SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.25 número3-4Perfil coproparasitológico de mamíferos silvestres en cautiverio en el estado de Pernambuco, BrasilAspectos ecológicos de las infrapoblaciones de Cucullanus genypteri (Nematoda: Cucullanidae) parásito del congrio rosado, Genypterus brasiliensis (Osteichthyes: Ophidiidae) del litoral del estado de Rio de Janeiro, Brasil índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Parasitología al día

versión impresa ISSN 0716-0720

Parasitol. día v.25 n.3-4 Santiago jul. 2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-07202001000300010 

Myiasis por Dermatobia hominis.
Presentación de cuatro casos en un grupo familiar

WERNER APT *, XIMENA LÓPEZ **, CARLOS CARVAJAL *** e INÉS ZULANTAY ****

* Unidad de Parasitología Norte. Facultad de Medicina. Universidad de Chile.
* * Médico Becado de Laboratorio Clínico. Universidad de Chile.
*** Servicio de Cirugía. Clínica Las Condes.
**** U. de Parasitología Norte. Programa Biol. Cel. y Mol. ICBM. Fac. Med.U. de Chile.

CUTANEOUS MYASIS DUE TO Dermatobia hominis.
PRESENTATION OF 4 CASES IN A FAMILY GROUP

A chilean family traveled to Cuba and to a rainforest region in Panamá. At return to Chile they presented with painful erythematous swollen skin papules along their dorsum and thighs. The diagnosis of foruncular myiasis was made after identifying larvae of Dermatobia hominis by morphology. Three of the patients healed 2 days after surgical removal of the larvae and one of them healed after two weeks.

Key words: Myiasis, Dermatobia hominis, grupo familiar.

INTRODUCCIÓN

La myiasis es la parasitación de tejidos y órganos de vertebrados por larvas de mosca. Dermatobia hominis, está ampliamente distribuida en zonas cálidas del continente americano, desde México hasta el Norte de Argentina1. No existe en Chile, y los casos que se han descrito corresponden a myiasis importadas, en individuos que han permanecido en estas zonas endémicas2-5.

CASOS CLÍNICOS

Se presentan cuatro casos de una familia compuesta por cinco integrantes, que en enero de 2001 viajaron a Cuba (La Habana y Varadero) y a regiones selváticas de Panamá, permaneciendo sólo un día en este último lugar. A su regreso a Chile, cuatro de los integrantes (3 hombres de 57, 30, y 21 años y una mujer de 43 años) notaron la aparición de lesiones cutáneas solevantadas, eritematosas y dolorosas, con abertura central, distribuidas en extremidades inferiores y en el hombro. Las lesiones, de hasta 20 mm de diámetro eran únicas en dos pacientes y múltiples (cuatro) en los otros dos, algunas exudaban líquido sero-hemático.

Uno de los pacientes realizó extracción manual de un elemento blanco con aspecto de gusano de una de las lesiones lo que motivó su derivación a médico parasitólogo, quien planteó el diagnóstico de myiasis por D. hominis, y envió al grupo familiar a médico cirujano el cual extrajo 5 larvas de distintas lesiones en dos de los casos. Las restantes fueron extraídas manualmente por los mismos pacientes en su domicilio (Figuras 1). En uno de los casos no se encontró larva en la lesión.


Figura 1. Tres larvas de Dermatobia hominis extraídas por cirujano (Paciente 1).

Todos recibieron tratamiento antibiótico con cloxacilina. En un caso que tenía múltiples lesiones, la evolución de una de ellas fue tórpida. El resto del grupo familiar evolucionó favorablemente.

En la Tabla 1 se muestran antecedentes de los pacientes y la evolución de sus lesiones.

Tabla 1. Evolución de las lesiones en 4 pacientes con myiasis por Dermatobia hominis


Paciente Edad
(años)
Sexo N° de
lesiones
Ubicación de
las lesiones
Resolución de las lesiones

1 57 M 4 Pierna derecha (3) * Extracción manual de 1 larva.
        Hombro derecho (1) Evolución tórpida
          * Extracción por cirujano de las
          3 restantes. Buena evolución.

2

30 M 1 Pierna derecha * Extracción manual de 1 larva.
Buena evolución.

3

21

M 4 Pierna derecha (2) * Extracción manual de
       

Pierna izquierda (2)

2 larvas. Buena evolución.
* Extracción por cirujano de las
2 restantes. Buena evolución

4 43

F

1 Pierna derecha * No se encontró larva a la
exploración por cirujano.

DISCUSIÓN

La D. hominis produce una myiasis obligada pues debe cumplir necesariamente una fase parasitaria en animales, afectando principalmente al ganado bovino, aves y accidentalmente al hombre.

La mosca adulta mide 15 a 18 mm, su abdomen es de color azul metálico y posee pinzas bucales atrofiadas. En el momento de la oviposición, captura artrópodos hematófagos, sobre los cuales deposita los huevos. Cuando el artrópodo se posa sobre un hospedero de sangre caliente para alimentarse, los huevos eclosionan y emergen las larvas que penetran la piel dejando un orificio para respirar. En este lugar la larva se alimenta, crece y muda 2 veces. En su primer estadio es alargada, y tiene el extremo anterior más prominente. En su estadio final tiene aspecto de tonel, con ganchos bucales desarrollados en su parte anterior, 4 a 6 corridas de ganchitos cortos dirigidos hacia atrás en los segmentos abdominales y espiráculos en el extremo posterior. Finalmente, la larva abandona el huésped y cae al suelo donde se entierra y se transforma en pupa4,6.

Clínicamente, se presenta como una lesión eritematosa, forunculoide, dolorosa, con un orificio central y que exuda líquido sanguinolento o purulento3. Se ubica en zonas expuestas de la piel, tales como cuero cabelludo2, piernas y brazos3, región costal e incluso en párpados7. En la literatura científica se han descrito casos de dermatobiasis cerebral8,9 y uno de myiasis vaginal 10.

El diagnóstico se basa en las características de la lesión y en los antecedentes epidemiológicos2-5,7,11,12, y se confirma con la extracción de la larva y su posterior análisis morfológico.

El tratamiento consiste en la extracción quirúrgica de la larva, la que puede ser facilitada por la aplicación de vaselina13. Se ha descrito además, la utilización de grasa de tocino14 y la inyección de lidocaína a las larvas; esto último hace innecesaria la extracción quirúrgica por incisión y exploración15. En caso de sobre-infección bacteriana se debe agregar antibiótico.

Creemos importante considerar este diagnóstico en pacientes que consulten por lesiones cutáneas con las características descritas y que refieran haber residido o viajado recientemente a zonas endémicas, sobre todo considerando el aumento cada vez mayor de viajes a dichas regiones16.

RESUMEN

Se presentan cuatro casos de myiasis forunculosa en un grupo familiar que viajó a Cuba y a regiones selváticas de Panamá. A su regreso a Chile, notaron lesiones cutáneas solevantadas, eritematosas y dolorosas, en cuyo interior se encontraron larvas de mosca de Dermatobia hominis, confirmadas por estudio morfológico. El tratamiento consistió en la extracción quirúrgica o manual de las larvas complementada con tratamiento antibiótico. Uno de los pacientes evolucionó tórpidamente y tres restantes favorablemente.

REFERENCIAS

1.- ACHA P, SZYFRES B. Zoonosis y enfermedades transmisibles comunes al hombre y los animales. Organización Panamericana de la Salud. Publicación Científica Nº 503 2ª.ed. 1986; p: 889-90.         [ Links ]

2.- HEVIA H, SCHENONE H, PESCETTO F, REYES H. Myiasis tegumentarias. Bol Chil Parasitol 1961; 16: 96-8.         [ Links ]

3.- REYES H, LEMUS J. Myiasis humana por Dermatobia hominis. Bol Chil Parasitol 1972; 27: 40-2.         [ Links ]

4.- CASES C, ATIAS A, PIPER C. Myiasis cutánea por Dermatobia hominis. A propósito de un caso clínico. Parasitol al Día 1987; 11: 149-51.         [ Links ]

5.- SAAVEDRA T, SCHENONE H. Tres casos de myiasis forunculosa producida por larvas de Dermatobia hominis. Bol Chil Parasitol 1988; 43: 15-7.         [ Links ]

6.- ATÍAS A. Dípteros: mosquitos, tábanos y moscas. En: Parasitología Médica, A Atías, Cap 51. Publicaciones Técnicas Mediterráneo Ltda, Santiago de Chile, Primera reimpresión, 1999; pp 450-64.         [ Links ]

7.- BANGSGAARD R, HOLST B, KROGH E, HEEGAARD S. Palpebral myiasis in a Danish traveler caused by the human bot-fly (Dermatobia hominis). Acta Ophtalmol Scand 2000; 78: 487-9.         [ Links ]

8.- ROSSI M, ZUCOLOTO S. Fatal cerebral myiasis caussed by the tropical warble fly Dermatobia hominis. Am J Trop Med Hyg 1973; 22: 267-9.         [ Links ]

9.- CESPEDES R, ARGUEDAS J, GUILLEN G, HEVIA G. Dermatobisis mortal. Acta Médica Cast 1962; 5: 175-81.         [ Links ]

10.- CANTILLO J, ROJAS L. Vaginal myiasis (Dermatobia hominis or nuche). 1st case. Rev Colomb Obstet Ginecol 1971; 22: 339-45.         [ Links ]

11.- LOGAR J, BEOVIC B, TRILLER C, RAKOVEC S. Subcutaneous myiasis caused by Dermatobia hominis. Scand J Infect Dis 2001; 33:153-5.         [ Links ]

12.- TANIGUCHI Y, YAMAZAKI S, ANDO K, SHIMIZU M. Cutaneous myiasis due to Dermatobia hominis in Japan. J Dermatol 1996; 23: 125-8.         [ Links ]

13.- BIGGAR R. Furuncular Myiasis: Alternatives to Bacon Therapy. JAMA, 1994; 271: 901.         [ Links ]

14.- BREWER T, WILSON M, GONZALEZ E, FELSENTEIN D. Bacon therapy and furuncular myiasis. JAMA 1993; 270: 2087-8.         [ Links ]

15.- LOONG PT, LUI H, BUCK HW. Cutaneous myiasis: a simple and effective technique for extraction of Dermatobia hominis larvae. Int J Dermatol 1992; 31: 657-9.         [ Links ]

16.- SAMPSON C, McGUIRE J, ERIKSSON E. Botfly myiasis: case report and brief review. Ann Plast Surg 2001; 46: 150-2.         [ Links ]