SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.13 número1BIOPSIAS CORE DEL HOSPITAL PADRE HURTADOPROGRAMA DE MEJORAMIENTO CONTINUO EN MAMOGRAFIA índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista chilena de radiología

versión On-line ISSN 0717-9308

Rev. chil. radiol. v.13 n.1 Santiago  2007

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-93082007000100007 

Revista Chilena de Radiología. Vol. 12 Nº 4 , año 2006; 35-39

IMAGENES EN MAMA

 

LESIONCES MUCOCELE-LIKE DE LA MAMA: EXPERIENCIA LOCAL Y REVISION DE LA LITERATURA

 

Drs. Marcela Uchida S(1), Lorena Sánchez R(2), Miguel Pinochet T(1), Eleonora Horvath(1), Paulina González M(1), Heriberto Wenzel K(1), María Galleguillos P(1). TM. María Duran C(1).

1. Servicio de Imagenología Mamaria, Clínica Alemana de Santiago.
2. Servicio de Imágenes, Hospital San Juan de Dios. Santiago de Chile.

Dirección para correspondencia


Abstract: Mucocele-like lesions of the breast are uncommon. They where first described by Rosen in 1986. Pathologically, they are defined as mucin filled cysts and extravasated mucin in the adjacent stroma, without inflammatory reaction. We present eight cases of mucocele-like lesions in six patients, emphasizing the clinical and radiological findings and features of the respective percutaneous and excisional biopsies. Considering their frequent association with high risk type lesions (4/8 = 50%) and also with ductal carcinomas in situ or mucinous carcinomas (1/7 = 14%), surgical excision is recommended to exclude malignancy.

Key words: Mammography, Microcalcifications, Mucocele- like lesion.

Resumen: La lesión mucocele-like (LML) es infrecuente, fue descrita por primera vez por Rosen en 1986; se define anatomopatológicamente como área de quistes conteniendo mucina, con presencia de mucina extravasada en el estroma adyacente debido a la rotura de quistes, sin reacción inflamatoria asociada. Se presentan ocho casos de LML diagnosticados en seis pacientes, haciendo énfasis en las características clínicas, imaginológicas y hallazgos de las respectivas biopsias percutáneas y excisionales. Considerando su frecuente asociación con lesiones de alto riesgo, (4/8=50%) y también con cáncer in situ o cáncer infiltrante mucinoso (1/7=14%), la recomendación actual es la biopsia quirúrgica para excluir malignidad.

Palabras clave: Lesión mucocele-like, Mamografía, Microcalcificaciones.


Introducción

Según la descripción inicial de Rosen en 1986(1), las lesiones mucinosas de la mama tipo mucocele, son formaciones quísticas tapizadas por un epitelio cúbico que contienen moco, que infiltra el estroma circundante de forma secundaria a la rotura de quistes, con escaso o nulo componente inflamatorio asociado. Interpretadas inicialmente como lesiones benignas, posteriormente han sido vinculadas a proliferaciones atípicas y malignas(2,3).

Existe escasa literatura que describa sus características imaginológicas; sólo en los últimos años se ha publicado al respecto y todos los autores coinciden en que la forma más frecuente de presentación en la mamografía son microcalcificaciones y, en menor medida, nódulos(4,5). En la ultrasonografía (US), los hallazgos más habituales son quistes únicos o agrupados que pueden estar asociados a calcificaciones y/o nódulos murales(6).

Objetivo

Describir los hallazgos clínicos e imaginológicos de las LML diagnosticadas en nuestro centro, comparando dichos resultados con los publicados en la literatura.

Material y métodos

Se realizó una revisión retrospectiva de los informes histopatológicos de las biopsias percutáneas guiadas por imágenes efectuadas entre los años 1998 y 2006 en el Servicio de Imaginología Mamaria de la Clínica Alemana de Santiago.

De un total de 727 biopsias estereotáxicas, se seleccionaron aquellas con resultado histológico de LML.

Las biopsias estereotáxicas se realizaron utilizando los siguientes equipos: Lorad M-IV, Stereoloc?II, TREX Medical Corporation, Lorad División, y Mammotome: Biopsys Medical, Inc, Johnson & Jonson. Las agujas utilizadas fueron 11u 8 Gauge.

Se revisó la presentación clínica, hallazgos mamográficos y ultrasonográficos, además de los resultados de las biopsias percutáneas y excisionales realizadas en los casos seleccionados.

Resultados

Se diagnosticaron ocho casos de LML en seis pacientes, lo que corresponde a un 1,1% del total de biopsias estereotáxicas (8/727). El rango de edad de estas pacientes fue de 40 a 60 años (media de 46 años). Ninguna presentaba antecedentes personales de patología mamaria maligna ni sintomatología clínica al momento del diagnóstico (Tabla I) y sólo dos mujeres tenían antecedentes familiares de primer grado de cáncer mamario.


Todas las lesiones fueron identificadas en el control mamográfico de rutina; a tres de ellas se les complementó el estudio con US mamaria, por la alta densidad del tejido mamario (ACR 3 Y 4)(7).

En todos los casos, las LML se manifestaron como microcalcificaciones BI-RADS 4 (Breast Imaging Reporting and Data System)(7), sin características específicas (Figuras 1 y 2), que ocupaban un área de 5 a 30 mm. No hubo lesiones palpables ni predilección de lado. En un caso, las microcalcificaciones se asociaron a un nódulo de baja densidad; no contamos con su correlación ultrasonográfica (Figura 3).


Figura 2. Magnificación MLO mama izquierda. En paciente con tres biopsias con resultado LML.


Figura 3. Nódulo de baja densidad asociado a microcalcificaciones sospechosas.

En una de las pacientes, la US evidenció quistes con calcificaciones en la zona que se mostraba alterada en la mamografía y en otras dos pacientes, los hallazgos del US no tenían relación con las microcalcificaciones.

La histología de las biopsias percutáneas de las 8 LML mostró asociación a: hiperplasia ductal atípica (HDA) en tres casos, hiperplasia lobulillar atípica (HLA) en uno y, carcinoma ductal in situ (CDIS) en otro, donde se planteaba la sospecha de carcinoma mucinoso.

Cinco de las seis pacientes fueron a biopsia excisional, cuyos resultados histológicos mostraron una alta correspondencia con los resultados obtenidos en las biopsias percutáneas, demostrándose subestimación histológica en un caso (1/7=14%): CDIS v/s carcinoma mucinoso que correspondió a la paciente con la lesión más extensa (30 mm), en cuya biopsia definitiva se diagnosticó un carcinoma mucinoso infiltrante, variedad coloideo (Tabla II).


A todas las pacientes se les sometió a cirugía conservadora. A la paciente con carcinoma ductal infiltrante (CDI) se le realizó vaciamiento ganglionar axilar, el cual no demostró compromiso linfático.

En una paciente se diagnosticó tres LML en la misma mama, por la aparición de nuevos focos de microcalcificaciones de categoría BI-RADS 4 en dos años consecutivos, cuyo tamaño no sobrepasó los 6mm. La histología percutánea reveló asociación con HDA en dos grupos de microcalcificaciones; esta paciente fue sometida a dos cirugías excisionales (Tabla II).

Las 6 pacientes que conforman nuestra serie permanecen en control, con un seguimiento que va entre los 8 y 41 meses. La paciente no operada no ha presentado signos de recidiva o aparición de nuevos focos de microcalcificaciones.

Discusión

La LML de la mama es una entidad poco frecuente, descrita por primera vez como una lesión benigna, producida por la rotura de quistes que contienen material mucinoso, con descarga de sus secreciones en el estroma mamario adyacente.

La patogenia de estas lesiones no se conoce bien, aunque se postula que una producción exagerada de moco y obstrucción ductal por proliferación epitelial, asociadas a un trauma menor, serían responsables de la rotura de los quistes y conductos distendidos con mucina y su secundaria extravasación al estroma.

Las lesiones mucinosas de tipo mucocele, afectan a mujeres entre 24 a 79 años (media 48 años) y pueden ser bilaterales, aunque ésta es una presentación muy poco frecuente(8). La mayoría de los casos son asintomáticos, siendo detectados en biopsias realizadas por microcalcificaciones, como se observó en todas las pacientes de nuestra serie; también pueden presentarse con una masa palpable(9).

Según Chinyama(10), su incidencia es del 2% del total de la patología mamaria. En nuestro universo es menor, puesto que corresponde a 1.1% de una población seleccionada con mayor incidencia de la enfermedad, representada por las biopsias estereotáxicas realizadas por microcalcificaciones, que corresponde a una muestra sesgada.

Existen escasas publicaciones que describan los hallazgos imaginológicos de las LML; su presencia en la mamografía puede ser señalada por microcalcificaciones de morfología variable que van desde agrupadas, pleomórficas de aspecto sospechoso (categoría BI-RADS 4) hasta gruesas o en cáscara de huevo(4,6-8).

En el estudio de Ji-Young(6), se observó que las microcalcificaciones en tumores mucocele malignos se extienden en un área mucho más extensa que aquellas presentes en tumores mucocele benignos, con una distribución difusa o segmentaria. En nuestra serie, la lesión más extensa (30 mm), correspondió a un carcinoma mucinoso infiltrante, variedad coloideo (Tabla II).

También se describe su asociación con nódulos, que pueden ser de contornos bien o mal definidos, lobulados o de bordes espiculados. Cuando el contenido de mucina disminuye, el nódulo presenta una apariencia más sospechosa, con contornos espiculados y márgenes infiltrantes(4).

Los hallazgos ultrasonográficos corresponden a: estructuras tubulares hipoecogénicas, quistes complejos con ecos internos sin flujo al Doppler color, quistes con calcificaciones o nódulos murales no calcificados o, sólo calcificaciones(4,6).

Varias publicaciones, posteriores al estudio de Rosen, han determinado una asociación entre LML con HDA, CDIS de bajo grado, carcinoma lobulillar in situ, HLA y CDI de tipo mucinoso(2-4), planteándose actualmente que las LML, patológicamente hablando, presentan un amplio espectro que va de lesiones quísticas completamente benignas a carcinomas mucinosos de bajo grado(11). En nuestra serie se encontró una alta asociación con este tipo de lesiones (5/8=63%) (Tabla II).

Una mayor incidencia de HDA asociada a mucocele se produce una década antes del peak de carcinoma coloideo, lo que hace sospechar que pueda existir una evolución entre las lesiones de mucocele simple y aquellas asociadas a HDA, CDIS y carcinoma coloideo(10).

Histológicamente, una LML es difícil de diferenciar de un carcinoma mucinoso(12); este último habitualmente afecta a mujeres postmenopáusicas mayores de 75 años. En nuestra serie, la única paciente con CDI mucinoso tenía 51 años.

Según las recomendaciones actuales(13,14), el manejo óptimo de las pacientes con LML diagnosticadas por procedimientos percutáneos, es la realización de una cirugía de ampliación para excluir malignidad.

Conclusiones

Las LML tienen baja prevalencia dentro de la patología mamaria y, hasta ahora existen escasas publicaciones radiológicas que analizan sus características imaginológicas y describen el rol de la mamografía y US en su diagnóstico.

En la gran mayoría de los casos, se trata de una lesión asintomática, cuya forma más frecuente de presentación son las microcalcificaciones agrupadas, sin una morfología característica.

La importancia de diagnosticar este tipo de lesiones ante la presencia de microcalcificaciones, radica en la alta asociación que presenta con otras entidades tales como HDA y CDIS.

La revisión retrospectiva de nuestro desempeño en biopsias percutáneas y el análisis de los resultados publicados en la literatura, coinciden en que las biopsias guiadas por imágenes han contribuido a un aumento en el diagnóstico de esta patología y confirman que es indispensable la biopsia excisional, dada su alta asociación con lesiones de alto riesgo y carcinomas de bajo grado.

 

Bibliografía

1. Rosen PP. Mucocele-like tumors of the breast. Am J Surg Pathol 1986; 10: 464-469.         [ Links ]

2. Hamele-Bena D, Cranor ML, Rosen PP. Mammary mucocele-like lesions. Benign and malignant. Am J Surg Pathol 1996; 20: 1081-1085.         [ Links ]

3. Ramsaroop R, Greenberg D, Tracey N, et al. Mucocele-like lesions of the breast: an audit of 2 years at BreastScreen Auckland ( New Zealand). Breast J 2005; 11: 321-325.         [ Links ]

4. Glazebrook K, Reynolds C. Mucocele-like tumors of the breast: mammographic and sonographic appearances. AJR 2003; 180: 949-954.         [ Links ]

5. Liebman AJ, Staeger CN, Charney DA. Mucocelelike Lesions of the Breast: Mammographic Findings with Pathologic Correlation. AJR 2006; 186: 1356-1360.         [ Links ]

6. Ji-Young K, Boo-Kyung H, Yeon Hyeon Ch, et al. Benign and malignant mucocele-like tumors of the breast: Mammographic and sonographic appearances. AJR 2005; 185: 1310-1316.         [ Links ]

7. American College of Radiology. Breast imaging reporting and data system ( BI-RADS),3rd ed.Reston, VA: American College of Radiology,1998.         [ Links ]

8. Farshid G, Pieterse S, King JM, et al. Mucocele-like lesions of the breast: a benign cause for indeterminate or suspicious mammographic microcalcifications. Breast J 2005; 11: 15-22.         [ Links ]

9. Latini L, Santinelli A, Herber N, Baldassarre S,Scartozzi M, Cellerino R. Mucocele-like tumour of the breast. J Exp Clin Cancer Res. 2003; 22(2): 329-32.         [ Links ]

10. Chinyama CN, Davies JD. Mammary lesions: congeners, prevalence and important pathological associations. Histopathology 1996; 29: 533-539.         [ Links ]

11. Weaver MG, Abdul-karim FW, al-Kaisi N. Mucinous lesions of the breast. A pathological continuum. Pathol Res Pract 1993; 189: 873-876.         [ Links ]

12. Cheng L, Lee WY, Chang TW. Benign mucocele-like lesion of the breast: how to differentiate from mucinous carcinoma before surgery. Cytopathology 2004; 15: 104-108.         [ Links ]

13. Berg WA. Image-guided breast biopsy and management of high-risk lesions. Radiol Clin North Am. 2004; 42(5): 935-46         [ Links ]

14. Carder PJ, Murphy CE, Liston JC. Surgical excision is warranted following a core biopsy diagnosis of mucocoele-like lesion of the breast. Histopathology. 2004; 45(2): 148-54.         [ Links ]

 

Uchida M, y cols. Lesiones mucocele-Like de la mama: Experiencia local y revisión de la literatura. Rev Chil Radiol 2007; 1: 35-39 .

Correspondencia: Dra. Marcela Uchida S.
muchida@vtr.net