seguimiento y evaluación; sus respuestas no se justificaron, por lo tanto no fue posible argumentar sus causas.

APLICABILIDAD

Por último, se preguntó si los proyectos y programas desarrollados en la institución desencadenaron nuevos proyectos, los resultados mostraron que en un 50% de las instituciones se ha visto la necesidad de implementar otros proyectos, con el fin de mejorar las condiciones de salud de los trabajadores o la institución, se pueden mencionar: el proyecto de Normas y recomendaciones en espacios confinados y las Normas de Bioseguridad en Manejo de Aceites en la empresa Hilos de Mosquera; el diseño y ejecución de un programa de educación en sexualidad para adolescentes en el Colegio Santa Francisca Romana; la organización de Procesos y Procedimientos en el área de Enfermería en el Colegio José Joaquín Casas de Chía; los programas de rehabilitación Cardio-Pulmonar en la Clínica Universitaria Teletón y los programas de Prevención en Tabaquismo y Riesgo Cardiovascular en la empresa Colmotores, entre otros.

CONCLUSIONES

Se destaca en las organizaciones el desarrollo, continuidad y aplicabilidad que han tenido los proyectos y programas de salud, no sólo en las áreas de salud, sino en otras áreas de servicio, fortaleciendo los roles de enfermería, especialmente en el campo educativo. La mayoría de los proyectos ejecutados corresponde a proyectos educativos, demostrando la necesidad de capacitación en salud en las instituciones. La totalidad de los proyectos respondieron a las necesidades de la población y expectativas de las instituciones con un 85,64% de satisfacción, evidenciando la coherencia y coordinación entre la academia y las organizaciones educativas, asistenciales y empresariales. Los proyectos son y siguen siendo socialmente significativos y pertinentes, con un desarrollo de un 71,42% de satisfacción y además han servido para crear o implementar nuevas estrategias.

RECOMENDACIONES

Vale la pena continuar con un estudio de impacto sobre el efecto que dichos proyectos o programas han tenido sobre las poblaciones beneficiadas.

 

BIBLIOGRAFÍA DE REFERENCIA

Alvira Martín, Francisco (1999). Metodología de la evaluación de programas: un enfoque práctico. Buenos Aires-Argentina. Ed. Lumen / Hvma- nitas.         [ Links ]

Amezcua Viedma, Cesáreo y Jiménez Lara, Antonio (1996). Evaluación de programas sociales. Madrid-España. Editorial Díaz de Santos.         [ Links ]

Anguera Argilaga, María Teresa (1996). Evaluación de programas: Una guía práctica en ámbitos sociales, educativos y de salud. Madrid (España). Editorial Ed. Síntesis.         [ Links ]

Beltrán, Jesús Mauricio (1999) Indicadores de gestión. México. 3R editores.         [ Links ]

CERC-UAHC (1996). Desarrollo de un modelo de evaluación de impacto de proyectos sociales. Santiago-Chile. Ed. CERC-UAHC.         [ Links ]

Davidson, Jeff (2001). la gestión de proyectos. España. Prentice Hall.         [ Links ]

Fontaine, Ernesto (1999). Evaluación social de proyectos. Bogotá. Editorial Alfaomega.         [ Links ]

Jean, Serge Quesnel (1997). Evaluación, una herramienta de gestión para mejorar el desempeño de los proyectos. Washington-EEUU. Banco Interamericano de Desarrollo.         [ Links ]

Marriner Tomey, Ann (2001). Guía de gestión y dirección en enfermería. Madrid. Editorial Elsenier.         [ Links ]

Mejia García, Braulio (1998). Gerencia de procesos para la organización y control interno de empresas de salud. Bogotá. ECOE ediciones.         [ Links ]

Niremberg, Olga; Brawerman, Josette y Ruiz, Violeta (2000). Evaluar para la transformación. Buenos Aires-Argentina. Ed Paidós.         [ Links ]

Niremberg, Olga y Brawerman, Josette y Ruiz, Violeta (2003). Programación y evaluación de proyectos sociales. Buenos Aires-Argentina. Editorial Paidós, Tramas Sociales.         [ Links ]

Quintero Uribe, Víctor Manuel (1998). Evaluación de proyectos sociales: Construcción de indicadores. Cali Colombia. Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo (4a ed.).         [ Links ]

Román, Marcela (1999). Hacia una evaluación constructivista de proyectos sociales. En: Antropología y desarrollo. Departamento de Antropología. Universidad de Chile. Santiago-Chile.         [ Links ]

Sánchez Morales, María Margarita y Prieto de Romano, Gloria Inés (2002). Educación para la salud del trabajador. Bogotá-Colombia. Centro Editorial Javeriano, CEJA. Colección apuntes.         [ Links ]

Sánchez Piloneta, Alfonso (1991). La investigación evaluativa. Curso de metodología de la investigación, Modulo 4. Santafé de Bogotá-Colombia. Grupo Latinoamericano de Rehabilitación Profesional.         [ Links ]

Vaca, Gabriel (1997). Evaluación de proyectos. Santa fé de Bogotá-Colombia. Editorial Mc Graw Hill.         [ Links ]

Vásquez, E. (1998). Evaluación de impacto de proyectos de lucha contra la pobreza. Aspectos metodológicos. Documento no publicado CIUP. Lima.         [ Links ]

www.inei.gob.pe/biblioinei.pub/bancopub/impacto de los programas de apoyo social 1997-1998         [ Links ]

www.bancomundial.org.pe/ope-ciclo-prep.htm. La investigación evaluativa.         [ Links ]

 

Recepción: 03/05/05. Aceptación: 07/11/05.